Vandal

Cómo pasarse el Capítulo 3 de la historia de Rime - Guía completa

Guía completa del capítulo 3 de Rime, el nuevo juego de Tequila Works para PC, PS4, Xbox One y Switch.
·

Un misterioso templo en el que tendremos que evitar a los seres oscuros, que ahora se han vuelto hostiles, y donde tendremos que activar a los autómatas, una especie de robots de dos patas que nos ayudarán a salir de este lugar.

Las galerías acuáticas

Al despertar estamos en una amplía estancia, con varias puertas a los lados, y encima de cada una de ellas veréis una llama, de color verdoso o roja. Lo que tenéis que hacer aquí es fijaros en la puerta que tiene su llama apagada, ya que se trata de un laberinto.

PUBLICIDAD

Primero tenéis que entrar en la puerta que tenéis justo a la derecha (primera puerta), y cuando crucéis el pasillo y salgáis otra vez al exterior, tenéis que bajar por las escaleras y entrar en la puerta del medio, del muro o lado de la sala por el que habéis salido (segunda puerta).

Volveréis a salir por segunda vez al exterior, y ahora mirad a la pared que está justo enfrente, al otro lado de la sala, y meteros en la puerta que está arriba del todo a la derecha (tercera puerta. Si tenéis alguna duda con nuestras indicaciones, tened en cuenta que siempre estáis entrando por una puerta que no tiene un fuego encendido.

Si lo habéis hecho bien llegaréis a una sala con un coleccionable, y si escaláis el mundo, acabaréis llegando al siguiente pasillo.

Según lleguéis girad a la izquierda, avanzad unos metros e intentad atravesar al menos tres veces la pareja de fuentes que expulsan agua por la pared. Cuando ya hayáis hecho esto, giraos 180 grados, hacia la otra dirección del pasillo, y debería aparecer delante vuestra, al fondo, una nueva sala con una gran estatua como esta.

Atravesad esta nueva sala y al final del todo encontraremos un pequeño estanque en el que nos tenemos que meter y bucear. Para no quedarse sin oxígeno podemos ir recogiendo las burbujas de aire, y este primer paseo submarino no tiene mucha perdida, tras descender hasta el fondo atravesamos una gruta y volvemos a salir hacia el exterior.

Ahora atravesamos un pequeño camino y nos volvemos a encontrar con una nueva zona de agua en la que nos podemos sumergir, esta un poco más laberíntica. Descendemos hasta el fondo, y tras avanzar un poco y encontrar con dos burbujas de aire a cada lado, lo que tenemos que hacer es girar hacia la izquierda, e ir subiendo hacia arriba.

Volveremos a salir al exterior, y tras escalar unas piedras en la siguiente sala nos encontraremos con los seres oscuros del anterior capítulo, que a partir de ahora sí serán peligrosos y los tendremos que evitar. En este momento se interponen en nuestro camino, así que tenemos que escalar un tronco que se encuentra a la derecha, iluminado por un haz de luz, y saltar hacia el saliente y mover el mecanismo, para que la luz enfoque a los seres oscuros y desaparezcan, y podamos continuar.

Llegamos a una nueva sala, giramos a la derecha, y encontraremos una nueva zona de agua en la que hay que bucear. Según bajamos a la izquierda llegaremos a una sala enorme, y ahora lo único que tenemos que hacer es volver a salir al exterior, arriba del todo. Al salir a fuera nos volveremos a encontrar con el pequeño zorro, a quien tendremos que seguir como siempre.

Si le seguimos llegaremos hasta un pasillo bloqueado por unos escombros y un árbol, que tendremos que evitar escalando por la pared de la izquierda. Seguimos y llegaremos a una sala con un dibujo azul circular en el suelo, y una esfera azul que podemos coger en el otro lado. Cogemos la esfera, la llevamos hasta el dibujo, y gritamos, con lo que se activará el dibujo de la luna que tenemos enfrente, convirtiéndose en sol, y se abrirá un hueco en la pared. Hay que darse prisa, por lo que lo mejor es dejar la esfera del suelo y echar a correr hacia la pared a la vez que gritas.

En la siguiente sala hay una nueva esfera azul que tenemos que poner en el pedestal que está en el medio para que se abra un muro, y luego atravesar un oscuro pasillo, hasta que lleguemos a una sala que parece un cementerio de autómatas.

Escapando de los seres oscuros

Según llegamos a la derecha hay una esfera azul que debemos coger, y acercarla hasta esa especie de robot o autómata que hay tirado en el suelo y que nos corta el paso. Si activamos la esfera con un grito, el autómata moverá sus piernas y nos dejará pasar. Volvemos hacia atrás, cogemos otra esfera azul, y seguimos avanzando hasta que nos topemos con otros cuerpos de autómata, que también debemos despertar.

Tras la cinemática seguimos los pasos de esta criatura, hasta llegar a una sala donde se desploma y vemos una nueva escena, que nos da varias pistas de lo que deberemos hacer a continuación. Atravesamos la puerta que despejó el autómata y cruzamos un puente, hasta llegar a una zona muy oscura.

Ahora tenemos que tener cuidado, ya que los seres oscuros andan al acecho y nos quieren atrapar. Si por casualidad nos "cogen" con una especie de posesión mental, lo que tenemos que hacer es mover en la dirección contraria hasta la que nos atrapen e intentar escapar de su campo de influencia, ya sea corriendo o rodando, ya que siempre es posible escapar, a no ser que nos veamos rodeados de varias de estas criaturas.

Al llegar a esta sala vamos hacia el fondo y luego a la derecha, pegados a la pared, y nos encontraremos con una esfera azul, que tenemos que utilizar contra los seres oscuros, para despejar nuestro camino. Ya sea estando en el suelo o en nuestras manos, si gritamos la activaremos, y esto hará que desaparezcan estos seres, aunque solo de manera temporal.

Al eliminar el primer grupo y llegar a una nueva sala, nos dirigimos hacia la izquierda, sin hacer caso a la primera estatua con la esfera azul, y escalamos un pequeño muro, donde nos encontraremos con otra esfera, que está muy cerca de un ser oscuro. Si intentamos cogerla seguro que nos atrapa, así que hay que intentar que se mueva de esa posición y atraerle hacia otro lado, para después coger la esfera y eliminarle.

Acto seguido volvemos a coger otra esfera azul, ya que reaparecen al instante, y seguimos avanzando hasta toparnos con otro grupo de enemigos, que tenemos que eliminar. Subimos por la pared, vamos a la izquierda, escalamos un muro, evitamos al enemigo, y seguimos hacia adelante, hasta llegar a otra pared que tenemos que escalar.

Ahora vamos hacia la izquierda subiendo unas escaleras y escalando un pequeño muro, y cuando estemos en el otro lado nos tiramos abajo, siempre evitando a nuestros enemigos. Seguimos hacia adelante por el agua, hasta llegar a un pequeño muro a la izquierda que podemos escalar, y subimos por las escaleras y seguimos hacia adelante, hasta llegar a una gran sala con un estanque en el centro, donde nos está esperando el zorro.

Nuestro amigo el autómata

Seguimos al zorro, nos metemos por la pequeña apertura metálica en la puerta, y escalamos por la pared de la derecha para seguir adelante. Al llegar a esta nueva sala con varios caminos, nos metemos en la puerta que está inmediatamente a la izquierda, gritamos cerca de la estatua y salimos por la puerta, estando ahora en la parte superior de la sala.

Avanzamos hacia la izquierda, hacemos caso omiso de la primera puerta cerrada, y al llegar a la segunda gritamos al soporte central, para que proyecte una sombra sobre la puerta que tenemos a nuestra espalda. Es esta puerta que veis en la imagen, la de la derecha:

Cuando la sombra haya tapado el símbolo del sol la puerta se abrirá, y al final de las escaleras nos espera un mecanismo que tendremos que girar para que la luz bañe el árbol que hay abajo y este vuelva a la vida. Volvemos sobre nuestros pasos y según salimos abrimos la puerta de la derecha de la misma manera, moviendo el soporte central a gritos, para que proyecte una sombra sobre ella. Al entrar cogemos una llave, salimos, nos metemos por la derecha, gritamos a la estatua, y volvemos a estar en la parte inferior de la sala.

Según salimos si vamos hacia la izquierda llegaremos donde está el árbol que hemos revivido, y metemos la llave en la cerradura. Ahora activamos la estatua que está detrás del árbol con un grito, y después sacamos la esfera dorada del interior del árbol.

Con ella entre las manos salimos de aquí y nos dirigimos hacia la izquierda, y colocamos la esfera en un pedestal. Se abrirá la puerta, y tendremos que salir afuera y coger y arrastrar un bloque blanco con una estatua encima, y ponerlo entre el marco de la puerta, para que al quitar la esfera del pedestal la puerta no se cierre del todo.

Ahora salimos con la esfera en nuestras manos y nos dirigimos hacia la derecha, subiendo unas escaleras. Volvemos a dejar la esfera en un pedestal, una puerta se cierra y rompe las enredaderas del suelo, y volvemos a coger la esfera y continuamos nuestro camino. Seguimos caminando por una serie de pasillos hasta que lleguemos a una sala bastante amplia con una placa metálica dorada circular en el suelo.

Si nos fijamos al fondo y a la izquierda hay un pedestal donde podemos colocar la esfera, lo que hará que se eleve una plataforma. Ahora nos podemos detrás del dispositivo que activa la vista en primera persona, y tenemos que alinear la esfera con el dibujo de la pared del fondo.

Ahora un bloque blanco con una esfera mucho más grande descenderá, y tenemos que empujarlo hacia el otro lado de la saga, y colocarlo dentro de un cuadrado que hay en el suelo, lo que activará un interruptor, y aparecerá una enorme esfera azul en el centro. Ahora gritamos, y la esfera dorada cobrará vida.

La empujamos unos metros adelante, gritamos para activar un interruptor, y seguimos a la esfera y el bloque por el puente dorado. Al llegar a la siguiente sala colocamos el bloque en centro, dentro de un cuadrado, y aparecerá justo enfrente una estatua azul que tenemos que activar, para que un mecanismo en el techo coja la esfera dorada.

Ahora arrastramos le cubo hacia la izquierda, y lo colocamos sobre otro cuadrado en el suelo para que se abra una puerta que está justo al lado. Nos metemos, activamos la estatua, salimos a la zona superior de la saga, y nos ponemos en el mecanismo que activa la vista en primera persona, para alinear la esfera dorada con dos patas, formando un autómata.

Volvemos a la parte inferior, y tras la simpática cinemática, cogemos la esfera azul que está en una esquina de la sala y la llevamos hasta donde está el cubo, dejándola caer al suelo. Si os fijáis el autómata se siente atraído por la esfera, por lo que nuestro objetivo es que la siga y se situé sobre el interruptor en el suelo, donde está el cubo.

Cuando haya hecho la puerta se abrirá y podremos empujar el cubo dentro, subir a la parte de arriba, sacarlo al exterior, y situarlo sobre un cuadrado en el suelo, lo que abrirá una nueva parte en la zona de abajo.

Bajamos y seguimos al autómata, que habrá echado a andar atravesando la puerta. Cuando estemos en el exterior escalamos por el muro de la derecha para seguirle, luego después de atravesar el puente nos metemos por la grieta de la pared de la izquierda, y ahora avanzamos, escalamos un muro que hay a la izquierda, y subimos hasta unas escaleras donde podemos girar un mecanismo que abre una puerta.

Continuamos siguiendo al autómata, que romperá varias barreras de enredadera en el suelo, hasta que llegue a una sala donde se coloca encima de un interruptor, lo que tenemos que aprovechar para meternos por la puerta que se ha abierto. Activamos la estatua, volvemos a salir al exterior, ahora tenemos que saltar al centro de la sala, y quitar la esfera azul del pedestal. Cuando lleguemos abajo veremos que el autómata está rodeado de seres oscuros, por lo que tenemos que activar la esfera gritando, lo que hará que desaparezcan.

Seguimos nuevamente a nuestro amigo robótico, ahora cogiendo una esfera azul y poniéndola en el pedestal para que se abra la puerta, y en el exterior le seguimos, hasta que se pare en una zona, que tenemos que rodear subiendo por unas escaleras a la izquierda. Cuando lleguemos al final nos dejamos caer, escalamos por la pared de un muro que hay a la derecha, y seguimos avanzando escalando otro pequeño muro y subiendo escaleras.

Al final llegaremos a una nueva sala, donde el autómata pulsa un interruptor y después nos tenemos que poner en el centro para que se active una especie de ascensor. Seguimos a nuestro amigo, al salir al exterior nos volvemos a reunir con el zorro, y ahora estamos desandando aquel camino en el que nos cruzábamos con los seres oscuros, que tendremos que volver a hacer desaparecer utilizando las esferas azules que hay por el camino.

Liberando a los autómatas

Tras eliminar a unos tres grupos de enemigos, cruzar un puente y ver una pequeña cinemática en la que el autómata intenta despertar a un compañero de una patada, cruzamos el cementerio de autómatas y llegamos a una nueva sala. Aunque nada más entrar el autómata se colocará en un interruptor de la izquierda, tenemos que coger una esfera y atraerle hasta un interruptor que está a la derecha, y que activa una escalera.

Una vez que la escalera se haya revelado, cogemos la esfera, subimos por la escalera, y el autómata se volverá a colocar en el interruptor de la izquierda, lo que completará el puente y nos permitirá seguir avanzando. Llegamos a un camino que parece cortado, pero si os fijáis hay unas maderas en la pared que podemos escalar, lo que inicia un camino que nos permite subir hasta arriba.

Al llegar al final encontraremos un cubo que tenemos que empujar hacia el exterior, y colocarlo en el interruptor que hay en el otro extremo de la sala, lo que moverá el pilar que tiene al lado. Cogemos una esfera, subimos las escaleras que están a la izquierda del cubo, y ponemos la esfera sobre el pedestal que está encima de la columna que hemos movido.

Ahora quitamos el cubo del interruptor, lo ponemos en el que activa las escaleras, subimos, nos ponemos en el mecanismo que activa la vista en primera persona, y alineamos la esfera con el círculo del fondo. Al hacer esto aparecerá al fondo de la sala una enorme esfera que tenemos que activar con un grito, y comenzarán a salir un montón de autómatas, que tendremos que seguir.

Cuando lleguemos a una sala en la que se han parado varios alrededor de una esfera azul en un pedestal, tenemos que subirnos sobre una pequeña columna dorada con un símbolo de la luna, para que nuestra sombra se proyecte sobre el dibujo de la pared y se abra una puerta. Cruzamos y ya lo único que tenemos que hacer es seguir hacia adelante, hasta que el capítulo 3 finalice.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir