Vandal

Cómo pasarse el Capítulo 2 de la historia de Rime - Guía completa

Guía completa del capítulo 2 de Rime, el nuevo juego de Tequila Works para PC, PS4, Xbox One y Switch.
·

Una zona desértica donde al poco de llegar nos toparemos con un gran enemigo, una bestia voladora que nos hará la vida imposible a lo largo del capítulo, y que tendremos que evitar a toda costa poniéndonos a cubierto. Nuestro objetivo principal será activar los tres molinos para poder continuar.

La criatura voladora

Tras una cinemática en la que apenas tenemos que avanzar unos metros, despertaremos en un nuevo lugar, rodeados de unas extrañas estatuas de piedra. Aquí lo único que tenemos que hacer es bajar unas escaleras hasta encontrarnos con el zorro, a quien tendremos que seguir una vez más.

PUBLICIDAD

Al avanzar lo suficiente llegaremos a hasta una pared en la que se mostrará una pintura con tres molinos, y después saldremos al exterior, donde nos encontraremos con una nueva esfera dorada que tendremos que empujar. Como la otra vez, tendremos que moverla hasta que la estatua de la izquierda proyecte su sombra sobre el dibujo de la pared. Al hacer esto llegará una peligrosa criatura voladora, quien se convertirá en nuestro gran enemigo a lo largo de este capítulo.

Después de que la criatura se haya llevado volando la esfera dorada, la seguimos por el puente de piedra, y tras la cinemática en la que caemos desde lo alto estamos en una nueva zona. En este amplio lugar hay que tener cuidado, ya que si estamos mucho tiempo expuestos en una zona abierta la criatura se abalanzará sobre nosotros y nos cogerá, por lo que debemos cobijarnos entre las sombras de los soportales de piedra.

Cuando corráis sin estar a cubierto veréis que en los bordes de la pantalla aparecen unas marcas cada vez más grandes, que indican que la criatura está a punto de agarrarnos. Aproximadamente, tarde unos 6 o 7 segundos en cogernos, por lo que nos tenemos que mover rápido entre los soportales para que no nos agarre.

El primer molino

Seguimos recto, y si nos fijamos tenemos un molino a nuestra derecha, al que todavía no podemos acceder porque nos falta una llave. Cuando estemos cerca nos dirigimos hacia la izquierda, siempre moviéndonos de sombra en sombra y sin estar demasiado tiempo al descubierto, y veremos primero que a nuestra izquierda hay un lugar en el que podemos meternos bajando unas escaleras. Aquí no encontraremos nada más que un coleccionable, y tenemos que dirigirnos al siguiente lugar que es similar, el que veis en el fondo de la siguiente imagen.

Entramos y bajamos las escaleras, y llegaremos a una especie de estatua o ídolo de luz al que tenemos que gritar para que mueva la pared en la que está encajado. Siempre se moverá en la dirección de nuestro grito, así que nos tenemos que ir moviendo hacia la izquierda y gritar para que el muro se desplace y podamos pasar. Al final del pasillo conseguiremos una llave, que nos permite acceder al primer molino.

Activamos una estatua para abrir un pasadizo, y otra vez en el exterior tendremos cuidado de movernos entre las sombras, hasta llegar a la puerta del molino, donde tendremos que encajar la llave. Una vez dentro gritamos a una pequeña estatua y se abre una puerta en la parte superior, por la que entramos.

Subimos unas escaleras y llegamos a un puzle, en el que tenemos que mover un mecanismo como el anterior, a base de gritos. Lo que tenemos que conseguir es que gire lo suficiente para que la esfera de metal proyecte su sombra sobre el símbolo del sol, como veis en la imagen.

Ahora nosotros nos acercamos al otro símbolo del sol, y con la sombra de nuestro personaje se activará un mecanismo, que bajará una plataforma a la que podremos subirnos. Salimos al exterior, otra vez teniendo cuidado de cobijarnos entre las sombras, y activamos las diferentes estatuas a base de gritos. Después si nos fijamos, a la derecha, veremos que hay un cubo encajado en la pared, que tendremos que agarrar y sacar hacia fuera.

Tras la cinemática del humo negro arrastramos le cubo hasta la pared de al lado para poder escalar, y cuando estemos al otro lado corremos rápidamente hacia una estatua que tenemos que activar, que hará que bajen unas placas metálicas de color dorado debajo de las cuales podemos escondernos.

Escalamos por una plataforma de piedra que hay al lado para subirnos sobre las placas doradas, y vamos saltando de una a otra rodeando la estructura, y de vez en cuando ocultándonos en debajo de las columnas para que la criatura no nos coja. Cuando lleguemos a un sitio por el que no podamos seguir avanzando más, saltamos y activamos rápidamente una estatua. Nos pones a salvo debajo de una de las placas doradas, y veremos justo al lado otro bloque que tenemos que agarrar y sacar de la pared.

Al hacerlo volver a salir humo negro, y en una cinemática nos mostrarán cómo le cae un rayo a nuestro enemigo. Ahora tenemos que activar el segundo molino, que está en una isla en mitad del mar. Ahora podemos recorrer la zona sin tener miedo de las criaturas, y esos seres negros que veis no los temáis, ya que de hecho son ellos los que nos temen. Hay un par de caminos para llegar al segundo molino, pero el más fácil es por la gruta que veis a la izquierda de la imagen.

El segundo molino

Al entrar saltamos una cornisa, nos movemos hacia la izquierda y saltamos sobre unas escaleras, y ahora lo único que tenemos que hacer es bajar las escaleras y seguir el camino, hasta que lleguemos a una zona con agua, en la que nos tenemos que meter buceando.

En esta nueva zona si salimos al exterior tenemos que tener cuidado, ya que la criatura puede agarrarnos, así que hay que intentar mantenerse el mayor tiempo posible debajo del agua. Para ello tenemos que coger unas burbujas de aire que veremos en el fondo y que nos darán oxígeno, así que hay que intentar coger todas las que nos encontremos por el camino.

Por el camino que os hemos indicado antes, si seguís buceando de frente, llegaréis hasta la imagen que veis arriba. Seguís recto, pasando por debajo del arco, y llegaréis a una gruta, que acaba en una sala en la que podemos salir al exterior. En el único lugar en el que podemos salir del agua, si nos fijamos en la pared hay unas marcas blancas, a las que nos tenemos que agarrar y movernos escalando, dirigiéndonos a la parte izquierda de la sala. Al llegar aquí ya podremos ir al otro lado de la sala, y coger la primera llave para abrir el segundo molino.

Deshacemos el camino, otra vez buceando, y al salir al amplio mar nos dirigimos a la derecha, buscando como unas ramas o una especie de coral gigante, que os mostramos en la imagen.

Si nos metemos por aquí llegaremos hasta una nueva sala en la que podemos salir al exterior, donde hay un dispositivo giratorio de los que se activan gritando. Si según salimos del agua lo activamos, la plataforma se moverá de una manera que nos podremos subir a ella desde lo alto de las escaleras. Saltamos a la plataforma y cogemos la segunda llave, y volvemos a salir al mar.

Según salimos de la gruta nos dirigimos hacia la izquierda, entramos como en una especie de templo o cueva buceando, y seguimos el camino de la izquierda. Así volveremos a llegar a una zona donde podemos salir al exterior, y estaremos en una sala en la que tenemos que usar las dos llaves para abrir la puerta. Seguimos el camino y llegaremos hasta un puzle relativamente difícil.

Si nos fijamos con la atención en las paredes de esta sala hay tres símbolos del sol, y lo que tenemos que hacer es proyectar una sombra en cada uno de ellos para taparlos, y que las estatuas salgan al exterior. Para ello tenemos que mover el cubo con la luz por la sala, y proyectar las sombras adecuadas ayudados por las estatuas. Este puzle tiene diferentes soluciones, y esta que veis en la imagen es una de ellas.

Como comprobareis es prácticamente imposible tapar los tres símbolos con sombras, por lo que solo hay que preocuparse de activar dos de ellos, y el tercero activarlo con el cuerpo de nuestro personaje. Cuando tengamos esto controlado, lo que tenemos que hacer es acercarnos lo suficiente a la esfera del centro de la sala para poder activarla con un grito, y rápidamente, incluso mientras gritamos, correr hacia el símbolo que tenemos que activar con nuestro cuerpo, proyectando una sombra. Si lo hacemos lo suficientemente rápido, al activar la esfera del centro nos dará tiempo a que la estatua de nuestro símbolo se muestre y se active, junto con las otras dos, y habremos resuelto el puzle.

Subimos buceando a la parte superior de la sala y salimos del agua. Ahora salimos al exterior, con cuidado nuevamente ya que la criatura nos puede agarrar, y nos movemos hacia la izquierda, y veremos que hay un pilar por el que podemos escalar. Subimos y a la izquierda veremos un bloque que podemos sacar de la pared, expulsando nuevamente humo negro.

Ahora nos tiramos a la parte de abajo, agarramos el bloque y lo metemos dentro de la sala, situándolo en la marca del suelo. Nos vamos al mecanismo que activa la vista en primera persona y alineamos el símbolo dorado de manera que quede encima del cubo. Si lo hacemos bien aparecerá una luz encima del cubo, y ahora lo tenemos que mover y poner al lado de la estatua, para que proyecte una sombra sobre la pared, y tape el símbolo del sol.

Al hacer esto aparecerá una estatua, a la que tenemos que gritar para activar, y saldrá otra cascada de agua. Salimos al exterior nadando y nos dirigimos hacia la izquierda, y subiendo unas escaleras llegaremos hasta un nuevo cubo que tendremos que sacar de la pared, expulsando humo negro y activando una nueva cinemática en la que vemos cómo un rayo golpea a la criatura.

Nos tiramos abajo, empujamos el bloque contra la pared para poder escalar, y ya podremos abandonar este molino y lanzarnos al mar. Ahora tenemos que llegar a la parte de arriba, donde empezamos esta zona, y podemos hacerlo por el camino que hicimos para bajar, o buscar otro camino a la derecha.

El tercer molino

Una vez estemos arriba tocará dirigirse hacia el tercer molino, y otra vez tendremos que tener cuidado y ocultarnos de la criatura voladora. Tenemos que dirigirnos a la zona que veis en la imagen, donde nos espera el zorro para guiar nuestro camino nuevamente.

Ahora tenemos que seguir al zorro por una especie de templo hasta volver a salir al exterior, donde nos espera una serie de plataformas y cornisas que como siempre tenemos que seguir por las marcas blancas de pintura. No os asustéis si aparece la criatura, si estáis pegados al muro y en zonas de sombra, no podrá atraparos.

Al llegar a la zona que veis abajo, no subáis por la rampa de la derecha, y seguid hacia adelante y luego a la izquierda, moviéndoos por un acantilado para que nuestro enemigo no nos atrape.

Ahora escalamos un muro, volvemos a estar expuestos por lo que tenemos que correr hasta meternos en una cueva, y volvemos a salir al exterior, subiendo unas escaleras para después escalar por una pared. Después de esto llegaremos hasta la entrada de un templo con unas escaleras blancas, y dentro nos espera un puzle.

Sobre el barco de piedra hay un mecanismo que tenemos que mover, y tenemos que colocar de la siguiente manera el eje:

Una vez hayamos hecho esto podemos dirigirnos hacia las plataformas que han subido y bajado, escalar y saltar hacia la derecha. Seguimos por el pequeño pasillo, sin asustarnos demasiado por la aparición de la criatura voladora por la grieta, hasta llegar a la estatua, que tenemos que activar con un grito. Al hacer esto la plataforma sobre la que estamos se extenderá, y lo que tenemos que hacer desde ahí es saltar hacia el eje de piedra que movimos antes, agarrándonos a la parte dorada.

Si lo hemos hecho bien este eje se vencerá hacia un abajo, y ahora tendremos que moverlo otra vez, para dejarlo de la siguiente manera, que nos permitirá salir del lugar:

Salimos fuera, subimos las escaleras hasta entrar dentro de una estructura con un dibujo en la pared de un barco, y ahora nos dirigimos hacia la derecha buscando unas escaleras de madera. Tenemos que seguir de frente recorriendo toda la estructura de madera, saltando y escalando, y cuando se rompa una parte con una red de pescador, no subimos a ella y escalamos.

Volvemos a hacer lo mismo con la siguiente red, y cuando nos estemos desplazando por la estructura de madera aparecerá la criatura y la romperá, lanzándonos al otro lado, haciéndonos un favor involuntariamente, ya que ahora podremos sacar el cubo de piedra de la pared, como hemos hecho otras veces a lo largo del capítulo.

Una vez lo hayamos hecho y salga la columna de humo, cogemos el bloque y lo movemos hacia la izquierda, para subirnos sobre otra estructura de madera. Escalamos por los tablones de la pared, siempre moviéndonos hacia la izquierda, y al final el camino nos llevará hasta otro cubo blanco, que tendremos que volver a sacar de la pared.

Recuperando la esfera dorada

Tras la cinemática en la que vuelve a caer un rayo sobre la criatura voladora, salimos al exterior, descendemos por las escaleras y tenemos que volver a la zona central, que ahora sin la criatura merodeando podemos escalar. Es el lugar que veis al fondo y a la izquierda de la imagen.

Al llegar allí escalamos toda la estructura de piedra, por diferentes plataformas y salientes marcados perfectamente por el habitual color blanco, y al llegar arriba del todo nos encontraremos con la esfera dorada, que tendremos que empujar hacia el puente.

Ahora intentamos cruzar y al hacerlo comienza una cinemática en la que la criatura voladora nos comienza a seguir. Seguid corriendo hacia adelante ya que aunque parezca una cinemática llegado un momento tenemos el control del personaje. Al cruzar al otro lado ya nos dejará en paz, y ya podremos resolver el puzle.

Otra vez tendremos que mover la esfera dorada para que la estatua de la izquierda proyecte una sombra en el dibujo de la pared, y cuando lo hayamos hecho bien nos tendremos que colocar en el pedestal de la derecha, para que el muro de abra.

Entramos dentro, subimos las largas escaleras, y al atravesar un pasillo habremos terminado el segundo capítulo de la aventura.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir