Vandal

Todos los Jefes finales de Persona 5

Éstos son todos los enfrentamientos contra jefes finales que podremos encontrar en el nuevo juego de rol de Atlus.
·

Todos los jefes finales del juego.

La sombra de Kamoshida (Asmodeus)

Comienza atacando a Asmodeus hasta que beba de su trofeo con piernas de mujer y se cure toda la vida. En ese momento tendremos que cambiar de blanco para atacar a este artefacto y evitar que se siga curando.

Cuando lo hayamos roto y le hayamos quitado algo de vida a Asmodeus, Morgana propondrá que pongamos en práctica una estrategia para que uno de los miembros del grupo se infiltre para colocarse en una posición estratégica y así arrebatarle la corona que lleva en la cabeza.

PUBLICIDAD

Pulsa L2 y dale la orden a Ryuji. Esto te dejará unos pocos turnos teniendo que sobrevivir al combate con solo tres personajes, aunque cuando Ryuji reaparezca el jefe quedará debilitado y podremos acabar fácilmente con él, ya que le haremos muchísimo más daño de lo normal.

La sombra de Madarame

Este jefe tiene dos formas distintas. La primera de ellas es el retrato de una cara formada por cuatro cuadros flotantes: dos ojos, una nariz y una boca. Los ojos absorben magia, mientras que la boca hace lo propio con los ataques físicos, así que usad movimientos físicos contra los ojos y mágicos contra la boca. La nariz no tiene ningún tipo de resistencia, así que atacadla con cualquier cosa que tengáis.

Si matamos una de las partes y tardamos demasiado en eliminar a las demás, estas se regenerarán, así que intentad que las vidas de los cuadros bajen de forma más o menos pareja.

Una vez hecho esto, el auténtico cuerpo de la sombra de Madarame aparecerá y podremos realizar un All-Out Attack, además de aprovechar varios turnos para bajarle vida.

Tras esto, volverá a convertirse en cuadros, aunque estos ahora tendrán menos vida que antes. A partir de aquí es repetir el mismo proceso hasta que consigamos matar a Madarame en su forma humana. Eso sí, tened cuidado con su ataque The Artist’s Grace, el cual dejará vulnerable a uno de nuestros personajes, quien pasará a ser débil ante sus ataques, con todo lo que ello conlleva.

Sombra de Kaneshiro (Bael)

La primera fase del combate no tiene mucho misterio: golpea a Bael hasta matarlo mientras procuras mantener tu vida en unos valores saludables.

Tras esto, el jefe activará a Piggytron, un cerdito robótico gigante que hace bastante más daño. La estrategia sigue siendo la misma que antes, aunque en determinados puntos de la batalla, Bael saldrá del robot y hará girar a Piggytron a toda velocidad para utilizarlo y así arrollarnos con él.

En este momento debes atacar a Bael con todo lo que tengas para tirarle de Piggytron antes de que pueda terminar de cargar su ataque. La segunda vez que vaya a intentar hacer lo mismo, Morgana nos avisará de que si le tiramos un objeto de mucho valor podremos cancelar el ataque y hacer que pierda varios turnos que podremos usar para destrozarle.

Eso sí, el objeto tiene que ser lo suficientemente caro como para que Kaneshiro le preste atención, así que estate atento a las descripciones y comentarios del compañero que vas a elegir para que ponga en práctica esta estrategia, ya que no todos tendrán un ítem valioso a mano.

Esfinge

Este jefe cuenta con la peculiaridad de que siempre está volando, por lo que solo podremos atacarle con magias y armas de fuego. Durante su primera fase simplemente dedícate a sobrevivir intentando quitarle algo de vida.

Cuando pasen unos pocos turnos, la esfinge volará muy alto, momento en el que tendremos que usar el comando de guardia hasta que descienda, ya que de otro modo difícilmente sobreviviremos al impacto.

Cuando lo haga una segunda vez, veremos un vídeo y entraremos en la segunda fase de la batalla. Aquí tendremos que ordenarle a uno de los miembros de nuestro grupo que use una balista para atacar al jefe, aunque tardará tres turnos en llevar a cabo la estrategia de forma efectiva.

Una vez hecho esto, la Esfinge caerá a tierra y podremos golpearla con ataques físicos. Utiliza estos movimientos en vez de magia, ya que son los que más vida le quitan, y tendremos tres turnos para destrozarla y curarnos antes de que inicie el contraataque. Desde aquí, repite la estrategia hasta que caiga derrotada.

Lo único que tenéis que tener en cuenta, además de esto, es que Futaba os indicará cuándo va a embestiros con el movimiento de vuelo cuando se vaya al aire, por lo que podréis usar los turnos en los que no vaya a atacar para curaros y potenciaros.

Mammon

A diferencia de los combates contra los jefes anteriores, aquí nuestro principal objetivo no será acabar con la sombra de Haru Okumura, sino con los enemigos que va invocando, aunque también tenemos que tener en cuenta que se trata de una batalla a contrarreloj, por lo que tendremos que finalizarla antes de que pase media hora, por lo que preparaos para una lucha larga e intensa.

La primera oleada de enemigos es débil a fuego, mientras que la segunda a viento. En la tercera ronda tendremos que utilizar fuego contra los dos rivales azules y Psi con el resto.

Tras esto aparecerán ante nosotros tres enemigos dorados y uno muy alto. Este último es débil a ataques nucleares mientras que los otros tres caerán fácilmente con habilidades de Psi.

La quinta oleada de enemigos nos hará batallar contra tres robots rojos y uno azul. Los rojos son débiles al elemento nuclear y el azul a viento, así que usa estas habilidades para ejecutar un All-Out Attack y eliminarlos rápidamente.

La siguiente fase de la batalla es una pelea contra dos robots verdes y dos azules. Los dos verdes caen fácil con ataques Psi y los azules contra viento.

A continuación tendremos que hacer frente a un gran robot negro sin debilidades aparentes, por lo que simplemente atácale con todo lo que tengas y mantén tus niveles de salud siempre bien altos.

Tras esto, finalmente nos dejarán atacar a Mammon y así finalizar la batalla. Este enemigo es muy débil, así que no necesitaréis más de uno o dos turnos para acabar con él.

La sombra de Sae Niijima

Este jefe tiene unos valores de ataque muy altos, así que aquí ganan mucha importancia las habilidades de apoyo que aumenten nuestras estadísticas, tanto de ataque como de defensa y agilidad para acabar la batalla cuanto antes sufriendo el menor daño posible.

Del mismo modo, procurad que alguien de vuestro equipo tenga la magia Dekaja para anular inmediatamente los efectos de potenciación que Niijima utilice sobre sí misma, ya que algunos de sus ataques pueden resultar devastadores.

Finalmente, tened en cuenta que utiliza con mucha frecuencia ataques de área que afectan a todo el grupo, por lo que magias como Mediarama para curar a todo el mundo se vuelven imprescindibles. Más allá de esto no hay mucho más que decir, simplemente atacad con todo, curaos nada más recibáis daño y anulad todas sus magias de apoyo.

La sombra de Goro Akechi

Una de las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta para esta batalla es que Akechi centrará gran parte de sus ataques en el protagonista, y como bien sabréis ya a estas alturas, si muere veremos la pantalla de Game Over, por lo que es vital que siempre mantengáis la salud de vuestro avatar a su máximo nivel.

Una buena estrategia para lidiar con él es la de tener al héroe constantemente defendiendo con el comando de guardia mientras nuestros principales atacantes físicos golpean sin piedad, especialmente cuando Akechi haga Power Charge, ya que el siguiente ataque que haga tras esto puede matarnos en un solo turno si no nos protegemos.

Cuando cambie a su segunda fase, cuando tenga más del 50% de vida se centrará en golpear físicamente y en reflejar los movimientos físicos que realicemos, mientras que cuando su salud baje de ese porcentaje hará lo propio con nuestros hechizos y nos atacará con magias. Si estáis usando a Yusuke, cambiadlo en esta segunda mitad para que no se vea afectado por el hechizo Maragion y así os evitáis que Akechi gane turnos extras.

La sombra de Masayoshi Shido (Samael)

Esta es una de las batallas más largas e intensas de todo el juego, así que procurad llevar objetos suficientes para aguantar el desgaste de SP que suele conllevar tener que pelear durante tanto tiempo. No en vano, estamos hablando de una sucesión de tres jefes distintos y con patrones de ataque muy diferentes.

El primero de ellos tienes tres fases. Durante la primera nos pondrá las cosas difíciles actuando dos veces por turno. Por lo general utilizará una acción para atacar y otra para potenciarse o recuperar los atributos que le bajemos, por lo que una buena estrategia consiste en potenciar nuestra defensa física y bajar sus estadísticas para que así no nos quite tanto y no abuse de su turno extra.

Cuando cambie a la segunda fase se pondrá a volar y atacará con hechizos de todos los elementos, así que tened bien a mano vuestras magias de curación para recuperaros rápidamente cuando gane turnos extras por explotar las debilidades de alguno de vuestros personajes.

La tercera fase no tiene mucho más misterio que pegar, curarnos y defendernos cuando veamos que comienza a cargar su movimiento especial.

El siguiente jefe al que tendremos que hacer frente cuenta con ataques con una alta probabilidad de hacer que nuestros personajes sufran el estado Fear, así que procurad sanarlo siempre que alguien caiga víctima de él. Por lo demás, atacará casi siempre con movimientos físicos que hacen mucho daño, así que mantened vuestra defensa siempre bien alta y a vuestros personajes con buena salud.

Finalmente, cuando lo derrotemos aparecerá el tercer y último jefe, quien puede extender su número de acciones por turno hasta tres cuando su vida baja del 50%. Cuando veas que se potencie, defiende y no pares de curar, ya que puede realizar combos que nos quiten casi 300 de vida del tirón a todo el grupo, por lo que es recomendable que mantengáis a vuestros personajes con una salud superior a dicha cifra.

También es importante que potenciéis vuestra agilidad, ya que el jefe hará la mismo de forma constante, lo que puede dificultar que le acertéis.

Holy Grail (Yaldabaoth)

Esta es la última batalla que tendremos que librar para finalizar Persona 5 y ver su auténtico final. Nada más comience la batalla, Futaba encontrará la manera de evitar que el cáliz se siga curando. Envía a Morgana a realizar la estrategia que propone y aguanta unos pocos turnos combatiendo sin él.

Una vez hayamos hecho esto, el jefe perderá la habilidad de regenerarse y podremos golpearle con todo. De vez en cuando se pondrá a cargar una habilidad especial que quita muchísima vida a todo el grupo, por lo que procura defender nada más veas esto y curarte tras recibir el golpe. Repite esta estrategia hasta destruir el cáliz y activar una nueva escena de vídeo.

Aquí dará comienzo la siguiente fase de la batalla contra el auténtico jefe final del juego. Al poco de empezar sacará un brazo especial con una pistola capaz de infligir el estado Lujuria, y tras unos turnos más sacará otro brazo con una campana que puede dejarnos vulnerables a todo los tipos de ataques del juego.

Concentra tus ataques en la campana hasta que la rompas y luego haz lo propio con la pistola, ya que con estos brazos adicionales puede realizar acciones extras por turno, lo que dificultaría la batalla a largo plazo.

Una vez destruidos ambos brazos sacará otro más con una espada, destrúyela y sigue atacando al jefe. El siguiente brazo en aparecer utilizará un libro capaz de infligirnos el estado Ira, cúralo cuando esto ocurra y destruye este nuevo arma.

Pasado este punto, el jefe comenzará a regenerar las armas de los brazos que ya hemos destruido hasta regenerarlas todas, momento en el que comenzará a cargar un ataque devastador. Cuando esto ocurra, el jefe ya debería de estar casi sin vida y tendremos varios turnos para atacar. Golpea con todo lo que tengas y remátalo antes de que desate este movimiento.

Como podéis suponer, la mejor estrategia durante todo este combate es atacar con movimientos que golpeen a todos los rivales, así iréis destruyendo las armas al mismo tiempo que le bajáis la vida al jefe final.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Trucos relacionados

Flecha subir