Análisis de Forza Motorsport (Xbox)

Microsoft logra crear un magnífico simulador de velocidad que puede mirar de tú a tú al innombrable competidor de PlayStation 2.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.8
SONIDO
8.5
NOTA
9.4
DIVERSIÓN
9.7
JUGABILIDAD
9.3
Análisis de versión Xbox.

Dice el dicho que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña, y ése parece ser uno de los principios que ha seguido Microsoft a la hora de desarrollar juegos en varios géneros un tanto huérfanos a primera vista en la consola Xbox. El discreto apoyo de las compañías japonesas a la consola de Microsoft produjo que ésta estuviese especialmente flaca en algunos tipos de juegos que dominaban éstas, y Microsoft optó por desarrollar sus recursos propios o bien por alianzas con compañías que tuviesen potencial (Bioware, Lionhead) para nutrir a sus juegos de buenos juegos. Los resultados han sido excelentes en el género del rol, y en la velocidad ya tienen buenos precedentes con la saga Project Gotham, pero la consola necesitaba un simulador realista, un juego comparable a Gran Turismo en PS2, y finalmente lo ha conseguido.

Tras mucho retrasos llega finalmente a las Xbox europeas Forza Motorsport, llamado no sin razón en multitud de ocasiones "el Gran Turismo de Xbox", pues hasta sus creadores reconocen que su inspiración y modelo ha sido el famoso y aclamado vendeconsolas de Polyphony Digital. Incluso en su osadía de desafiar al todopoderoso GT se han atrevido a incluir dos características largamente demandadas por los usuarios del juego de Sony y nunca ofrecidas por éste: juego online (de hecho, muchas cosas online) y daños en tiempo real en los coches. Bienvenidos, pues, al mejor juego de velocidad de Xbox.

PUBLICIDAD

Pero mientras que el modelo de Sony se ha seguido en la simulación, la forma de estructurar los campeonatos y el modo carrera es ligeramente diferente y, para gustos, mejor, con un sistema de juego mucho más "generoso" con el usuario; no tendremos que ahorrar constantemente para comprar nuevos coches, ya que el propio campeonato nos va regalando una buena cantidad de ellos. Esto puede resultar fácil para algunos, pero indudablemente mucho más variado y divertido para la gran mayoría, que en apenas unas horas jugando contarán con un nutrido garaje de coches, que además podrán tunear y decorar a su gusto.

Las carreras del modo campeonato están divididas en varios tipos, y dentro de estos hay diversos campeonatos, cada uno de ellos de dos o más carreras. Hay que destacar varias cosas en esta estructuración de los torneos. La primera es que no tendremos que seguir un orden a la hora de afrontar ni los campeonatos ni las carreras que los componen. El juego es completamente no lineal en este sentido, pudiendo empezar por el campeonato que queramos (siempre que cumplamos los requisitos) y dentro de éste por la carrera que nos apetezca.

Los requisitos para entrar en un campeonato son diversos, pero el que siempre está presente es el nivel que tengamos; subiremos niveles a medida que vayamos ganando dinero, divergiendo del sistema de carnets de GT. Los otros requisitos dependen del tipo de carrera, ya que hay carreras estilo "open europeo" donde solo podremos competir con coches europeos, otras con restricciones de tipo de motor o tracción, y finalmente duelos estilo "Eclipse vs Integra" donde solo podremos competir con uno de los dos modelos.

También habrá restricciones de clase; dependiendo de la potencia y características de nuestros coches, cada uno de ellos estará clasificado en una categoría, y hay torneos que solo son accesibles para coches que estén en cierto rango, para que así no podamos contar con una excesiva ventaja sobre nuestros competidores. Esta organización es, en efecto, muy similar a la del juego de Sony, pero con esas dos salvedades (los niveles y poder elegir por qué carrera empezar), que lo hacen más asequible y variado.

Pero Forza Motorsport no solo es un clon de Gran Turismo con las características que a éste siempre le han faltado y con una organización menos lineal y más generosa de su modo carrera, sino que también tiene otros puntos fuertes que le convierten en una compra obligada para todos los usuarios de Xbox. En primer lugar, cuenta con una selección de coches simple y llanamente excelente. Son más de 200 coches y es una selección muy curiosa donde destaca sobre todo la "exclusividad" de algunos de los bólidos que manejaremos. Olvidaos de los coches de gama baja o media-baja, porque todos los coches de Forza Motorsport son o bien deportivos o bien modelos deportivos de coches "normales", como es el caso del Golf R32, del Clío V6.

La mayoría de los coches son modelos actuales, pero además el equipo ha incluido, con notable acierto, algunos coches "míticos" de varias épocas. Está el Lancia Stratos, está el Toyota Sprinter Trueno y, más familiarizado con nosotros, está el Porsche 944 "asequible" que todos hemos visto en localidades costeras durante los años 90. Aparte de los modelos de gama alta actuales y de los míticos, hay también coches de competición que han ganado torneos en los últimos años, con la misma decoración y las características aplicadas por su piloto. La selección de coches puede no ser tan amplia como la de los otros juegos, pero es realmente carismática, contiene representantes de muchas marcas y, sobre todo, coches "raros" y exclusivos; normal que, muy apropiadamente, junto a la aceleración y la velocidad máxima, el equipo haya incluido un medidor de "Rareza" en cada automóvil.

Aparte de unos selectos concesionarios, en Forza Motorsport también tendremos numerosas opciones para tunear nuestro coche, tanto aplicándole partes de mejor calidad (en las que podremos obtener descuentos de algunos fabricantes a medida que subamos de nivel) como cambiando la configuración de éstas para exprimir al máximo el rendimiento de nuestro coche. En cuanto a las opciones de configuración externa, tendremos a nuestra disposición todo tipo de pintura, vinilos y accesorios para hacer que nuestro coche sea nuestro coche, una diferencia que se apreciará especialmente a la hora de correr en la red.

¿Y cómo financiaremos todos esos gatos? Con un sistema de ganancias que incluye el juego y que nos recompensará no solo por el puesto que consigamos al terminar una carrera, sino también por cómo hayamos corrido. El juego tendrá en cuenta la rareza del coche con el que compitamos, los daños que hayamos sufrido, y el nivel de dificultad. Éste está determinado por el nivel de realismo en la simulación de los daños, la habilidad de nuestros rivales, y las mejoras de conducción que usamos, entre las que se encuentran el control de tracción, el ABS y, la más importante de todas ellas y principal innovación del juego en este sentido, el sistema de ruta perfecta.

Este sistema consiste en una línea que se imprime sobre el circuito indicándonos cuándo debemos acelerar y frenar y qué posición es la ideal pero, al contrario que en otros simuladores, en Forza Motorsport este sistema de tutorial es dinámico; esto significa que la línea será diferente, al igual que los consejos de velocidad, dependiendo del coche que estemos conduciendo y la velocidad a la que vayamos. Si nos aproximamos a una curva veremos que de repente la línea se enrojece, teniendo que frenar; si reducimos la marcha a la velocidad adecuada, la línea volverá a ser verde, mientras que si no adquirirá una tonalidad entre el naranja y el amarillo, dependiendo del peligro de que se nos vaya el coche.

Este sistema es muy interesante y hace que el aprendizaje del juego sea realmente suave. Comenzaremos haciendo a rajatabla lo que nos marque la línea, para poco a poco irle cogiendo el truquillo al juego, adaptando la sensación de velocidad a la necesidad de frenar o acelerar dependiendo de la curva, y siguiendo la línea ya no a pies juntillas sino tomándola como punto de referencia. Finalmente habrá que "cruzar el rubicón" y prescindir de la línea (aunque no es algo obligatorio), sufriendo un poco en las primeras carreras pero finalmente llegando a dominar el juego. Otras ayudas a la conducción, como el ABS y el control de tracción, quizás solo quieran desactivarlas los verdaderos expertos del automovilismo, ansiosos de incrementar sus ingresos.

Otras dos características de Forza Motorsport llaman poderosamente la atención. El sistema de daños del tiempo real es impresionante; los coches se van dañando según vayamos chocando, perdiendo partes poco a poco o bien recibiendo arañazos en el chasis en el caso de que el choque haya sido leve. Aunque en la vista en primera persona no lo notemos, si usamos una de las dos vistas en tercera persona del juego será espectacular ver como, tras chocar, el parachoques del coche cae y queda allí hasta la próxima vuelta. Los daños no solo serán a nivel estético sino que, como en juegos como TOCA Race Driver, afectarán al rendimiento del vehículo, pudiendo perder potencia, tracción y dirección, haciendo mucho más difícil la conducción del vehículo.

La otra es la inteligencia artificial del juego, considerablemente más avanzada que la de su principal rival. Nuestros rivales quieren ganar a toda costa y, aunque en principio son muy deportivos, eso no significa que vayan a dejar que les adelantemos por las buenas o que desperdicien una buena oportunidad para hacer un adelantamiento agresivo. Además, si nosotros vamos por las malas, nos las harán pagar tarde o temprano. Echar a un coche rival de la carretera es una craso error si vamos a frenar mucho en la siguiente curva, pues él intentará devolvernos la jugada.

La guinda de la inteligencia artificial es el sistema Drivatar, un sistema de entrenamiento mediante el cual podremos crear nuestro propio bot que conduzca a nuestro estilo, y luego hacerlo correr en carreras. Es un añadido original y que no se convertirá de ningún modo en el centro del juego para nadie, pero funciona bastante bien, salvo por algunos errores. Al contrario que nosotros, no es capaz de familiarizarse con los circuitos, por lo que dependiendo del nivel de habilidad al que le hayamos conseguido hacer llegar, no podrá superar algunas curvas usando nuestro "estilo de conducción" que nosotros sí podemos pasar sin problemas porque sabemos de antemano como son.

Por último queda hablar del juego online, uno de los grandes atractivos de Forza Motorsport aunque no una novedad en Xbox, donde juegos como Project Gotham Racing ya nos han permitido vivir esta experiencia en la red. Sin embargo, el juego online de Forza Motorsport se enriquece gracias a un sistema de clasificación de jugadores que se basa en los mejores tiempos por vuelta que tienen en cada circuito –similar al de Moto GP-, y que por lo tanto nos permitirá encontrar siempre a rivales que estén a nuestro nivel.

También incluye como novedad interesante la creación de "Clubes de coches" (tal y como permite Midnight Club 3), los análogos a los clanes de los juegos de acción, donde podremos agrupar a varios corredores y hacer que nuestro club tenga una puntuación (la media de todas las puntuaciones de sus miembros) y competir así contra clubes rivales. Finalmente, a través de la red pueden comprarse y venderse coches, tanto tuneados y decorados como nuevos, a un precio que la máquina fijará automáticamente. Lamentablemente no se puede jugar con la oferta y la demanda, probablemente Microsoft ha tomado la decisión para simplificar el sistema y también para hacerlo más justo y que nadie le tome el pelo a nadie.

A nivel gráfico Forza Motorsport luce realmente bien, llamando especialmente la atención el sistema de daños en tiempo real para los coches, que cuentan con un modelado sobresaliente aunque sin tanta atención al detalle como en el rival de la consola de Sony. Los circuitos son amplios y tienen numerosos detalles, aunque ningún elemento móvil más allá de los coches, y cuentan con efectos de iluminación y reflexión muy conseguidos. Quizás el único elemento criticable de este apartado sea la sensación de velocidad, no muy alta, y especialmente reducida cuando jugamos con las vistas en tercera persona. Aún así, uno de los juegos de velocidad con mejores gráficos que se pueden ver hoy en día.

El apartado sonoro es un tanto ambiguo, brillando especialmente los sonidos de los coches pero fallando un poco en la música. La banda sonora del juego, aunque pudiéndola substituir por las canciones que tengamos guardadas en el disco duro de Xbox, no está a la altura y aunque cuenta con temas licenciados ninguno de estos es especialmente memorable. El sonido de los coches, por su parte, es muy realista, y hay detalles curiosos como el efecto doppler al cruzarnos con un coche (que va en una parte del circuito en dirección contraria a nosotros, pero cercana).

Forza Motorsport es una compra obligada para todo usuario de Xbox que se sienta mínimamente atraído por la conducción. Posee un sistema de aprendizaje sólido y una simulación muy realista de la conducción, y solidez en sus apartados técnicos. Es además un juego muy bien estructurado, con una larga duración y un desarrollo nada frustrante para aquel que no sea un experto en la conducción, y si se suma a eso el juego online por Xbox Live y las numerosas opciones que incluye, se trata de un título al que un aficionado a la conducción jugará durante meses. Quedan cosas por mejorar, como la sensación de velocidad y un realismo si cabe mayor en la simulación, pero sin duda cumple las altas expectativas.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
PEGI +3
Plataformas:
Xbox
También en: PC XSX

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
9.4
COMUNIDAD
8.81

PUNTÚA
Forza Motorsport para Xbox

95 votos
#5 en el ranking de Xbox.
Flecha subir