Análisis de Max Payne 3 (Xbox 360, PS3)

Max vuelve con su arrolladora y complicada personalidad de siempre, y con el sello de calidad de Rockstar. Acción frenética y muy espectacular, un imprescindible para los amantes de los tiros.
Max Payne 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9.5
NOTA
9.6
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versiones Xbox 360 y PS3.
Otros análisis: PC

Se ha hecho de rogar el retorno de este popular personaje de los videojuegos, once años después de su estreno y nueve desde su última aparición en la segunda entrega. Un juego que no dejó indiferente a nadie, de esos pocos que consiguen marcar un antes y un después cambiando un género para siempre, en este caso el de la acción en tercera persona.

En estos últimos años la acción con disparos no ha dejado de ganar popularidad, con numerosos títulos cada año en primera persona, y otros tantos no menos importantes en tercera, siendo los referentes las sagas Gears of War y Uncharted, una exclusiva de Xbox 360 y la otra de PlayStation 3. La primera referente por redefinirlo, por "imponer" su genial sistema de coberturas, ser el primer bombazo gráfico de la actual generación, y tener un completo multijugador, tan importante y divertido como en cualquiera de los mejores títulos de acción en primera persona. La segunda por llevar un paso más allá el sentido del espectáculo en los videojuegos, un elenco de personajes de enorme carisma, y demostrar que un juego de acción y aventuras puede estar muy bien escrito.

Y ahora, casi una década después, llega la tercera entrega de Max Payne, que cumple sobradamente con todas las expectativas y hace el más difícil todavía: se mantiene fiel a sus orígenes, mantiene las señas de identidad de la saga, pero además sabe incorporar lo mejor del género de los últimos años. Del juego de Epic Games coge prestado su sistema de coberturas, su ritmo intenso y sin descanso; del título de Naughty Dog adopta su espectacularidad, su soberbia dirección cinematográfica, y un guion muy bien escrito. Si además al cóctel le añadimos el sello de calidad de Rockstar, su pasión enfermiza por el detalle, porque todos y cada uno de los aspectos estén cuidados al milímetro, desde la ambientación, las físicas, las animaciones y el sonido, y una jugabilidad sin fisuras, hacen de este un producto impecable, imprescindible si te gusta apretar el gatillo en los videojuegos.

PUBLICIDAD

No sabemos qué nos ha gustado más, si sus intensos, espectaculares y divertidos tiroteos, gracias al bullet time y unas físicas muy cuidadas tanto en los disparos, los cuerpos de los personajes y del entorno que nos rodea; si su brutal ambientación, en un Brasil exótico a la vez que salvaje y violento, recreado con enfermizo detalle, bebiendo de películas como Ciudad de Dios y Tropa de Elite; o el excelente trabajo que se ha hecho escribiendo el personaje de Max Payne, pasando a ser uno de los más carismáticos que recordamos en la historia de los videojuegos. Evidentemente nuestra vida no se parece mucho a la de un exdetective de Nueva York al que una banda de yonquis drogados le arrebataron su mujer e hija, y desde entonces vive atormentado vengándose de todos los causantes, enfrascado en increíbles tiroteos contra cientos de enemigos. Por eso, es impresionante lo que logra Max Payne 3, consiguiendo que empatices y conectes de una manera soberbia con un "héroe" pasado de vueltas, depresivo, alcohólico y adicto a los analgésicos, siendo el absoluto protagonista, quedando los secundarios e incluso la historia en un segundo plano.

Un producto que derrocha virtudes y sin apenas defectos, que está bien hecho, tiene una jugabilidad perfecta, es largo y rejugable, y además tiene un multijugador muy completo, que no está hecho por cumplir ni para pasar el trámite, sino que se ha trabajado con mucho mimo. Esperamos hacerle justicia en las siguientes líneas, ya que nos ha encantado.

El atormentado Max y la violenta São Paulo, explosiva combinación

La historia arranca con Max Payne acomodándose en su nuevo apartamento de São Paulo, una ciudad muy diferente a su Nueva York natal, aunque tan oscura y hostil como acabaremos descubriendo, e incluso mucho más violenta, con unas fuerzas de seguridad de las que no sabes muy bien qué intereses defienden. Aún atormentado por los recuerdos de su pasado, Max intentará iniciar una nueva vida trabajando en la seguridad privada, esta vez en un encargo en Brasil protegiendo a un rico empresario y su familia. Pronto descubriremos que los miembros de esta excéntrica y superficial familia son un "suculento" objetivo para las mafias locales, y una espiral de violencia se irá desatando hasta dejarnos exhaustos y boquiabiertos, con una trama en la que habrá varios frentes implicados.

 1

No solo controlamos a Max en Brasil, y hay algunas misiones a modo de flashback muy interesantes, que evidentemente no os vamos a desvelar, pero sí deberíais saber que volveremos a patear las nevadas calles de Nueva York, como en los dos primeros juegos, y no de manera caprichosa, ya que en estas fases se nos explica por qué Max acaba en Brasil y cómo conoce a su antiguo compañero de academia Raul Passos, quien le arrastra a su nuevo trabajo de seguridad privada.

Como podéis imaginar, los giros, sorpresas y sucesos impactantes están a la orden del día, en una historia que en sí misma no es maravillosa, podría pasar por la típica de una buena película de acción, pero que sí es sobresaliente en cómo está contada, en su calidad cinematográfica, y como ya hemos dicho, lo bien escrito que está el personaje de Max. Seremos cómplices de su sufrimiento, de sus problemas con el alcohol, disfrutaremos de sus irónicos y certeros comentarios con voz en off, de su cinismo, su mala baba, os reiréis en más de una ocasión seguro, con una actitud con la que demuestra que está harto de todo, y a pesar de esto se verá sorprendido y superado por la desmesurada violencia que se desatará alrededor de la familia Branco.

 2

En ningún momento pierde el tono "noir" de la saga, todo lo contrario, lo explota hasta sus últimas consecuencias, y los fans del personaje estarán más que satisfechos por cómo Rockstar ha cogido el testigo de los finlandeses Remedy, incluyendo además guiños y referencias a la primeras entregas. La numerosa acción está salpicada de constantes escenas cinemáticas, realizadas con el motor gráfico y un gusto exquisito, utilizando efectos de distorsión y cambios de color, palabras remarcando los diálogos, planos "fracturados", y la sensación de estar siendo los protagonistas de un film es enorme, de una buena película además.

Desde que iniciamos el juego, hasta los créditos finales, no veremos ni una sola pantalla de carga, lo que es admirable. La jugabilidad y el argumento fluyen con una naturalidad pasmosa, que nos ha recordado y mucho a las dos últimas entregas de la saga Uncharted, y que aquí pone el listón muy alto a futuros juegos que tengan ciertas pretensiones cinematográficas. Puede que para algunos jugadores, puntualmente, el protagonismo de las escenas cinemáticas pueda ser excesivo, pero se compensa con toneladas de acción, en un juego en el que realmente no se hace otra cosa que disparar y matar a decenas de enemigos.

 3

El modo historia nos ha durado unas diez horas, lo que está muy bien, por encima de la media del género en los últimos años, pero es una duración muy relativa, ya que puede variar mucho dependiendo de la dificultad elegida, o del tipo de apuntado –automático o libre-. De hecho, y sabemos que es algo muy subjetivo, creemos que si fuera un poco más corto, sería más intenso y redondo, con algunas fases que se nos acabaron haciendo demasiado largas, un poco repetitivas. Puede que su ambición desmedida por saciar al que espera una gran experiencia para un jugador haya jugado en su contra en ciertos momentos, y hay que recordar que a veces, menos es más. Pero insistimos, es una cuestión de ritmo, algo muy subjetivo, y nos alegramos de que por fin una campaña para un jugador no sea corta. Y tras esto, nos quedaría un atractivo y divertido modo Arcade, y el Multijugador, por lo que tenemos juego para rato.

La tecnología al servicio de la jugabilidad

Hay un eterno debate de hasta qué punto son necesarios gráficos más avanzados para hacer mejores juegos, y Max Payne 3 es un claro ejemplo de quienes defienden que los avances tecnológicos hacen evolucionar también la jugabilidad. En su base y sobre el papel, Max Payne 3 es lo mismo que las dos primeras entregas, escenarios lineales por los que vamos avanzando acabando con multitud de enemigos, valiéndonos de un poderoso arsenal y del tiempo bala. Pero en la práctica, el sofisticado sistema de animaciones y físicas que ha incluido Rockstar hacen que los tiroteos se vivan como algo nunca antes visto, no verás dos muertes iguales, pese a acabar con cientos de enemigos, cada disparo se disfruta.

Cómo interactúan los cuerpos con el escenario, con total realismo, las animaciones al caer muertos, los agujeros de bala atravesando la piel, las espectaculares animaciones de Max, siempre coherentes, hasta a la hora de portar las armas y recargarlas, es admirable. Cada bala está tratada individualmente, y dependiendo del arma sus efectos son muy diferentes, podemos ver hasta a cámara lenta cómo salen varios proyectiles de un disparo de escopeta. Es algo que hay que ver y vivir para comprenderlo, pero no habíamos visto nunca nada tan realista, al menos en un título de esta envergadura. El simple hecho de acabar con un enemigo es pura satisfacción, ver cómo cae y se queda el cuerpo, incluso pudiendo morir de rodillas o sobre cualquier objeto, algo espectacular, y que hace diez años hubiera sido impensable.

Los escenarios tienen un alto grado de destrucción, viendo cómo esa columna tras la que estamos escondidos se va despedazando con cada disparo enemigo, o la rotura de los cristales, de lo más realista que recordamos en juego alguno. Todo esto hace que aunque estemos durante diez horas disparando una y otra vez, nunca nos cansemos, ya que no hay dos tiroteos iguales, además de que sabe ser variado dentro de su mecánica. Ya sea en una discoteca, en un estadio de fútbol, en unas oficinas o en las peligrosas favelas, los tiroteos siempre son vibrantes e impredecibles, acompañando también muy bien la inteligencia artificial de los enemigos, que nos empuja a movernos y ser activos.

Al empezar a jugar podremos elegir entre los niveles de dificultad fácil, medio y difícil, y se pueden desbloquear extremo y clásico. Luego elegiremos el tipo de puntería, entre automática –la mira se centrará completamente en los enemigos-, semiautomática –la mira se centrará ligeramente-, y puntería libre, donde cualquier asistencia al apuntado está desactivada, y es la manera en la que recomendamos encarecidamente jugar, como lo disfrutareis más, la verdadera experiencia Max Payne. Y a los jugadores más hardcore además os recomendamos el nivel difícil, donde tendréis un reto terriblemente divertido.

La mayor seña de identidad, además de su tono oscuro y temática noir, es el bullet time o tiempo bala, y aquí vuelve tal y cómo lo recordábamos. Si pulsamos el stick derecho, el mundo a nuestro alrededor se ralentizará, pudiendo apuntar, movernos y disparar un poco más rápido, lo que es una decisiva ventaja en muchas ocasiones. Este consume una barra, por lo que hay que gestionarla bien, y se rellena al derrotar enemigos, pero mucho más rápido si les disparamos en la cabeza o vamos encadenando bajas. Además tenemos el salto con disparo, que se realiza con RB/R1 y con el que Max vuela por los aires a cámara lenta, una maniobra sobre todo espectacular pero a veces también muy útil, para sorprender a un grupo de maleantes.

A veces y de manera moderada, en esa apuesta por el espectáculo, se producen situaciones, scripts, que nos obligan a disparar a cámara lenta por el aire, fruto de uno de los muchos infortunios que sufre Max, al que no le pueden pasar más cosas, recordándonos en esto a las peripecias de Nathan Drake en Uncharted 2. Cuando caemos de un salto con disparo, nos quedaremos en el suelo, y podremos seguir disparando desde esta posición en todas direcciones, sin fallar en ningún momento las geniales y realistas animaciones. Sobre la mirilla del disparo, hay que comentar que es bastante pequeña, aunque se puede cambiar en las opciones para que sea diferente dependiendo del arma, y en por ejemplos las metralletas o escopetas será mucho más grande. De manera muy práctica, si de normal la mirilla con una pistola es un sencillo círculo blanco, cuando hayamos matado al enemigo que estamos disparando se vuelve una cruz, un detalle mucho más útil de lo que podéis imaginar, ya que hay que ahorrar en balas y aprovechar al milímetro cada tiempo bala.

 4

El sistema de salud, seguro que para alegría de muchos, es el clásico, recogiendo y tomando analgésicos para curarse, sin adoptar la moda en el género de la acción de la regeneración automática de vida. Es sorprendente cómo este simple elemento puede cambiar tanto un juego, y tendremos que buscar analgésicos por todo el escenario, y luego administrarlos bien, no gastarlos a lo tonto. Si sufrimos una herida mortal y nos queda al menos un analgésico, se iniciará una escena a cámara lenta y tendremos unos segundos antes de morir para intentar eliminar al enemigo que nos ha disparado. Si conseguimos matarle, nos tomaremos el analgésico y podremos seguir luchando. Eso sí, no conviene abusar de este recurso, primero porque a veces no será fácil devolver ese último disparo, ya sea por nuestra posición o la del enemigo, y segundo porque tras esto nos quedamos tumbados en el suelo, lo que a veces nos deja muy indefensos. Un último detalle sobre los analgésicos, es que Max Payne es adicto a ellos, y cada vez que los recogemos por el escenario hace comentarios distintos dependiendo del contexto, algunos muy graciosos.

Una de las incorporaciones, a todas luces imprescindible, es su sistema de cobertura, que funciona todo lo bien que se espera de un título de esta magnitud. Si permaneces demasiado tiempo detrás de una columna, un coche o una mesa, los enemigos intentarán flanquearte, por lo que son lugares para tomar un respiro, pero no necesariamente para acabar con todo un escenario lleno de enemigos. El arsenal es variado y contundente, sobre todo en su gestión, lo más genial y realista que hemos visto en un título de acción. Tenemos un dial de armas, pudiendo llevar una para cada mano, que podremos guardar en sus correspondientes fundas, y un arma a dos manos.

Si llevamos equipada el arma a dos manos, las otras de una mano irán enfundadas. Si usamos un arma a una mano, el arma grande irá agarrada en la otra, e incluso la sujetará con el sobaco para poder cargar la pistola. Y si llevamos un arma a dos manos, y queremos usar dos pistolas, automáticamente Max tirará el arma grande al suelo para hacer esto. Algo totalmente realista y que veremos si marca tendencia, aquí no nos guardamos un inmenso arsenal en un "bolsillo mágico", por lo que hay que estar constantemente recogiendo las armas y las munición de los enemigos caídos.

El desarrollo es lineal, salpicado de excelentes secuencias cinemáticas, y además de disparar conviene patearse un poco los escenarios, para encontrar analgésicos y recoger pistas, una especie de coleccionable con el que nos dan más información de lo que está pasando, a destacar en especial encender la televisión siempre que podamos para ver su divertida programación. También tenemos otro coleccionable, las armas doradas, tres pedazos escondidos por los escenarios que si encontramos nos proporcionarán el correspondiente modelo de oro, y no son demasiado difíciles de encontrar aunque exigen prestar atención al entorno.

Una vez superada la historia, y nuestras ganas de querer volver a jugarla, para un jugador también tenemos el modo Arcade, con dos modalidades en su interior. El primero Máxima puntuación, en el que en las mismas fases que en el modo historia, pero con la mayor cantidad posible de cinemáticas omitidas, tendremos que conseguir puntos disparando. Disparos al cuerpo, en la cabeza, bajas por explosiones, cuerpo a cuerpo o destrucción de vehículos nos darán más o menos puntos, y se añaden multiplicadores por disparos consecutivos, el uso del tiempo bala, del salto con disparo, o por disparar desde tierra.

 5

Dependiendo de la puntuación, podremos conseguir una medalla de bronce, plata, oro o platino, desbloqueando atuendos para los avatares del multijugador, y ganando experiencia para este modo. Tenemos marcadores en línea, por lo que nos podremos picar con los amigos, con el clan, o con todo el mundo, y de manera muy inteligente se han separado estas puntuaciones entre jugar con apuntado libre o semiautomático, ya que no tiene nada que ver. El otro modo arcade es Minuto de Nueva York, en él tenemos que ir acabando con los enemigos para obtener tiempo. Las bajas valen tres segundos, los tiros en la cabeza cinco, y si el crono llega a cero fracasaremos nuestra misión. Un modo contrarreloj que además tiene una versión todavía más difícil, que hace más completo si cabe la experiencia para un jugador.

Un completo multijugador

Aunque para nosotros, e imaginamos los fans de la saga, el modo historia para un jugador es lo primordial en Max Payne 3, es sorprendente cómo Rockstar ha elaborado un modo multijugador que intenta ser original y diferente a otras propuestas del género, muy trabajado y lleno de posibilidades. Las partidas están diferenciadas entre puntería semiautomática y libre, y además de los clásicos todos contra todos o lucha por equipos, con hasta 16 jugadores, tenemos modos más originales como Max-sesino o Guerra de bandos.

Una de las mayores peculiaridades y que se preguntaba todo el mundo cómo se haría, es la inclusión del bullet time en el multijugador, algo que se ha resuelto muy bien, pero que de momento no nos parece demasiado útil ni práctico, y veremos qué uso le acaba dando la gente cuando los servidores estén llenos. Cuando lo activas, solo los jugadores en tu campo visual entran en tiempo bala, y a su vez, si estos están mirando a otros, esos terceros también entrarán en este modo de acción ralentizada. Ya lo actives tú, o lo active otro jugador, si te ven o le ves realizando bullet time el tiempo se ralentizará. Se ha introducido con mucha naturalidad y como si no hubiera sido ningún problema, cuando parecía algo muy complicado. Pero como hemos dicho antes, de momento los jugadores no lo usan mucho, aunque puede provocar situaciones muy espectaculares, con tres o cuatro personajes disparándose en el aire.

Respecto a los modos más destacables, Max-sesino es una mezcla de cooperativo y competitivo, en el que dos jugadores encarnan a Max Payne y Raul Passos, colaborando, y el resto tiene que acabar con ellos. Si matas a uno de los dos, pasarás a asumir su papel y pasar al lado de la supervivencia, aunque es cierto que estos dos personajes cuentan con ventajas, como analgésicos o armas más potentes. Es bastante divertido, estés en cualquier de los dos papeles, ya seas el cazador o la presa, y es genial ir con varios compañeros acosando a Max y Raul, o defenderse como gato panza arriba siendo ellos.

El otro gran modo es Guerra de bandos, por fin algo bastante original en el terreno multijugador. Un innovador modo por equipos con historia, en el que el resultado de cada partida determina el rumbo de la trama y los tipos de partida durante cinco rondas consecutivas. Podemos empezar con un duelo por equipos, después pasar a un captura la bandera, un modo conquista con tres territorios, una cacería, en la que un equipo intenta acabar con el otro mientras huye, o un última oportunidad, un tenso duelo en el que los miembros de cada equipo solo tienen una vida. En total doce modos distintos dentro de Guerra de bandos, por lo que cada partida será única y diferente al resto, la estrella del multijugador sin duda.

 6

Y como no puede faltar en un multijugador, una moda que ha impuesto el arrollador éxito de la saga Call of Duty, hay un sistema de niveles mediante puntos de experiencia, y un alto grado de personalización. Hay cuatro equipaciones predeterminadas, pero pronto desbloquearemos las personalizadas, pudiendo "tunear" el personaje a nuestro antojo. Algo que tendremos que hacer con cuidado, ya que el peso influye mucho, como por ejemplo en la lentitud de los movimientos, o si eres ligero la regeneración de salud es más rápida, pero si eres pesado más lenta, ya que hay una pequeña regeneración en el multijugador, a diferencia de la campaña para un jugador que no la hay.

Podemos elegir un arma para cada mano, una a dos manos, un proyectil, hasta cinco objetos, un casco, una armadura ligera y un potenciador, y según hacemos esto vamos viendo lo pesados que somos. Los objetos nos otorgan habilidades pasivas y persistentes, y los potenciadores son habilidades especiales que te otorgan a ti o a tu equipo ventajas específicas, y que van unidos al indicador de adrenalina. Cada potenciador tiene tres niveles, y se activarán dependiendo de cuánta adrenalina tengamos. Algunos ejemplos son pez gordo, que aumenta tu salud y la de tu equipo, intuición, que localiza al enemigo para darte ventaja, demoledor proporciona más potencia de fuego, con paranoia tus oponentes confunden a sus aliados con enemigos, invisible te oculta en el mapa, etcétera, con un total de 20 potenciadores y tres niveles cada uno.

 7

El editor de aspecto es bastante completo, permitiendo elegir apariencia entre hombre, mujer y cinco bandas diferentes. Luego tenemos varios tipos de cabezas, pelo, gorros, gafas, torso, accesorios, manos, piernas, calzado, etcétera. Desbloqueamos títulos -26-, que exhiben nuestros méritos, y hay hasta ocho grupos de retos, una especie de logros por conseguir diferentes hitos. Además de todo esto, subimos de nivel las armas, conseguimos dinero con el que compramos objetos, y tenemos un sistema de clanes, que podemos gestionar a través del sitio web Social Club. Una fuerte apuesta de Rockstar que piensa apoyar con eventos exclusivos como partidas con los desarrolladores, invitados VIP, y que incluso se retransmitirán en directo. Y además todo esto será compatible con el futuro Grand Theft Auto V, por lo que los clanes y los progresos que logremos con Max Payne 3 se mantendrán en el futuro juego.

Un multijugador que en sensaciones jugables es intenso y alocado, frenético, y que veremos que aceptación tiene, pero es innegable que es muy divertido, lleno de modos y contenidos, con mecha para varios meses. Además viene a sumar a un experiencia para un jugador ya de por sí muy larga y completa, en ningún caso resta, haciendo un producto muy completo y con decenas de horas de juego por delante, ya sea solo o a través de internet.

 8

Brillante acabado gráfico y sonoro

Ya hemos hablado de su apartado técnico, no solo porque sea vea más o menos bonito, sino porque influye directamente en la jugabilidad, permitiendo unos tiroteos de un realismo que nunca habíamos visto antes. Puede que las texturas no estén entre lo mejor de la generación, ni la resolución general –en la versión de consola-, y los modelados de los personajes y las expresiones faciales son muy buenas, pero no sobresalientes. Pero sus animaciones, físicas y ambientación juegan en otra liga, impresionante, incluso si lo comparamos con los mejores del género. Debería convertirse en un referente y un modelo a imitar en un futuro, aunque sabemos que no será fácil superarle, ha puesto el listón muy alto en ciertos detalles.

Nos encanta que Rockstar apueste por hacer algo tecnológicamente más avanzado, porque afecta a la jugabilidad, a la experiencia y a la inmersión del jugador, un juego que en ciertos detalles parece next gen, a años luz de otros títulos de acción en cuanto a realismo, pese a lo fantástico de las situaciones que plantea. La dirección cinematográfica es más propia del cine que del mundo de los videojuegos, y la perfecta fusión entre las cinemáticas y las escenas jugables, sin transiciones, es una pasada, sin tener que esperar ningún tiempo de carga. La recreación de un Brasil hostil y peligroso es fascinante, nunca habíamos vistos unas favelas tan realistas, y sin haber estado por allí, nos creemos que tienen que ser algo muy parecido. Escenarios llenos de detalles, recreados con verosimilitud, a lo que ayuda la fantástica ambientación sonora, algo en lo que Rockstar nunca falla.

El sonido y la música siempre son perfectos para cada situación, la nueva versión del tema clásico de la saga es genial, y la voz de Max Payne interpretada por James McCaffrey es magnífica, no sabíamos lo que nos estábamos perdiendo en los dos primeros juegos que nos llegaron doblados al castellano, porque este, como acostumbra Rockstar, llega con voces el inglés. Algo que sabemos que a muchos jugadores disgusta, y lo entendemos, pero que no parece que la compañía tenga la intención de cambiar en un futuro cercano. También entendemos la decisión artística, querer mantener el gran trabajo que se hacen con las voces originales, pero lo que sí es criticable es el tamaño de los subtítulos al castellano que nos permiten seguir los diálogos, muy pequeños, independientemente de las pulgadas de la pantalla donde juegues. Algo que va a crear mucha controversia y quejas, y que esperamos se pueda solucionar con un parche.

Rockstar hace justicia a Max y nos lo trae de vuelta en uno de los mejores juegos de acción en tercera persona de los últimos años

Los mencionamos al principio del texto y lo volvemos a hacer ahora, pero Max Payne 3 está a la altura de las sagas Uncharted y Gears of War, los referentes en el género de la acción en tercera persona, donde Max se sitúa a su altura, luchando codo con codo, e incluso los supera en algunos aspectos. Como las físicas, el realismo e intensidad de los tiroteos, y ciertos avances tecnológicos en los videojuegos de acción que os dejarán boquiabiertos. Juega en ese difícil equilibrio entre ser respetuoso con los dos primeros títulos de la saga, mantener su esencia, introducir novedades jugables y sentirse como un juego actual, y sale totalmente victorioso. Trata con un cuidado exquisito el complicado personaje de Max, que nos ha encantado, y arrolla con su complicada personalidad a la gran mayoría de héroes de acción del mundo de los videojuegos.

 9

Es largo y tiene modos extra para un jugador, contiene un completo y atractivo multijugador, y tiene un acabado en todos y cada uno de sus apartados sobresaliente, un nivel de producción al que muy pocos estudios pueden llegar, teniendo el sello de calidad de Rockstar a fuego. Nos cuesta encontrarle defectos, y si acaso entendemos que a alguien se le pueda llegar a hacer en ciertos momentos repetitivo, ya que su propuesta jugable son solo tiros y más tiros, aunque sea difícil cansarse de lo bien hechos que están. Si te gustan los juegos de acción, aunque solo sea un poco, no te lo puedes perder por nada del mundo, imprescindible.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PS3 PC

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.6
  • Fecha de lanzamiento: 15/5/2012
  • Desarrollo: Rockstar Vancouver
  • Producción: Rockstar Games
  • Distribución: Take 2
  • Precio: 60,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 2 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.78

PUNTÚA
Max Payne 3 para Xbox 360

115 votos

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9.6
  • Fecha de lanzamiento: 18/5/2012
  • Desarrollo: Rockstar Vancouver
  • Producción: Rockstar Games
  • Distribución: Take 2
  • Precio: 60,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.5

PUNTÚA
Max Payne 3 para PlayStation 3

136 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.6
  • Fecha de lanzamiento: 1/6/2012
  • Desarrollo: Rockstar Vancouver
  • Producción: Rockstar Games
  • Distribución: Take 2
  • Precio: 50,50 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.45

PUNTÚA
Max Payne 3 para Ordenador

67 votos
Flecha subir