Análisis de Just Cause (Xbox 360, PS2, Xbox, PC)

Eidos nos trae este notable juego de acción ambientado en un inmenso archipiélago paradisíaco gobernado por un dictador que evitará a toda costa que la revolución iniciada por nosotros llegue a buen puerto.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.2
SONIDO
7
NOTA
8
DIVERSIÓN
7.8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones Xbox 360, PS2, Xbox y PC.

El género de la acción se ha caracterizado durante estos últimos años por ofrecer entornos cada vez más grandes en los que combatir, encontrándonos con nuevas posibilidades de juego que mejoraban el resultado final: puzles repartidos por el entorno, necesidad de explorar concienzudamente el escenario para encontrar nuevas rutas de escape, mayor variedad y libertad a la hora de eliminar a los enemigos, etc. Sin embargo, hasta la fecha la mayoría de títulos basados en este género se han centrado en la estructura de niveles por fases, es decir, que nos adentrábamos en un escenario y, al completarlo, pasábamos a otro independiente al anterior. Ahora, por el contrario, el equipo de desarrollo sueco Avalanche Studios, en colaboración con Eidos, nos presenta un interesante juego de acción en tercera persona ambientado en un archipiélago paradisíaco situado en pleno Caribe, en el que tendremos que hacer frente al dictador que controla la región colaborando con la guerrilla local en un entorno de grandísimas proporciones.

Libertad y acción
En Just Cause nos encontremos con un juego de acción en tercera persona ambientado en el archipiélago de San Esperito, de 1024 kilómetro cuadrados, en el que tendremos que ir superando una serie de misiones principales que desembocarán en la batalla final entre guerrilleros y el dictador. Sin embargo, como decíamos, en este caso la estructura de juego será libre, muy del estilo GTA, por lo que la experiencia de juego variará notablemente con respecto a otros títulos de acción. Por lo tanto, en la práctica este hecho se traduce en que podremos hacer prácticamente todo lo que nos de la gana en cualquier momento de la partida, pudiendo centrarnos en las misiones secundarias, o en explorar el vasto terreno que tendremos a nuestro alcance. No obstante, habrá diferencias con respecto a la serie estrella de Rockstar.

Encarnando a Rico Rodríguez, que será el agente secreto enviado por Estados Unidos a la zona para desestabilizar el gobierno del dictador, tendremos que ir superando una gran cantidad de misiones que irán desde robar cargamentos de municiones a eliminar un cuartel del ejército repleto de militares, o alcanzar un punto determinado del escenario en un tiempo concreto. Sin embargo, antes de adentrarnos en territorio hostil recibiremos una serie de clases prácticas por parte de nuestro contacto en la zona que será el encargado de llevarnos a nuestro primer refugio. En este lugar, que será uno de los puntos más importantes del juego, podremos sanar nuestras heridas, reponer nuestra munición, o grabar la partida, así como también podremos dejar nuestros vehículos guardados en el garaje para usarlos en otro momento.

PUBLICIDAD

En este sentido, aunque al principio solamente tendremos un refugio, conforme vayamos cumpliendo misiones para nuestra agencia en el archipiélago se irán desvelando nuevas localizaciones donde podremos realizar estas mismas tareas, lo que nos permitirá salvar la partida en cualquier momento, o reponernos de una dura batalla contra el ejército del dictador. También cabe resaltar que estas localizaciones estarán siempre visibles en el mapa del escenario que tendremos en nuestro completo PDA, del que hablaremos a continuación, lo que nos facilitará enormemente nuestro avance por el gigantesco archipiélago. Y es que gracias a este completo mapa no solamente tendremos localizados nuestros refugios, sino que también aparecerán todas las ciudades y pueblos de la zona, las regiones gobernadas por el gobierno, la guerrilla o los cárteles de la droga; y todas las misiones y objetos especiales que habrá en el juego. Nosotros simplemente tendremos que abrir el PDA y observar nuestra posición pasa así saber qué dirección tomar a la hora de cumplir la misión que hayamos escogido.

Y es que en Just Cause, aparte de las misiones principales que aparecerán en el mapa con un gran símbolo de exclamación negro, y que serán las que nos permitan avanzar en la historia, habrá una ingente cantidad de misiones secundarias que podremos cumplir para mejorar nuestra reputación con respecto a los guerrilleros (el color verde) o al cártel de la droga (amarillo). En estos casos la mayoría de tareas que nos asignarán los altos mandos de las dos facciones consistirán en ir de un lugar a otro del escenario eliminando a todos los enemigos que nos indiquen, así como también nos encomendarán ir en busca de determinados objetos que deberemos devolver a sus "legítimos" dueños. Este hecho, a la larga, hará que estas misiones se tornen excesivamente repetitivas ya que nunca dejarán de encomendarnos los mismos objetivos una y otra vez, por lo que en este sentido se echa en falta algo más de variedad.

Sin embargo, cabe destacar que estas misiones únicamente nos servirán para mejorar nuestra reputación en estos dos bandos, lo que nos permitirá ir ascendiendo en su cadena de mando obteniendo así mejores vehículos y armas, no siendo necesario ni obligatorio completarlas porque habrá otras formas de ganarnos el respeto de estas dos facciones. De este modo, en Just Cause nos encontraremos con las interesantes misiones de conquista, que nos obligarán a arrebatarles el territorio a una determinada facción contando con la ayuda del bando contrario; y los distintos objetos especiales que habrá por todo el archipiélago que iremos recogiendo en nuestros viajes y que nos permitirán ganas más puntos de prestigio con respecto a las dos facciones citadas.

Estas misiones de conquista vendrán a ser una de las señas de identidad de Just Cause; dejando bien claro desde un principio que se trata de un título de acción con una gran libertad de movimiento, y no un juego de aventuras con pequeñas fases de acción. Como hemos explicado, la mayoría de misiones secundarias consistirán en combatir contra algunos enemigos en determinados lugares de San Esperito, siendo las misiones principales algo más elaboradas, pero teniendo como base también la acción. Sin embargo, en las mentadas misiones de conquista nos encontraremos con auténticas orgías de destrucción en las que, junto a las tropas del bando al que estemos ayudando, tendremos que arrebatarles un territorio a otra facción. Si se trata de misiones en la selva, el objetivo será eliminar a uno de los líderes de la banda de narcotraficantes rival que se encontrará en una lujosa mansión protegida por decenas de mercenarios y barricadas que deberemos derribar.

En estas fases tendremos que avanzar por el entorno lanzando granadas o plantando bombas en las barricadas para que así nuestros aliados puedan proseguir su camino, mientras nos abrimos paso entre las líneas enemigas a tiros. Si por el contrario se trata de misiones en pequeños poblados, la acción se desarrollará del mismo modo, teniendo que ir derribando distintas barricadas hasta llegar a la plaza del pueblo, momento que aprovecharemos para izar la bandera de nuestro grupo. Por último, si la misión de conquista se lleva a cabo en una gran ciudad (unas pocas manzanas de grande), nos encontraremos con unas fases mucho más espectaculares ya que los militares recorrerán las calles en sus vehículos blindados, mientras que los guerrilleros hacen lo propio con sus vehículos. Además, por si esto no fuera suficiente, desde el cielo los helicópteros de ambas facciones bombardearán la zona y acribillarán a los soldados sin piedad, lo que hará que disfrutemos de lo lindo hasta conseguir izar nuestra bandera en la ciudad.

Este tipo de misiones ya dotan al juego de cierto aire novedoso, pero Just Cause cuenta también con una serie de elementos jugables que lo diferencian de la mayoría de títulos basados en este género. Para empezar, en nuestro PDA tendremos, como decíamos, el mapa de la región con todos los objetivos y refugios que habrá en el archipiélago; pero también tendremos un mapa político que nos indicará qué zonas pertenecen a la guerrilla, al gobierno, o cuales están en estado de crisis (guerra total entre ambas facciones). También tendremos en nuestro PDA un completo historial con nuestros logros con respecto a los bandos contrarios al dictador, apareciendo en ellos nuestra posición dentro del escalafón de mando de cada facción. Por supuesto, los detalles sobre las misiones que vayamos aceptando serán otra de las piezas clave en el PDA.

Sin embargo, tal vez las características que más llamen la atención son las de poder pedir una extracción en cualquier momento de la partida, siempre que no nos estén atacando en ese momento, para que un avión venga a recogernos y dejarnos en el refugio que nosotros queramos; y la de poder pedir distintos vehículos, también siempre que estemos fuera de peligro y en un lugar con espacio para que caiga el objeto, para no tener que robarle a nadie su automóvil o motocicleta. En este último caso, conforme vayamos superando las misiones principales la variedad y potencia de estos vehículos mejorará, por lo que comenzaremos con una simple motocicleta, para terminar con un helicóptero o lancha motora pasando por un jeep 4X4. Por último, también nos encontraremos con un arma de lo más curiosa, el gancho, que nos permitirá "sujetarnos"" a los vehículos con una cuerda, pudiendo así viajar pegados a un coche desde el aire con el paracaídas. Y es que en Just Cause uno de los elementos jugables más interesantes lo encontraremos en este mismo punto.

Hasta el momento, en la mayoría de títulos con una estructura de juego similar a la de la serie GTA los vehículos aéreos aparecían en contadas ocasiones, sirviendo únicamente para ir de un lugar a otro de forma más rápida y segura. Sin embargo, en esta creación de Avalanche podremos usar tanto helicópteros como avionetas, y lanzarnos en caída libre desde los cielos para así llegar a determinados lugares de forma más rápida y espectacular. Y es que ya desde un primer momento, al comenzar la partida, descubriremos que nuestro protagonista será todo un experto en los saltos al vacío. Cuando iniciamos el juego en Just Cause, lo hacemos desde lo alto de un avión que nos dejará caer en la primera de las zonas de guerra en San Esperito. Una vez en el aire, nosotros podremos hacer que el protagonista caiga a una mayor velocidad, así como intentar frenar la caída o guiarle al lugar que queremos visitar.

Además, lógicamente, podremos abrir el paracaídas en cualquier momento lo que nos permitirá aterrizar con seguridad sobre la zona que hayamos decidido. No obstante, ésta no será la única forma de volar por los aires. Si Rico viaja en una motocicleta, cuando alcanza una velocidad punta elevada podrá desplegar el paracaídas y salir volando mientras la moto se estrella o cae por un precipicio. Del mismo modo, si vamos en un coche el protagonista no podrá abrir el paracaídas directamente, pero sí podrá subirse al capó del vehículo con una simple pulsación del botón de Acción (las llamadas acrobacias), y luego desplegar el paracaídas, saltar del vehículo, o lanzarse sobre otro coche en movimiento. Este último acto, que dará mucho juego a lo largo de la partida, también podremos realizarlo yendo en paracaídas, ya que si nos situamos sobre un vehículo podremos ordenarle a Rico que caiga sobre el techo del coche para luego introducirse de golpe por una ventanilla. En definitiva, estas son acciones que dotan al juego de una mayor espectacularidad, pero se echa tremendamente en falta más variedad en las situaciones de combate, ya que a la larga todo se resolverá de la misma forma.

Inmenso
Como explicábamos, Just Cause se desarrolla en el archipiélago de San Esperito, una región de más de mil kilómetros cuadrados compuesta por una serie de islas de tamaño variable con ciudades, pueblos, y mucha selva y agua entre medio. El motor gráfico desarrollado por Avalanche permite mostrar todo este entorno con un notable nivel de detalles, destacando sobre todo la impresionante distancia del dibujado (no hay nada de niebla), y las panorámicas y vistas que tendremos desde lo alto del cielo cuando viajemos en avión. El modelado de los personajes y los vehículos, por el contrario, resulta cumplidor, aunque no destaca en exceso.

Y es que en este sentido nos encontraremos con elementos bastante buenos, como el ver la carrocería de los vehículos llenándose de barro cuando pasan por los caminos pedregosos que compondrán la mayoría de rutas de la zona; y otros menos buenos como las animaciones algo ortopédicas de todos los personajes, o el casi nulo nivel de destrucción de los vehículos. También habrá ciertos problemas con las físicas, ya que tampoco destacan por su realismo (a veces las motos se quedan dando vueltas sobre una rueda, salimos despedidos pegados a la moto en otras ocasiones, etc.). No obstante, en líneas generales Just Cause se muestra, gráficamente hablando, como un título espectacular por el detalle puesto a la hora de representar la selva, o por las batallas que se librarán en medio de las ciudades. Y es que otro detalle que no podemos dejar de nombrar son las explosiones, realmente espectaculares, y la gran cantidad de personajes que llegarán a aparecer en pantalla.

La puesta en escena, del mismo modo, destaca por su frenetismo ya que constantemente estaremos viendo a los guerrilleros luchando contra los policías y el ejército en cualquier rincón de San Esperito, viendo como explotan las gasolineras por culpa de las balas perdidas, o como los helicópteros caen envueltos en llamas desde el cielo arrasando todo lo que se pone en su camino. El fondo marino, que también podremos explorar en busca de determinados objetos, destacará por su belleza, sobre todo cuando los rayos de luz del sol se filtren entre las olas y nos muestren los corales y las algas que cubrirán la superficie marina. Por último, cabe destacar que el juego se mostrará sólido en su tasa de fotogramas por segundo, no habiendo ralentizaciones ni tan siquiera en los momentos de más acción, aunque sí habrá cierto grado de popping, lo que hará que ciertos elementos del escenario vayan apareciendo de repente ante nosotros (sobre todo cada vez que vayamos en vehículos veloces).

En lo que respecta al apartado sonoro, Just Cause contará con una decente banda sonora que nos acompañará cada vez que cojamos un vehículo, pero a diferencia de lo visto en el referente del género, GTA, cada tipo de vehículo contará con una melodía asociada, es decir, que si cogemos una moto sonará una pieza musical, mientras que al coger un avión sonará otra distinta. En cuanto a los efectos sonoros, esta creación de Avalanche destacará por la gran calidad a la hora de representar la vida en la selva, ya que nuestros paseos a pie por el entorno nos servirán para disfrutar del cantar de los pájaros, las cigarras, y las batallas entre guerrilleros y fuerzas del gobierno. Y es que, a pesar de encontrarnos en un entorno idílico, en Just Cause no dejaremos de escuchar tiros, gritos y explosiones en la lejanía, lo que hará que nos sumerjamos de lleno en la guerra civil de San Esperito. Por último, cabe destacar que el juego en sus versiones para PC y PlayStation 2 ha sido traducido y doblado al castellano, mientras que en Xbox 360 únicamente cuenta con la traducción en los textos, y no el doblaje. Algo realmente incomprensible.

En cuanto al sistema de control, en sus versiones para consolas el juego contará con un sistema de apuntado automático que al principio puede resultar algo complicado, pero con el paso de las horas nos haremos con él, pudiendo después lanzar granadas y dispararles para que exploten sobre los enemigos, por poner un ejemplo. No obstante, en lo que respecta al manejo de los vehículos, Just Cause destacará por la excesiva dificultad con la que nos encontraremos a la hora de controlar algunos coches, resultando prácticamente imposible esquivar el tráfico o los árboles que habrá junto a las carreteras. Por último, la inteligencia artificial de los ciudadanos de la zona, así como la de las fuerzas del orden público, no resultará del todo espectacular, pero sí cumplirá perfectamente con su cometido.

De este modo, los ciudadanos huirán cada vez que haya un tiroteo, o intentarán no abrirnos la puerta cada vez que intentemos entrar en sus coches de forma ilegal. En cuanto a las fuerzas del orden público, nos acosarán de tal forma que llegarán a resultar realmente molestos. Y es que entendemos que los coches y furgones blindados puedan intentar echarnos de la carretera cruzándose en nuestro camino, pero no así con las motocicletas. Aún así, los policías que vayan en motos se lanzarán hacia nuestros coches o camiones como si fueran realmente a detenernos, lo que hace que sea, además de desesperante, algo realmente gracioso.

Conclusiones
En definitiva, Just Cause se trata de un título realmente interesante para todos los aficionados a la acción. El trabajo llevado a cabo por lo desarrolladores a la hora de crear un entorno tan vasto y detallado como es el de San Esperito resulta encomiable, así como las nuevas posibilidades de juego derivadas de las acrobacias y el paracaidismo hacen que ésta sea una compra realmente recomendable para todos los aficionados al género de la acción. No obstante, se echa en falta una mayor variedad en las situaciones, ya que al final terminaremos cansándonos de hacer siempre lo mismo; y un mejor sistema de control, ya que el manejo de los vehículos resulta bastante complicado.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Halo Infinite - Análisis
Halo Infinite - Análisis
Análisis
2021-12-06 09:01:00
343 Industries firma su mejor trabajo hasta la fecha con una fantástica campaña y un multijugador con un brillante futuro por delante.
Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Género/s: Mundo abierto / Tipo GTA
PEGI +16
Plataformas:
Xbox 360 PS2 Xbox PC

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 22/9/2006
  • Desarrollo: Avalanche
  • Producción: Eidos
  • Distribución: Proein
  • Precio: 64'95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.06

PUNTÚA
Just Cause para Xbox 360

19 votos

Ficha técnica de la versión PS2

COMUNIDAD
6.54

PUNTÚA
Just Cause para PlayStation 2

11 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.

Ficha técnica de la versión Xbox

COMUNIDAD
8.5

PUNTÚA
Just Cause para Xbox

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.5

PUNTÚA
Just Cause para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir