Análisis de Dead or Alive 4 (Xbox 360)

El juego de lucha de Team Ninja llega a Xbox 360 con los alucinantes gráficos de siempre y con algunos cambios sutiles pero importantes en su sistema de lucha.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8
NOTA
8.7
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión Xbox 360.

Desde hace años, los juegos de lucha más populares son Tekken y Virtua Fighter, pero Dead or Alive se ha constituido como en una especie de tercera vía, con un estilo propio muy acusado, marcado por la abundancia de luchadoras, la exuberancia de sus atributos, y un sistema de lucha muy sencillo y sobre todo espectacular, especialmente en lo que se refiere a las llaves y los bloqueos. El primer Dead or Alive no fue muy memorable, pero a partir de la segunda parte el juego empezó a atraer mucha gente, convirtiéndose, con el lanzamiento de Xbox, en uno de los buques insignia de la consola al certificarse que sería exclusivo para la máquina de Microsoft. Con esta cuarta parte, que tanto se ha hecho esperar, ocurre lo mismo. Dead or Alive 4 es exclusivo para Xbox 360, es "el juego de lucha" de la consola, y además es tremendamente bueno.

Los últimos Dead or Alive, especialmente la tercera parte, que salió con la primera Xbox, han cumplido el papel de escaparate de la potencia gráfica de la consola de Microsoft. En esta ocasión esta cuarta entrega no llama tanto la atención dentro del flamante catálogo de la máquina de Microsoft ya que conserva el estilo gráfico de los anteriores, es decir, personajes "estilo manga", que no lucen tanto como los gráficos ultrarrealistas de los otros juegos de la consola. De hecho los luchadores, que aún así están impresionantemente bien modelados y animados, no están tan mejorados como los escenarios, que sí dan un salto cualitativo respecto a los ya de por sí buenos de Dead or Alive Ultimate.

PUBLICIDAD

Los escenarios (no todos, pero casi todos) vuelven a ser interactivos, como en anteriores juegos, contando con varias zonas a las nuestros luchadores accederán tras un golpe que desplace a uno de ellos irrevocablemente. En este sentido hay escenarios realmente espectaculares, como una escalinata en la que iremos luchando descansillo tras descansillo, un palacio que podremos dejar casi destrozado, y una casa estilo japonés, al estilo de Ninja Gaiden, donde podremos destruir los frágiles muros y biombos para acceder a nuevas zonas de combate. Además de compuestos por varias zonas, los escenarios son también más interactivos; podremos hacer un daño extra si golpeamos a un enemigo contra un muro, y utilizar los muros como apoyo a ciertos movimientos, como puede ser el caso de luchadoras como Kasumi.

El sistema de lucha es similar al de anteriores juegos de la saga, sin que se aprecien cambios importantes a primera vista. Dead or Alive sigue siendo un juego sorprendentemente fácil de jugar, donde en teoría se usan tan solo tres botones (puño, patada y bloqueo), y las combinaciones de esos tres, cómodamente asignadas a otros botones del mando, lo que hace un total, en la práctica, de seis botones. La facilidad no viene por el número de botones sino por la sencillez con la que podemos hacer todo tipo de combos y llaves como si fuese por casualidad. Éste ha sido uno de los puntos más criticados de Dead or Alive, haciendo que mucha gente lo tilde de machacabotones, y el juego ha ido ganando en profundidad a lo largo de las diferentes entregas, y es precisamente aquí donde vienen los cambios, sutiles pero importantes, de DOA4.

El juego ahora es mucho más táctico que en anteriores ediciones, pero sin perder ni un ápice de la velocidad y el frenetismo que lo caracteriza. Una pulsación de botón un segundo tarde puede marcar la diferencia, pero al mismo tiempo tendremos que tener cuidado a la hora de saber qué ataque realizar, por la facilidad para que el enemigo nos lo puede parar, bloquear o contraatacar con otro más rápido. Los bloqueos (movimientos automáticos cuando paramos un golpe de un luchador en el momento exacto) siguen siendo devastadores y espectaculares, haciendo que cubrirse en el momento justo sea uno de los pilares de la jugabilidad de DOA4. Algo criticable en el sistema es la facilidad para caer en un combo largo sin muchas posibilidades de librarnos de él, lo que a veces puede resultar frustrante.

El plantel de personajes de esta nueva entrega recibe algunas nuevas incorporaciones que lo hacen más variado y completo. Tendremos dieciséis personajes iniciales, más unos cuantos ocultos, cada uno con su propio estilo de lucha. Los nuevos "fichajes" son interesantes, incluyendo a una luchadora de lucha libre vestida estilo sadomasoquista llamada La Mariposa, un joven con aspecto de chica llamado Elliot experto en el estilo mantis religiosa, y Kokoro, una experta en karate. Se unen a los ya existentes, que sin embargo cuentan con muchos movimientos nuevos, especialmente los procedentes de Dead or Alive 3.

El modo principal de Dead or Alive es el historia, donde cogeremos a un personaje y veremos cómo se va enfrentando a diferentes luchadores del plantel hasta la lucha final, que no siempre es contra el mismo final boss. Como de costumbre, entre lucha y lucha veremos secuencias cinemáticas entre los luchadores que nos cuentan grosso modo cual es la relación entre ellos, y al final del todo una secuencia cinemática, de suprema calidad, como es costumbre en DOA4. A través del modo historia no solo nos familiarizaremos con cada luchador, sino que además iremos desbloqueando los extras como los personajes ocultos (incluyendo el inspirado en Halo) o los trajes; en este sentido, algunas de las luchadoras tienen hasta 10 trajes distintos, algunos de ellos tan espectaculares como la fama de la saga puede hacer esperar.

Algo reseñable también es la mejora en la inteligencia artificial del juego. Ahora no solo combinará combos con astucia y nos intentará hacer todo el daño posible, sino que además se fijará en nuestras tácticas y se aprovechará de nuestras debilidades, como el abuso de un tipo de movimiento. Los que no tengan mucha experiencia con DOA quizás se sientan un poco decepcionados al comprobar que no existe un nivel fácil, y que además del nivel normal es bastante difícil. Team Ninja, el grupo de Tecmo autor del juego, tiene cierta predilección por la dificultad, como demostró en el reciente Ninja Gaiden.

Aparte del modo historia, DOA4 cuenta también con una notable cantidad de modos extra, desde el típico entrenamiento y survival hasta las batallas por relevos y la galería de finales. Sin embargo el que se lleva la palma es el modo online, como es de esperar, que continúa la tradición de Dead or Alive Ultimate. Es decir, la adaptación al modo online es una especie de simulación de una máquina recreativa donde dos pelean y otros tres o cuatro (en este caso hasta 16) esperan su turno para jugar mientras ven la pelea. Esto fue un acierto en DOA Ultimate y se mantiene en esta cuarta entrega, con la posibilidad de configurar cuál es el límite de jugadores por "máquina virtual". Podremos establecer las reglas de sucesión, ya sea estilo "rey de mesa" u otras. En el modo online el lag no es muy notable, salvo para los espectadores –comprensible que éstos sean los sacrificados-.

A nivel gráfico, como es de esperar, Dead or Alive 4 es simplemente espectacular. Aunque en los luchadores, como comentábamos antes, no se nota mucho el salto generacional por el particular estilo gráfico del juego, en algunos detalles como la iluminación o ciertos componentes de su indumentaria –y cómo se comportan- sí notamos que Team Ninja ha trabajado con la misma intensidad que siempre en este aspecto. Las animaciones siguen siendo tremendamente fluidas –y un tanto irreales, como de dibujos animados- y numerosas.

Pero como mencionábamos antes, lo que realmente llama la atención son los escenarios, no tanto los rings – hay uno, en lo alto de un edificio, que es particularmente soso – sino los "entornos" donde podremos luchar. La casa estilo japonés es tremendamente llamativa, al igual que el palacio, el mercado o el bosque, aunque nuestro particular favorito es el escenario "Jurassic Park". Este extraño bosque está poblado por dinosaurios como Velocirraptores o Triceratops, que se mueven y siguen con su vida mientras nosotros nos pegamos con nuestro rival, e incluso a veces cruzarán al lado de nosotros. Los escenarios, por su extensión, parecen más de un juego de acción y aventura que de uno de lucha, y gráficamente son abrumadores, especialmente en detalles como el agua.

El sonido está en la línea de anteriores juegos de la saga, destacando la contundencia de los efectos de los golpes –que se complementan con la espectacularidad gráfica para darnos la impresión de lo mucho que duelen- y los sonidos de ambiente del escenario. Estos últimos, curiosamente, hacen uso del Dolby Surround si tenemos un equipo de sonido adecuado, y quedan tremendamente bien, aunque esto sea meramente anecdótico. Las voces son en japonés, salvo la de Spartan-458 (el luchador inspirado en Halo), con subtítulos en castellano. La música sigue la misma línea que la de anteriores juegos, ambientando bien la acción pero sin temas memorables, salvo el de Aerosmith de la introducción.

Dead or Alive 4 es un gran juego de lucha y, aunque no tan impresionante gráficamente como DOA3 viendo la coyuntura actual, quizás sea el mejor a nivel jugable de toda la saga, al hacer el sistema de lucha mucho más profundo que el de los anteriores juegos pero sin perder un ápice de su accesibilidad ni espectacularidad. Resulta una compra obligada para los amantes de la lucha que tengan un Xbox 360, dado que no tendrá competencia hasta dentro de mucho y, cuando la tenga, ésta tendrá que hacerlo realmente bien. Team Ninja ha logrado realizar en muy pocos meses un gran juego de lucha de una saga que desde hace tiempo puede tratar de tú a Tekken o Virtua Fighter.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
PEGI +16
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.7
  • Fecha de lanzamiento: 27/1/2006
  • Desarrollo: Tecmo
  • Producción: Tecmo
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2 / Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Online: Juego Online
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.91

PUNTÚA
Dead or Alive 4 para Xbox 360

123 votos
Flecha subir