Análisis de Alan Wake's American Nightmare XBLA (Xbox 360, PC)

Cíclico en su concepción y con un gran foco en la acción, esta pesadilla abre su propia senda tras el primer Alan Wake.
Alan Wake's American Nightmare XBLA
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
NOTA
7
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6
Análisis de versiones Xbox 360 y PC.

Cuando Alan Wake llegó a Xbox 360 (y, hace tan solo unos días, al PC) lo hizo acompañado de unas grandes expectativas entre los aficionados, alimentadas, sin duda, por las múltiples declaraciones que habían llegado desde la desarrolladora, Remedy. Se creaba un universo extraño en el campo de los juegos de terror que bebía de diversas fuentes, pero por su protagonista -un escritor- y muchos de los referentes presentes en su mitología interna nos remitían a la obra de Stephen King. También es cierto que incluso eso es pretencioso.

El universo que se exploró en ese videojuego da un pequeño paso lateral en Alan Wake's American Nightmare para reforzar su apuesta por la acción, un movimiento que queda muy claro desde el primer momento. Curiosamente, desde Remedy se ha dicho en alguna ocasión que con esto pretendían responder a las peticiones de los aficionados; sin embargo, creemos que los aficionados hubiesen preferido, en su mayor parte, reforzar la atmósfera, la tensión y el terror psicológico.

El movimiento que se ha dado es, al mismo tiempo, raro y lógico. Resulta extraño, en la medida en que los fans del juego original (que tuvo unas ventas modestas, sí, pero en absoluto despreciables), se han mostrado muchas veces contrariados con el hecho de que, con todo, el título ya apostaba demasiado por la acción, cuando se esperaba algo mucho más profundo, ambiental y psicológico. Resulta lógico en la medida en que la manera más sencilla -a nuestro entender- de mejorar las ventas es apostar por un estilo más genérico, y la acción se nos antoja como el camino evidente. Incluso si eso implica el riesgo de alienar a los primeros fans.

PUBLICIDAD

American Nightmare está en esa encrucijada. Es posible que ahora, en distribución digital a través de Xbox Live Arcade, y con un foco mucho mayor en la acción, el juego obtenga unas cifras generales más positivas para el estudio, pero nos tememos que los cambios introducidos pueden acabar echando atrás a los jugadores que apoyaron al título germen de la serie.

Lo importante es que la experiencia de juego que se ofrece en el título es buena, pero la narración se percibe algo más débil y con menos gancho que en el original. El juego, con voces en inglés pero convenientemente subtitulado al castellano, presenta unos diálogos muy flojos, quizá incluso forzados hasta un punto en el que no queda claro si la guionización floja que ofrece es el resultado de buscar una estética propia del guion televisivo cutre o simple mal hacer. Alan Wake's American Nightmare nos presenta un universo de ficción televisiva, pues Wake fue guionista en esta serie de bajo presupuesto en sus años mozos y ahora se ve atrapado en este mundo de ficciones de pequeña pantalla. Algo similar a lo que sucedía con su obra literaria en el primer título, pero aquí con la televisión y el programa Night Springs (un, digamos, trasunto de The Twilight Zone) como centros del universo metaficcional.

Debemos admitir que eso es parte del juego de ficción que se introduce en el título. El señor Chirridos (la némesis de Wake) tiene ese toque impostado, exagerado incluso, que ayuda a transmitir la demencia de la que hace gala como suerte de alter ego del protagonista nacido de la más profunda oscuridad. La cuestión es por qué los otros secundarios no se diferencian demasiado, cuando se supone que es gente relativamente normal.

 1

En cualquier caso, este American Nightmare sacrifica todo e misterio, tensión y terror que había en el primer juego. Se diluye y la atmósfera que compone pierde fuerza a marchas forzadas según avanzamos en la liviana historia del juego, algo que -mucho nos tememos- será poco apreciado por los fans del primer título, como apuntábamos anteriormente. Lo curioso es que, dentro de la escasa profundidad de la historia, se presenta una narración poco estructurada, quizá bajo la excusa de la estética pulp y el personaje más interesante (el señor Chirridos) está desaprovechado por completo.

Aparece en algún momento, intentan transmitirnos su mentalidad desequilibrada, su delirio psicopático, pero apenas llega a conformarse como un clown. De hecho, el propio protagonista está poco o nada explotado: sabemos que sigue buscando a su esposa, Alice, pero parece como si le hubieran lobotomizado, como si estar atrapado en un programa de televisión fuera una situación de lo más lógica y normal, aceptando sin contemplaciones, además, que necesita encontrar las hojas mecanografiadas que le permitirán jugar con la realidad que nació de su hacer literario. No se explica nada, porque se presupone que lo aceptamos tácitamente, pero es que estas cosas no funcionan así: si es una continuación directa, el juego no está hilado; si es un spin-off, no funciona de manera autónoma.

El esquema jugable del título apenas ha variado, en la medida en que seguimos enfrentarnos a tipos que nacen de la oscuridad y hay que hacerlo en dos fases: primero les iluminamos con la linterna, les debilitamos con un fogonazo, y luego les pegamos unos tiros. Se suponía que el juego iba a presentar un control mucho más refinado que se ajustara mejor a su orientación hacia la acción como foco principal, pero no podemos decir que nosotros hayamos percibido una mejora realmente palpable. Sí se han incluido algunas armas adicionales que aportan algo de acción adicional, como una pistola de clavos o un rifle de asalto, dos buenos ejemplos tempranos, pero tampoco se puede decir que aporten algo esencialmente diferencial.

 2

En cuanto a los enemigos, sí se ha dado algún paso más significativo. Sin destripar aspectos clave, sí podemos decir que hay enemigos que, por ejemplo, se dividen en dos al ser alumbrados, aunque lo que nos ha parecido más relevante está en el terreno de los enemigos no humanoides. En sentido estricto, solo hay dos o tres sorpresas más, así que tampoco es que haya mucha más chicha que en el original en cuanto a volumen, pero sí es cierto que lo aportado en este terreno es mucho más relevante que en los demás.

A nivel jugable (y es aquí donde el esquema de juego se enlaza con la narración) hay algo que realmente no nos ha convencido en absoluto. En lo referente al volumen de horas del modo historia el juego no es muchísimo más corto que el título original (puede dar unas cuatro horas de duración hasta ver los créditos), algo sorprendente si tenemos en cuenta que el que ahora nos ocupa es un juego de descarga (aunque el original tampoco era muy extenso), pero esto se consigue también en base al reciclaje: vivimos una y otra vez la misma secuencia de eventos. El objetivo es conseguir adaptar la realidad de este mundo de capítulo de televisión a lo escrito en las hojas del guion para cerrar el agujero que permite el paso de la oscuridad. Esto podría ser interesante si el título ejecutara este concepto cíclico del tiempo con buen hacer. No podemos decir que sea el caso. En este sentido, American Nightmare se revela como una aventura de acción con un claro carácter repetitivo, tedioso y anodino: se convierte en el aspecto en el que el juego, definitivamente, se desinfla.

 3

Por otro lado, hay que decir que el título cuenta con un modo arcade (llamado directamente "Acción arcade") que se centra en una experiencia muy directa que se sitúa en la cada vez más popular línea de modos horda. De esta manera, nos enfrentamos a oleadas de ataques en un modo de supervivencia. Si nos gusta su enfoque de acción, está claro que este modo es uno de los puntos fuerte del juego. Empezamos con los escenarios bloqueados, salvo el primero, un cementerio, así que toca ir jugando para acceder a todos ellos.

En el aspecto técnico, el título luce muy bien y es más que comparable con el juego de distribución física que le precede. Resulta muy sólido en modelados de personajes y entornos, aunque estos últimos son poco variados y se ha apostado por una ambientación desértica que lo aleja de las mayores complejidades de los frondosos bosques del primero. Sin perder la perspectiva de que es un juego de descarga (eso sí, de más de 1GB), hay que tener en cuenta que las limitaciones están ahí, bien presentes, y que el juego consigue ofrecer una calidad técnica a nivel de juego en formato disco.

 4

Conclusiones

Alan Wake's American Nightmare ha conseguido ser un buen juego de acción descargable que, además, se sitúa en los aspectos técnicos y de contenido muy cerca del que fue su predecesor: un juego de distribución física. Eso nos muestra que ha habido un gran esfuerzo por parte de sus creadores, Remedy, para componer una buena producción capaz de brillar con luz propia. De hecho, el título flojea en algunos elementos como su narrativa y estructura de desarrollo por lo repetitivo que resulta la floja implementación de la visión cíclica de la aventura, pero sobre todo por lo que ha dejado de ser con respecto a su predecesor. Si nos olvidamos de eso, nos encontramos un título de acción divertido y razonablemente bien planteado; como sucesor, nos inclinamos más a afirmar que no da la talla, sobre todo porque creemos que muchos jugadores se quedaron, precisamente, con ganas de lo que no da esta entrega: más misterio, más terror y más historia.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Rainbow Six Extraction - Análisis
Rainbow Six Extraction - Análisis
Análisis
2022-01-24 19:18:00
En la fiebre del género, Ubisoft nos trae su propia propuesta en la que coge elementos de Rainbow Six Siege dándonos una fórmula divertida pero que no destaca en nada.
Blackwind - Análisis
Blackwind - Análisis
Análisis
2022-01-24 09:47:00
Acción y aventura en un shooter arcade que no tiene miedo a introducir pequeños puzles y exploración.
Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.29

PUNTÚA
Alan Wake's American Nightmare XBLA para Xbox 360

52 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.3

PUNTÚA
Alan Wake's American Nightmare para Ordenador

16 votos
#244 en el ranking de Ordenador.
#270 en el ranking global.
Flecha subir