Análisis de Hyrule Warriors (Wii U)

La guerra ha llegado a Hyrule y con ella un divertidísimo musou que no os querréis perder.
Hyrule Warriors
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión Wii U.

Que un juego de la saga Warriors levante la expectación que ha generado Hyrule Warriors durante los últimos meses, tanto entre el gran público como entre la crítica especializada, no es algo que se vea todos los días. De hecho, diríamos que es la primera vez que se está viviendo una situación parecida con un Musou, lo que dice mucho de lo que un nombre como The Legend of Zelda es capaz de conseguir, atrayendo las miradas de sus miles de fans hacia un género al que hasta ahora jamás habían prestado atención o que incluso habían despreciado.

Pero claro, un juego es algo más que un nombre, y que muchas de las aventuras de Link estén entre los mejores títulos de toda la historia, no nos garantiza que un spin-off de batallas de acción masiva ambientado en el mágico reino de Hyrule vaya a gustar a todo el mundo. De hecho, aquí estamos hablando de una nueva entrega de la saga Warriors, y no de un nuevo The Legend of Zelda propiamente dicho.

Link está acompañado de otros personajes jugables.
Link está acompañado de otros personajes jugables.

Esta diferencia es esencial, ya que cualquier posible comparación con la saga de Nintendo carece totalmente de sentido y si lo que queremos es valorarlo adecuadamente nuestras referencias deberán ser juegos como Dynasty Warriors, Samurai Warriors, One Piece: Pirate Warriors o Warriors Orochi, por mencionar unos pocos ejemplos. Así pues, si ya habéis probado alguno de estos juegos y en su momento no os gustaron, vuestra experiencia con Hyrule Warriors no será mucho mejor más allá de las grandes cantidades de fan service que ofrece para cualquier fan de Link y compañía.

PUBLICIDAD

En cambio, si este no es vuestro caso y sois de los que disfrutáis batallando sin descanso y sumando vuestro contador de muertes a la vez que aplastáis ejércitos enteros con un solo golpe, aquí encontraréis un juego hecho a vuestra medida, muy pulido, con aciertos muy inteligentes, trabajado, con muchas horas por delante y con el sello de calidad que Nintendo suele imprimir a sus productos. Y si encima sois fans de The Legend of Zelda, poco más necesitaréis leer para salir corriendo a la tienda y haceros con una copia en cuanto se ponga a la venta, pero vayamos por partes.

La guerra de Hyrule

La historia de Hyrule Warriors nos narra cómo un héroe legendario de verdes ropajes consiguió sellar a una poderosa fuerza maligna en el pasado tras una larga lucha, dividiendo su energía espiritual en cuatro partes y ocultando cada una de ellas en diversas eras. Como era de esperar, el mal nunca descansa y tras haber seducido a una misteriosa bruja, esta se empeñará en resucitar a este peligroso ser, motivo por el cual desatará un ataque a gran escala sobre Hyrule, lo que llevará a Link, un soldado novato de este reino de fantasía, y a sus aliados a viajar incluso a través del tiempo para detenerla antes de que sea demasiado tarde.

El Gran Árbol Deku formará parte de uno de los escenarios de la aventura.
El Gran Árbol Deku formará parte de uno de los escenarios de la aventura.

Como podéis ver, si sois fans de The Legend of Zelda el argumento os sonará mucho. La trama no tiene demasiadas sorpresas y su desarrollo resulta de lo más previsible desde el principio hasta el final, por lo que difícilmente os pillarán desprevenidos los giros de guion que se han incluido. Al final, la impresión que nos deja es la de que la historia es una mera excusa para juntar a un buen número de héroes y villanos de esta mítica serie y ponerlos a batallar en todo tipo de escenarios. Es una pena que no se le haya sacado más partido, aunque el hecho de ver a personajes provenientes de diversas entregas de Zelda interactuar entre ellos es todo un gustazo para cualquier aficionado.

En el Modo Leyenda será donde vayamos descubriendo la historia del juego mientras completamos una serie de niveles de entre 10 y 20 minutos de duración. Por lo general estos se presentan uno detrás de otro, aunque hay un momento en el que nos dan tres caminos entre los que escoger, permitiéndonos jugar ciertas batallas en el orden que queramos antes de volver al esquema del principio.

Cada nivel nos lleva a un gigantesco mapeado repleto de bastiones en el que dos o tres ejércitos se enfrentan por hacerse con el control de todos ellos. Para superar con éxito cada batalla, tendremos que cumplir los múltiples objetivos que nos vayan encargando a medida que se desarrolle la lucha. Estos pueden consistir en conquistar ciertas bases para poder generar más tropas aliadas y subir la moral de nuestro ejército, escoltar a una unidad, defender un bastión, acabar con un comandante, etcétera.

Imágenes como estas en las que hacemos volar por los aires a multitud de enemigos a la vez serán de lo más habitual durante todo el título.
Imágenes como estas en las que hacemos volar por los aires a multitud de enemigos a la vez serán de lo más habitual durante todo el título.

Lo interesante, es que muchas veces nuestros aliados nos solicitarán refuerzos y nos encargarán más de una misión a la vez, por lo que tendremos que ser muy rápidos tomando decisiones para escoger los sitios a los que acudir en cada momento y los objetivos que vamos a cumplir, lo que le otorga un toque estratégico que le sienta muy bien a la fórmula y que ya es de sobra conocido por los amantes del género.

De hecho, todo lo que hemos dicho hasta el momento se podría aplicar perfectamente a casi cualquier Musou, ya que hasta la conquista de bastiones, los menús, la interfaz y la forma de indicarnos las cosas en el minimapa es exactamente igual que en cualquier Warriors que se precie de serlo.

Los objetos como las bombas son uno de los añadidos de la saga Zelda que mejor le sientan al juego.
Los objetos como las bombas son uno de los añadidos de la saga Zelda que mejor le sientan al juego.

Pero con una licencia tan jugosa como esta y con Nintendo vigilando por detrás, en Koei Tecmo no han querido desaprovechar la oportunidad de poder incluir unas cuantas novedades sacadas directamente de The Legend of Zelda que ayuden a darle un poco de sabor propio al juego y que lo haga más reconocible para los fans de Link.

Para empezar, tenemos los objetos, los cuales podremos usar para interactuar con el escenario y explotar las debilidades de los enemigos y jefes finales. Por ejemplo, con las bombas podremos destrozar rocas, con el gancho impulsarnos hacia posiciones elevadas para acortar camino y con boomerang podremos aturdir brevemente a los rivales. Lo único malo es que casi todos estos ítems los conseguiremos en los primeros niveles y no son muy numerosos (apenas hay cuatro principales, y otros secundarios como las botellas con pociones), por lo que nos habría gustado que se incluyeran unos cuantos más y tuvieran una presencia mayor.

Otra novedad la encontramos en los enfrentamientos y duelos contra los diferentes comandantes y capitanes enemigos, a los cuales podremos fijar con el tradicional Z-Targeting de la saga Zelda, permitiéndonos que nos movamos alrededor de ellos sin perderlos de vista. Estos, a diferencia de los miles de soldados rasos que nos encontraremos, tienen sus propios patrones de ataque, son muy resistentes, cuentan con características especiales y únicas, se defienden mucho y no dudarán en atacarnos para acabar con nuestras vidas.

El ataque circular vuelve a ser uno de los movimientos más característicos de Link.
El ataque circular vuelve a ser uno de los movimientos más característicos de Link.

Contra muchos de ellos no nos bastará con arremeter con todo lo que tengamos y a lo loco (a menos que tengamos nivel de sobra y buenas armas, que entonces esto sí que pasa a ser una estrategia efectiva), por lo que nos tocará estudiar sus movimientos y esperar a que realicen un ataque que los deje indefensos, algo que se nos indicará con un medidor que aparecerá sobre ellos. Si atacamos justo en este momento y reducimos dicho indicador a cero, nuestro personaje realizará un movimiento especial muy dañino y con un buen alcance que nos ayudará también a dañar a todo lo que tengamos cerca.

Evidentemente, cuando solo nos enfrentamos a un general esto no suele ser demasiado problema, pero a poco que avancemos en la aventura y nos encontremos con situaciones en la que se junten varios de ellos, las cosas se complicarán y mucho, especialmente en los niveles de dificultad más avanzados, donde nos las veremos y desearemos para quitarnos de en medio a los soldados rasos que salgan a nuestro paso mientras intentamos esquivar y bloquear todo lo que los generales nos lancen antes de que uno de ellos se quede lo suficientemente vendido como para permitirnos atacarle sin que otro aproveche para golpearnos por detrás.

Volga es uno de los enemigos que se han creado en exclusiva para la ocasión y sabrá cómo ponernos las cosas realmente difíciles gracias a sus devastadores ataques.
Volga es uno de los enemigos que se han creado en exclusiva para la ocasión y sabrá cómo ponernos las cosas realmente difíciles gracias a sus devastadores ataques.

Todo esto consigue que los enfrentamientos tengan un toque algo más táctico de lo que viene siendo habitual en el género, obligándonos a medir muy bien cuándo pasamos a la ofensiva total y cuándo nos conviene defender, lo que hace que estos duelos resulten muy interesantes y en según qué casos, bastante intensos.

Los Guantes de Oro de Link nos permitirán realizar ataques tan desproporcionados como este.
Los Guantes de Oro de Link nos permitirán realizar ataques tan desproporcionados como este.

También se han añadido unos pocos jefes finales de gran tamaño, que al igual que en cualquier entrega de Zelda, nos obligarán a usar nuestros objetos para exponer sus debilidades y poder dañarles, como el Rey Dodongo, un gigantesco monstruo al que tendremos que tirarle bombas cuando abra la boca para aturdirle y dejarle vulnerable. Hay uno de ellos que no nos pedirá ningún objeto, pero la estrategia a seguir es exactamente la misma que tuvimos que seguir en el juego del que proviene.

Este es otro de los añadidos que nos han gustado mucho, pero que nos ha parecido algo escaso, ya que apenas hay seis de estos jefes en todo el juego, y los cinco primeros los habréis matado antes de terminar el primer cuarto de la historia, dejándonos con la sensación de que se podrían haber incluido muchos más y que no están del todo bien repartidos durante la aventura.

En total, superar la historia por primera vez nos llevará unas ocho horas de juego, una cifra que puede parecer algo escasa, aunque el título incluye una gigantesca cantidad de extras y desbloqueables que comentaremos más adelante, los cuales nos animarán e invitarán a pasarnos todos sus niveles dos o tres veces más cómo mínimo para sacarnos el 100%.

Guerreros de la luz y la oscuridad

Midna también tendrá su momento de gloria en la historia.
Midna también tendrá su momento de gloria en la historia.

Uno de los grandes atractivos que trae consigo Hyrule Warriors lo encontramos en la posibilidad que nos brinda de controlar a muchos de los personajes de esta legendaria saga. Y no hablamos solo de imprescindibles como Link, Zelda o Ganondorf, sino también de otros a los que nunca hemos tenido la oportunidad de controlar, como Midna, Ruto o Impa.

Todos ellos han sido genialmente integrados en el juego y nos ofrecen estilos de combate completamente diferenciados, por lo que a pesar de que para hacer combos no usaremos más de dos botones (ataque flojo y ataque fuerte), todos ellos se sienten muy distintos y consiguen ofrecer mecánicas propias y únicas, siendo probablemente el Musou con los guerreros mejor diferenciados de todos los que hemos jugado hasta la fecha.

Además, algunos de ellos pueden escoger entre diversos tipos de armas antes de saltar al campo de batalla, lo que cambia por completo la forma de jugar y transmite la sensación de que muchos guerreros en realidad cuentan como varios personajes diferentes en uno solo. Nos gustaría destacar la originalidad de la que hacen gala algunas de ellas, ya que objetos de la saga como la Batuta de los Vientos aquí se han convertido en auténticos elementos de destrucción masiva, así como ciertas armas secretas de Link y Lana (un personaje creado en exclusiva para este juego), las cuales no os desvelaremos, pero que ya os avisamos que son todo un ejercicio de fan service en su máxima expresión.

Lana, el nuevo personaje que se ha creado para la ocasión, esconde más de una sorpresa con sus ataques y técnicas especiales.
Lana, el nuevo personaje que se ha creado para la ocasión, esconde más de una sorpresa con sus ataques y técnicas especiales.

La mala noticia es que personajes jugables como tales hay muy pocos, solo 13, lo que nos lleva a pensar a que se han guardado muchos héroes y villanos para una futurible secuela. Esto es algo que suele ser habitual en los juegos licenciados de Koei Tecmo, con primeras entregas con pocos personajes y ciertas fórmulas experimentales que luego eliminan o mejoran según los resultados que hayan dado, a la vez que se amplía drásticamente la plantilla de guerreros y el repertorio de escenarios de combate, por lo que no nos extrañaría ver un Hyrule Warriors 2 que repase la práctica totalidad de juegos de The Legend of Zelda (aquí solo se tratan Ocarina of Time, Twilight Princess y Skyward Sword).

Forjando a nuestro héroe

Como viene siendo costumbre en estos juegos, la personalización y mejora de nuestros héroes es uno de los mayores alicientes que encontraremos para seguir jugando. En cada nivel conseguiremos experiencia para subir de nivel, rupias que invertir en la tienda del juego, nuevas armas y materiales.

Cada personaje tiene tres árboles de habilidades distintos, divididos en ataque, defensa y apoyo. Estos suelen ser exactamente iguales para todos ellos y nos permitirán desbloquear cosas como nuevos combos y el uso de las pociones durante las batallas, aumentar nuestras defensas elementales, facilitarnos la conquista de territorios, etcétera. Lo interesante es que para poder hacernos con estas mejoras necesitaremos los materiales que nos requieran para ello, lo que nos obligará a farmear determinados enemigos y niveles para conseguirlos, aunque probablemente estos los obtendréis de camino mientras intentáis completar sus diferentes modos de juego y buscáis todos los secretos que esconde.

Darunia no dudará en demostrar de lo que son capaces los Goron.
Darunia no dudará en demostrar de lo que son capaces los Goron.

Por otro lado, las armas incluyen una serie de habilidades especiales que potenciarán diferentes características de nuestro personaje, como un combo concreto o el daño elemental que realizan, aunque también pueden aumentar nuestras probabilidades de encontrar rupias, materiales raros, etcétera. Estas podremos combinarlas para traspasar dichas bonificaciones entre ellas y así acabar obteniendo el arma definitiva. Eso sí, algunas tienen ciertas habilidades que están "selladas" y para desbloquearlas necesitaremos matar el número de enemigos que nos indiquen con ella, lo que nos animará a usar gran parte de nuestro arsenal.

Otro punto a destacar es que si algún guerrero se nos queda atrás, podremos subirle de nivel pagando una determinada cantidad de rupias (bastante alta, por cierto), aunque solo nos permitirán potenciarle hasta el nivel que tenga nuestro personaje más fuerte. De esta forma, si Link tiene nivel 51 y no hay ninguno que lo supere, al resto podremos subirle hasta esa cifra usando este método.

De aventuras por Hyrule

Además del Modo Leyenda (y del imprescindible Modo Libre, en el que revivir las batallas de la historia principal con el personaje que queramos), se ha incluido un nuevo modo llamado Aventura que nos tendrá ocupados durante horas y horas cumpliendo una enorme cantidad de desafíos para desbloquear innumerables y jugosos secretos, como personajes y armas de rango superior.

Su funcionamiento es muy simple y nos retará a recorrer una serie de casillas que conforman el mapa del The Legend of Zelda original (con su mismo apartado gráfico de 8 bits). Cada una de ellas nos plantea un desafío diferente, los cuales pueden ser de muchos tipos distintos: acabar con un determinado número de enemigos en un tiempo límite, superar una batalla a gran escala, derrotar varios jefes finales, etcétera.

El incansable Durmiente será uno de los gigantescos jefes finales a los que tendremos que derrotar.
El incansable Durmiente será uno de los gigantescos jefes finales a los que tendremos que derrotar.

Dependiendo de nuestra actuación, recibiremos una clasificación distinta, algo que es mucho más importante de lo que en un principio puede parecer, ya que hay ciertas misiones que nos pedirán rango A para desbloquear su recompensas, lo que también nos permitirá acceder a nuevas casillas del mapa.

La dificultad de este modo está prefijada, así que no la podréis modificar, y ya os avisamos que sacar una A en los más avanzados será una tarea que os hará sudar tinta y entrenar mucho. Además, en muchas misiones nos obligarán a usar armas y personajes concretos, lo que nos animará a subirlos a todos de nivel para poder cumplir con garantías los objetivos que nos encarguen.

Todo esto ya ofrece de por sí un modo repleto de contenidos y con desafíos lo suficientemente variados como para permitirnos oxigenar un poco entre lo que son las batallas principales del juego (ojo, os avisamos que de estas últimas encontraréis bastantes casillas), aunque para darle algo más de interés al asunto muchas pantallas tendrán un requisito extra para obtener sus recompensas: encontrar sus secretos en el mapa de 8 bits.

Esto lo haremos gastando las cartas de objetos que vayamos obteniendo en los diferentes desafíos, como la brújula para encontrar los puntos con los que podemos interactuar, la vela para quemar arbustos, las bombas para destruir rocas, etcétera, obligándonos así muchas veces a recurrir a las pantallas del mapa en las que nos indiquen que podemos conseguir el ítem que necesitamos para desbloquear el secreto del nivel que queremos.

Sheik es capaz de interpretar todo tipo de devastadoras canciones con su lira.
Sheik es capaz de interpretar todo tipo de devastadoras canciones con su lira.

También se ha introducido una curiosa función online que hará que en cualquier momento pueda aparecernos por el mapa el Link de un amigo o de otro jugador solicitando ayuda, lo que nos permitirá participar en una misión especial de rescate (que no deja de ser una batalla normal) algo más difícil de lo habitual. Lo bueno, es que estas ofrecen mejores recompensas de lo normal y si alguien ayuda a nuestro avatar virtual recibiremos un obsequio.

En general, nos ha parecido un modo más divertido incluso que el principal, muy desafiante y largo como él solo, que sabe en todo momento cómo picarnos para que digamos eso de "una partida más y lo dejo" y no apaguemos la consola hasta varias horas más tarde. Así que preparaos, que probablemente sea aquí donde paséis la mayoría de vuestras horas batallando en las tierras de Hyrule.

Skulltulas y Corazones

Como ya hemos dicho unos cuantos párrafos más arriba, el juego incluye un buen número de secretos y coleccionables que nos tendrán muy entretenidos intentando conseguir el 100% a poco que nos guste explotar nuestras compras a fondo. Para empezar nos encontramos con el regreso de una de las mayores pesadillas a las que tuvimos que hacer frente en Ocarina of Time: las Skulltulas doradas. Como en la mítica entrega de Nintendo 64, hay un total de 100 de ellas repartidas por todo el juego entre el Modo Leyenda y el Modo Aventura.

Hay 100 Skulltulas repartidas por todo el juego, ¿serás capaz de encontrarlas todas?
Hay 100 Skulltulas repartidas por todo el juego, ¿serás capaz de encontrarlas todas?

Para hacerlas aparecer, tendremos que cumplir ciertas condiciones, como eliminar a 1.000 enemigos o cumplir un determinado objetivo con éxito. Una vez haga acto de presencia, una telaraña en el minimapa nos indicará por dónde ha salido y tendremos que prestar mucha atención al característico sonido que hacen para encontrarlas antes de que desaparezcan. Lo malo, es que generalmente siempre salen en los mismos sitios de cada mapa, por lo que una vez nos los aprendamos sabremos directamente a dónde dirigirnos.

La recompensa que obtendremos por cada una de ellas será un fragmento de alguna de las cinco ilustraciones coleccionables que se han incluido. Además, cada vez que reunamos unas cuantas mejoraremos la tienda de elixires con nuevas recetas, los cuales nos permitirán obtener diferentes bonificaciones para la siguiente batalla que libremos a cambio de materiales.

Por otra parte, tampoco faltan a la cita los Contenedores de Corazón y los Fragmentos de Corazón. Cada personaje tiene los suyos propios a coleccionar y los primeros nos sumarán un corazón a nuestro medidor de vida, mientras que para disfrutar del mismo efecto con los segundos tendremos que juntar 4 de ellos. Estos suelen estar ocultos en los bastiones enemigos, por lo que si en un nivel os indican que hay Contenedores y Fragmentos para vuestro personaje, os recomendamos que conquistéis todas las bases que podáis hasta dar con ellos.

Los Contenedores y Fragmentos de Corazón están bien escondidos, pero merece la pena hacerse con ellos.
Los Contenedores y Fragmentos de Corazón están bien escondidos, pero merece la pena hacerse con ellos.

Finalmente, también se ha incluido un sistema de logros llamado Medallas. Como era de esperar, con ellos nos propondrán todo tipo de retos, desde cosas más o menos fáciles como pasarnos el juego o correr una determinada distancia, a otras mucho más complejas como acabar con 500 enemigos cuando entremos en Modo Magia (se puede activar al rellenar una barra de maná verde, lo cual nos potenciará en todos los sentidos y nos permitirá realizar el ataque más poderoso de nuestro guerrero) o encontrar todos los secretos del Modo Aventura.

Un modo cooperativo algo deslucido

Hyrule Warriors nos brinda la oportunidad de jugar la práctica totalidad del juego en cooperativo junto a un amigo, aunque esto tiene más peros de lo que nos gustaría. Para empezar no existe la posibilidad de jugar online, solo podremos hacerlo de forma local, uno desde la pantalla del GamePad y otro desde el televisor. A pesar de lo que nos gusta la idea de no partir la pantalla, esto trae consigo unos sacrificios técnicos que arruinan la experiencia más de lo debido.

Siendo más concretos, tenemos una alarmante reducción en la resolución del juego, hasta tal punto que a veces puede llegar a parecer un título de Wii, lo que viene acompañado de una notable disminución del número de enemigos y elementos que aparecen en pantalla, por lo que se pierde casi toda la sensación de estar en una auténtica batalla masiva. Para empeorar todavía más las cosas, jugando en este modo el popping se hace dueño y señor de todo lo que vemos, así como las ralentizaciones y la completa inestabilidad en la tasa de imágenes por segundo.

Eso sí, jugar con un amigo sigue siendo una experiencia muy divertida al poder organizarnos entre dos para ir cumpliendo diferentes tareas (lo que facilita también mucho las cosas, incluyendo los desafíos más complicados del Modo Aventura), aunque eso no quita que todo quede mucho más deslucido de la cuenta.

Un bonito reino en el que batallar

Por lo que acabamos de decir, podríais pensar que gráficamente estamos ante un título muy discreto, pero nada más lejos de la realidad (siempre y cuando juguemos solos). De hecho, estamos ante el Musou con el mejor acabado técnico que hemos visto. Los escenarios están repletos de detalles y son muy variados, los modelados de los personajes son muy sólidos, las animaciones de los héroes y villanos son simplemente geniales (es todo un espectáculo verles repartir tortas), existen multitud de enemigos distintos, la distancia de dibujado es mayor que nunca y el número de rivales que llegamos a ver en pantalla impresiona bastante.

Zelda esta vez es una princesa de armas tomar y será capaz de derrotar ella sola a ejércitos enteros sin despeinarse.
Zelda esta vez es una princesa de armas tomar y será capaz de derrotar ella sola a ejércitos enteros sin despeinarse.

Además, el apartado artístico ha sido muy cuidado y tratado con mucho mimo, con un diseño de personajes que nos encanta (Link, Zelda e Impa, por ejemplo, lucen espectaculares en este juego, así como Volga, uno de los nuevos enemigos que nos encontraremos en nuestro camino). La tasa de imágenes por segundo también se porta muy bien, permitiéndonos disfrutar de unas batallas muy ágiles, dinámicas y fluidas. Es cierto que alguna que otra ralentización sí que hemos sufrido, pero todas ellas han sido en momentos muy concretos, en escenarios recargadísimos y con un número de enemigos, efectos y generales en pantalla que casi no nos dejaban ver nada, por lo que es algo que apenas sucede y que no afecta a la experiencia.

Algo más preocupantes nos han parecido los cuelgues que hemos sufrido, los cuales suceden cuando terminas un nivel mientras carga la pantalla de resultados. En las más de cuarenta horas que nos hemos pasado luchando en Hyrule, esto nos ha ocurrido como unas cinco veces, que no es una cifra demasiado alta, pero sí que resulta muy molesto cuando sucede. Por suerte, en Koei Tecmo ya están trabajando en solucionar este error, por lo que si todo va bien, debería estar arreglado para cuando llegue a las tiendas europeas y evitaros disgustos gratuitos.

El sonido es otro de los puntos fuertes del juego, con una banda sonora que recoge muchos de los mejores temas de la saga y los versiona añadiendo guitarras eléctricas para imprimirles mucho más ritmo, de tal forma que se adapten bien a la intensidad y al frenetismo de la acción de la que hace gala toda la aventura. Los resultados son inmejorables, y al ser canciones tan conocidas, además de sorprendernos con lo bien que quedan de esta forma, nos resultarán de lo más familiares.

Enemigos como Grahim también serán jugables.
Enemigos como Grahim también serán jugables.

Eso sí, se echa mucho de menos un doblaje para los personajes, ya que a pesar de que la narradora sí que tiene voz, cuando los guerreros entran en acción y los vemos gesticulando de forma exagerada para suplir esta carencia, las escenas de vídeo acaban por perder algo más de fuerza de la que deberían. En cuanto a los efectos de sonido, poco que objetar, ya que casi todos ellos están sacados de la saga Zelda y se escuchan y reconocen perfectamente.

Conclusiones

Como habréis podido comprobar a lo largo de todo este texto, Hyrule Warriors es un juego que nos ha gustado mucho. Se nota que se trata de un título cuidado, mimado y tras el cual ha habido mucho trabajo. Puede que su propuesta no sea del agrado de todos los fans de Link y compañía al tratarse de un género distinto al que nos suelen ofrecer sus aventuras, pero a poco que nos guste la saga de Nintendo y batallar contra cientos de enemigos a la vez, esta nueva entrega de la serie Warriors nos hará disfrutar de lo lindo, ya que tiene multitud de aciertos y muy pocos errores.

Entre estos últimos nos encontramos con una historia que podría haber dado más de sí, un modo multijugador cooperativo bastante deslucido y sin online, y la constante sensación de que se han querido dejar muchos contenidos de forma deliberada para una posible secuela en caso de que las ventas acompañen, por lo que estamos seguros de que a pesar de todo lo que lo hemos disfrutado, todavía puede ser mejor.

Por lo demás, poco más que decir: un musou tremendamente recomendable, muy divertido, desafiante y con decenas de horas de juego por delante que nos tendrá pegados a la pantalla del televisor o del GamePad durante mucho tiempo, siempre y cuando conectemos con la acción masiva y desenfrenada que nos quiere ofrecer.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Género/s: Acción / Musou
PEGI +12
Plataformas:
Wii U

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 19/9/2014
  • Desarrollo: Tecmo Koei
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 47,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.87

PUNTÚA
Hyrule Warriors para Wii U

134 votos
#48 en el ranking de Wii U.
Flecha subir