Análisis de FAST Racing Neo eShop (Wii U)

Las carreras futuristas a velocidades de vértigo regresan con un frenético juego para Wii U que sabrá poner a prueba nuestros reflejos.
FAST Racing Neo eShop
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Wii U.

Hace años, los amantes de los títulos de carreras futuristas gozamos de una gran época repleta de un buen número de juegazos, donde F-Zero y WipEout eran las sagas de referencia. Sin embargo, hoy en día se trata de uno de los géneros más abandonados por las compañías y si queremos volver a disfrutar de las vertiginosas competiciones que nos ofrecían estos juegos, no nos queda otra que echar la vista varios años atrás para encontrar algo que nos pueda satisfacer.

Por suerte, Shin'en Multimedia no se olvida de nosotros y esta misma semana sale a la venta FAST Racing Neo, la secuela de FAST Racing League (un título para Wii que apareció en el 2011 a través de WiiWare), en exclusiva para Wii U, ofreciéndonos un divertido y desafiante juego del género con el que volver a poner a prueba nuestras dotes como pilotos a más de 1.000 kilómetros por hora.

Pura velocidad

Lo nuevo de Shin'en sigue de cerca los pasos y enseñanzas de los grandes del género, especialmente de F-Zero, y aunque en nuestra opinión se queda muy lejos de la saga de Nintendo (especialmente si lo comparamos con esa obra maestra que fue F-Zero GX), cuenta con una serie de mecánicas propias que lo diferencian de sus competidores y le dan personalidad.

PUBLICIDAD

Tal y como os podréis imaginar, el título nos ofrece competir en carreras futuristas a bordo de una serie de naves antigravitatorias capaces de alcanzar velocidades de auténtico vértigo en enrevesados circuitos repletos de saltos y obstáculos, obligándonos a afinar al máximo nuestros reflejos para no pegárnosla a las primeras de cambio.

No tenemos barra de vida, pero si nos estrellamos contra un obstáculo o hacemos un mal aterrizaje nuestra nave quedará destruida al instante. Eso sí, volveremos rápidamente a la carrera y no seremos desclasificados.
No tenemos barra de vida, pero si nos estrellamos contra un obstáculo o hacemos un mal aterrizaje nuestra nave quedará destruida al instante. Eso sí, volveremos rápidamente a la carrera y no seremos desclasificados.

Los controles de los vehículos son muy simples, ya que solo podremos acelerar, frenar, cambiar de color, utilizar el Turbo, y ayudarnos en los giros con los gatillos. Si bien la gran mayoría de estas acciones se explican por sí solas, tenemos que destacar la importancia que tiene la posibilidad de cambiar de color, ya que aquí una radica de las mecánicas principales de la jugabilidad del título.

Con solo pulsar un botón pasaremos de naranja a azul o viceversa, lo que nos permitirá aprovecharnos de los paneles de turbo que sean del mismo color que el que tengamos activo en nuestra nave, obligándonos a cambiar de uno a otro constantemente para poder beneficiarnos de estos impulsos y saltos extras. De hecho, si intentamos tomar uno de ellos con el color incorrecto lo único que conseguiremos será ralentizarnos, por lo que es algo a lo que tenemos que estar muy pendientes en todo momento, especialmente cuando encadenamos varios paneles a toda velocidad de color cambiante.

Aprender a cambiar de color y a usar el Turbo en el momento adecuado nos será imprescindible para llegar los primeros a la meta.
Aprender a cambiar de color y a usar el Turbo en el momento adecuado nos será imprescindible para llegar los primeros a la meta.

Otra de las claves de FAST Racing Neo la tenemos en su sistema de Turbo, ya que para rellenarlo necesitaremos recoger unas esferas que hay repartidas por los circuitos, lo que nos llevará no solo a tener que trazar bien las curvas, a esquivar los obstáculos con los que nos encontremos, a chocarnos con otras naves y a estar atentos a los colores, sino que encima siempre tendremos la preocupación de querer ir por la parte de la carretera en la que podamos recoger más bolas.

Además, el Turbo que acumulemos tenemos que aprender a utilizarlo con cabeza, ya que el impulso que nos da nos puede servir para empujar y aturdir a nuestros rivales, recuperarnos de algún golpe e incluso para tomar bien ciertas curvas con algunas naves concretas, por lo que además del suculento aumento de velocidad que ofrece también cuenta con un importante factor estratégico.

Quizás el punto que menos nos ha gustado de la jugabilidad del juego hayan sido las físicas de las naves, ya que nos han resultado algo rígidas y siempre da la impresión de que les falta un extra de precisión. Ojo, que esto no quiere decir que sean malas. De hecho, se dejan controlar con mucha soltura, pero no nos han parecido tan bien resueltas como las de otros juegos del género.

En lo que respecta a los circuitos, tenemos un total de 16 trazados distintos. Por lo general cuentan con un buen diseño y se ha hecho un gran trabajo a la hora de diferenciarlos con obstáculos únicos que no están presentes en el resto. Además, también son muy distintos a nivel visual. El problema lo tenemos en que son recorridos demasiado cortos (lo que se traduce en que al final acaben sabiendo a poco) y, a excepción de uno de ellos, no cuentan con trazados especialmente duros que desafíen nuestra pericia como conductores, ya que esto último viene más por la parte de intentar aprovechar los panales de turbo y recoger las esferas que por la de trazar curvas perfectas.

Los circuitos resultan demasiado cortos, aunque son muy variados y están bien diseñados.
Los circuitos resultan demasiado cortos, aunque son muy variados y están bien diseñados.

En lo que respecta a los modos de juego, el principal lo tenemos en Campeonato, donde nos tocará superar cuatro copas distintas, cada una con cuatro circuitos propios. Para acceder a la siguiente competición y desbloquear naves, nuevas dificultades y modos de juego tendremos que quedar al menos entre los tres primeros, lo que hace que el ritmo de desbloqueos sea muy asequible a pesar de lo desafiante que puede llegar a ser el juego a partir de su segunda dificultad. Terminar una copa entre los tres primeros es un logro perfectamente posible, pero si pretendéis conseguir el oro en todas ellas, incluyendo su última dificultad, preparaos para sufrir y sudar, pues un fallo en la última vuelta suele traducirse en quedar a mitad o a final de la tabla en una carrera.

Por otra parte tenemos el imprescindible Modo Contrarreloj, donde podremos practicar cada circuito, intentar batir la marca objetivo (dependiendo de la dificultad los tiempos son más o menos ajustados) y superarnos a nosotros mismos. La otra gran modalidad de juego para un jugador la tenemos en el Modo Héroe, el más difícil de todos y que supone todo un homenaje a F-Zero.

Aquí para avanzar nos obligarán a quedar los primeros en cada carrera, si nuestra nave es destruida quedaremos descalificados y el sistema de vida se ve modificado para vincular nuestra barra de Turbo con la de nuestros escudos, lo que cambia por completo nuestra estrategia a la hora de utilizar este recurso. Os avisamos que se trata de un modo extremadamente exigente y que probablemente os haga pegar algún que otro grito de pura frustración, por lo que id mentalizándoos para cuando podáis acceder a él (hay que desbloquearlo primero).

Cada trazado nos retará con nuevos obstáculos. En este caso tendremos que esquivar los desprendimientos de rocas que se van produciendo.
Cada trazado nos retará con nuevos obstáculos. En este caso tendremos que esquivar los desprendimientos de rocas que se van produciendo.

Finalmente, tenemos el multijugador, tanto local hasta cuatro jugadores a pantalla partida como online. En el primer caso tenemos las opciones imprescindibles y básicas para configurar las carreras como queramos, pudiendo escoger desde el número de vueltas que queremos hasta si queremos jugar con pilotos controlados por la IA o no.

En lo que respecta a su vertiente en línea, como el juego todavía no ha salido a la venta apenas hemos encontrado jugadores y nunca hemos conseguido llenar una sala entera (el máximo es de 8), aunque durante las partidas casi no hemos tenido problemas de conexión. Su funcionamiento es tremendamente básico y apenas nos dejan opciones para escoger, más allá de si queremos jugar con amigos o contra desconocidos, aunque existe un sistema de puntuación que nos recompensará con más o menos puntos según el puesto en el que acabemos cada carrera.

La sensación de velocidad es realmente buena.
La sensación de velocidad es realmente buena.

Gráficamente se trata de un título muy bien resuelto y que consigue sorprender con facilidad gracias a un buen diseño artístico (aunque algo genérico a veces) y de circuitos, con algunos momentos que son un auténtico espectáculo, ya sea por una gigantesca nave pasando por encima nuestra mientras hace que todo tiemble, por un enorme robot araña pasando por mitad del circuito o por estar conduciendo a toda velocidad por un túnel submarino.

Técnicamente no es ningún portento, algo que se nota en ciertos modelados y en las texturas del escenario, aunque todos los elementos están muy bien colocados para que la experiencia visual sea muy gratificante. Además, el juego se mueve a una tasa inamovible de 60 imágenes por segundo, por lo que es todo un gustazo verlo en movimiento y gozar de la conseguida sensación de velocidad que transmite.

El mayor problema de todos lo tenemos en el nulo antialiasing del que hace gala, algo que afea y ensombrece enormemente todo el apartado gráfico con unos dientes de sierra tan enormes y notables que deforman por completo los contornos de muchos elementos, hasta el punto de que el juego no se ve nítido en ningún momento. Cuando estás corriendo a las velocidades de FAST Racing Neo con toda tu atención puesta en la carretera y tus rivales no te queda tiempo para fijarte en los gráficos, y aun así cuesta mucho dejar de ver este defecto. De hecho, podríamos decir que afecta hasta a la jugabilidad en ciertos circuitos al presentar algunos elementos muy borrosos en la lejanía.

El sonido, por su parte, cumple perfectamente su función con una banda sonora electrónica muy cañera y acorde con este tipo de carreras, metiéndonos fácilmente en situación y aumentando la presión en la última vuelta, momento en el que el ritmo de las canciones se acelera considerablemente. Los efectos no están nada mal tampoco, aunque les falta un poco más de variedad y contundencia, y el comentarista sabe ponerle muchísimo entusiasmo a las pocas frases que dice (escuchar un "Legendary!" tras adelantar a cinco naves con un solo impulso de Turbo no tiene precio).

Conclusiones

FAST Racing Neo es un buen juego de velocidad capaz de calmar durante un tiempo nuestras ganas de disfrutar de los grandes del género gracias a un estudiado diseño de circuitos y a unas mecánicas jugables perfectamente implementadas en su propuesta. Está lejos de ser perfecto, ya que al final acaba quedándose muy corto de opciones y contenidos, aunque si tenéis ganas de volver a correr a velocidades imposibles en carreras donde la habilidad y los reflejos lo son todo, por los 15 euros que cuesta se trata de una compra más que recomendable.

Hemos analizado el juego con un código de descarga que nos ha proporcionado Nintendo España.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
PEGI +3
Plataformas:
Wii U

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 10/12/2015
  • Desarrollo: Shin'en
  • Producción: Shin'en
  • Distribución: eShop
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.61

PUNTÚA
FAST Racing Neo eShop para Wii U

25 votos
#36 en el ranking de Wii U.
Flecha subir