Análisis de Boom Street (Wii)

Un curioso y entretenido juego de tablero que llega por primera vez a Occidente en el que tenemos que enriquecernos especulando y esquilmando a nuestros rivales.
Boom Street
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
6.5
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Wii.

Ya acabando el año y en una semana no muy dada a nuevos lanzamientos, llega a Europa y Occidente por primera vez Itadaki Street. Creado por Yuji Horii, padre de la serie Dragon Quest, en 1991 para NES, esta saga ha pasado por los circuitos de Super Nintendo, PlayStation 1 y 2, PSP, Nintendo DS y ahora se estrena en Wii, mezclando personajes de las sagas Super Mario y Dragon Quest, algo que ya hizo en su versión para NDS que no llegó a Occidente.

Jessica y Angelo de Dragon Quest VIII, Stella y Patty de la novena entrega, Carver de la sexta, y otros tanto, se unen a personajes muchos más conocidos por todos como Mario, Luigi, Bowser, Yoshi, Wario y Donkey Kong en un juego de tablero de economía, que no debemos confundir en ningún caso con un Mario Party, basado en minijuegos o pruebas, ya que nada tiene que ver. Aquí ha habilidad, los reflejos o nuestra pericia con el mando no influyen en las partidas, y sí el olfato para las finanzas, la buena gestión de los bienes y como en todo juego de tablero en el que tiramos los dados, la suerte y el azar también tienen su importancia.

Algo parecido a un Monopoly, Hotel o El palé, por citar tres populares ejemplos de juegos de mesa económicos en nuestro país, pero incluso más complejo que estos añadiendo un factor como son las acciones, que da más profundidad y dificultad a las partidas, teniendo muchas opciones y posibilidades para elegir la forma de enriquecernos y a la vez intentar arruinar a los demás. Con la posibilidad de jugar hasta cuatro jugadores, incluso con un solo mando, o a través de internet en su modo online, y también con un modo para un solo jugador, aunque de esta manera el título nos parece menos brillante y más aburrido.

PUBLICIDAD

El control es muy sencillo, al empezar a jugar nos preguntan si queremos coger el mando de manera horizontal o vertical, y con la cruceta y los botones 1 y 2 realizaremos todas las acciones. Después de esto tenemos que elegir si jugar con las reglas fáciles o las reglas normales, que básicamente se diferencian en incluir las segundas las acciones y los distritos, que hacen las partidas más complejas pero además más divertidas. Recomendamos jugar un par de partidas con las reglas fáciles, y una vez habituados dar el salto a las normales, que después ya no abandonaremos.

En cualquier caso nos parece un título bastante sencillo de entender, que como pasa en casi cualquier juego de tablero se aprende mejor probando y experimentando que escuchando una explicación, aunque siempre se puede recurrir al tutorial, un modo en el que mientras echamos una partida nos explican todo los pormenores del juego. Después o bien entramos en Juego libre, en el que elegimos dónde y contra quién jugar, o el modo Tour, el principal aliciente para un único jugador, tres tour con seis tableros cada uno y con rivales de dificultad creciente, y que tardaremos una buena temporada en completar.

Podemos jugar con nuestro Mii o con uno de los 26 personajes, aunque cuatro de ellos nos los tendremos que ganar y desbloquearlos. Aunque en apariencia unos y otros solo se diferencian en aspecto y en las frases que sueltan durante las partidas, en el modo Tour sí que se diferencian por su dificultad o lo listos que son. Por ejemplo Mario y Bowser con calificación A son rivales difíciles de batir, y Donkey Kong, Diddy Kong y Birdo, con la letra D, nos indican que son un poco tontorrones y no muy aptos para las finanzas. Aunque más que inteligentes, los rivales A son tramposos, ya que siempre les salen las mejores tiradas de dados para sus intereses.

 1

Ya metidos en faena, el objetivo principal del juego es enriquecernos rápidamente y conseguir que nuestros bienes alcancen la cantidad objetivo, regresar al banco, y alzarnos con la victoria. Dependiendo del tamaño del tablero, desde algunos muy pequeños a otros bastante grandes, la cantidad objetivo puede ser más grande o pequeña, y podremos tener desde partidas que duran una hora y poco hasta enormes maratones de más de tres horas. Los tableros están basados en los universos de Super Mario y Dragon Quest: la Astronave de Mario Galaxy 2, Circuito Mario de Mario Kart, Isla de Yoshi, Ciudad Delfino de Super Mario Sunshine, etcétera. Pero luego a la hora de la verdad esto no tiene mucha importancia, ya que el auténtico tablero se encuentra en primera plano flotando en el aire, y el escenario se encuentra a lo lejos, muy a lo lejos, y no tenemos ninguna interacción con él, por lo que la ambientación solo sirve de telón de fondo, siendo lo importante la forma del tablero y su número de casillas.

En la parte inferior derecha de la pantalla se muestran los jugadores y su cantidad de dinero en efectivo y los bienes, que es la suma del efectivo, las propiedades y las acciones, y la cifra que tiene que alcanzar la cantidad objetivo para poder ganar la partida. Tiramos el dado en cada turno y nos movemos por las casillas. Si caemos en un local vacío podemos comprarlo, si caemos en el de un rival tendremos que pagarle, y si el local al que llegamos es nuestro, podremos invertir en nuestras propiedades. Cuánto más valorar tengan, más nos tendrán que pegar el resto de jugadores si caen en ellas. Si tenemos varias en un mismo distrito, su valor se potencia, y será muy interesante hacernos con varios locales en una misma zona. Si el local de un rival nos puede venir muy bien para nuestros intereses, siempre podemos expropiárselo, pagando cinco veces su precio real. Y si alguna vez nos quedamos sin pasta, nos veremos obligados o a vender un local o vender acciones, un concepto que explicaremos más adelante.

 2

Para que los jugadores de desplacen por todo el tablero y se muevan constantemente tenemos que recoger los cuatro palos –picas, corazones, diamantes y tréboles-, que están repartidos por el escenario en unas determinadas casillas y que para cogerlos bastará pasar por ellas, sin necesidad de sacar el número exacto. Una vez en nuestro poder, o bien si tenemos un comodín que sustituya a alguno de ellos, tenemos que volver al banco y ascenderemos de nivel y recibiremos una suculenta inyección económica para nuestras arcas. Por tanto, según los jugadores suben de nivel, cada vez hay más dinero en juego y todo se vuelve más interesante –y peligroso-.

En las casillas de palos no solo recogemos el correspondiente símbolo, sino que si caemos en una de ellas entraremos en el panel de las cartas sorpresa, y tendremos que destapar una. Además de poder ir trazando líneas que nos dan bonificaciones, cada vez que destapamos una de estas cartas los efectos son inesperados, existiendo un montón, y que a veces nos pueden beneficiar regalándonos dinero o mejorando el valor de los locales, o bien todo lo contrario, siendo una lotería contra la que nada podemos hacer. Hay muchas más casillas, por ejemplo de dado en las que tiramos otra vez, tuberías o cañones que nos permiten llegar a otros lugares del tablero, de descanso donde los locales cierran hasta tu próximo turno, o el bróker donde comprar acciones.

 3

Esta es la principal diferencia entre jugar con las reglas fáciles o normales, y añade un grado de complejidad y profundidad a las partidas muy interesante, no obstante ha acompañado a la saga desde sus inicios, algo que lo diferencia de un Monopoly, y por tanto recomendamos siempre jugar de esta manera. En el banco o en la casilla de bróker podemos comprar acciones que pertenecen a unos de los distritos. Al ir avanzando la partida los valores de las acciones fluctúan, y cuanto mayor sea el valor de las acciones mayor será el de tus bienes. El precio de las acciones de un distrito crece de acuerdo con el valor conjunto de los locales que lo conforman, así que aquí entra el gran componente estratégico. Intentando comprar acciones baratas, si tenemos pensando invertir fuerte en locales de ese distrito, o si tenemos la sospecha de que otro jugador piensa hacerlo. De hecho, obtenemos dividendos de nuestras acciones cada vez que un distrito aumenta de valor, aunque no tengamos allí locales. También puede ser un elemento para fastidiar a un rival, ya que si ha invertido mucho en un distrito, y nosotros tenemos acciones que pertenezcan a él, podemos venderlas para intentar devaluar el precio de sus acciones, algo interesante cuando un jugador está a punto de alzarse con la victoria.

Se pueden vender, subastar, intercambiar locales, construir en solares, y hay muchos más matices y detalles a considerar, pero tampoco queremos abrumaros, y os hemos explicado las bases fundamentales para entender un juego, que repetimos, se entiende muy bien jugando y la verdad no es nada complicado, pese a lo que pueda parecer así escrito. No queremos dejar de comentar las casillas feria, lo más parecido a unos minijuegos que vamos a encontrar aquí, aunque no influya la habilidad ni los reflejos. Por un momento abandonamos el tablero y nos vamos a una diana en la que se dispara y se consiguen premios al azar, para cualquiera de los participantes, un minijuego de trileros, en el que tenemos que seguir con la vista el mejor premio, o una carrera de Limos, en la que tenemos que apostar por el "caballo" ganador. Unos momentos no muy importantes y con poco peso pero que nos sacan de la monotonía del tablero.

 4

Hay que dejar muy claro que se trata de un juego de ritmo muy pausado y lento, que hay que afrontar sin prisas y con paciencia. Como hemos dicho antes las partidas se pueden eternizar, y al menos jugando solos podemos guardar el progreso y continuar cuando queramos. Hay alicientes para el modo un jugador, cada tablero de los tour se puede superar en bronce, plata u oro, podemos desbloquear un nuevo tour, personajes, y accesorios para el Mii mediante un sistema de recompensa de puntos que luego podemos gastar en una tienda. Pese a que está trabajo y con alicientes, jugando solos nos parece mucho más aburrido que en compañía.

Las partidas siempre tienen que tener cuatro participantes, y si jugamos una o dos personas el resto de personajes serán controlados por la máquina. Esto hace que tengamos que tragarnos sus turnos hasta que nos toque, y es un poco aburrido. Se puede aumentar la velocidad de juego, eliminar los diálogos, unas frases que suelta cada oponente mientras juega, pero pese a esto, se hace un poco pesado jugar solos. Al menos junto a otras personas vas comentando las jugadas, las estrategias, y te echas unas risas, pero contra la máquina, o incluso en su modo online ya que no puedes usar ningún tipo de comunicación –solo poner unas caras predeterminadas-, se hace un poco aburrido.

 5

El factor de diversión es muy subjetivo claro, pero por nuestra experiencia, jugando junto a otros tres amigos, y luego después solos con la máquina, lo que se disfruta no tiene nada que ver. Los juegos de tablero de por sí están pensados para jugar con más personas, y este, aunque nos llegue en forma de videojuego, no deja de ser un Monopoly de toda la vida aunque un poco más complejo. Por tanto si habéis pensado en haceros con este título para jugar la mayor cantidad de tiempo solos, lo recomendaríamos con muchas reservas.

En cuanto a aspectos técnicos, poco podemos decir, unos gráficos funcionales, coloridos, que no destacan en nada, y que sí podemos criticar que nos hubiera gustado tener los escenarios más cercanos al tablero, con una ambientación que envolviera la partida, y no un mero telón de fondo. Aunque entendemos la decisión, dándole importancia a unos menús claros que muestran muchos números, donde han priorizado la nitidez y facilidad de comprensión por encima de la estética. En cuanto al sonido, efectos y melodías pertenecientes a ambas sagas, simpáticos y como son los gráficos, funcionales, y en partidas de más de dos y tres horas es normal que acabemos un poco hartos de la misma canción una y otra vez, llegando en algún caso a taladrar nuestro cerebro.

 6

Especula y gana dinero sin hacer daño a nadie

Nos alegramos de la llegada de este título a Occidente, siempre se agradece poder probar una saga tan clásica en Japón, jugar a algo distinto y único. Un gran juego de tablero de finanzas, al estilo Monopoly, que se disfruta mucho más en compañía "presencial" que jugando solos o a través de internet. Es más, nos parece curioso que haya llegado en estos momentos de crisis económica, en los que la economía de mercado cobra más protagonismo y cualquiera que lea un periódico todos los días y esté un poco informado tendrá en su cabeza términos y conceptos que hasta hace un par de años eran grandes desconocidos para la mayoría de las personas. En un país como el nuestro tan inculto económicamente, quizás venga bien desempolvar el Monopoly o hacerse con este título, y poner en práctica de manera virtual y no dañina todas esas malas artes que la banca y otros especuladores han realizado en los últimos tiempos para llevarnos a la actual situación en la que nos encontramos.

Sin querer meternos en más charcos de los necesarios, un título muy peculiar y único en su especie que merece la pena probar, por momentos adictivo, aunque con un ritmo especialmente lento y pausado, no apto para todos, y que si no vamos a jugar en compañía, se puede hacer un poco aburrido.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
Género/s: Minijuegos / Party
PEGI +3
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 23/12/2011
  • Desarrollo: Armor Project
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 50,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: -
  • Online: hasta 4 jugadores
COMUNIDAD
7.79

PUNTÚA
Boom Street para Wii

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir