Análisis Paper Mario: The Origami King, uno de los mejores papeles de Mario (Switch)

Paper Mario debuta en Switch con una gran y preciosa aventura repleta de sorpresas y mucho humor que se convierte por derecho propio en uno de los mejores juegos de la consola.
Paper Mario: The Origami King
·
Actualizado: 16:31 15/7/2020
Análisis de versión Switch.

El próximo 13 de septiembre Mario cumple la friolera de 35 añazos desde que revolucionara la industria del videojuego con Super Mario Bros., una de las obras más importantes, relevantes e influyentes que jamás nos ha dado este hobby que tanto nos apasiona, dando pie de este modo a una nueva era dorada para el ocio electrónico justo cuando más lo necesitaba. Desde entonces, el icónico fontanero de Nintendo nos ha permitido vivir todo tipo de increíbles e inolvidables aventuras con juegos que muy rara vez han bajado del sobresaliente y que en no pocas ocasiones han ayudado a que el sector avance.

Videoanálisis

Si bien todos conocemos su maestría dando saltos, el mítico personaje nunca ha tenido reparos a la hora de protagonizar infinidad de spin-offs de gran éxito, como bien demuestran sus juegos deportivos o los diferentes pinitos que ha realizado con sus divertidísimos RPG. Precisamente es en este último género donde encontramos el origen de la que es una de sus sagas más entrañables y queridas, Paper Mario, serie que ha cumplido recientemente su vigésimo aniversario.

A pesar de sus inicios roleros, Intelligent Systems no ha dejado de experimentar con este mundo de papel para ofrecernos aventuras muy variadas, creativas y repletas de originales e interesantes ideas que casi siempre han conseguido sorprendernos por lo bien que aprovechan las peculiaridades de dicho universo para crear nuevas mecánicas y formas de jugar, pero sin olvidarse de mantener algunas de sus principales señas de identidad, como su fantástico y disparatado sentido del humor. Ahora, siguiendo esta tónica y para celebrar estas fechas tan señaladas, Nintendo nos trae Paper Mario: The Origami King, un auténtico juegazo único en su especie que no ha dejado de sorprendernos de principio a fin y que se sitúa, desde ya, entre los mejores títulos del catálogo de la consola.

PUBLICIDAD

Pliegues y dobleces

Así pues, nos encontramos ante un juego de aventuras que nos cuenta cómo Olly, el Rey Origami, ha "origamizado" a todo el Reino Champiñón y a sus habitantes para someterlos a su voluntad, algo que, como no podía ser de otro modo, se ha acabado saldando con el secuestro de la princesa Peach y con la toma de su castillo. Evidentemente, nuestro fontanero de papel favorito no se quedará de brazos cruzados y emprenderá una inolvidable odisea a lo largo y ancho del mundo en compañía de Olivia, la dulce e inocente hermana del malvado monarca, quien no ve con buenos ojos eso de plegarlo todo sin pedir siquiera permiso.

La amenaza del origami es tan grande que todos los personajes del universo de Mario tendrán que unir sus fuerzas contra el invasor. Y sí, eso incluye a Bowser y a todos sus esbirros.
La amenaza del origami es tan grande que todos los personajes del universo de Mario tendrán que unir sus fuerzas contra el invasor. Y sí, eso incluye a Bowser y a todos sus esbirros.

Si hay algo que queda claro desde el mismísimo inicio es que esta vez la historia no es más que una excusa argumental para ponernos en marcha, por lo que no esperéis un guion demasiado elaborado ni nada parecido. Aquí lo que realmente importa no es tanto el fin como el viaje en sí, repleto de momentazos, humor absurdo, situaciones únicas, pequeños relatos, personajes tremendamente carismáticos y entrañables e incluso inesperados giros con una gran carga dramática que nos han pillado con la guardia totalmente baja y que nos han hecho ver con otros ojos algunos de los elementos más característicos del universo de Mario.

Todo está narrado con mucho gusto y con un encanto muy especial que no resulta fácil de encontrar hoy en día, y sí, quizá lo que nos cuenten sea una gigantesca chorrada, pero es uno de esos títulos que demuestran el enorme potencial que tienen los videojuegos para convertir algo tan aparentemente ridículo como una guerra entre el papel y el arte del origami en algo tremendamente divertido y sorprendente con sus alocadas ocurrencias.

Una sorpresa constante

Y es precisamente aquí donde encontramos la que es, sin duda, la mayor virtud de este nuevo Paper Mario y el motivo principal por el que nos ha gustado tantísimo: su variadísimo e inesperado desarrollo. En esencia, no deja de ser un juego de aventuras que pone muchísimo énfasis en la exploración y la resolución de puzles, pero va mucho, mucho más allá de eso, ya que siempre nos está bombardeando con nuevas mecánicas, situaciones únicas que no se vuelven a repetir, divertidos minijuegos y momentos que se salen por completo de lo habitual.

Hay mundo que se sienten casi como pequeños juegos independientes en sí mismos.
Hay mundo que se sienten casi como pequeños juegos independientes en sí mismos.

El título es un auténtico torrente de ideas y creatividad capaz de transformar hasta el acto más mundano en una inesperada e inolvidable odisea, sorprendiéndonos a cada paso que damos y destrozando sus propias reglas sin pudor alguno con tal de pillarnos desprevenidos. Lo más increíble de todo es que nunca deja de reinventarse a sí mismo durante las 30 horas que dura, convirtiendo la aventura en una sorpresa constante desde el primer hasta el último minuto, con una batalla final que os va a romper todos los esquemas y que es capaz de poner una épica en pantalla como pocas veces hemos visto en un juego del fontanero.

El placer de explorar e interactuar con todo

A todo lo que hemos comentado también ayuda el hecho de que ahora el mundo prescinda de un mapamundi con selector de niveles en favor de zonas que están interconectadas entre sí, algo que potencia la inmersión y la sensación de estar viviendo un gran periplo. Pero lo mejor es lo divertidísimo que llega a ser explorar los escenarios, uno de los pilares principales de su jugabilidad.

Buscar los Toad ocultos es una de las actividades más divertidas y gratificantes de todo el juego.
Buscar los Toad ocultos es una de las actividades más divertidas y gratificantes de todo el juego.

De entrada, las regiones son ahora mucho más grandes y en algunas incluso nos tendremos que desplazar usando vehículos, algo a lo que debemos añadirle la posibilidad de poder interactuar prácticamente con cualquier elemento del decorado que veamos, ya sea para encontrar Toad ocultos, bloques, miniaturas, cofres, monedas, confeti para rellenar los huecos de los escenarios y acceder a nuevos lugares o corazones con los que aumentar de forma permanente nuestra vida y nuestro poder de ataque. Es una auténtica pasada lo bien diseñados que están los escenarios y resulta todo un gustazo liarse a martillazos con cualquier cosa que se nos ponga por delante o que nos pueda resultar sospechosa para comprobar si oculta algo, por no hablar de los usos tan inteligentes que se hacen de la cámara para esconder secretos, obligándonos a prestar muchísima atención a todo lo que nos rodea si pretendemos completar cada área al 100%, una tarea que en muchas ocasiones nos requerirá volver a lugares ya conocidos cuando hayamos aprendido nuevas habilidades y poderes.

Aquí merece punto y aparte la búsqueda de los mencionados Toad, ya que resulta tremendamente divertida y sorprendente. En casi todos los escenarios encontraremos infinidad de ellos ocultos de las formas más originales e inverosímiles, ya sea convertidos en figuras de origami que se mimetizan con el entorno, doblados y pegados en lugares de difícil acceso, etcétera. La cantidad de ellos que hay a lo largo del juego es hasta abrumadora y a la mínima que nos despistemos nos saltaremos a más de uno, ya que Intelligent Systems los ha escondido de maneras muy ingeniosas y originales para sorprendernos y hacer de la exploración una experiencia muy divertida, satisfactoria e interactiva.

Y ojo, ya que son más que un simple coleccionable y a medida que los vayamos rescatando estos regresarán a sus hogares o puestos de trabajo, lo que hará que los pueblos y ciudades crezcan, cambien, evolucionen y se desbloqueen nuevas tiendas en las que comerciar y adquirir valiosos objetos, así como nuevos minijuegos y actividades secundarias.

Combates con muchos giros

Evidentemente, esto no sería un Paper Mario si no tuviésemos enemigos a los que enfrentarnos y para esta ocasión se ha apostado por un original e innovador sistema de combate que mezcla batallas por turnos con resolución de puzles. Su premisa es tan sencilla como que el fontanero se sitúa en el centro de un círculo y los adversarios en los anillos exteriores, obligándonos a resolver un rompecabezas al comienzo de nuestro turno para alinearlos en filas de cuatro o en grupos de 2 x 2 casillas. Para hacer esto, simplemente deberemos girar los mencionados anillos o deslizar los sectores de casillas para así recolocar a nuestros rivales, algo que es mucho más fácil de decir que de hacer, ya que siempre tendremos unos pocos segundos para encontrar la solución y un número de movimientos concretos como máximo.

Los combates durante las primeras horas son muy sencillos, pero a partir del segundo mundo empezarán a tomar forma y a complicarse. De todos modos, se trata de un juego muy asequible y con una dificultad relativamente baja.
Los combates durante las primeras horas son muy sencillos, pero a partir del segundo mundo empezarán a tomar forma y a complicarse. De todos modos, se trata de un juego muy asequible y con una dificultad relativamente baja.

Al principio, la solución de estos rompecabezas suele ser extremadamente sencilla y obvia, especialmente durante el primer mundo, cuyos puzles actúan a modo de tutorial para que nos acostumbremos a combatir, aunque una vez pasado este turno la dificultad comienza a subir de forma progresiva hasta llegar a un punto en el que o tienes la mente muy despierta y practicas bastante o vas a fallar muchas veces a la hora de alinear blancos hostiles.

El objetivo de alinear enemigos es tan simple como el de poder golpear a todos nuestros contrincantes en un solo turno, ya que por cada grupo de cuatro que haya en pantalla tendremos una acción extra. La cuestión es que solo podremos atacar en fila con nuestros ataques de salto y en un área de 2 x 2 casillas con nuestro martillo, así que si alguno no queda alineado no podremos acertar a todos nuestros objetivos y nos expondremos a un contraataque. Además, resolver el puzle también nos recompensará con un extra de monedas y con un aumento de nuestro poder ofensivo, por lo que todo son ventajas.

Una vez hecho esto pasamos a la fase de ataque, donde podemos escoger si queremos saltar, dar un martillazo o usar un objeto, nada demasiado complejo o profundo, aunque para darle un ligero toque de estrategia podremos equiparnos con tres armas de tipo salto y con tres de tipo martillo. Estas suelen tener más potencia que los golpes básicos y diversas propiedades especiales, pero se van desgastando con el uso hasta romperse, por lo que no podremos abusar demasiado de ellas si no queremos dejarnos todos nuestros ahorros en reponerlas comprando repuestos en las tiendas.

Por supuesto, podremos aumentar nuestro daño o defensa si pulsamos el botón en el momento adecuado cuando atacamos o bloqueamos.
Por supuesto, podremos aumentar nuestro daño o defensa si pulsamos el botón en el momento adecuado cuando atacamos o bloqueamos.

Para redondear nuestro repertorio de herramientas tenemos la posibilidad de invertir monedas en solicitar la ayuda de los Toad que contemplan nuestras batallas o en aumentar el tiempo que tenemos para resolver puzles. Por supuesto, cuantos más Toad rescatéis y más les paguéis, mejores serán los beneficios que obtendréis, como curas gratuitas o que sean ellos mismos quienes os resuelvan el rompecabezas de turno, una mecánica que, sinceramente, no hemos llegado a necesitar casi nunca, pero que es tan efectiva que os puede sacar de casi cualquier aprieto en el que os encontréis una vez hayáis avanzado lo suficiente en la aventura.

En líneas generales, combatir nos ha resultado muy divertido y estimulante, especialmente por la diversidad de enemigos que hay, cada uno con sus propias características y puntos débiles que tenemos que tener en cuenta para hacerles frente. Por ejemplo, saltar sobre un pinchón no suele ser buena idea a menos que tengamos unas botas de hierro como arma, y no esperéis acertar con un martillo que golpea el suelo a enemigos que vuelan. Lo mejor es que esto no se aplica solo a la hora de atacar, ya que algunos como los Boos también nos pondrán las cosas difíciles a la hora de alinearlos, pues se hacen invisibles y nos obligarán a resolver sus puzles a ciegas, entre otras sorpresas que no os queremos arruinar.

Al final, con todo esto se consiguen crear unas batallas en las que siempre tendremos que pensar y darle al coco, obligándonos a tener la mente despierta y a prestar atención a lo que hacemos, algo que siempre es de agradecer. Además, si aumentamos nuestro poder de ataque lo suficiente y sobrepasamos el de los enemigos podremos eliminarlos con tan solo darles un golpe en el mapa, dándonos así una victoria automática frente a ellos que nos evitará muchas luchas innecesarias contra adversarios débiles, lo que acaba por reducir de manera sensible la tasa de enfrentamientos en favor de la exploración.

Los mejores jefes de la saga

Obviamente, tampoco nos van a faltar poderosos jefes a los que enfrentarnos, quienes protagonizan los que son, para nosotros, los mejores momentos de todo el juego, con unas batallas épicas, sorprendentes y originales como ellas solas. Eso sí, estas traen consigo un nuevo giro de tuerca, ya que ahora es Mario quien queda fuera del círculo y el enemigo en el centro, obligándonos a ordenar los anillos y sectores para crear caminos que nos permitan llegar a las casillas que nos interesen en cada momento, ya sea para atacar, ganar acciones adicionales, activar círculos de invocación, etcétera.

Los jefes son tan buenos y originales que siempre estaremos deseando que se interponga alguno en nuestro camino.
Los jefes son tan buenos y originales que siempre estaremos deseando que se interponga alguno en nuestro camino.

La gracia está en que cada jefe es un rompecabezas en sí mismo y deberemos dar con la forma de explotar sus debilidades para hacerles daño, aunque estos suelen tener varias fases y no pararán de cambiar sus patrones. Por si no fuese suficiente, todos ellos son totalmente únicos y cuentan con mecánicas exclusivas que nos darán bastantes dolores de cabeza si no tenemos cuidado, lo que se traduce en unas luchas que nunca dejan de sorprender y que no nos permiten acomodarnos.

Son una completa pasada capaces de destrozarnos los esquemas de las formas más variadas que os podáis imaginar, siendo este otro ejemplo del inagotable torrente de ideas que sus desarrolladores han descargado en todos y cada uno de los aspectos de este juego, lo que tiene todavía más mérito si tenemos en cuenta que la mayoría de jefes son simples materiales de oficina con personalidades muy... peculiares.

Un papel poco personalizable

Por otra parte, conviene destacar que apenas existen elementos roleros que nos permitan configurar o personalizar a nuestro personaje, algo que tiene sentido, pues este Paper Mario no es un RPG ni pretende serlo. Aquí los combates están planteados como obstáculos y retos que se interpondrán en nuestro camino y no como sacos de experiencia a los que "farmear" para fortalecer a nuestros héroe (de hecho, no hay un sistema de subida de nivel como tal). Combatir es algo necesario en multitud de situaciones, ya que hay un buen puñado de enfrentamientos obligatorios, y los que no lo son también resultan útiles, pues nos recompensarán con muchísimas monedas y confeti, algo que necesitaremos para reponer nuestras armas y adquirir otra serie de cosas utilísimas que no cuestan precisamente poco.

También existen unas gigantescas criaturas hechas de papel maché a las que nos deberemos enfrentar en combates clásicos en tiempo real. Es decir, saltando y moviéndonos para esquivar sus ataques mientras buscamos golpear sus puntos débiles.
También existen unas gigantescas criaturas hechas de papel maché a las que nos deberemos enfrentar en combates clásicos en tiempo real. Es decir, saltando y moviéndonos para esquivar sus ataques mientras buscamos golpear sus puntos débiles.

Un ejemplo de esto último lo tenemos en los accesorios, una especie de valiosas medallas que podremos comprar y equiparnos para detectar secretos, aumentar nuestra vida máxima, mejorar nuestra defensa o incrementar el tiempo que tenemos para resolver puzles durante los combates. El único problema que vemos aquí es que este sistema está desaprovechadísimo, ya que hay muy pocos tipos de accesorios y la mayoría de ellos son simples versiones mejoradas de los anteriores, por lo que apenas existe personalización de ningún tipo, algo que no le habría venido mal.

Un mundo precioso de papel

Donde sí que no podemos poner ni una sola pega es en su apartado audiovisual, una auténtica delicia para los sentidos. Se trata de uno de los títulos más potentes de la consola, con unos escenarios repletos de elementos, muy coloridos y capaces de usar efectos muy espectaculares y sorprendentes, como las texturas tan realistas con las que se han recreado ciertos elementos, por no hablar de la virguería que resulta ver en pantalla cómo los personajes y escenarios se doblan y transforman como si fuesen técnicas de origami que realmente podríamos realizar en casa.

'Paper Mario' celebrando su regreso triunfal por todo lo alto.
'Paper Mario' celebrando su regreso triunfal por todo lo alto.

Pero más impresionante incluso que lo técnico resulta lo artístico, simplemente sensacional y con un gusto único a la hora de transportarnos a todo tipo de ambientaciones y temáticas, muchas de ellas muy poco explotadas en los juegos del fontanero, algo que siempre es de agradecer. No exageramos si decimos que es uno de los títulos más bonitos de Nintendo Switch, uno que merece ser jugado en pantalla grande para poder recrearnos con todos y cada uno de sus detalles. Eso sí, a pesar de esta afirmación, os alegrará saber que el juego se ve y rinde impecablemente tanto en sobremesa como en portátil, así que podréis disfrutarlo plenamente de ambas maneras.

El sonido tampoco se queda atrás y nos regala la que es, casi sin ningún tipo de duda, la mejor banda sonora de toda la serie, con un repertorio de temas abrumador, variado y de una calidad exquisita que no teme a experimentar con montones de estilos para adaptarse a todo lo que vemos en pantalla. Tan pronto estaremos escuchando una canción bastante cañera repleta de guitarras eléctricas que pasaremos a deleitarnos los oídos con música japonesa tradicional o a sorprendernos con una curiosa revisión de "El lago de los cisnes". Es un título en el que no hay ninguna regla escrita, una filosofía que también se extiende a su música con unos resultados excepcionales.

Los efectos también son sobresalientes y el doblaje apenas está presente más allá de algunas que otras expresiones y gritos, tal y como viene siendo costumbre en los juegos de Mario. Lo que sí que brilla con luz propia es la traducción española, simplemente perfecta, con montones de juegos de palabras genialmente adaptados y expresiones muy propias de nuestro país que conseguirán arrancarnos multitud de carcajadas por sí solas. A fin de cuentas, ¿en qué otro juego se usa el verbo "bocachanclear"?

Conclusiones

Paper Mario: Origami King es una sorpresa constante de principio a fin. Una aventura sobresaliente que nunca deja de reinventarse a sí misma para que la diversión no decaiga y hacer que cada uno de los minutos que invirtamos con ella resulten únicos y memorables. Una sucesión de momentos y situaciones que son todo un derroche de originalidad, imaginación y buenas ideas que nos dejan claro que no hay ninguna regla escrita y que las normas de los videojuegos siempre deben estar al servicio de la creatividad, aunque para ello haya que romperlas con tal de sorprender al jugador. No se nos ocurre mejor título para celebrar un aniversario tan especial para la versión de papel de Mario, una saga que por fin ha encontrado su identidad y que vuelve a brillar con fuerza y luz propia sin necesidad de echar la vista atrás para erigirse como lo que es: un auténtico juegazo.

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga que nos ha facilitado Nintendo.

Carlos Leiva
Colaborador

NOTA

9.1
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Su desarrollo: una sorpresa constante en la que no hay reglas escritas.
Las batallas contra los jefes y la exploración.
Sus personajes y su desternillante y necesario sentido del humor.

Puntos negativos

A los combates hay que darles algo de tiempo para que tomen forma y se compliquen.
El sistema de accesorios está muy desaprovechado.
Los compañeros acaban siendo muy anecdóticos en lo jugable.

En resumen

Paper Mario regresa por todo lo alto con una gran y preciosa aventura repleta de humor, creatividad, originalidad, buenas ideas y muchas sorpresas.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Switch

Skully - Análisis
Skully - Análisis
Análisis
2020-08-05 09:26:00
Un título muy sencillo pero entretenido protagonizado por una calavera rodante.
Fairy Tail - Análisis
Fairy Tail - Análisis
Análisis
2020-07-30 08:37:00
Gust adapta Fairy Tail a videojuego con un interesante RPG por turnos que encantará a los fans de la licencia.
Panzer Paladin - Análisis
Panzer Paladin - Análisis
Análisis
2020-07-29 12:29:00
Tribute Games vuelve a la carga con un genial juego de estilo neo retro que hará las delicias de los jugadores más nostálgicos.
Crysis Remastered - Análisis
Crysis Remastered - Análisis
Análisis
2020-07-28 17:55:00
Uno de los shooters en primera persona más famosos de la historia reaparece en Switch con una versión actualizada
Ageless - Análisis
Ageless - Análisis
Análisis
2020-07-28 14:49:00
Plataformas y puzles en una odisea 2D interesante y bien plasmada pero a la que le falta algo de chispa.
Carrion - Análisis
Carrion - Análisis
Análisis
2020-07-23 15:41:07
Descubre un título único en el que debemos controlar a una criatura monstruosa y acabar con los humanos.
PEGI +7
Plataformas:
Switch

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
9.1
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
Paper Mario: The Origami King para Nintendo Switch

16 votos
Flecha subir