Análisis Godfall, un descafeinado looter slasher (PS5, PC)

Counterplay Games se estrena en PlayStation 5 con un desangelado looter slasher que no consigue brillar.
Godfall
·
Actualizado: 19:10 20/11/2020
Análisis de versiones PS5 y PC.

Resulta irónico que Godfall, el primer juego anunciado para PlayStation 5, se haya convertido también en la primera gran decepción de la consola, ofreciéndonos una aventura de acción con un entretenido sistema de combate y progresión que se ve lastrada por multitud de inexplicables problemas de diseño que acaban por llevarnos al tedio muchísimo antes de lo que hubiese sido deseable.

Una olvidable historia de Alta Fantasía

Así pues, nos encontramos ante lo que Counterplay Games ha bautizado como un looter slasher, lo que vendría a ser algo similar a lo que hemos visto en títulos como Warframe o Destiny, pero centrando su acción única y exclusivamente en los combates cuerpo a cuerpo con armas. De este modo, nuestro objetivo será superar y repetir montones de misiones para subir de nivel y obtener recursos y mejores piezas de equipo que nos permitan hacernos más fuertes para así poder afrontar con garantías retos cada vez más complicados.

La campaña principal tiene una duración de unas 10 horas, aunque hay un buen número de misiones y retos adicionales con los que seguir combatiendo y mejorando a nuestros personajes tras ella.
La campaña principal tiene una duración de unas 10 horas, aunque hay un buen número de misiones y retos adicionales con los que seguir combatiendo y mejorando a nuestros personajes tras ella.

Su historia se desarrolla en un mundo de Alta Fantasía en el que sus guerreros portan unas armaduras especiales que les dan todo tipo de poderes sobrehumanos, las cuales podremos ir desbloqueando a medida que obtengamos los materiales que nos pidan para fabricarlas. Aquí se nota un esfuerzo por crear un mundo coherente y elaborado, cuidando detalles como el hecho de que cada armadura tenga su propio trasfondo argumental. Por desgracia, la narrativa es un auténtico desastre y el guion difícilmente podría ser más olvidable, predecible y aburrido, por lo que rara vez consigue captar nuestra atención, con unos diálogos terriblemente escritos y una presentación que dista de ser la ideal. Tampoco es que sea un tipo de juego que requiera de una gran historia, pero sí que es algo que conviene señalar.

PUBLICIDAD

Buenos combates y poco más

Centrándonos en su jugabilidad, cabe destacar que lo mejor de todo el juego es, sin duda, su sistema de combate. Los combos que podemos realizar son muy sencillo y apenas nos requerirán que combinemos un par de botones (flojo y fuerte), pero el peso y la sensación de impacto de las armas está muy conseguido y resulta mucho más satisfactorio de lo que en un principio podría parecer. Además, las batallas ganan mucho en cuanto empezamos a hacer uso de nuestras habilidades especiales, desatamos el poder único de nuestra armadura, usamos el escudo como proyectil arrojadizo y ejecutamos bloqueos perfectos, esquivamos, etcétera.

Esta será nuestra base de operaciones. Desde aquí podremos acceder al mapa de selección de misión, mejorar nuestras armas y desbloquear nuevas armaduras.
Esta será nuestra base de operaciones. Desde aquí podremos acceder al mapa de selección de misión, mejorar nuestras armas y desbloquear nuevas armaduras.

Al final, todas estas mecánicas acaban combinándose de una forma más o menos inteligente y dan como resultado unos duelos muy interesantes y tensos en los que tenemos que medir muy bien todo lo que hacemos y tomar constantes decisiones en milésimas de segundo, ya que si nos dedicamos a aporrear los botones de ataque lo más probable será que no lleguemos muy lejos y recibamos golpes por todos lados, ya que las animaciones de ataque no se pueden cancelar para realizar un bloqueo.

La pena es que la variedad de enemigos no es demasiado alta y que sus diseños no podrían ser más insípidos, por lo que al final se nos acaban repitiendo las mismas combinaciones de rivales una y otra vez en luchas que casi no evolucionan y acaban hastiando más pronto que tarde. De igual modo, los jefes no pasan de lo simplemente "correcto".

El uso de la retroalimentación háptica y de los gatillos adaptativos nos ha gustado por lo bien que consigue transmitirnos la fuerza de nuestros golpes.
El uso de la retroalimentación háptica y de los gatillos adaptativos nos ha gustado por lo bien que consigue transmitirnos la fuerza de nuestros golpes.

Otro punto positivo lo tenemos en su sistema de loot y de personalización de personaje, sorprendentemente bien equilibrado para conseguir que siempre sintamos que estamos avanzando y mejorando. Además, el árbol de talentos es muy extenso, permitiéndonos marcar nuestro camino y nuestras preferencias a la hora de desbloquear nuevas técnicas y aumentos de estadísticas para nuestro guerrero, siendo un juego que nos anima a experimentar y a probar diferentes tipos de armas, atributos y efectos especiales.

Eso sí, os avisamos que la interfaz de los menús deja mucho que desear, ya que la navegación por ella es muy lenta y engorrosa, lo que se acaba traduciendo en que el simple hecho de gestionar nuestro inventario y equipo sea un proceso incómodo y muy pesado, algo que no le hace ningún bien a un juego de estas características.

Lamentablemente, no tenemos muchas más buenas noticias que daros, ya que todo lo que queda fuera de los combates y el sistema de progresión hace aguas, empezando por un diseño de misiones pobre y muy poco trabajado en el que nos dedicaremos únicamente a seguir el marcador de turno de una arena a otra sin tener muy claro qué estamos haciendo ni por qué. Si al menos los enfrentamientos buscasen ofrecer un mínimo de variedad sería algo que se podría perdonar, pero la sensación de déjà vu al cumplir los mismos objetivos, jefes y combinaciones de rivales es una constante de la que nunca nos libraremos.

Los jefes están bien, pero sin grandes alardes.
Los jefes están bien, pero sin grandes alardes.

A esto hay que sumarle a que las fases de exploración libre de cada región se hacen muy pesadas al tener que dar vueltas como pollos sin cabeza mientras activamos nuestro "modo detective" para encontrar alguna actividad con la que entretenernos, constantes (aunque leves) bloqueos que nos requieren de cierto "farmeo" para así poder avanzar en la historia y la inexplicable necesidad de estar conectados a internet en un juego que está diseñado para poderse jugar en solitario desde el principio hasta el final.

De hecho, existe la posibilidad de compartir nuestras aventuras con un par de amigos más, algo que hace que el juego sea sensiblemente más divertido y entretenido, aunque no se entiende la inexplicable ausencia de un sistema de emparejamiento que nos permita buscar compañeros de armas cuando no tengamos ningún conocido conectado y dispuesto a jugar, lo que nos parece un error garrafal e imperdonable.

Llamativo en lo visual

A nivel gráfico tenemos un juego que sorprende por sus buenos modelados, animaciones, iluminación y detallados escenarios, además de hacer gala de una dirección artística muy llamativa. La parte negativa la tenemos en lo similares que resultan los parajes por los que nos movemos, llegando a un punto en el que es fácil desorientarse mientras avanzamos por infinidad de pasillos sin apenas diferencias estéticas, más allá de cambios en el uso de los colores y en determinados elementos decorativos. Además, la niebla que siempre usa para ocultar una distancia de dibujado algo limitada no termina de quedar del todo bien. Pero, sin duda, lo peor son sus problemas técnicos, así que preparaos para sufrir una buena cantidad de bugs, cuelgues y "microparones" que resultan de lo más molestos.

A nivel visual cuenta con algunos momentos muy llamativos.
A nivel visual cuenta con algunos momentos muy llamativos.

Finalmente, el sonido nos deja con una banda sonora de tinte épico bastante impersonal y con unas melodías que se repiten una y otra vez a lo largo de toda la aventura, aunque rara vez suelen reclamar el protagonismo, ya que este suele recaer en los efectos de sonido, de calidad y muy contundentes. El doblaje nos llega en inglés con textos en español y unas buenas interpretaciones.

Conclusiones

Como dijimos al inicio del texto, Godfall se ha convertido en nuestra primera gran decepción del catálogo de PlayStation 5. Es un juego que tiene una buena base en lo que a su sistema de combate y progresión se refiere, pero que hace aguas en todo lo demás y comete algunos errores de diseño inexplicables y sin justificación alguna, como su ausencia de matchmaking. Quizá con el paso del tiempo y a base de actualizaciones, parches y expansiones, Counterplay Games consiga darle la vuelta a la situación y dejarnos con un gran título que realmente merezca la pena jugar, pero ahora mismo tenéis opciones mucho más recomendables en las que invertir vuestro tiempo y dinero, tanto dentro como fuera de su género.

Hemos realizado este análisis en su versión de PS5 gracias a un código de descarga que nos ha facilitado Gearbox.

Carlos Leiva
Colaborador

NOTA

6
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

El sistema de combate es entretenido.
Las opciones de progresión y personalización invitan a la experimentación.
La dirección artística de su mundo y armaduras es llamativa.

Puntos negativos

El diseño de misiones y la estructura del juego dejan mucho que desear.
La interfaz y la navegación por los menús distan de ser lo ideal.
Ausencia de matchmaking, multitud de bugs, inexplicable necesidad de conexión a internet, tirones...

En resumen

Una aventura de acción que no consigue brillar en nada de lo que hace y que sufre graves problemas de diseño, pero que cuenta con un entretenido sistema de combate y progresión.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS5 y PC

Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge - Análisis
Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge - Análisis
Análisis
2020-11-24 10:43:00
Los creadores de Vader Immortal, ILMxLAB, nos ponen en la piel de un reparador de droides de Batuu en una aventura con buenas ideas que no acaban de desarrollarse.
Football Manager 2021 - Análisis
Football Manager 2021 - Análisis
Análisis
2020-11-23 16:08:00
Sports Interactive regresa un año más con su emblemático simulador de gestión balompédica, apostando por el control pormenorizado, la interacción personal y la ambientación.
Planet Coaster: Console Edition - Análisis
Planet Coaster: Console Edition - Análisis
Análisis
2020-11-21 16:06:00
Frontier abre en consolas una experiencia con las mismas posibilidades que en PC que, tras una entrada abrupta, revela un juego completo y ágil.
Observer: System Redux - Análisis
Observer: System Redux - Análisis
Análisis
2020-11-20 11:05:00
Uno de los juegos más destacables de Bloober Team se pone guapo con la llegada de las nuevas consolas para traernos de vuelta este interesantísima aventura de terror ciberpunk, que luce espectacular en esta versión mejorada.
Tetris Effect: Connected - Análisis
Tetris Effect: Connected - Análisis
Análisis
2020-11-19 17:57:00
La imperdible experiencia que supuso la obra de Tetsuya Mizuguchi lleva a Xbox con modos multijugador muy bien pensados y ciertas mejoras.
NBA 2K21 - Análisis
NBA 2K21 - Análisis
Análisis
2020-11-19 08:58:00
2K estrena su simulador en las nuevas consolas con un juego muy sólido, increíblemente completo, y que deja sensaciones ‘next-gen’.
Género/s: Acción / Hack and Slash
PEGI +16
Plataformas:
PS5 PC

Ficha técnica de la versión PS5

ANÁLISIS
6
COMUNIDAD
6.21

PUNTÚA
Godfall para PlayStation 5

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Godfall para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir