Análisis de Hue (PS4, PSVITA, Switch, PC, Xbox One)

Plataformas y puzles clásicos en 2D de la mano de una producción indie realmente curiosa y atractiva.
Hue
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
6.8
SONIDO
6.5
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.8
Análisis de versiones PS4, PSVITA, Switch, PC y Xbox One.

Este verano está siendo bastante destacado en cuanto a la llegada de juegos muy notables de orientación y naturaleza independiente. Uno de los más nuevos es Hue, obra del estudio Fiddlesticks, que ha contado con la colaboración de Curve Digital, toda una garantía.

Hue no puede ser considerado como una obra maestra ni nada parecido pero, a pesar de no alcanzar tal nivel de calidad, sí que resulta lo suficientemente entretenido como para convertirse en un título recomendable.

Monocromía colorida

Una vez dicho esto, ¿qué es exactamente Hue? Pues un juego de plataformas y puzles de desarrollo 2D que posee como principal característica el uso del color. En lugar de ir acaparando nuevas habilidades conforme avanza, en este caso el protagonista (el joven llamado Hue que da título al nombre) puede ir recopilando nuevos colores que más allá de cambiar el aspecto de los fondos, transforman la jugabilidad. Pero de eso ya os hablaremos en un momento.

PUBLICIDAD

Lo primero es presentar la aventura desde el punto de vista narrativo, lo cual es algo realmente sencillo debido a su simplicidad. Hue se despierta en un mundo sin color y con un mensaje de su madre que, de viva voz, va explicando lo que sucede.

Al principio el mundo que nos depara esta aventura es en blanco y negro, pero más tarde se vuelve mucho más colorido.
Al principio el mundo que nos depara esta aventura es en blanco y negro, pero más tarde se vuelve mucho más colorido.

Resulta que ha quedado atrapada en una línea de luz imperceptible para el ojo humano, es decir, que su existencia pende de un hilo. Y todo debido al trabajo realizado conjuntamente entre ella y su mentor, un tal Dr. Grey, quienes investigaban los colores en su laboratorio pero que, por culpa de un experimento, todo se ha tornado gris y monocromo… ¡pero no por mucho tiempo!

Esta exigua narrativa va expandiéndose a medida que progresamos y vamos accediendo a nuevos niveles, lugares donde es posible ir recogiendo nuevas cartas de la madre de Hue que van desvelando poco a poco los acontecimientos. Una historia que no pasará a la ídem por su profundidad ni complejidad pero que como excusa para dar pie a este juego, no está nada mal.

Plataformas y puzles coloridos

Al comienzo de la aventura nos encontramos con un personaje, el ya citado niño Hue, que únicamente tiene la facultad de correr y saltar. Poco más. Y esto no cambia demasiado a lo largo de la aventura, aunque con un matiz muy particular: el uso del color.

A los pocos minutos de comenzar nuestro viaje el protagonista se hace con el color azul. ¿Y con esto qué queremos decir? Pues que a partir de entonces vamos a poder plasmar este mismo color como fondo de cada uno de los escenarios que visitamos. Y después de este tono le van siguiendo otros como el morado, naranja, rosa, etcétera.

Puzles y más puzles nos esperan en cada una de las zonas de juego que forman parte del mundo de Hue.
Puzles y más puzles nos esperan en cada una de las zonas de juego que forman parte del mundo de Hue.

Evidentemente y más allá de la incidencia cromática que dichos tonos tienen en los decorados, la jugabilidad que propone esta aventura se basa fuertemente en esta particularidad. Muchos de los puzles que debemos ir resolviendo a medida que progresamos, decenas de ellos, nos obligan a ir alternando el color del fondo constantemente. ¿Y por qué? Pues porque cuando activamos cada color, aquellos objetos que cuentan con esa misma tonalidad que se encuentran en los decorados se vuelven imperceptibles. O lo que es lo mismo, ¡desaparecen!

De esta forma si unas rocas azules nos impiden pasar, basta con tornar el color del fondo en dicha tonalidad para que dichas piedras se esfumen. ¿Una caja de color naranja se encuentra apilada en lo alto de una pared morada? Basta con pasar a morado el fondo para que dicha caja caiga al suelo. Con esto ya os podéis ir imaginando la base sobre la que descansa la fórmula de juego. Cambiar de un color a otro para poder ir superando obstáculos, barreras, etc. Una combinación de puzles y plataformas que resulta realmente absorbente durante los primeros compases del juego. ¿Y luego… qué? Pues que todo se torna un tanto reiterativo.

A diferencia de lo que ocurre con juegos relativamente semejantes como Limbo, FEZ o el reciente Inside, en este caso la naturaleza de los puzles es siempre la misma: jugar con los colores. No hay sitio para nada más, ni una sola idea de nuevo cuño que refresque la jugabilidad a medio camino. Todo se basa en lo mismo. Y cuando solventas 20 puzles iguales y 10 zonas plataformeras de similar disposición, las subsiguientes se tornan monótonas.

Debemos ir alternando el color del fondo para interactuar con diferentes objetos, casi siempre cajas de distinto tamaño.
Debemos ir alternando el color del fondo para interactuar con diferentes objetos, casi siempre cajas de distinto tamaño.

Por todo esto el título nos deja un sabor agridulce, porque con algo más de chispa podríamos haber estado ante una aventura mucho más completa. Es cierto que Hue consta de otros ingredientes como ciertas dosis de backtracking, por ejemplo, pero a pesar de ello este problema sigue bien presente a partir de la segunda mitad de la aventura.

Donde no encontramos problema alguno es en su peculiar apariencia gráfica. Si bien puede haber jugadores que no encuentren la gracia por ningún sitio al estilo gráfico plasmado en esta producción, lo cierto es que Hue posee bastante personalidad.

Hemos escuchado y leído comparaciones directas entre este título y los citados Limbo e Inside, paralelismos estéticos que ciertamente existen. Pero a nosotros nos ha recordado casi más a ciertos juegos aparecidos hace décadas para las Game & Watch de Nintendo, las "maquinitas" que tantas veces disfrutamos muchos de nosotros cuando éramos enanos (en mi caso, la de Popeye casi la quemo en su día). Un título sencillo en grado sumo pero bastante sugerente dentro de lo que cabe.

La estética nos recuerda bastante a la empleada en los juegos de Game & Watch de Nintendo.
La estética nos recuerda bastante a la empleada en los juegos de Game & Watch de Nintendo.

Para acabar, el apartado sonoro es meramente aceptable, sin mayores pretensiones. Y eso se debe a unos efectos sonoros bien realizados pero ciertamente escasos, una banda sonora relajante y adecuada para el tipo de juego que contempla Hue aunque se repite más de la cuenta y una narración sencilla pero eficaz.

Conclusiones

Hue es una original aventura de plataformas y puzles en las que el gancho, el uso del color, goza de bastante tirón sobre todo al principio. Lo que de inicio resulta refrescante y original poco a poco va cayendo en la monotonía, debido a la repetición hasta la saciedad de las mismas mecánicas de juego. Pero esto no quiere decir que sea un título malo o poco entretenido, dista mucho de eso afortunadamente, pero creemos firmemente que podría haber dado más de sí, si se hubiera trabajado más en él, dotándole de más variedad de contenido.

Este análisis ha sido realizado con un código de descarga de la versión de Xbox One que nos ha proporcionado Premier.

Sergio Martín
Colaborador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, PSVITA, Switch, PC y Xbox One

Hellbound - Análisis
Hellbound - Análisis
Análisis
2020-08-08 05:45:00
El estudio argentino Saibot Studios nos trae Hellbound, un shooter que intenta beber de los clásicos pero al que le hace falta inspiración para destacar.
Fall Guys: Ultimate Knockout - Análisis
Fall Guys: Ultimate Knockout - Análisis
Análisis
2020-08-07 12:59:00
Una divertida mezcla de battle royale y Humor Amarillo, cuya peculiar propuesta llega por lo cómico y se queda por lo desafiante.
Horizon: Zero Dawn - Análisis
Horizon: Zero Dawn - Análisis
Análisis
2020-08-06 10:48:08
Probamos la versión para PC de Horizon Zero Dawn, uno de los mejores sandbox de los últimos años que cuenta con una adaptación para ordenador que cumple pero que podría mejorar.
Skully - Análisis
Skully - Análisis
Análisis
2020-08-05 09:26:00
Un título muy sencillo pero entretenido protagonizado por una calavera rodante.
Relicta - Análisis
Relicta - Análisis
Análisis
2020-08-04 09:27:00
Cubos, magnetismo y antigravedad. Así es este divertido nuevo juego de puzles independiente para consolas y PC.
PEGI +3
Plataformas:
PS4 PC Xbox One
PSVITA Switch

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
7.33

PUNTÚA
Hue para PlayStation 4

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Hue para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Hue para Xbox One

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSVITA

COMUNIDAD
6

PUNTÚA
Hue PSN para PSVITA

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Hue para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir