Análisis de Space Invaders Infinity Gene PSN (PS3, Xbox 360)

El heredero de uno de los primeros juegos de la historia, vuelve con fuerzas renovadas.
Space Invaders Infinity Gene PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

El tiempo pasa para todos. No perdona. Destruye y envejece a casi todos los juegos que se ponen en su punto de mira. Fulmina apartados técnicos que en su día parecieron deslumbrantes. Destroza jugabilidades revolucionarias. Enmudece y silencia soberanas bandas sonoras grabadas con sintetizador y en mono. No tiene miramientos. Da igual que pertenezcas a franquicias asentadas, o hayas sido la creación de un genio en su plenitud artística. Pero hay formas de evadir el peso del cronómetro y el reloj de arena. Algunos juegos viven en la memoria y en los recuerdos nostálgicos de los jugadores, perdurando para siempre, gracias al culto exacerbado de los mismos. Otros juegos, por herencia y carga genética, permanecen presentes con fuerza y garra, generación tras generación. Space Invaders, es uno de ellos.

Baluarte e icono representativo de los videojuegos (junto al fontanero italiano y a la bola amarilla comedora de cocos), Space Invaders es uno de esos juegos al que el paso de los años, no le afecta en absoluto. Al contrario. Creado por el japonés Toshihiro Nishikado a finales de los setenta, revolucionó el mundo de las recreativas. Al poco tiempo, contaría con decenas de versiones en todas las consolas del mercado (así como millares de juegos clónicos e "inspirados" en su base jugable) y se acabaría convirtiendo en un icono "pop", haciéndose referencia al juego de alienígenas y disparos en decenas de series, películas, cómics o libros. Taito, empresa desarrolladora y publicadora del título, encontró la gallina de los huevos de oro, que explotó la saga hasta la actualidad. Ahora, tras un periodo de descanso para la franquicia, Taito la devuelve a la palestra con fuerzas renovadas. Vuelve la invasión… ¡Vuelve Space Invaders!

Cambios notorios, misma identidad

La franquicia de Space Invaders, incorpora por decreto, una serie de esquemas jugables (o más bien un simple esquema jugable, dada la sencillez de su planteamiento). Para lo más veteranos, no hará falta explicarlo, y aunque dudamos que haya jugadores que no conozcan la saga y sus particularidades (y que estén leyendo las presentes líneas), nunca está de más volverlo a contar. El Space Invaders original, nos permitía desplazarnos horizontalmente en una pantalla monocromática mientras abatíamos con nuestros proyectiles decenas y decenas de alienígenas. Cada tipo de "bicho", tenía su propia asignación en puntuación, encontrándose los famosos platillos volantes entre ellos, que permitían una anotación extra.

PUBLICIDAD

Por si fuera poco, podíamos ocultarnos bajo la protección de una serie de edificios que se derrumbaban con los disparos enemigos. Y poco más. Era un concepto simple, sencillo, que ha ido gozando de diversas adaptaciones (con más o menos fortuna) a lo largo de los años. Taito decidió que, si bien las raíces jugables de la saga eran prácticamente intocables, sí se podían hacer ciertos cambios en torno a la base original del título. Se podía evolucionar el concepto jugable, añadiendo jugosas novedades que traerían al juego al Siglo XXI, adaptándolo a los tiempos que corren. Así nace el presente Space Invaders Infinity Gene, una renovación (más bien una adaptación al medio) del popular clásico de los videojuegos.

Lo primero que llama la atención de Space Invaders Infinity Gene, es su presentación. No aboga por los menús recargados y toma la corriente retro (pero no de la forma más corriente o mundana). Los menús de navegación de Space Invaders Infinity Gene son una oda a la sencillez más melancólica. Diseñados con una fuente antigua y algo "kitsch", acaban convirtiéndose en una seña de identidad representativa y constante a lo largo del juego. De hecho, se convertirán en parte del mismo, dada la cantidad de puntuaciones, menús y detalles que se verán a lo largo de una partida normal.

Space Invaders Infinity Gene nos ofrece cuatro modos de juegos desde el inicio. El primero, es el conocido modo campaña o clásico. En dicho modo de juego, llevaremos a nuestra nave, nivel por nivel (así hasta un centenar largo), superando hordas de alienígenas sin perecer en el intento. Hasta aquí, todo normal. La diferencia viene dada por, si bien en el concepto original podíamos desplazarnos hacia los lados, en el presente juego también lo podemos hacer hacia atrás y hacia adelante, añadiendo así una nueva dimensión jugable al clásico. El poder desplazarnos libremente por toda la pantalla, nos ayuda muchísimo a entender la renovación a la que ha sometido Taito a Space Invaders, pues ahora, los enemigos se mueven y aparecen desde todos los lados y sitios de la pantalla, convirtiendo lo que era un simple intercambio de disparos, en una impresionante y espectacular orgía visual.

Los primeros niveles vienen a ser una especie de aclimatación al nuevo sistema (guiño al original incluido nada más empezar), permitiéndonos adaptarnos a los nuevos patrones de los enemigos. Enemigos, que gozan de una variedad casi enfermiza. Sin olvidar los clásicos diseños de siempre (que tranquilos, están presentes), el nuevo bestiario alienígena minimalista de Taito es todo un descubrimiento. Tendremos alienígenas de aspecto parecido a virus y bacterias, naves de diseño retro, figuras geométricas extrañas y complejas, así como enormes enemigos y jefes de final de nivel de un aspecto simplista y minimalista. Si a eso le sumamos decenas de patrones de ataque diferentes, tenemos un cóctel monocromático y vectorial ciertamente interesante.

 1

Dichas novedades jugables, que pueden parecer simples sobre el papel (y que siendo sinceros, no son nada del otro mundo fuera de la saga que estamos tratando), convierten a Space Invaders Infinity Gene en toda una odisea. El añadir dos planos dimensionales al control, y una nueva forma de ver a los enemigos, se convierte en todo un reto conforme avanzamos niveles. Nos encontraremos desplazando la nave a una velocidad de infarto por la pantalla, esquivando miles de proyectiles provenientes desde todas las direcciones, o disparando contra enemigos que nos acosan con extrañas e impertinentes rutas de ataque. Es todo un espectáculo visual, que destaca por su aparente sencillez.

Conforme vayamos superando niveles, y obteniendo puntuaciones, podremos ir desbloqueando o "evolucionando" (como el mismo juego nos indica) nuestra nave. Dichos cambios pueden ir desde un mayor número de vidas y "continues" para la partida, a mejoras notables en la forma de disparo. Tendremos varias modalidades de disparo en nuestra posesión, con los típicos disparos a ráfagas, los peligrosos rayos trazadores y los láseres en forma de ondas a unos más modernos que nos permiten crear pequeños agujeros de gravedad que atraen a los enemigos más cercanos. Cada uno de ellos aporta un esquema jugable distinto a la sencilla (en apariencia) propuesta jugable, obligándonos a cambiar en pequeñas dosis nuestra forma de afrontar a las legiones de invasores alienígenas. Por si fuera poco, podemos aumentar la potencia o la rapidez del disparo derribando los populares platillos volantes, que nos entregarán unas coloristas bolas de energía (que dicho sea de paso, si somos derribados en combate, se esparcirán por toda la pantalla).

Los dos modos de juego siguientes, son Bonus y Reto. Ambos no tienen mucho que explicar. El primero, nos permite conseguir puntuaciones extra con la que desbloquear nuevos contenidos (sonidos y músicas para el juego y el menú principal, nuevas armas y naves), pero para poder acceder a sus fases, debemos jugar bastante. O al menos, conseguir un buen colchón de puntos. El otro modo de juego, Reto, consiste en superar puntuaciones logradas con anterioridad. Como es normal, se premia la rapidez, la utilización de vidas, así como el uso de cadenas (la destrucción de varios enemigos seguidos) o ataques especiales.

Por último, y no por ello menos importante, tenemos un modo musical realmente curioso. Space Invaders Infinity Gene nos ofrece la oportunidad de cargar la música que queramos (y que tengamos en nuestro disco duro o lista de reproducción, ya sea en consola o reproductor portátil) y jugar al ritmo de la misma. Lo que en principio podría parecer un añadido meramente anecdótico, se convierte en todo un divertido aliciente al ver que la música modifica el entorno y los enemigos a los que nos enfrentamos. ¿Qué queremos decir? Muy sencillo: si la música que añadimos es muy marchosa o ritmosa, el juego marcará dicho "tempo" poniéndonos las cosas muy difíciles con decenas de enemigos acompasados. El juego reconoce millones de ritmos y compases, haciendo que cada canción tenga su propio universo, color o catálogo de enemigos. Un consejo: si no queréis tiraros de los pelos por lo rabioso y dificultoso del nivel al que estéis jugando, ni se os ocurra probar con canciones de Lady Gaga. Son absolutamente demenciales.

 2

Si seguimos con la música, debemos decir que Space Invaders Infinity Gene tiene en su haber una extensa colección de ritmos y composiciones electrónicas. Sintetizadores, ritmos electrónicos remezclados hasta la saciedad…Todo con un marcado carácter y sentimiento retro. No es una banda sonora especialmente destacable, pero cumple a la perfección con el carácter frenético y "cibernético" del título.

Conclusiones finales

Space Invaders Infinity Gene es una excelente revisión (o más bien mutación, si parafraseamos dentro del contexto del juego) del clásico atemporal de Taito. Se ha sabido respetar la esencia jugable del original sin dañarla al añadir cambios estéticos o gráficos que podrían haberla arruinado. Más bien, al contrario: han acabado por dotar de vida propia a la propuesta. Digno de ser jugado tanto por aficionados al original como por nuevos y neófitos jugadores, Space Invaders Infinity Gene se ha convertido en un título con identidad propia dentro de su franquicia, heredando así la importante carga genética de su ya anciano padre. Un homenaje evolutivo de obligado cumplimiento, ya sea en PlayStation 3, Xbox 360 o dispositivos portátiles de Apple.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Género/s: Acción / PS Network
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: Septiembre 2010
  • Desarrollo: Taito
COMUNIDAD
9.09

PUNTÚA
Space Invaders Infinity Gene PSN para PlayStation 3

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: Septiembre 2010
  • Desarrollo: Taito
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Space Invaders Infinity Gene XBLA para Xbox 360

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir