Análisis de Moon Diver PSN (PS3, Xbox 360)

El sucesor espiritual de Strider llega a la distribución digital, con multijugador y mucha acción.
Moon Diver PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
7
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

Si tu sueño siempre ha sido jugar un nuevo Strider en las plataformas actuales, quizás aún tengas que esperar un tiempo para ver el anuncio de una secuela. Si en cambio te conformas con una secuela espiritual apadrinada por Koichi Yotsui, que dirigió el juego de acción para Capcom, quizás entonces debas echar un vistazo a Moon Diver, lanzado para la distribución digital de PlayStation 3 y Xbox 360, desarrollado por Feelplus bajo el sello de Square Enix.

Moon Diver tiene muchos elementos que podrían haber hecho de este juego un digno sucesor de Strider, recuperando una jugabilidad 2D casi extinta estos días. El resultado dista de ser perfecto, comete algunos errores de bulto y no copia bien la fórmula que hizo al original aún hoy recordado, aunque sabe introducir algunas ideas que mejoran el resultado final. El principal problema es que la jugabilidad clásica bien conseguida ofrece diversión y adicción como pocas, pero quedarse en la superficie suele producir juegos algo vacíos de contenido o profundidad.

PUBLICIDAD

La base de este juego es el desplazamiento 2D con fondos tridimensionales, el desarrollo conocido como 2´5D. ¿Tiene acción? Por supuesto, prácticamente todo el tiempo lo consumiremos dando espadazos a diestro y siniestro contra enemigos. Tiene también algo –muy poco- de plataformas, y además el protagonista puede escalar paredes, deslizarse o colgarse del techo. Además incluye elementos de progresión rolera y varios personajes controlables, cada uno con unos diferentes valores en salud, ataque y magia, y hay opción de cooperativo para cuatro jugadores en la misma consola o en línea. Sobre el papel, todo nos suena muy bien.

La historia es bastante prescindible. Está ambientada en 2081, y presenta a un villano que está destruyendo Europa. Cuatro ninjas futuristas, los Moon Divers, plantarán cara, y el primer campo de batalla será Barcelona. Sí, aunque por desgracia durante la partida cualquier similitud con la Ciudad Condal es pura coincidencia, la secuencia introductoria tipo cómic animado muestra a los héroes sobre la Sagrada Familia, listos para la acción. Más tarde se visitarán otras localizaciones también de España, aunque esto es algo sólo visible en la selección de fase –los gráficos, como veremos, son muy genéricos como para distinguir diferencias-. Lo que podría haber dado para una historia interesante, se pasa casi de puntillas en las cortas secuencias, aunque se agradece que los textos estén traducidos al castellano.

El componente de rol viene dado a que la experiencia que conseguimos al derrotar enemigos nos sube de nivel. De esta manera, podemos aumentar los valores de cada uno de los apartados que definen a los personajes a nuestro gusto, por ejemplo, si vemos que nuestra vitalidad no es suficiente, gastaríamos las mejoras en subir nuestra barra de salud. Una cosa que está bien es que se ha contemplado que cuando nuestro personaje muera –que lo hará, y no pocas veces-, la experiencia conseguida se mantiene, para reintentar la fase otra vez, pero ya con la evolución conseguida, haciendo que cada partida sea algo más fácil, y que así, podamos superar una determinada fase o enemigo.

Esparcidos por el nivel hay una serie de magias con poderes especiales que una vez recogidos, podemos seleccionar en la pantalla entre niveles, hasta un total de cuatro a la vez de entre decenas y decenas para coleccionar. Cada una se asocia a un botón de direcciones, y hay varias como ondas de energía, escudos o habilidades para cegar a los enemigos de la pantalla. También estas habilidades se conservan tras la muerte, es decir, no necesitas superar una fase para mantenerlo en tu poder: si mueres, podrás seleccionarlos al repetir el nivel. Algunos de estos poderes están un poco escondidos, como en lugares altos no muy fáciles de ver, así que es posible perder alguno por el camino si jugamos a toda velocidad. Para ejecutar estas combinaciones "MoonSault" debemos pulsar un botón y consumir puntos de magia, algunas muy costosas muy ventajosas que ayudarán a los aliados en cooperativo.

Una cosa que sí ha respetado de los viejos juegos clásicos es la dificultad. Es un pequeño problema que el sistema de impactos esté descuidado, es difícil reconocer cuándo nos están dañando mucho, y las animaciones de los enemigos tampoco son muy expresivas. En cualquier caso, la dificultad suele aparecer por la cantidad de enemigos en pantalla disparando o golpeando, ya que de manera independiente, por lo habitual, cada enemigo no representa ningún problema serio –y su inteligencia artificial es prácticamente inexistente-, y se puede liquidar con dos o tres golpes de espada. Hay de vez en cuando rivales algo diferentes, y uno de los primeros tiene la manía de explotar lanzando un rayo en cuatro direcciones que barre también a los enemigos que se encuentran en su camino. A diferencia de la mayoría de juegos de hoy día, no hay puntos de control: si mueres, ya sea al principio o justo ante el enemigo final, repites toda la fase con sus diferentes subniveles. Dependiendo de cómo nos lo tomemos puede ser un buen reto a la vieja usanza, o una repetición constante y frustrante de una misma fase.

 1

Eso sí, la parte de plataformas no suele presentar complejidad. Hay algunos precipicios, pero la mayoría tiene sólo un gas tóxico que te penaliza la vida, pero en pocos segundos podrás salir de él escalando alguna pared. Claramente el juego se ha centrado en el combate, reduciendo las penalizaciones por saltos, que además tampoco suelen ser demasiado difíciles. Si buscas un buen equilibrio entre acción y plataformas, quizás te decepcione.

Si optamos por juego cooperativo para cuatro personas, el juego se vuelve algo más caótico con todos los personajes saltando en pantalla y la gran cantidad de enemigos por todos lados. Aunque se agradece que se haya pensado en este tipo de multijugador –y en red, además-, lo cierto es que no acaba de funcionar tal y como esperábamos, es decir, diversión multiplicada por cuatro. Es un caos, incluso controlando a diferentes personajes –que difieren en lo visual principalmente en el color- la mayoría del tiempo lo invertimos en buscar a nuestro protagonista de entre toda la maraña de enemigos, explosiones y láseres. Como en el cooperativo no existe limitación al personaje escogido, los cuatro pueden optar por el mismo –y el identificador de la cuenta no es legible en mitad de la partida-, convirtiendo la partida en un ensayo y error para detectar cuál es el nuestro; probablemente cuando lo encontremos, ya nos habrán machacado unos cuantos robots.

 2

Lo más habitual es que no exista ningún tipo de coordinación, así que normalmente todos se dirigen a un mismo lado de la pantalla y a por los mismos objetivos, y de esta manera no se aprovecha bien la oportunidad de acabar más rápido con todos los enemigos. Pero tampoco es que todo sea negativo: la dificultad desciende bastante, especialmente contra los jefes, cuya barra de vitalidad descenderá mucho más rápido gracias a que reciben cuatro veces más golpes. También las secciones que cierran los laterales, tipo emboscadas que atrapan a los personajes para que superen unas oleadas constantes que debemos liquidar sí o sí para seguir con el avance, se vuelven más fáciles. En definitiva, el abanico de dificultad es muy amplio, desde jugar en solitario con la mayor dureza a jugar en cooperativo en modo fácil, hay accesibilidad para todo tipo de jugadores.

Además, la búsqueda de partidas es práctica, y podemos saltar a cualquiera de las doce fases, incluso las que no hemos desbloqueado en solitario. ¿Estás aburrido de no avanzar del primer nivel? Busca una partida con gente que juegue en la dificultad que desees y el nivel que prefieras, o crea tú la partida. Se incluye un componente de colaboración cuando muere uno de los jugadores en red, ya que los demás pueden salvar al eliminado –que queda inmovilizado-, haciendo que virtualmente el equipo sea invencible, al menos siempre que exista alguien con vida.

 3

Aunque los gráficos sólo sean un apartado más del juego, y poco importante en concreto en este título que se inspira en una jugabilidad muy retro, Moon Diver podría dar mucho más de sí. A un nivel técnico muy pobre –uno de los juegos menos impactantes que hemos visto en consolas de alta definición- se suma una dirección artística poco afortunada –hasta la tipografía para los textos es ridícula-. Como resultado, tenemos por un lado a personajes tipo anime –armaduras de colores, animaciones decentes, movimientos espectaculares- con escenarios post apocalípticos, oscuros y feos, sin paliativos. Da igual que sean ruinas que complejos industriales, no entra por los ojos precisamente; en una palabra: monótonos, salvando alguna excepción puntual como las zonas marítimas. La carga poligonal es muy baja –las aristas del escenario están a la vista-, hay pocos planos de profundidad –muchas veces sólo es una ilustración pintada- y las texturas no tienen reparos en mostrar algún que otro pixel, sin suavizado, cosa que creíamos que había desaparecido en esta generación.

Quizás lo más molesto es que no es tan fluido como nos gustaría tratándose de un frenético juego de acción. Moon Diver da la sensación de ir forzado y a 30 imágenes por segundo, cuando lo deseable sería el doble. Quizás no influya mucho en la jugabilidad, pero sí en la impresión general. La variedad de enemigos es escasa, nos cansaremos de robots bípedos y mosquitos mecánicos con cambios mínimos en color o forma para aparentar diferencias, pero quizás se pueda pasar por alto –al fin y al cabo, lo que queremos son objetos que cortar con el filo de nuestra arma-. Los cañones de láser que cruzan toda la pantalla quizás sean el enemigo "normal" más peligroso, y los jefes finales al menos sí tienen algo más de originalidad, tanto en diseño como estrategia de ataque, y son grandes.

La música es cañera y apropiada a este tipo de juegos, aunque también tardaremos poco en olvidarla. Es recomendable bajar los efectos de sonido porque son un bombardeo incesante de espadazos y explosiones ensordecedores que tapan a la banda sonora.

 4

Conclusiones

Moon Diver no es un clásico instantáneo aunque no existen muchas alternativas en el género. Sigue los pasos de la vieja escuela aunque comete algunos errores que lo alejan lo suficiente como para ser considerado un digno sucesor de Strider, no obstante, si lo que buscas es acción sin complicaciones con una duración razonable gracias a la progresión, a los muchísimos poderes que coleccionar y al multijugador, es una buena opción, tan fácil de jugar como difícil de dominar. No marcará época en el catálogo de la distribución digital y podría ser mejor, pero gustará a los incondicionales de la jugabilidad retro.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Deathloop - Análisis
Deathloop - Análisis
Análisis
2021-09-13 14:07:54
Los creadores de Dishonored se pasan al FPS en un juego con un diseño de mundo y niveles fascinante donde debemos romper el bucle temporal en el que estamos atrapados.
Ultra Age - Análisis
Ultra Age - Análisis
Análisis
2021-09-11 16:53:00
Un pequeño equipo coreano presenta este hack’n slash, entretenido aunque demasiado conservador en su gameplay.
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 30/3/2011
  • Desarrollo: Feelplus
  • Producción: Square Enix
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Moon Diver PSN para PlayStation 3

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 4/5/2011
  • Desarrollo: Feelplus
  • Producción: Square Enix
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.18

PUNTÚA
Moon Diver XBLA para Xbox 360

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir