Análisis de Metal Gear Solid PSN (PS3)

Disfruta hoy como siempre del clásico de Hideo Kojima en PlayStation 3 y PSP.
Metal Gear Solid PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
10
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PS3.

Poco nuevo podemos contar a estas alturas de Metal Gear Solid, el juego de Hideo Kojima para PSOne que ha sido recuperado en forma de descarga digital en PlayStation Network, compatible con PlayStation 3 y PSP. Aunque Europa no disfruta de tantos clásicos de la 32 bits de Sony como otros continentes, especialmente Japón, poco a poco algunos de los títulos clave del viejo catálogo, juegos que "todos deberían al menos probar una vez", entre los que cabe destacar gran parte del trabajo en la gris de Square Enix, Capcom, y por supuesto, la obra maestra de Hideo Kojima.

Y, aunque no es habitual analizar juegos clásicos relanzados en sistemas digitales, no estamos ante un juego más. No es sólo el mejor -o, digamos, al menos uno de los mejores- títulos de PSOne y de los últimos años, que más ha influido en muchos títulos posteriores, tanto de acción como sigilo -Ubisoft destacó la saga de Kojima como influencia en la creación de Assassin´s Creed-. Es un juego que ningún poseedor de PlayStation 3 o PSP debería dejar pasar.

Metal Gear Solid es la primera versión tridimensional de una saga iniciada en MSX2. Muchos jugadores reconocerán momentos vividos en las viejas 2D en MGS, por lo que en parte, hay quien considera a esta entrega como cierta actualización de los conceptos y situaciones creados originalmente, muchos de ellos impuestos por las limitaciones del viejo hardware que obligaban a reducir el número de enemigos en pantalla. Lo que en un principio podría frustrar a un director en la creación de un juego de acción, derivó en una entrega de sigilo, más pausada -al menos la mayor parte del tiempo- y con una intensa trama política, revolucionaria para aquel tiempo en el que la mayoría de juegos de acción no dejaban de imitar a Rambo y otras películas de acción. Metal Gear Solid tomo esas ideas y las llevó un paso más allá, no sólo a nivel técnico, también en profundidad de personajes y espectacularidad.

PUBLICIDAD

 1


Pese a continuar una historia, el jugador que toca por primera vez Metal Gear Solid sin conocer el trasfondo hasta aquel momento -nos referimos a Metal Gear y Solid Snake: Metal Gear 2- descubrirá esta historia casi como un nuevo comienzo. Solid Snake, retirado tras los acontecimientos en Zanzibar, es vuelto a llamar a la acción por parte de su amigo Roy Campbell, casi como un favor personal, pues su sobrina Meryl Silverburgh se encuentra en peligro. No sólo eso, los terroristas ubicados en la base militar de Shadow Moses, que cuentan con algunos rehenes de prestigio, amenazan con usar un nuevo Metal Gear, tanque bípedo con capacidad nuclear, si no son cumplidas sus exigencias, aparentemente difíciles de conceder: el ADN del mejor soldado del mundo, Big Boss, al que Solid Snake había derrotado en el anterior juego. Para complicar la situación, los terroristas están compuestos del grupo Nueva Generación Fox Hound, un equipo altamente preparado -cada integrante más excéntrico que el anterior- acompañado de soldados modificados genéticamente para el combate. Esto es todo lo que podemos contar para no revelar más de lo necesario, revelado en la misma introducción del juego, pero lo que ya de por sí promete ser una interesante trama sorprenderá con giros inesperados, reencuentros con viejos conocidos y otros nuevos que marcarían el futuro de la saga, como Revolver Ocelot.



Tanto argumento y diálogos tuvieron que ser contados de alguna manera, y la solución, adoptada ya en el origen de las primeras entregas, fue crear un sistema códec de comunicación entre Snake y el equipo de apoyo. Esta pantalla de comunicación puede ser utilizada en cualquier momento por el jugador a modo de consulta sobre casi cualquier aspecto del lugar en el que nos encontramos, desde el armamento, objetos de ayuda, o hechos históricos y científicos, pero es especialmente útil en los enfrentamientos contra los jefes finales, ya que la mayoría cuentan con algún tipo de rutina que descubrir, fortalezas pero también debilidades.

 2


Metal Gear Solid continuaba la mecánica de juego de las primeras entregas, con una cámara casi siempre cenital, un radar en la esquina de la pantalla para indicar la posición de los enemigos fuera de la vista y otra información, como su estado -dormidos, por ejemplo- y visión, la cual de forma irreal no se extiende a más de unos metros, pero facilita la jugabilidad en unos entornos principalmente pequeños. Gracias a la tridimensionalidad del título, el equipo consiguió mayor inmersión y realismo permitiendo usar una vista subjetiva y ver mucho más que con la limitada cámara superior, también útil cuando nos apoyamos sobre una esquina. No sería hasta Metal Gear Solid 2 cuando el jugador pudiese disparar sus armas en primera persona, si exceptuamos algunas especiales como el rifle francotirador y los misiles Stinger y Nikita, pero ello no impidió que MGS mantuviese un buen equilibrio entre las habilidades de Snake y los enemigos. Es posiblemente la entrega más difícil de la saga: los movimientos físicos son muy poco prácticos, el sonido en este juego tiene una importancia vital -muchas veces es más fácil que nos detecten por las pisadas que por la vista-, y el armamento del juego no era tan flexible como todo el disponible en las secuelas: ser descubierto aseguraba en la mayor parte de las ocasiones la muerte asegurada. La desaparición del radar en las huidas siempre ha complicado buscar un escondite.

 3


A nivel jugable, no se puede negar que posteriores entregas han mejorado y pulido el control y las acciones del protagonista. Este Metal Gear Solid se encuentra a medio camino entre los conceptos originales y la evolución posterior, que facilitaría tanto la opción del combate más directo como el sigilo; en MGS, la mayor parte del tiempo es impuesto, salvando un par de momentos puntuales como asaltos de soldados en ascensores o escaleras. Pero con todo, aún mantiene cierta sencillez que se agradece, las armas son variadas pero no abundan en número: cada una tiene una función específica que descubriremos en algún momento del juego. Tenemos la pistola estándar, la SOCOM, con mira láser, a la que se puede aplicar un silenciador cerca del inicio del juego; el FA-MAS, el rifle de asalto para la acción directa, el rifle francotirador PSG-1, varios tipos de granadas, explosivos (C4, Claymore), misiles dirigidos o no, y nuestra querida caja, un objeto que además de improvisado escondite nos sirve para ir de una parte del escenario a otra fácilmente.



Son muchos los motivos que hacen de Metal Gear Solid especial, y uno de los más brillantes dentro de toda la saga. Uno de ellos es el doblaje al castellano, único Metal Gear que dispone de voces en nuestro idioma. Todo un referente en su momento para otras producciones dobladas, la versión disponible en PlayStation Store es la misma que se distribuyó en España, y por tanto, idéntica. Aunque el doblaje pueda no ser perfecto -hay algún pequeño fallo de pronunciación en un par de ocasiones-, las variadas voces para los numerosos personajes, abundantes diálogos -ingentes en aquel momento- y bien interpretados, se acompañó de una banda sonora, que no contaba con la firma de Harry Gregson Williams, pero si con algunos temas clásicos actualizados -en concreto, el que suena en las misiones de realidad virtual-, un magnífico tema principal y una memorable canción compuesta por Tappy para los créditos finales, que ponen la guinda a un juego que aspiraba a trascender en el futuro, como así ha sido.

 4
Pero sin lugar a dudas, uno de los puntos fuertes lo encontramos en el carisma de todos y cada uno de los personajes principales y secundarios, empezando por los compañeros de códec y terminando en el plantel de enemigos. La planificación de los jefes finales es magnífica, y Metal Gear Solid incluye algunos de los momentos más épicos vividos en la última década, destacando el complejo enfrentamiento contra Psyco Mantis, las batallas contra Cyborg Ninja, Vulcan Raven, los duelos de francotirador contra Sniper Wolf (perfeccionado, eso sí, en MGS 3) o el mano a mano entre Snake y Liquid a bordo del Hind D. Y por supuesto, la épica recta final. Grandes combates que aún hoy tienen mucho que decir en cuanto a jugabilidad e intensidad a otros juegos de acción, que pese a las obvias limitaciones técnicas del hardware de aquel momento, derrochaban aire de superproducción. Aunque las opciones de mejora gráfica de la emulación en PlayStation 3 mejoran algo el resultado final, no cabe duda que parte del encanto está en disfrutar del juego en PSP, donde el paso del tiempo se disimula más -y también, es toda una ventaja disfrutar del juego en cualquier lugar-. Metal Gear Solid fue uno de los juegos que mejor exprimió el potencial técnico de PSOne, junto a algunos títulos creados por Namco (Ridge Racer Type 4, Tekken 3), Square Enix (Vagrant Story, Final Fantasy IX) y la propia Sony (Gran Turismo), a pesar de lo cual, en comparación por similitud, con Metal Gear Solid Peace Walker, la calidad y variedad de texturas, y especialmente, el modelado de los personajes, ha quedado desfasado incluso en portátil. Aún así, sorprende lo fresco que se mantienen muchos detalles, como la animación en las secuencias y algunos efectos resultones.

Conclusiones

Con una duración en torno a 10 horas la primera partida, mucho valor rejugable -el único de la saga que cuenta con diferentes finales según nuestras decisiones en cierto punto de la aventura-, ítems secretos, varios niveles de dificultad y varias misiones de entrenamiento, no tantas como las que llegarían en la versión Integral a Japón, la inclusión de Metal Gear Solid en el servicio de PlayStation Store se hacía algo necesario.
 5

Metal Gear Solid es, como los buenos juegos, un título que mejora con el tiempo, un juego que marcó a una generación, prácticamente autoconclusivo, un guión sin hilos sueltos a excepción de un pequeño pie que da para la secuela. Quizás no el más redondo de la saga, pero sí uno de los más recordados, visitado en numerosas ocasiones, - brevemente en Metal Gear Solid 4 para PlayStation 3, y claro, el remake para GameCube-, son tantas las sorpresas que escondió en sus dos CDs que os remitimos al extenso reportaje de Metal Gear Solid, y a toda la saga, para comprender el impacto de este juego que llegó a España a principios de 1999, convirtiéndose en un clásico instantáneo.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Plataformas:
PS3
También en: PSX

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
10
  • Fecha de lanzamiento: Noviembre 2009
  • Desarrollo: Konami
  • Producción: Konami
  • Distribución: PS Network
  • Precio: 9,99€
COMUNIDAD
9.21

PUNTÚA
Metal Gear Solid PSN para PlayStation 3

267 votos
Flecha subir