Análisis de Disgaea 3 (PS3)

Aprende los valores básicos de un estudiante de la academia Netherworld en Disgaea 3. No te arrepentirás.
Disgaea 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
7.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PS3.

Está claro que uno de los géneros más afectados por la nueva generación -con permiso de las aventuras gráficas- es el de los juegos de rol, con especial mención al subgénero táctico, que apenas cuenta con títulos en la actual generación más allá del notable Valkyria Chronicle. Sin embargo, Nippon Ichi, creadora de títulos tan emblemáticos como La Pucelle: Tactics o Atelier Iris y una de las grandes representantes del género, nos sorprende de nuevo con la tercera parte de una de las series más queridas dentro de los juegos de rol táctico: Disgaea, con una entrega en exclusiva para Playstation 3 y todos los ingredientes para convertirse en uno de los imprescindibles del año. ¿Lo conseguirá?

El mundo al revés

Olvida toda lógica aprendida en el planeta Tierra. El mundo de Disgaea se rige por sus propias normas. Tanto es así que en la academia de estudio Netherworld -lugar donde comenzará la aventura- se premia a los estudiantes más vagos, y poco trabajadores, castigando así a todas aquellas personas que tienen un poco de decencia y que hacen los deberes, asisten a clase, toman apuntes, etc. Mao, el protagonista de esta entrega, es uno de los estudiantes más brillantes de su promoción, con un coeficiente de maldad de 1.8 billones sin tan siquiera pisar la escuela, por lo que es considerado un estudiante de culto. Además, Mao está siempre encerrado en su cuarto jugando a videojuegos, leyendo cómics japoneses e incluso mirando películas de animación. Sin embargo, el mundo de Mao se verá puesto patas arriba al descubrir tras varios años de investigación -hay que recordar que los demonios de Netherworld viven miles de años-, que ser un héroe es uno de los requisitos fundamentales para poder derrotar a su padre, quien, por causas desconocidas, ha borrado las partidas guardadas de la videoconsola de nuestro protagonista, perdiendo meses y meses de duro esfuerzo. De esta manera, Mao emprende un periplo para convertirse en héroe, arrastrando todo lo que ve por su camino, ya sea humano o no.

Así mismo contamos con unos personajes que difieren de lo anteriormente visto en el mundo de los videojuegos, con un protagonista de lo más desquiciado, cegado por convertirse en un héroe para matar a su progenitor, que a su vez es el decano de la institución demoníaca; un héroe de dudosa calidad, Almaz Von Almadine Adamant, quien tendrá la mala suerte de toparse con el protagonista; y una delincuente -a ojos de la academia- que intentará detener en todo momento la aventura de Mao, pues derrocar al decano es tarea de los delincuentes y no de los estudiantes de matrícula. Como no podía ser menos, a medida que vayamos avanzando en la trama principal, nuevos personajes irán presentándose -cada cual más caracterizado que el anterior-, llegando a completar un abanico de personajes de lo más variopinto.

PUBLICIDAD

Sin duda, uno de los puntos fuerte de Disgaea 3: Absence of Justice -y de la serie en general- es su delirante historia, que se aleja de la típica aventura de salvar el mundo para ofrecernos un punto de vista totalmente diferente. Basta con jugar el primer capítulo del juego para darse cuenta del potencial que tiene el guión, soltando más de una carcajada gracias a sus ingeniosos diálogos -lamentablemente en inglés-, que harán reír hasta al más inerte.

Preparándonos para la batalla

Antes de comenzar a explicar el -complejo- sistema de batalla de Disgaea 3, tendremos que prepararnos para la aventura en la sala principal del juego: la academia del mal, donde encontraremos todo lo necesario para no caer muertos en el campo de batalla.

En primer lugar contaremos con las típicas tiendas que podemos encontrar en cualquier título del género, como son las tiendas de armas y armaduras. Estar actualizado en cuanto a equipamiento es indispensable para avanzar en la aventura, pues si no lo estamos podemos ver como en apenas un turno acaban con media tropa de aliados. Para hacer nuestras misiones un poco más sencillas, también tendremos acceso desde el primer momento a la tienda de objetos. Si por el contrario nos sentimos débiles, o tenemos algún miembro caído, la enfermera de turno estará encantada de curar y resucitar a los componentes que así lo precisen, siempre y cuando tengamos el dinero por adelantado. Nada es gratis en Netherworld, ni siquiera la asistencia sanitaria.

 1

Aprender técnicas nuevas -o actualizar las viejas- será tan sencillo como hablar con el personaje encargado de ello, Takehisa, quien, a cambio del costoso maná que ganaremos en las batallas, nos proveerá de nuevos hechizos para nuestro elenco de antihéroes. Además, también nos propondrá distintos tipos de habilidades -con un nombre más acorde dentro del juego: evilidades- para acabar más rápidamente con la amenaza enemiga.

Por otro lado, si queremos tomarnos un descanso en la trama principal del juego, o si no podemos hacer frente a un enemigo en concreto, Nippon Ichi ha puesto a nuestra disposición dos modos que harán las delicias de los jugadores más dedicados, premiando a los mejores con objetos de lo más poderosos y personajes imbatibles. Item World y The Class World son los modos estrella en cuanto a subir de atributos a nuestros personajes -más allá de repetir las misiones de la historia, claro está-. Los dos modos de juego ofrecerán batallas generadas aleatoriamente y con una progresión de dificultad más que evidente. Si completamos dichas batallas, conseguiremos nuevos objetos y potenciadores de lo más suculentos, así como un dopaje extra para el equipo. Cabe destacar que dichos modos serán más que recomendables si no queremos llevarnos más de un Game Over en las misiones avanzadas del juego, por lo que los jugadores más impacientes que quieran acabar la historia en un abrir y cerrar de ojos tendrán que poner el freno.

Para terminar los preparativos de la batalla, tendremos acceso a nuestra aula de la academia, donde distribuir y seleccionar a los personajes que controlaremos en la batalla, así como recolocarlos en sus pupitres. De esta manera, los personajes establecerán relaciones de amistad con los compañeros que tengan a su alrededor, reflejándose así en las batallas, lugar donde pondrán en práctica habilidades conjuntas para hacer mucho más daño -hasta un máximo de cuatro jugadores podrán hacer un ataque combinado-. También podremos crear grupos -tal y como se hacen en las escuelas japonesas- que otorgarán distintos atributos a los integrantes, como puede ser proteger a un amigo automáticamente, repartir el tanto por ciento de la experiencia, etcétera. Seremos nosotros los encargados de definir el rumbo de los personajes, distribuyéndolos donde más nos apetezca, siempre teniendo en cuenta que lo que ocurra en clase tendrá consecuencias -tanto positivas como negativas- en las batallas.

 2

Aquí no acabará la cosa, y es que el maná vuelve a hacer aparición en la clase, siendo indispensable para crear nuevos grupos de estudiantes -que irán apareciendo a medida que avancemos en la aventura-, nuevos combatientes, reiniciar a un personaje llevándolo al primer nivel, o incluso para proponer nuevas reformas en el sistema -como pueden ser puntos de atributo extra para los alumnos sentados en las esquinas, la inclusión de nueva mercadería en las tiendas, etc- que serán sometidas a votación mediante un jurado de lo más informal. Es importante este aspecto ya que las reformas serán de gran ayuda tanto en el Item World como en el Class World, por suerte para nosotros, la mesa de profesores seguirá la misma lógica que el universo de Disgaea, por lo que los sobornos -y los participantes durmiendo- serán una constante en el proceso de votación.

Que empiece el combate

Un aspecto que sabrán los fans a la perfección es que, en la serie Disgaea, pasaremos incontables horas dirigiendo a las tropas en las batallas. Nippon Ichi ha hecho un sistema de batalla de lo más atractivo -tanto para el jugador experimentado, como para los no iniciados- que hace que cada batalla sea completamente distinta a la anterior, con una estrategia a seguir y una serie de factores que, si no dominamos, puede ponernos las cosas realmente difíciles.

 3

Aclaramos, antes que nada, las bases del sistema estratégico que la compañía ha preparado para los jugadores. Las batallas serán por turnos, donde cada personaje puede moverse y realizar un movimiento básico -ataque, habilidad especial, lanzar objeto, etc.-. Diferenciándose de la competencia, en Disgaea podremos ejecutar las órdenes de los combatientes a nuestro antojo, decidiendo si queremos realizarlas una a una para ver los resultados, o hacerlas todas de golpe antes de que empiece el turno enemigo. Aspecto curioso el de los contraataques, pues en ocasiones veremos cómo dos personajes emprenden una cadena de contra ataques de lo más ilógica, llegando hasta cinco contraataques en función de los atributos de los personajes. Cada héroe contará con su propio rango de ataque, así como su especialidad en armas. Las distintas clases que tendrán los personajes harán que sean afines a una arma u otra, aprendiendo así técnicas maestras que harán temblar a los enemigos más poderosos. Sin embargo, si equipamos un arma distinta, no solo perderemos la habilidad adquirida -que recuperaremos al poner un arma afín a la especialidad-, sino que también tendremos las puertas cerradas a la hora de conseguir nuevas habilidades.

Del mismo modo que los personajes principales, los monstruos aliados tendrán un papel clave en las batallas, no solo como combatientes, sino a la hora de unir sus fuerzas con un humano -que esté en su mismo grupo de clase-, transformándose, así, en una potente arma capaz de realizar los ataques más devastadores. Por contra, la transformación tan solo dura un par de turnos, haciendo desaparecer tanto el arma como al monstruo aliado.

Una vez sepamos manejarnos libremente por el campo de batalla, seremos testigos de una serie de factores que podemos emplear a nuestro favor para ganar la lucha de una manera más rápida y eficaz. Se trata de los paneles geo, representados por un color determinado y que afectará a los personajes que se sienten encima, tanto positiva como negativamente. Dichos paneles estarán repartidos por el mapa, generando estados alterados como aumento de la defensa, disminución del ataque, enemigos más lentos, multiplicador de experiencia, etc. Jugar con ellos y su estructura será complicado al principio, no obstante, bastará con librar un par de batallas para ver el enorme potencial que tienen los paneles para facilitarnos las cosas, siempre y cuando los enemigos no se apoderen de ellos primero.

 4

Por otro lado también tendremos que tener en cuenta -y aquí es donde la jugabilidad de Disgaea 3 se dispara hasta límites insospechados- los bloques geo, que presentan una serie de variables con respecto a sus hermanos estáticos. Estas plataformas también ejercerán un estado al miembro del equipo o enemigo que se pose encima, sin embargo, podremos jugar mucho más con ellos que con los paneles. Para empezar podremos destruirlos mediante ataques, librándonos así de cualquier estado que pueda perjudicar el ritmo de la batalla, aunque también podemos utilizarlos en nuestro favor, lanzándolos contra bloques del mismo color, acción que generará una reacción en cadena eliminando todos los bloques geo similares, produciendo daño a aquellos personajes que estén posicionados encima de éstos. Si no nos convence la acción, siempre podremos modificar el estado de los geo paneles mediante los bloques, lanzándolos éstos en los paneles para esparcir su efecto sobre éstos.

Abstinencia de técnica

Si bien es cierto que la desarrolladora japonesa ha establecido un sistema de combate digno de aplauso, así como una historia de lo más divertida e hilarante, no podemos olvidar que estamos ante una de las consolas más potentes del mercado, y que además, tiene como buque insignia la alta definición. Es por eso que no entendemos como la tercera entrega de Disgaea cuenta básicamente con los mismos gráficos que la primera entrega lanzada en 2003 en el país del sol naciente, cuando una revisión de éstos podría haber aumentado considerablemente la experiencia de juego.

 5

Contamos, pues, con un apartado gráfico digno de la anterior generación, con unos personajes en dos dimensiones con una definición menor que el resto del escenario. Lo mismo ocurre con los efectos que veremos en las batallas, efectos que están más que desfasados en términos gráficos, así como el movimiento de los jugadores, que no será completo en 360º, sino que tendrán cuatro perfiles. Podremos rotar la cámara o alejarla para tener una mejor vista del mapeado mediante los gatillos del mando. Por otra parte los escenarios que visitaremos son pequeños -en un juego de este estilo los mapas enormes carecen de sentido- y bien diseñados, con multitud de detalles que alegran la vista desde el primer momento. Podemos pensar que la intención de Nippon Ichi ha sido la de caracterizar al mundo de Disgaea con un apartado gráfico acorde con la genialidad de la historia. Es cierto que una trama como la del título no quedaría tan pintoresca con gráficos realistas, sin embargo, una actualización de los personajes a la alta definición habría ayudado notablemente a que el juego no tuviera este aspecto tan "dejado".

Por otra parte, la selección de temas que escucharemos en Absence of Justice es muy parecida a la que ya oímos en las anteriores dos entregas: melodías cantadas -en perfecto japonés-, pistas de lo más cañeras, temas más insólitos, etc. Sin duda, el tema principal del juego se nos enganchará, tarareando de vez en cuando mientras estemos navegando por los densos menús que presenta el juego. En cuanto a las voces, tenemos dos opciones diferenciadas, contentando así a la masa principal -con el audio en inglés- y a los fans más adictos al doblaje original japonés. Cabe destacar que en esta ocasión, el doblaje anglosajón es sobresaliente gracias a los actores de doblaje, que han conseguido caracterizar de una manera más que satisfactoria el universo de Disgaea, así como sus hilarantes personajes. Mención especial al trío de orcos hispanoamericanos que aparecerán en las primeras horas de juego.

 6

Conclusiones

Sin duda, estamos ante uno de los juegos de rol estratégico más grandes de la actualidad, con una historia de lo más divertida, un sistema de combate que hará las delicias de los fans y una jugabilidad más que exquisita. Por si eso fuera poco, el juegos muy largo y rejugable -detalle significativo el poder llegar a nivel 9999 con nuestros personajes-, sobre todo para los jugadores que quieren conseguir el cien por cien de la obra.

Lamentablemente, y este es uno de los detalles que más echará para atrás a los compradores a parte del tema gráfico, Disgaea 3 nos ha llegado completamente en inglés, y no precisamente un inglés fácil. La cantidad de referencias al mundo tecnológico, sumado a los delirios de la historia y a sus trepidantes personajes, cada uno con sus propias expresiones, hacen que la obra de Nippon Ichi no sea entendible para algunos españoles. Sin embargo, si poseemos un buen nivel de la lengua de Shakespeare, y nos gustan este tipo de juegos, sin lugar a dudas, Disgaea 3: Absence of Justice es el juego que estabas esperando.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 20/2/2009
  • Desarrollo: NIS
  • Producción: NIS
  • Distribución: Square Enix
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 Blu Ray
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés / Japonés
COMUNIDAD
8.06

PUNTÚA
Disgaea 3 para PlayStation 3

27 votos
Flecha subir