Análisis de Sly 2: Ladrones de Guante Blanco (PS2)

La guerra está abierta entre Jak, Ratchet y Sly. Aquí está la apuesta de Sucker Punch, después de casi dos años volvemos a tener a Sly en nuestras PS2 y os podemos asegurar que la espera ha merecido la pena. Sly, Ladrones de Guante Blanco, quiere ser el rey y si no lo consigue será por muy poco.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.4
NOTA
9.2
DIVERSIÓN
9.1
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS2.
Jak el renegado, Ratchet a tope y Sly el olvidado.
Sea por que no ha tenido la continuidad o bien por ser de esos exquisitos juegos que no goza de publicidad, la primera parte de las aventuras de Sly no alcanzo el grado de gloria entre los consumidores que cualquier analista que se precie hubiera vaticinado. Y es que, por otro lado Sly alcanzo gran éxito de crítica, tildándolo de novedoso en algunos aspectos y de genial en casi todos. Sin embargo por esta época fueron otros dos los que se llevaron el gato al agua, un chaval de orejas puntiagudas llamado Jak y una especie de gato orejudo cuyo nombre era Ratchet. No vamos a hablar aquí de los otros dos juegos, que por otro lado son de sobra conocidos por todos vosotros, sin embargo si vamos a decir que Sly no tenía nada que envidiar a los otros dos y eso lo sabrán todos aquellos que lo hayan jugado.

Esta segunda parte nos sitúa justo después de la primera. Sly intentará recuperar las piezas de Clockwerk, al que había derrotado en la primera parte. Dichas piezas se hallan en el museo de El Cairo, pero cuando Sly llega a robarlas se encuentra con la ingrata sorpresa de que se le han adelantado y allí esta de nuevo Carmelita para atraparlo, pero esta vez no está sola ya que cuenta con la no deseada ayuda de Neia, otra belleza para el enamoradizo Sly. Allí consigue averiguar que existe la posibilidad de que el responsable del robo sea la banda Klawn. Y como ésta es la única pista que tiene Sly, la seguirá hasta París donde comenzará nuestra aventura.

Novedades jugosas
En esta segunda parte los chicos de Sucker Punch no se ha limitado a crear nuevos escenarios y a dar nuevas habilidades a Sly, para eso no habría hecho falta esperar tanto tiempo. Sly 2 destila clase allá donde lo mires y no solo eso sino que lo hace con estilo. Sly es uno de los personajes del mundo de los videojuegos que despiertan más simpatía de cuantos se han creado. Pero no es Sly el único personaje que nos arrancará más de una carcajada en el juego, tenemos a Bentley, un tortugo con dotes de Einstein con una retórica al plantear las cosas y escepticismo que más de una vez sacará de quicio a Sly. Además tenemos a Murria (el hipopótamo musculoso), un personaje totalmente opuesto a Bentley, que intenta arreglarlo todo por la fuerza. Los tres forman un excelente equipo donde Sly pone la destreza, Murray la fuerza y Bentley el cerebro. Pero que sería de un protagonista socarrón sin alguien que le y ejerza las veces de antagonista; para eso está Carmelita Fox, una agente de policía de persigue a Sly allá donde va manteniendo una relación de amor odio entre los, pero siempre con ese toque humorístico del que hace gala el juego. Por supuesto hay enemigos cada cual más disparatado del mismo modo que había en la primera parte.

La principal novedad que aporta el juego es la inclusión como personajes jugables a los dos compañeros de Sly. Esto, lejos de ser una mera ampliación del juego o un extra, aporta otra dimensión al mismo ya que el control y habilidades de los nuevos personajes son totalmente diferentes a los de Sly. Murray usará su fuerza bruta para superar las distintas fases y sus habilidades van relacionadas con dicho factor, saltar y caer dando un culatazo para crear una onda expansiva que dañará a los enemigos que estén en el radio de acción o coger objetos pesados y arrojarlos son algunas de sus habilidades. Por otro lado Bentley usará armas para abatir a los enemigos, pistolas y bombas son un ejemplo del arsenal que el tortugo será capaz de llevar. Por ejemplo, para acabar con algunos enemigos debemos primero dispararles para atontarles y después colocar una bomba a su lado. El control entre los tres personajes varía bastante, con Sly será más difícil acabar con los enemigos pero será muy fácil escapar de ellos ya que es el más rápido y el que más salta. Con Murray será fácil acabar con los enemigos menores a base de puñetazos y con Benltey el juego es más pausado al usar armas y disparar con ellas en primera persona. El sistema de combate ha mejorado y ahora no se trata de dar golpes aislados a los enemigos sino que podremos hacer combos, por ejemplo Sly es capaz de elevar a un enemigo y engancharlo por el aire con el bastón para estrellarlo contra el suelo.

PUBLICIDAD

Uno de los factores que más se criticó del primer juego era la linealidad bajo la que desarrollaban las misiones. En cierto modo había algo de razón en ese aspecto ya que el juego se estructuraba en un escenario, que hacía las veces de mundo, a través del cual accedíamos a las distintas fases que componían ese mundo para recoger llaves con las que acceder al jefe final. Ahora se ha corregido hasta cierto punto esa linealidad. La zona a través de la cual accedemos a las fases es gigantesca y está ambientada en distintas ciudades del mundo, El Cairo, Paris… En ellas no solo nos dedicaremos a ir de un lado a otro en busca de la siguiente fase, sino que están llenas de secretos que descubrir y de cosas interesantes que hacer. Podemos robar a los enemigos que pululan por la zona, buscar las botellas que nos dan acceso a los secretos y muchas cosas más. No solo las misiones se desarrollarán en fases ajenas a la zona principal sino que ésta será utilizada de manera muy inteligente para algunas misiones.

Hay varios tipos de misiones en el juego. Sly es el único que puede robar objetos de los bolsillos de los guardias sin ser descubierto y en determinadas misiones tendremos que emplear está habilidad para coger las llaves que nos hacen falta para terminar la fase, ya que en caso de ser descubiertos estaremos literalmente muertos y tampoco podemos matar a los guardias antes de quitarles la llave (si tienen) porque entonces la misión habrá fracasado. El sistema de robo es muy sencillo, cuando Sly está cerca de algún enemigo se activa un sistema de encaramiento automático y situándonos detrás de el podremos robarle pulsando círculo. Otro tipo de misiones son las de sigilo en las que tendremos que seguir a un determinado enemigo sin ser descubiertos. También habrá misiones en las que tengan que colaborar varios de los personajes, hay veces en las que Murray y Bentley formarán un dúo para llevar a cabo una misión y tendremos que usar al hipopótamo para lanzar a la tortuga a lugares a los que de otro modo no podía llegar. Por supuesto habrá minijuegos al estilo de la primera parte. Con Murray tendremos que boxear en un cuadrilátero al más puro estilo Rocky y con Bentley por ejemplo tendremos que jugar al hundir la flota en una parodia de lo que sería piratear un sistema informático.

Acabar el juego nos llevará casi el doble que en la primera parte y aun más si queremos encontrar todas las habilidades para los tres personajes. Cada personaje cuenta con unas ocho habilidades diferentes que tendremos que desbloquear a base de encontrar objetos en las fases. Lo malo es que el valor de rejugabilidad no es muy alto que digamos, una vez que nos pasemos el juego sólo jugaremos para desbloquear las habilidades que no hayamos encontrado. Ni siquiera está la opción de la primera parte para jugar las fases e intentar batir el tiempo record. Además Sly no es un juego difícil, con la excepción de algunos enemigos o algunas situaciones de sigilo el juego será fácil para los más expertos.

Sly, con estilo propio
El estilo gráfico de Sly no ha cambiado en absoluto, el Cell Shading, técnica usada en juegos como Jet Set Radio o Zelda: Wind Waker, sigue siendo el estilo elegido por los desarrolladores y es que en pocos juegos luce tan bien como en este. Las animaciones se han mejorado suavizándolas y se han incrementado la cantidad de objetos con los que interactuar, además del nivel de detalle. Los enemigos son nuevos y su diseño es bastante gracioso en la mayoría de los casos. Las intros son una especie de comic dinámico, como en la primera parte que servirá para enlazar la historia. Los escenarios en la mayoría de los casos son bastante extensos y plagados de detalles, además en ningún caso son repetitivos ya que cada uno ha sido diseñado de manera diferente y con unas texturas muy buenas. No son unos gráficos que a primera vista den cuenta del trabajo y cuidado que se ha puesto en creación, del mismo modo que le pasa a otros juegos como Viewtiful Joe. Hay otros juegos que lucen más que éste como pueden ser el nuevo Jak, pero hay pocos juegos con tan pocos defectos gráficos como éste y donde la cámara se comporte de manera tan suave y no nos dé una mala perspectiva casi nunca. No es técnicamente perfecto (Wind Waker sí lo es) pero tampoco le hace falta.

El apartado sonoro sigue siendo de lujo con un doblaje al español de los que quitan el hipo. Las voces siguen siendo las mismas que en la primera parte, pero la cantidad de diálogos ha aumentado y la de personajes secundarios también. La coordinación de las voces con los movimientos de los personajes es ejemplar, en todas las ocasiones. El humor sigue presente en la saga y los comentarios de Sly, siempre riéndose de la precaución de Bentley y del enemigo de turno, son geniales. Los efectos sonoros son también muy buenos y variados, disparos, gritos, golpes, todos tienen ese aire cómico que caracteriza al juego. Mención especial al sonido del sigilo de Sly, la primera vez que lo escuchamos nos partimos de risa. Con respecto a la música hay que decir que en la mayoría de los casos pasará desapercibida ya que estaremos totalmente inmersos en el juego y es bastante tranquila. Los temas de las escenas sí tienen mas ritmo y en general la música cumple con el cometido del juego mostrando la apropiada para cada ocasión, sin pena ni gloria.

Conclusión
Estamos ante un juego magnífico que no solo mantiene el listón de la primera parte, sino que crece en todos los aspectos. Tres personajes diferentes, gran variedad de situaciones y una calidad en todos los sentidos impresionante, doblaje, gráficos y control son sobresalientes. Sin embargo esto no es suficiente para hacer honor a Sly, este es un juego con clase, con estilo, con el estilo de un ladrón de guante blanco. Sabemos que Sly no va a vender lo que Jak o Ratchet, tal vez no sea el mejor plataformas de PS2 ningún día, tal vez nunca tenga esa campaña de publicidad que tienen otros, pero qué más da, nosotros disfrutaremos igual de sus aventuras y reiremos cada vez que le tome el pelo a Carmelita. No os vamos a decir que compréis el juego, eso es decisión vuestra, no vamos a atosigarte con que es el mejor juego del año, tampoco diremos que es un "must have", como dicen los americanos, sólo os decimos que hemos disfrutado jugándolo, que nos hemos entretenido y reído y que eso es lo que cuenta.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Halo Infinite - Análisis
Halo Infinite - Análisis
Análisis
2021-12-06 09:01:00
343 Industries firma su mejor trabajo hasta la fecha con una fantástica campaña y un multijugador con un brillante futuro por delante.
Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
PEGI +3
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 27/10/2004
  • Desarrollo: SCEA
  • Producción: SCEA
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
7.97

PUNTÚA
Sly 2: Ladrones de Guante Blanco para PlayStation 2

38 votos
Flecha subir