Análisis de Maximo: Ghosts to Glory (PS2)

Jose M. Rubio y Pablo Grandío ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8.5
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PS2.
Un remake de un clásico de los 80
Todos aquellos que somos aficionados a los videojuegos desde la década de los 80 recordamos con cariño Ghosts ‘n’ Goblins y Ghouls ‘n’Ghosts de Capcom, dos geniales recreativas que se convirtieron en clásicos y recibieron varias conversiones a las consolas de la época, y luego a los 16 bits. Ghosts ‘n’ Goblins era un genial juego de acción y plataformas, en el que el protagonista, un gallardo caballero, tenía que rescatar a la princesa de su malvado captor. El juego consistía básicamente en atacar con nuestra lanza a los enemigos, que no paraban de llegar, y saltar de plataforma en plataforma evitando caernos al mar, lava, o foso con pinchos que tocase. En ningún momento se ha dicho oficialmente que Maximo: Ghosts to Glory sea el remake 3D de estos dos clásicos pero, entre nosotros, lo es.

Y el asignarle al recién formado grupo de desarrollo americano de Capcom este importante proyecto ha sido una apuesta arriesgada por parte de Capcom Japón. Después de todo, si por algo es famosa Capsule Computers es por sobreexplotar sus sagas, pero sin dejar que pierdan la calidad que las ha hecho famosas. Capcom Digital Studios ha salido más que airosa de su debut al conseguir recrear la esencia de la saga clásica en las tres dimensiones de Maximo, cosa que como sabéis no ha podido lograrse con otros clásicos como Castlevania.

Sistema de juego clásico, pero actualizado
Maximo sigue la dinámica de Ghouls ‘n’ Ghosts, pero trasladada a las tres dimensiones con todo lo que ello conlleva. La jugabilidad consistirá fundamentalmente en acabar con los enemigos a espadazo limpio y saltar peligrosamente de plataforma en plataforma, superando todos los niveles de cada mundo para abrir el acceso al jefe de turno. Los niveles no serán completamente lineales, tendrán rutas alternativas para encontrar objetos especiales y secretos por las que no será obligatorio pasar. En algunos niveles tendremos varios caminos por donde ir, pero siempre en busca de una llave o un item que nos permita abrir una puerta o un cofre cerrado. Una de las cosas que enriquecen a Maximo es la cantidad de situaciones diferentes que nos encontraremos, y la cantidad de items, poderes y demás cosas que utilizaremos en nuestra aventura.
Un héroe en calzoncillos
En la saga clásica la "energía" de nuestro personaje se medía por su vestimenta. Al primer golpe del enemigo, perdía su brillante armadura y se quedaba en calzoncillos, y al segundo se iba al otro barrio. En Maximo el sistema es similar, haciendo un guiño al clásico; no tendremos barra de energía exactamente, sino unas pequeñas barras de armadura cuyo número dependerá de nuestro estado. Al terminarse una barra, desaparecerá y bajaremos un nivel de armadura. Hay 3 niveles: uno con casco y hombreras, otro sólo con cota y otro... en calzoncillos de corazones, o de diferentes modelos si los compramos por los niveles.

Según avancemos en Maximo adquiriremos poderes; podremos elegir cuales de ellos conservar (empezaremos pudiendo mantener 3, y una más por cada mundo que pasemos). Hay una buena cantidad de ellos, desde golpes extra para la espada hasta buscadores de tesoros, pasando por lanzar bolas de fuego, el toque de la muerte, una barra más de armadura o que nuestro escudo pueda lanzarse, desatar torbellinos o atraer objetos como si de un imán se tratase. Algunos de estos poderes requieren que la espada esté encantada con algun elemento (hielo, fuego, luz...etc). Esto le da mucha frescura al juego y hace que podamos resolver una situación de muchas maneras dependiendo de que poderes tengamos.

Otra de la cosas curiosas que nos encontraremos en Maximo es que todo tendrá un precio. Para salvar las partidas tendremos que pagar 100 monedas de las que recogeremos por los escenarios, y para continuar cuando hayan acabado con todas nuestras vidas tendremos que negociar con la muerte pagándole con medallones, que recogeremos en los niveles tras encontrar 50 hadas. También, en medio de los niveles, nos encontraremos con minitiendas donde comprar vidas, armaduras, pociones e incluso nuevos modelos de calzoncillos..

PUBLICIDAD
Gráficamente muy bueno
En cuanto al apartado gráfico, Maximo hace gala de un entorno 3D muy bueno. Sin llegar al nivel gráfico de colosos de la talla de Devil May Cry, MGS2 o ICO, este título luce un excelente acabado en todos los aspectos, pero vayamos por partes. Para empezar, cabe reseñar que todo el diseño de personajes ha sido realizado por el gran Susumu Matsushita, perenne autor de las portadas de la celebérrima Famitsu así como de la saga Motor Toon GP de PSX y ya remontándonos un poco más lejos en el tiempo, las de la saga Adventure Island de Hudson Soft. Si habéis visto alguno de estos juegos o alguna Famitsu Weekly, reconoceréis al instante la mano de este diseñador nipón en este nuevo juego de Capcom (Matsushita-san tiene un trazo y le aplica a sus personajes unas curvas y redondeces muy características). Esto hace que Maximo luzca un diseño bastante "cartoon" o super-deformed, mostrado tanto en el propio protagonista como en la totalidad de enemigos que componen el juego. Pero aunque el propio diseñador haya repetido mil y una veces que Maximo está basado en su trabajo, y a pesar de su toque personal, en cuanto nos sumerjamos en el tétrico cementerio de la primera fase, es inevitable que lo primero que se nos venga a la mente son tres palabras: Ghouls & Ghosts -o Ghosts & Globins, el primer capítulo de esta mítica saga-.

Ahora cofres, armaduras doradas, zombies que surgen de la putrefacta tierra, sarcófagos, esqueletos andantes, cuervos (en los Ghouls eran buitres) y decenas más de maléficas criaturas desfilarán ante nuestra pantalla en unas perfectas tres dimensiones. Los escenarios tampoco se quedan atrás; al mítico homenaje del cementerio de la primera fase se unen otras fases posteriores muy variadas y en escenarios totalmente contrapuestos como son una selva tropical llena de densa vegetación y cenagosos pantanos, un helado escenario polar (con barcos piratas incluidos) o uno que parece sacado del propio infierno. Estos mapeados son extensos, están lleno de todo tipo de elementos como rocas, arbustos, árboles, estatuas, templos, puentes, muchos de cuales se derrumbarán o alteraran a nuestro paso. La cámara trasera que sigue la acción suele funcionar bien aunque eso no quita que en algunas ocasiones nos dé algún que otro problemilla al colocarse en un ángulo que no nos deje contemplar bien por donde nos vienen los enemigos o el calcular bien un determinado salto (ya sabéis que esto es uno de los caballos de batalla de los juegos 3D).

Por otro lado, las texturas que recubren cada fase son realmente muy buenas y lucen una variedad impresionante aunque en algunos momentos se abuse de fondos 2D como es en el caso de las fases selváticas donde para simular los fondos de vegetación de planten unas paredes bitmap muy descaradas. El otro punto fuerte del juego son, como ya viene siendo habitual en la máquina de Sony, los efectos de luces y partículas. En eso ya sabemos que Playstation 2 es un auténtico monstruo: decenas de transparencias, neblinas para el suelo o verdosos vapores que emergen de oscuras masas de agua dotan al juego de una atmósfera tenebrosa sublime y que resulta ideal para este juego. Los efectillos de luces también resaltan como el de antorchas, las diversas magias para nuestra espada o unos monolitos que escupen calaveras púrpuras por citar algunos ejemplos. Hasta los ya clásicos jaggies de muchos juegos de la 128 bits de Sony, pasan casi desapercibidos en este juego lo que denota el gran trabajo realizado por los chicos de Capcom Digital Studios. Por último, la animación del protagonista y del resto de personajes es muy fluída al igual que todo el entorno que va a 60 fps constantes, bueno, 50 fps en la versión PAL.
Un pequeño comentario referente a esto último; pese a que la versión Pal es muy decentita, incluyéndose overscan y todo y casi no hemos notado diferencia de fluidez respecto a la NTSC, Capcom sigue en sus trece de no incluir selector 50/60 Hz en sus títulos...y por lo que parece, esto va para largo. Por cierto, ¿se molestan en doblar y traducir el juego al idioma de Cervantes, cosa muy de agradecer, pero no incluyen un sencillo selector de Hz? Qué cosas...

Buena música y sonido
La música y efectos sonoros también brillan a un gran nivel a lo largo de todo el juego. Los Fx son muy variados y curiosos e incluyen desde el chapoteo del agua al pasar sobre ella, el sonidillo de las monedas o cuando recogemos otros items hasta el sonido contundente de nuestra espada rompiendo lápidas o atravesando esqueletos. También destacan sonidos ambientales como rayos, tormentas, lluvia o los vendavales de las fases polares. Y por supuesto todo un detallazo: voces muy bien dobladas al castellano a lo largo de todo el juego y en las propias intros. En cuanto a la música que nos acompañará a lo largo de las fases, cabe comentar que la de la primera fase la reconoceremos ipso-facto ya que está basada en la fase homónima de la saga original Makaimura (otro homenaje más y ya van...), convenientemente adaptada a los tiempos que corren, obviamente. El resto son también melodías típicas arcadianas que ambientan muy bien el devenir de las distintas fases.
Control sencillo
La jugabilidad de Maximo nos remonta a épocas ya pasadas. Prácticamente tenemos sólo dos botones a usar: salto – también salto doble al mas puro estilo Super G&G de Snes- y disparo, que serán los mas importantes. Punto. También secundariamente tenemos un botón para protegernos de determinados ataques enemigos mediante nuestro escudo (si lo tenemos en ese momento, claro) y otro para agacharnos, amén de algún que otro movimiento especial para cargarnos mas enemigos de una sola tacada. En 10 minutos de juego ya tendremos un control cuasi-perfecto del héroe. Iremos avanzando fase tras fase dando buena cuenta de los enemigos que nos salgan al paso, recogiendo todos los items que podamos, encontrando pequeños atajos y secretillos, saltando de plataforma en plataforma cuando así se requiera y el consabido Final Boss –de enorme tamaño por regla general y con patrones de ataque distintos- al final de cada mundo. ¿Este planteamiento/mecánica os suena verdad? Sí, es lo que llevamos haciendo "toda la vida de Dios" Es decir, Maximo sigue las directrices clásicas de los arcades de siempre actualizándolo a un entorno 3D acorde a los tiempos que corren.

Tan fiel es a los arcades clásicos que también ha heredado esa endiablada dificultad de muchos de estos juegos de la era 8-16 bits... sin ir mas lejos, la saga Ghouls & Ghosts. Y es que Maximo es dificilillo, sobretodo en las últimas fases donde ya andaremos escasos de vidas y de medallones para comprar más continúes, pero esta condenada dificultad (que en algunos momentos, reconozcámoslo, puede llegar a desesperar) no hay que tomarla como un defecto del juego en sí sino como un reto que alarga la vida del juego y sobretodo, al menos desde nuestro punto de vista, aumenta aún mas la adicción de Maximo hasta límites insospechados. Y eso sin contar el auténtico Reto, con mayúsculas, que supone conseguir el 100% en todas, toditas, todas las subfases del juego. Por tanto, podemos poner a modo de resumen una indisoluble ecuación que está empíricamente comprobada: Control Sencillo + Dificultad enganchante + decenas de fases infestadas de secretos, items, enemigos = Arcade Total de larga duración. Justo eso es Maximo.

Conclusión
Opinión de los redactores: Desde el primer momento que servidor tuvo la suerte de poner en Vandal la noticia del anuncio de este juego (justo horas antes del comienzo del E3 2001), supe que Maximo iba a ser grande. Ahora con el juego entre mis manos puedo confirmar que Maximo es un muy buen juego. Pero lo mejor de Maximo no reside en su notable apartado técnico, su sencilla y soberbia jugabilidad o su divertida a la vez que enganchante mecánica; no, no voy por ahí. Para mí la grandeza de este juego, junto a otro incunable como es Devil May Cry reside realmente en actualizar, en rescatar, en definitiva en devolvernos un género que está tan de capa caída como es el arcade clásico puro y duro, cubriéndolo con un manto vectorial.

¿Y quién mejor para eso que la todopoderosa Capsule Computers? autora de decenas de arcades ya míticos en las coin-ops como Black Tiger, Final Fight, Commando, King of Dragons o cómo no, una saga que nació a mediados de los 80 (1985 para ser exactos) conocida como Makaimura/Ghosts and Globins y que fue versionado para la casi totalidad de sistemas existentes de la época y posteriores. A Ghosts and Globins le siguió tres años después una secuela de lujo llamada Daimakaimura/Ghouls and Ghosts (con mención especial para la versión Super Grafx) y una revisión en exclusiva para Snes llamada Super Ghouls and Ghosts. Todos ellos constituyen auténticos clásicos del mundillo. Hoy en día, con la enorme potencia de las máquinas de 128 bits, sinceramente, ¿quién no ha pensado o se ha intentado imaginar alguna vez en cómo sería un Ghouls & Ghosts en 3D? Pues bien Maximo, aunque (y que quede bien claro) no es la auténtica secuela 3D de esta mítica saga –cosa que ya han dicho sus creadores por activa y por pasiva- si que rinde un cariñoso y más que digno homenaje a esta saga rescatando muchos de sus elementos y características. Maximo solo pretende eso. Es sólo eso... un brillante arcade "Old School" con ligeros toques plataformeros de adictiva mecánica y sencillo desarrollo, vamos "casi nada" en estos tiempos que corren...

Jose Miguel Rubio


"Capcom ha regenerado completamente la saga clásica y ha creado un hit para PlayStation 2 que tendrá secuela, como se confirmó hace unos días. Maximo tiene un genial sistema de juego y aunque utiliza una dinámica muy simple –saltar y atacar- no llega a cansar por la cantidad de items y situaciones diferentes con las que nos encontraremos.

La magia del original se ha mantenido y junto con el toque humorístico que tiene todo el juego (Maximo estará gran parte de la aventura en calzoncillos) se han incluido unos personajes secundarios muy simpáticos y una historia tipicona pero divertida. Muy bueno a nivel técnico y muy divertido, Maximo es un juego muy recomendado para todos los usuarios de PS2."

Y sobre todo, Maximo es un retorno a un estilo de juego clásico de otras épocas que con la extensión del mercado se ha ido perdiendo. Maximo no es un juego imposible, pero sí es más difícil que el juego normal del género ideado para que "estés a punto de morir, pero al final no". El estilo clásico de Maximo hace que muchas veces nos juguemos una vida en un salto, que si se nos acaban los continúes perdamos de verdad y que vuelvan los jefes finales a los que hay que pillarles el truquillo. No sé si se me entiende o no.

Pablo Grandío

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Insurmountable - Análisis
Insurmountable - Análisis
Análisis
2021-05-07 13:14:00
Insurmountable nos reta a escalar montañas procedimentales en un roguelike tranquilo, pero muy desafiante. Aunque con irregularidades, es capaz de ofrecer situaciones de angustia genuina.
Resident Evil 8: Village - Análisis
Resident Evil 8: Village - Análisis
Análisis
2021-05-05 22:59:31
La popular saga de acción y terror de Capcom regresa con una entrega muy particular, variada, divertida y repleta de sorpresas.
Returnal - Análisis
Returnal - Análisis
Análisis
2021-04-29 14:00:00
Housemarque lo vuelve a hacer con un intenso y frenético juego capaz de combinar con mucho acierto multitud de elementos e ideas para crear algo nuevo, fresco y divertido.
Total War: Rome Remastered - Análisis
Total War: Rome Remastered - Análisis
Análisis
2021-04-28 16:01:00
Uno de los clásicos de la estrategia vuelve con una remasterización notable que cuida desde gráficos hasta mecánicas de juego para volver a disfrutar de uno de los mejores Total War.
New Pokémon Snap - Análisis
New Pokémon Snap - Análisis
Análisis
2021-04-28 15:00:00
Bandai Namco Studios lleva a Nintendo Switch el ecosistema más detallado y creíble jamás representado en un juego de la saga con un solo objetivo: fotografiarlos a todos.
Wraith: The Oblivion - Afterlife - Análisis
Wraith: The Oblivion - Afterlife - Análisis
Análisis
2021-04-26 09:39:00
Adéntrate en este título de terror para la realidad virtual ambientado en el universo del juego de rol.
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.6
  • Fecha de lanzamiento: 1/3/2002
  • Desarrollo: Capcom USA
  • Producción: Capcom
  • Distribución: N / D
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
8.06

PUNTÚA
Maximo: Ghosts to Glory para PlayStation 2

67 votos
Flecha subir