Análisis de Dragon Ball Z: Budokai 2 (PS2, GameCube)

Goku ha vuelto, esta vez arropado por un inmenso plantel de luchadores que hará las delicias de los fans más acérrimos al grandioso cuento intemporal creado por Akira Toriyama.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS2 y GameCube.

Igual podría hasta ahorrarme estas líneas, nadie iba a echar en falta un prólogo en honor a Dragon Ball, al fin y al cabo. Y es que, ¿qué puedo escribir yo sobre esta legendaria serie japonesa que no se haya dicho ya? En fin, lo de siempre, lo que todos sabéis: un joven japonés aficionado a Star Wars llamado Akira Toriyama, de cuya mente -basándose en un cuento-leyenda chino- salió un chico mitad hombre, mitad mono, llamado Son Goku. Todo empezaría con las desventuras de este joven e inocente muchacho, que iban a desembocar posteriormente en una colosal historia seguida por millones de personas de todo el mundo durante años. Quién no ha visto algún que otro episodio en TV (los hay que todos y cada uno de ellos, como el que suscribe sin ir más lejos), quién no tiene alguna figurilla por ahí entre sus cajones, quién no tiene algún cómic por ahí… y quién no tiene un juego basado en la leyenda de las siete bolas mágicas. Puede que esta posibilidad sea más fácil que se dé, pero Goku y sus amigos también han tenido su hueco en SNES, Mega Drive, Saturn (ése Legends, memorable) o PSX, entre otros muchos sistemas, y también incluso en recreativa. Han estado, están y estarán en todas partes. Este cuento intemporal nunca morirá, y Dragon Ball Z Budokai 2 viene a solidificar esta teoría en lo que es la secuela del, posiblemente, mejor título protagonizado por los personajes de esta legendaria epopeya de grandes luchadores invencibles. Aquí están todos, otra vez. ¿Mejor que Budokai? Amigos lectores, prosigan su lectura.

Tras encender la consola, lo primero a lo que asistiremos (tras comprobar atónitos la posibilidad de pasar todos los datos guardados de nuestros personajes de Budokai a este nuevo juego) será a un impresionante vídeo de introducción con imágenes puramente Anime y totalmente inéditas, nada de extractos de la serie de TV ni imágenes poligonales como en la anterior entrega, que pecaba de ser algo insulsa e incluso algo patética, si nos ponemos rudos. Estas espectaculares imágenes nos muestran lo típico de una intro de un juego de Dragon Ball -ya se sabe, todos y cada uno de los personajes apareciendo sucesivamente-, al estilo de Final Bout y Ultimate Battle 22 (aunque, personalmente, ésta es la que más me gusta), dando paso al menú en el que nos vamos a mover y que nos ofrece diferentes posibilidades, muy similares a las que hacía gala el juego de hace ya un año. Los modos de juego en esta ocasión son Mundo Dragón, Duelo, Encuentro Mundial, Entrenamiento, Editor Habilidades y Opciones.

El Mundo Dragon Ball viene a ser el sustituto del idolatrado modo Historia de Budokai, solo que ahora ha adoptado un pequeño cambio en su planteamiento. Así, esta vez la historia se va a desarrollar a base de un –vamos a llamarle- tablero de juego configurado en un plano 2D donde cada personaje es representado por una ficha a mover por el susodicho tablero, por el cual habremos de movernos para realizar nuestros objetivos, ya sea conseguir una bola de dragón o acabar con el enemigo de turno. Esto es un inventazo, dicho de la forma más vulgar. Pero lo es. Tal cual de una partida de ajedrez se tratase, tendréis que tener la inteligencia y habilidad para moveros por él durante la partida y anticiparos al enemigo, que en cualquier momento se puede hacer acreedor de los diferentes elementos que conforman el mapeado, el cual puedes observar en todo momento gracias al Radar (ése mítico aparato inventado por Bulma). En toda su extensión, podremos encontrar desde potenciadotes de fuerza hasta cápsulas, dinero, o los ya mentados enemigos, que como igualmente os hemos comentado pueden quitarte de la manga estos preciados ítems. De esta forma, el juego se irá desarrollando por fases, que serán los tableros y contendrán siempre un objetivo a cumplir, generalmente acabar con el adversario de turno. Las cápsulas no han variado con respecto al título anterior, y los que lo probasteis ya sabréis como va la cosa: las cápsulas son objetos que contienen en su interior distintas habilidades para personalizar a nuestros personajes, y son coleccionables.

A medida que vayas luchando y superando así los tableros, irás consiguiendo diferentes regalos, como personajes y escenarios nuevos. El plantel de luchadores en esta ocasión es aún más completo que en la anterior entrega, y eso es mucho decir; hasta 34 luchadores conforman la nueva plantilla para la ocasión. Estar, están los de siempre, solo que ahora se han unido los personajes que conformar la saga de Boo. Eso sí, sin perder a personajes del anterior juego que raramente habían aparecido con anterioridad en un juego de Dragon Ball, como Raditz o Ten Shin Han. Los más poderosos son, como es de imaginar, los saiyajins, grupo al que pertenecen los Goku, Vegeta, Trunks, Gohan o Goten. Por el otro tenemos a los humanos, como Krylin (sin nariz), Ten Shin Han (con tres ojos) o Yamsha. Ejem… Por último, estaría aquel grupo que no son ni guerreros del espacio ni humanos, en el que podríamos incluir a Piccolo y algunos enemigos, como Freezer, Boo o C-20. En fin, que haber, hay para elegir, y además puedes personalizarlos todos a tu antojo e incluso cambiar de vestimenta con diversas posibilidades a cada uno de ellos. Las posibilidades son muy amplias.



Adentrándonos ya en lo que de verdad nos interesa, léase la jugabilidad, este Dragon Ball Z: Budokai 2 mantiene la base de su antecesor, que como bien indicó en su día Pablo Grandío, se acerca mucho al estilo de los Virtua Fighter de Sega, esta vez con pequeñas y sustanciales mejoras. Los botones de acción se mantienen; el triángulo sirve para asestar patadas, el cuadrado para usar los puños, el círculo para lanzar bolas de energía y realizar técnicas mayores, y el equis para cubrirte y recobrar energía durante la batalla. A partir de estas premisas, tenemos un enorme abanico de posibilidades, como esquivar al adversario, realizar técnicas espectaculares o adquirir mayor poder durante la batalla, lo cual se traduce en diversas transformaciones por parte de los personajes. Pero vayamos por partes.

Los combates transcurren en escenarios, llamémosle así, interactivos, ya que puedes moverte a tu antojo por ellos, e incluso llegar a interactuar directamente con los mismos, como ya se podía en Budokai. Esta es, sin duda, una de las novedades estrella de esta nueva saga de Dragon Ball que cada día promete más, ya que en los anteriores juegos el escenario no era más que una excusa para que se pudiera realizar el combate; lo veías, ahí estaba, pero nada más. Con esta "interactuación" a la que me refiero, el espíritu de los combates que veíamos emocionados hace unos años en la serie queda reflejado de una forma realmente increíble, ciertamente, ahora te llegas a sentir uno de estos poderosos súper-guerreros. Los escenarios vuelven a ser muy variados, y prácticamente todos están sacados directamente de la serie. Así, tenemos desde el típico escenario verde con el cielo azul detrás, hasta montañas, paisajes de nieve, y -cómo no- los inevitables escenarios del mítico tatami del inolvidable Torneo de las Artes Marciales, aquel en donde Goku y Krylin pulieron a lo largo de los años su técnica bajo la tutela del carismático Mutenroshi (Maestro Tortuga). Tampoco brillan por su ausencia la sala del tiempo y el espacio o el planeta Namek. En definitiva, los fans de la serie nos vamos a sentir como en casa.

Las batallas serán siempre entre dos guerreros, cada cual con su correspondiente barra de combate distinguida entre vital y de energía, que aquí se le llama. La primera es la tradicional que indica la vida de nuestro personaje, y cuenta con tres capas de diversos colores de diferentes tonos que nos va indicando lo que le queda en pie a nuestro elegido, mientras que la otra nos indica nuestra energía o "ki" con un número adjunto, que es el que va a determinar realmente nuestras posibilidades de ataques con energía vital así como la posibilidad de adquirir mayor poder durante el combate. Al igual que en la anterior entrega, los personajes van a poder transformarse durante el combate si disponen de la energía suficiente (como en anteriores títulos de Dragon Ball, podrás recargar fuerzas a en cualquier momento durante la pelea), una transformación que lógicamente variará de un personaje a otro. Mientras que alguno aumentarán su poder sin modificar un ápice su aspecto (como Krilyn o Ten-Shin Han), otros, como Freeza o Cell, llegarán a modificar radicalmente su imagen, pasando a ser seres de un físico totalmente distinto, a veces ganando en tamaño y envergadura a la vez que en fuerza. Los saiyajins, por su parte, harán una visita relámpago a la peluquería más cercana y se volverán rubios, solo que esta vez con más posibilidades, como el acceder al nivel 3 de transformación super-saiyajin de Son Goku. Una gozada.

Una novedad de muy buen recibir es que ahora realizar las técnicas especiales va a resultar una tarea mucho más sencilla. Si recordáis, en Budokai para realizar un Kame Hame-Ha había que presionar cuatro veces el botón de puño y luego hacer lo propio con el correspondiente botón de ataques de energía, una auténtica vorágine de golpes previos sin ningún sentido, y un combo absurdo para un ataque tan "simple" como la Onda Vital. Ahora, con solo presionar el círculo más la dirección correspondiente en la que se encuentre nuestro adversario, nuestro personaje realizará el ataque especial correspondiente de forma automática. Sin duda, un gran acierto a todas luces que va a ser un incisivo a unos combates que van a ser más fácilmente espectaculares que los de su predecesor. Otros aspectos como el choque de fuerzas, en los que la pantalla hace un acercamiento y capta una espectacular escena de los dos combatientes dando rapidísimos y devastadores golpes sucesivamente al más puro estilo de la serie, y en los que tendremos que hacer uso de la típica premisa "aprieta botones compulsivo" para salir airosos de la situación, se mantienen sin cambios, al igual que la posibilidad de mandar a nuestro adversario a un viaje a estrellarse contra la montaña o el muro más próximo con un golpe bien dado. Y no, esta vez tampoco se puede volar a voluntad propia, con lo cual se mantiene ese gran acierto de la imposibilidad de tomar un vuelo voluntario que solo haría favorecer a los más cobardes (como más de uno que yo me sé), a la vez que complicaría sensiblemente el sistema de control a los desarrolladores para que no se convirtiera en un caos el manejo de los personajes en el aire.



El control es algo complicado de hacerse en un principio, como los que ya jugaron al título anterior sabrán. Aquí es donde va a jugar un importante papel el modo Entrenamiento, donde podremos elegir dos tipos de práctica: guiada y libre. En la primera haremos manejo del pequeño Goten, y el propio juego nos irá guiando para que aprendamos a dominar el manejo del personaje. Si lo prefieres, aún obstante, puedes optar por entrenar por el método clásico: es decir, eliges personajes, escenarios, y a luchar. Este modo es muy completo, ya que puedes dejar a tu adversario completamente inerte mientras te acechas a gusto con él, o por el contrario hacer que se ponga en guardia, esquive tus ataques, e incluso puedes hacer que te ataque. Este modo es sobre todo recomendable para llegar a dominar las numerosas técnicas que poseerán todos y cada uno de los personajes del juego, algunas sencillas pero otras bastante complicadas y largas de realizar. Ya se sabe, con la práctica se consigue todo.

El apartado gráfico ha sufrido una pequeña remodelación con respecto a la primera entrega. El mayor cambio radica en la aplicación de la conocida (y algo explotada) técnica gráfica cell-shading, ya se sabe, esa que hace a todo lo que toca que parezcan dibujos animados. Así pues, ahora Goku y compañía se parecen todavía más a sus homónimos que veíamos hace años en TV. Bajo mi punto de vista, el cambio es positivo, ya que si hay una saga a la que le podría sentar bien este cambio, ésa es Dragon Ball, aunque claro, para gustos se inventaron los colores, que se dice, y seguramente a más de uno no le habrá hecho demasiada gracia el cambio. Las animaciones rayan a un buen nivel, mientras que los escenarios nos siguen recordando demasiados a los de un título cualquiera de nuestras PSX, mostrándose algo insulsos y carentes de detalle, quizá hasta demasiado poligonales si nos ponemos exigentes. Las sombras de los personajes, por su parte, también han sido modificadas, esta vez a mejor, y han pasado de ser un ridículo círculo a unas sombras como Dios manda. Los ataques vuelven a estar bastante bien representados, yo diría incluso que han ganado en espectacularidad.

En cuanto al sonido, anda a un nivel parejo al juego del pasado año, con efectos FX a un buen nivel acompañados por voces de los personajes al luchar y realizar ataques especiales, y temas musicales que no llegan a destacar aunque tampoco se hacen demasiado pesados. En este último aspecto, el juego se antoja muy flojo. Cabe destacar que el doblaje se ha mantenido en inglés, sin adaptación al español (algún día y con las voces de la serie original, sería la bomba), y que el nivel es bastante discreto, a destacar la voz de Freezer. No tiene desperdicio, en serio.

En definitiva, nos encontramos con una sólida secuela de un juego que disfruté muchísimo, posiblemente el mejor título jamás creado dedicado a los personajes de Akira Toriyama. Lo que viene a hacer esta segunda entrega no es más que afianzar todo lo bueno que tenía su antecesor, manteniendo las virtudes, añadiendo un poco de "cell", una nueva historia y muchos, muchísimos personajes. Budokai 2 es mejor que su antecesor, mas no debéis pensar que distan mucho el uno del otro, y ciertamente, si el primero te decepcionó en su día no es muy recomendable que te hagas con éste. Pero tened en cuenta que es un juego sobre Dragon Ball con un apartado gráfico muy bueno, una jugabilidad explosiva, y un sistema de juego innovador, en lo que ha supuesto la sustitución del modo Historia por un juego de tablero en el que te sentirás casi como si estuvieras con un RPG cualquiera. Todo este cúmulo de virtudes han conformado, esta vez sí, el mejor juego para consola que jamás haya existido sobre el maravilloso mundo de las bolas de dragón, un sueño hecho realidad para todo aficionado que se precie. Y como tal, me encuentro en deuda con Dimps de por vida. Por cierto, si vosotros también lo sois, igual le podéis subir disimuladamente a la nota medio puntito, e incluso algo más…

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Análisis
2021-10-28 00:00:00
El juego de terror de Wii U regresa con gráficos remasterizados y, de manera inesperada, a múltiples plataformas.
Happy Game - Análisis
Happy Game - Análisis
Análisis
2021-10-27 16:16:00
El diseñador de Chuchel vuelve con Happy Game, un perturbador videojuego que no tiene nada de feliz y nos lleva a explorar tres pesadillas en escenarios surrealistas plagados de personajes grotescos.
Iron Harvest - Análisis
Iron Harvest - Análisis
Análisis
2021-10-27 10:59:00
El interesante juego de estrategia en tiempo real se adapta a pad y lleva el mundo de 1920+ con sus expansiones a consolas.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Género/s: Lucha 2D / Lucha
PEGI +12
Plataformas:
PS2 GameCube

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 13/11/2003
  • Desarrollo: DIMPS
  • Producción: Atari
  • Distribución: Atari
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.58

PUNTÚA
Dragon Ball Z: Budokai 2 para PlayStation 2

145 votos

Ficha técnica de la versión GameCube

  • Fecha de lanzamiento: 18/3/2005
  • Desarrollo: Dimps
  • Producción: Atari
  • Distribución: Atari
COMUNIDAD
7.28

PUNTÚA
Dragon Ball Z: Budokai 2 para GameCube

33 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.
Flecha subir