Análisis de Delta Force Black Hawk Down (PS2, Xbox)

Novalogic convierte a las consolas su saga para PC con decente factura aunque con un considerable descenso técnico.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
7
NOTA
5.9
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6
Análisis de versiones PS2 y Xbox.

Los juegos en primera persona hace años que no son nada raros en consolas, y con el traspaso del género al PC, los diferentes subgéneros han ido apareciendo poco a poco en consolas, entre ellos el de la acción táctica. Aunque especialmente apropiados para PC, los juegos de este tipo ya han dejado buenos exponentes en consola, como los Rainbow Six de Ubisoft, los Ghost Recon de la misma compañía y, en el caso de la tercera persona, la saga Conflict. Ahora, Novalogic traslada a PS2 y Xbox uno de sus juegos más populares, Delta Force: Black Hawk Down.

Esta entrega de Delta Force está ambientada en Somalia, en la misión de pacificación que el ejército americano llevó a cabo en el país y que no fue paulatinamente replegada hasta el famoso incidente "Black Hawk Derribado", plasmado en un libro y más tarde en la película de Ridley Scott, en el que murieron 19 soldados americanos abatidos por la guerrilla local. El juego no se centra en el acontecimiento, sino que tiene lugar en el mismo escenario, por lo que en las dieciséis misiones del modo campaña pelearemos en Somalia contra la numerosa guerrilla, que intentará por todos los medios dificultar las misiones de pacificación del país.

PUBLICIDAD

Aparte de mantener el modo campaña de la versión PC, el juego también contiene el exitoso multijugador de los compatibles, que en su día sorprendió por el gran número de jugadores simultáneos que permitía. En el caso de la versión consola, aunque se ha reducido, las cifras siguen siendo llamativas: 32 en el caso de PlayStation 2 y 50 en el de Xbox, asegurando que se puedan realizar batallas campales a través de la red.

El modo para un solo jugador de DFBHD incluye las ya mencionadas dieciséis misiones donde tendremos que hacer frente a la guerrilla somalí. En el caso de la versión PS2, tras cada misión podremos asignar ciertos puntos de experiencia a nuestro soldado, dependiendo de lo bien que lo hayamos hecho, y poder mejorar las armas y desbloquear otras, un apartado inexistente en la de Xbox. Pero las misiones en sí son las mismas en ambas plataformas, con sus pros y sus contras, y con –un elemento presente en toda la conversión- un notable desfase técnico y jugable con respecto a los títulos similares de ambas consolas en la actualidad.

Las misiones son sorprendentemente lineales, estando estructuradas en objetivos que se van presentando uno por uno, sin que tengamos en ningún momento la opción de decidir por dónde queremos ir ni qué queremos hacer primero. Todo va viniendo secuencialmente, así como los niveles, exceptuando los decorados que les dan un aspecto "abierto", son prácticamente corredores que recorreremos de forma lineal hasta el siguiente punto indicado en el mapa.

Esto no significa que el juego sea un título de acción en primera persona a la vieja usanza, ya que el combate cuenta con una complejidad mayor que la de los títulos habituales. En ocasiones iremos montados en vehículos, dirigiendo la ametralladora (y convirtiéndose el juego en un "shooter sobre railes"), pero la mayoría de las veces estaremos en el terreno y acompañados de otros soldados a los que podremos dar órdenes pulsando un botón y seleccionando el comando apropiado.

La forma de dar las órdenes es un tanto arcaica y el interfaz ciertamente incómodo, no habiendo, como en otros juegos del estilo, botones simplificados para dar una orden concreta (como por ejemplo el "ir hacia allí" o el "quedaos aquí"), y realmente no es tan necesario dar órdenes, ya que en la mayoría de ocasiones servirá con decirle a nuestros soldados que nos sigan. El combate está en un término medio entre lo "arcade" y el realismo, contando con una barra de energía no muy generosa (pero que podremos rellenar con curas) y teniendo que cubrirnos y avanzar poco a poco para que los enemigos no nos abatan.

Estos últimos no son precisamente lumbreras, y se comportan como si no les importase en absoluto ser abatidos con tal de matar a un soldado americano –aunque en la película parece exactamente así-, con una inteligencia artificial ciertamente limitada que podría resumirse como "dispara hasta que te maten". Más llamativo resulta el hecho de que los soldados no interactúen en absoluto entre sí, ya no usando tácticas complejas, sino ni siquiera extrañándose cuando el guerrillero que tienen al lado cae al suelo abatido. De este modo es posible apostarse lejos de los enemigos e irlos matando uno por uno siempre y cuando no nos vean –si estamos muy lejos no lo harán-, cosa que en estos tiempos que corren resulta desfasada.

El modo para un solo jugador es por lo tanto mediocre en su diseño y en su juego, pero el modo multijugador intenta compensar eso con el abultado número de jugadores simultáneos que permite en ambas versiones. En el modo multijugador habrá varias clases de soldado que elegir, y cada una de ellas cuenta con sus diferentes habilidades, y armas que pueden usar. Hay incluso una clase "médico" que puede curar a los soldados heridos. En el multijugador también pueden usarse vehículos, pero extrañamente –y al contrario que en la mayoría de los juegos actuales- se pilotarán automáticamente, limitándonos nosotros a disparar con la ametralladora. Más extrañamente todavía, no pueden destruirse.

El multijugado resulta francamente divertido pero se echa en falta un mayor equilibrio en el uso de las armas y tácticas, ya que algunas, como el uso de granadas, son especialmente efectivas en según qué escenarios –especialmente en los espacios cerrados-, favoreciendo en demasía al jugador experto en estas lides. Aún así es un apartado francamente superior al modo para un solo jugador, especialmente interesante, como decíamos, por su elevado número de jugadores.

A nivel gráfico el juego flojea considerablemente por causa de dos factores importantes: el descenso de calidad que se produce en todas las conversiones, y el hecho de que sea una conversión de un juego de PC lanzado hace dos años que ya de aquella no era un espectáculo visual. De este modo nos topamos, tanto en PS2 como en Xbox (que es la versión más fiel a la original) con unos gráficos no demasiado vistosos y simplemente decentes, solo destacando en ciertos efectos como de humo o fuego, y sin brillo en detalles como el modelado y la animación, o la complejidad y variedad de texturas en los escenarios. En el apartado sonoro, Delta Force destaca por su doblaje al castellano y la buena calidad de los efectos especiales, aunque al música acaba haciéndose repetitiva, sin ser mala en principio.

Delta Force: Black Hawk Down no es una mala conversión pero llega en un momento en el que su competencia le supera ampliamente y donde los gráficos del juego no llaman en absoluto la atención y resultan desfasados. El control y el manejo es inferior al de otros títulos, y el diseño de los niveles es demasiado simple para competir con otros juegos de acción táctica que ofrecen una complejidad mucho mayor, a veces sin renunciar a la simplicidad. El modo multijugador, aunque un tanto caótico, es el mayor punto fuerte de este Delta Force, recomendado solo a los más fanáticos de la acción bélica.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
PEGI +16
Plataformas:
PS2 Xbox

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
5.9
  • Fecha de lanzamiento: Septiembre 2005
  • Desarrollo: Rebellion
  • Producción: Novalogic
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1 - Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
9.09

PUNTÚA
Delta Force Black Hawk Down para PlayStation 2

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
5.9
  • Fecha de lanzamiento: Septiembre 2005
  • Desarrollo: Climax
  • Producción: Novalogic
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1 - Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Delta Force Black Hawk Down para Xbox

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir