Vandal

Análisis de Castlevania: Curse of Darkness (PS2, Xbox)

Pablo Grandío ·
El paso a las tres dimensiones vuelve a complicarse para la saga Castlevania.
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
8
NOTA
6.1
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versiones PS2 y Xbox.

Con el advenimiento de las tres dimensiones, hubo sagas clásicas de videojuegos que se adaptaron mejor o peor a las nuevas condiciones. Unas lo hicieron mejor que otras, y algunas de estas últimas desaparecieron, o mejor dicho, se vieron resignadas a permanecer en dos dimensiones en formatos portátiles -el caso de Megaman-, pero una de las que ha obtenido resultados ambiguos es Castlevania. La primera adaptación tridimensional llegaría tarde y no muy bien, para Nintendo 64, años después de que se convirtiese en un juego de culto para PS One gracias al sensacional Symphony of the Night.

Años después, la saga de aventuras contra Drácula de los Belmont, y compañía, se ha constituido como uno de los juegos más sólidos para portátiles, con sus fantásticas entregas para Game Boy Advance y la sensacional nueva edición para Nintendo Ds, pero en las tres dimensiones no acaba de encontrar su lugar. Tras el notable, aunque no excelente, Lament of Innocence, llega finalmente a Europa el segundo Castlevania tridimensional para PlayStation 2, que en esta ocasión no solo no ha logrado colmar la expectativas de los jugadores sino que apenas llega a ser un buen juego. Está la ambientación fantasmagórica y el toque RPG, sí, pero muchas otras cosas fallan.

PUBLICIDAD

En esta ocasión no controlamos a un miembro de la familia Belmont ni al cada vez más popular Soma Cruz, sino a un ex sicario de Drácula, el demonio Hector, que tendrá que internarse en Castlevania para vengarse de otro sicario del príncipe de los vampiros, llamado Isaac, responsable de la muerte de su amada. Comienza así una aventura donde tendremos que recorrer el vetusto castillo haciendo frente a legiones de monstruos, a medida que vamos recuperando las perdidas habilidades de Hector y acercándonos a la batalla final contra Isaac. La historia del juego cumple su papel, aunque no está excesivamente integrada en él, con ocasionales cinemáticas tras mucha matanza de monstruos.

Curse of Darkness tiene un diseño similar al de Lament of Innocence, a su vez inspirado en el inevitable Symphony of the Night. Tenemos ante nosotros un inmenso castillo con varias zonas diferentes, que podremos explorar con relativa libertad; el juego no llegar a ser estrictamente lineal, pero hay zonas que no son accesibles desde el principio. Además, y en la tradición de Castlevania, habrá partes a las que todavía no podremos acceder, pudiendo volver luego con el poder adecuado para llegar hasta ese punto inalcanzable y descubrir qué secreto escondía.

Pese a mantener muchas de las cosas vistas en Lament of Innocence, Curse of Darkness incluye un sistema de combate muy cambiado, y de hecho mejor, que el de este último. Nuestro antihéroe tiene una gran variedad de armas a su disposición, con un sistema de control donde usaremos un botón para hacer combos simples y tendremos otros para terminar los combos, al estilo de juegos como Dynasty Warriors. Hector puede luchar contra varios enemigos a la vez y tenemos también la posibilidad de enfocar a cada uno de ellos, aunque por desgracia esto suele acarrear frecuentes problemas de cámara. También, extrañamente, Hector puede robar a los enemigos, ya que en algunos momentos serán vulnerables a un movimiento de robo, y podremos conseguir riquezas que más tarde podremos invertir en comprar items en las habituales tiendas.

Pero aparte de estas novedades en el combate, Curse of Darkness incluye dos grandes novedades: Los "Innocent Devils", y el sistema de creación de armas. Hector es un experto en la forja de armas, y a medida que avancemos en el juego iremos obteniendo materiales con los que podremos crear nuevas armas desde cero o bien mejorar, haciéndolas más poderosas, las armas que ya tenemos. Este sistema es interesante aunque no requiere mucha más habilidad que la de encontrar las materias primas, ya que la forja en sí no necesita de una intervención a base de minijuegos o de otro modo. Los Innocent Devils están mucho más presentes a lo largo del juego, y son criaturas que nos acompañas, haciendo de ángeles de la guardia, y otorgándonos en ocasiones poderes especiales.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-06-26 15:00:00
El icónico fontanero de Nintendo regresa con una completísima e imprescindible secuela para todos los amantes de los buenos juegos de plataformas.
Análisis
2019-06-25 18:00:00
Lovecraft vuelve a inspirar una interesante aventura, bastante completa aunque con aspectos mejorables.
Análisis
2019-06-25 15:46:00
Los duelos más intensos y tácticos de SNK regresan por la puerta grande con una entrega imprescindible para los fans de los juegos de lucha.
Análisis
2019-06-24 15:44:00
La secuela del RPG Citizens of Earth vuelve a pedir que reclutemos decenas de personajes con una misión vital: encontrar la Tierra.
Análisis
2019-06-24 09:17:00
Koji Igarashi regresa a lo que mejor sabe hacer para ofrecernos el auténtico sucesor de Castlevania que tantos años llevábamos esperando.
Análisis
2019-06-23 18:59:00
El playboy Larry Laffer despierta en una época que le es desconocida. ¿Podrá desplegar todo su atractivo en el siglo XXI?
PEGI +12
Plataformas:
PS2 Xbox
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Fecha de lanzamiento: Febrero 2006
Desarrollo: Konami
Producción: Konami
Distribución: Konami
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA
Castlevania: Curse of Darkness para PlayStation 2

Ficha técnica de la versión Xbox
ANÁLISIS
Fecha de lanzamiento: Febrero 2006
Desarrollo: Konami
Producción: Konami
Distribución: Konami
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA
Castlevania: Curse of Darkness para Xbox

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir