Análisis de Warhammer: Mark of Chaos (PC)

Mark of chaos nos propone un universo donde la oscuridad amenaza con arrebatar toda esperanza a los hombres; el destino está en tus manos. ¿En qué bando te posicionarás?.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.

Warhammer ha dado a lo largo de su historia una importante cantidad de videojuegos para distintos sistemas, aunque ha sido en los últimos años cuando ha florecido un mayor interés por la saga, convirtiendo a la licencia de Games Workwhop en una opción más que jugosa para cualquier compañía.

En este caso tenemos ante nosotros Warhammer: Mark of Chaos, un nuevo episodio que pretende explorar un campo que no había sido tratado por la franquicia hasta el momento, tocando en especial el campo de la estrategia de una forma que recuerda irremediablemente a un Total War simplificado, y añadiendo tintes de rol en diversos aspectos del juego.

PUBLICIDAD

El universo de Warhammer se caracteriza por su gran amplitud y consistencia histórica, mostrando un mundo que se tambalea al borde de una sumisión ante las fuerzas de la oscuridad. El juego nos sitúa en un momento de gran tensión entre el Imperio y las fuerzas del Caos, las cuales han resurgido de sus cenizas gracias a un nuevo líder que las ha unido, lo cual nos permitirá vivir, a lo largo del modo campaña, una sucesión de misiones que decidirán si el futuro de los hombres pasa por la completa rendición o por la victoria ante la oscuridad.

Entrando en materia, el juego nos ofrece la posibilidad de jugar tanto el modo campaña que explicaremos a continuación, como batallas personalizadas así como distintos modos multijugador bien en red local o bien por Internet. La última de las opciones generales sería el acceso al editor de juego que nos permitiría tanto crear como personalizar en gran medida nuestros ejércitos.

Respecto al modo campaña, podremos elegir en cual de los dos bandos queremos desarrollar la partida, pudiendo tomar el rol de un héroe defensor del Imperio o de un implacable miembro de las fuerzas del Caos. Sea cual fuere el bando elegido, podremos comprobar que la campaña está dividida en múltiples capítulos, siendo el primero de ellos en cada bando el único disponible en un principio, y pudiendo desbloquear sucesivamente los siguientes a medida que los completemos.

El desarrollo del juego se divide en dos planos distintos, similar en principio a un Total War pero muy diferente en las formas a poco que profundicemos en él. Por un lado tendremos el tablero estratégico por el que nos desplazaremos y avanzaremos en las sucesivas misiones, y por otro lado tendremos el campo de batalla donde llevaremos a cabo las distintas contiendas.

En cuanto al tablero de juego, nos encontraremos con un mapa del mundo al estilo Risk, pero cuyos movimientos serán definidos por casillas como un juego de mesa. En este sentido tendremos que ir desplazando a nuestras tropas por las distintas casillas, pudiendo encontrar una serie de eventos distintos. Por un lado tendremos casillas de misiones principales, las cuales serán de obligado cumplimiento e indispensables para conseguir avanzar en la historia.

Otro tipo de casillas nos ofrecerá misiones secundarias, que como su nombre da a entender serán opciones y podremos no realizar, aunque las jugosas recompensas allí presentes nos incitarán a intentarlas. Otro lugar que encontraremos serán las encrucijadas que nos exigirán elegir uno de los caminos disponibles en ese punto. También habrá zonas de eventos donde, por ejemplo, puede que nos encontremos con algún personaje que nos sirva de ayuda.

Un último tipo de casilla, pero no por ello menos importante, serían los pueblos, lugar que nos facilitará la entrada a distintos lugares que nos serán de gran ayuda tras las duras batallas que se nos presentarán. En los pueblos, por norma general, nos encontraremos con cuatro locales que podremos visitar. Tendremos el templo, que nos servirá principalmente para curar a nuestros ejércitos y resucitar los héroes caídos.

Otro de los establecimientos que encontraremos será la armería, en la cual tendremos la opción de mejorar el equipamiento de nuestras tropas. El alquimista, en su local, nos dará objetos mágicos, como pociones de salud o de maná. El último de los lugares que podremos visitar en los pueblos serían los barracones, en los que podremos agregar más regimientos a nuestras tropas. Cabe señalar que todos estos edificios nos ofrecerán sus servicios a cambio de importantes cantidades de oro que tendremos que recolectar en las misiones.

Cabe señalar en este punto que, al contrario que en la saga Total War, en Mark of Chaos no sólo manejaremos grupos de unidades en forma de batallones, sino que también tendremos que hacer uso de los héroes, los cuales serán unidades individuales que, como ya podemos imaginar, tendrán algún tipo de característica que los hace superiores a una unidad normal. Una de las características de los héroes es su posibilidad de ganar experiencia a lo largo de nuestra aventura, consiguiendo con ello subir de nivel sucesivamente y pudiendo aprender nuevas habilidades gastando puntos de habilidad en un árbol dispuesto para ello.

Estas habilidades podrán ser usadas en cualquier momento durante las batallas, teniendo habilidades tanto de ataque en forma de poderosos conjuros, o bien defensivos con, por ejemplo, protecciones mágicas. Además, podremos equipar a estos personajes especiales una serie de armas y armaduras especiales que encontraremos en los pueblos, así como unos anillos mágicos que nos darán bonificadores en algún aspecto. Podremos intercambiar el equipo entre los distintos héroes, aunque, a decir verdad, el sistema de configuración de los mismos puede darnos más de un problema debido a un sistema que resulta un tanto confuso y puede dar algún quebradero de cabeza.

En este punto debemos empezar a comentar el plano más importante del juego, que es el desarrollo de los combates, aunque antes de eso cabe destacar que, previo a cada combate, podremos seleccionar la estrategia a seguir en un panel dedicado a ello, donde podremos elegir cuales de nuestras unidades llevaremos a la misión que va a comenzar.

En cuanto a los combates, se desarrollarán, al igual que en la saga Total War, en un escenario de un tamaño considerable en tres dimensiones en el que colocaremos antes de comenzar la distribución inicial de las mismas en un terreno delimitado para ello. Si bien, el desarrollo de las misiones será diferente a lo visto en Total War, tanto en cuanto en este caso no tendremos, por normal general, un gran combate ante nosotros sino que iremos avanzando por un mapa donde encontraremos distintos grupos de enemigos de dificultad variable, sobretodo visible en las misiones de la campaña.

Como en todos los juegos de estas características habrá una serie de factores que habrá que tener en cuenta en los combates, por ejemplo, no poner un grupo de arqueros enfrentándose a una caballería, aunque en este caso, lógicamente, las unidades no serán las clásicas de un juego de batallas sino que estarán basadas en el universo de Warhammer.

En este sentido cabe destacar que la recreación de este vasto universo se ha plasmado de forma notable en el juego, tanto en la recreación del terreno, que si bien es cierto peca de una ligera pobreza en cuanto a elemento en el mismo, sí que mantiene una consistencia que le da credibilidad. Del mismo modo, las unidades tanto del Caos, con pequeños demonios por ejemplo, como de la Alianza se han recreado con un nivel de satisfacción bastante elevado.

El control de nuestro ejército es realmente simple y accesible. Podremos seleccionar los grupos que queramos marcándolos en el panel inferior de nuestra pantalla, y con ello podremos dar órdenes independientes a cada uno de ellos. El cambio entre batallones es rápido por lo que no deberíamos tener quejas al respecto una vez que nos hayamos acostumbrado al sistema. En el panel inferior tendremos un grupo de acciones que podremos realizar en cualquier momento, por ejemplo, un cambio en la formación de unas unidades, o bien, en el caso de un héroe, el uso de alguna de sus habilidades.

Las batallas serán, por tanto, el eje sobre el que gira todo el peso en Mark of Chaos. Lo cierto es que el punto más positivo del juego reside en el apartado multijugador, que nos permitirá recrear en una serie de escenarios (pocos, a decir verdad) grandes combates como en el juego real de miniaturas. La campaña resulta finalmente una especie de transición para que aprendamos y cojamos experiencia en el juego para poder adentrarnos en este apartado del juego, ya que debido a su linealidad no da excesivas motivaciones para seguir adelante en las sucesivas misiones.

En cuanto al multijugador, nos permitirá jugar a través de red local o por Internet una serie de modos que partidas. Tendremos por un lado las partidas deathmatch en las que se enfrentarán todos los jugadores de la misma para hacerse con la victoria, y, por otro lado, un modo algo más profundo de captura de puntos del escenario que generarán importantes cantidades de oro para el jugador que lo posea y le servirán para comprar unidades durante la partida que se añadirán a las ya obtenidas.

A mayores el juego nos ofrece la posibilidad de acceder a un completo editor de unidades que nos permitirá crear y gestionar nuestros ejércitos pudiendo, además de añadir y quitar las mismas, la opción de personalizar nuestra insignia así como editar en profundidad cada una de las unidades en cuanto a su representación física pudiendo pintarla imitando a lo que se hace con las miniaturas de Warhammer.

En referencia al apartado gráfico, Mark of Chaos presenta un diseño que agradará a todos los fans de esta conocida franquicia y una recreación en el escenario notable. Si bien es cierto que estamos ante un juego que exigirá de un PC de gama media-alta para conseguir sacarle todo su partido, el juego lo recompensará con unos escenarios bien recreados, unas cantidades ingentes de unidades en pantalla con la posibilidad de usar un potente zoom en cualquier momento y un modelado de las mismas muy satisfactorio. Los hechizos y los combates también se han plasmado con gran calidad pudiendo disfrutar de algunos efectos especiales con distintos hechizos muy vistosos. Como punto negativo podemos destacar la aparición de importante caídas de framerate en momento de combates con numerosas unidades en pantalla.

En cuanto al apartado sonoro, Mark of Chaos llega completamente localizado al castellano, tanto en los textos de pantalla como por medio de un doblaje de una gran calidad, visible desde un principio en la espectacular cinemática de introducción. La banda sonora presente nos acompañará con temas de corte épico que se acoplarán perfectamente a las distintas situaciones aunque sin llegar a sobresalir especialmente en ningún momento.

En conclusión, Mark of Chaos es un notable juego de estrategia que recrea con gran acierto el complejo mundo de Warhammer. Presenta un apartado para un jugador un tanto linear que, pese a no incentivar demasiado al jugador, se puede tomar como una fase previa de preparación para el verdadero punto fuerte del juego que se presenta en las partidas multijugador. Un juego que, sin duda, agradará a todos los fans de la franquicia y que puede resultar una opción muy interesante para aquellos que busquen una nueva licencia más allá de los siempre recomendables Total War.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
PEGI +16
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 20/12/2006
  • Desarrollo: Black Hole Entertainment
  • Producción: Namco
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 49.95 €
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
8.92

PUNTÚA
Warhammer: Mark of Chaos para Ordenador

13 votos
#120 en el ranking de Ordenador.
#141 en el ranking global.
Flecha subir