Vandal

Análisis Pathway, un roguelite de Indiana Jones al estilo XCOM (PC)

Mezclando rol, estrategia y exploración, nos adentramos en la propuesta de Pathway, un entretenido videojuego de corte pulp que presenta buenas ideas pero que falla en su ejecución.
·
Análisis de versión PC.

El género de rol y estrategia es uno de los más absorbentes y divertidos del mundo del videojuego. Si bien es cierto que te exigen un cierto componente de abstracción y la posibilidad de dedicarle el tiempo suficiente, su propuesta es muy adictiva a poco que esté bien planteada o su ambientación sea atractiva. Es el caso de Pathway, un título que juega con sus propias características jugables y su bien avenido diseño artístico para tenernos más que entretenidos con sus ideas. ¿Habéis pensado cómo habría sido un videojuego de Indiana Jones con toques de rol? ¿Cómo podría haber sobrevivido Lara Croft a los años 30, cuando los nazis extendían sus redes militares y su pasión por el ocultismo por todos los países? Pues quizás Robotality y Chuckfish, responsables de este título, tengan la respuesta a ello.

Luchando contra los nazis

Pathway nos traslada a mediados del 1936, justo cuando la expansión de las tropas del Tercer Reich parecen imparables. Las legiones nazis están agitando el mundo a sus designios, invadiendo países, ocupando regiones y extendiendo su maldad allá por donde pasan. Con incontables destacamentos en zonas concretas de Europa y Oriente Medio, comienzan a extenderse los rumores. Las tropas de Hitler están asentándose en regiones mágicas, extrañas, excavando en busca de tesoros ocultos y misteriosos artefactos. ¿Qué están buscando? ¿Qué ritos están despertando? Nuestra misión será la de reclutar un grupo de anónimos aventureros y lanzarnos a impedir que su expolio continue, y de paso, salvar a la civilización de sus malas artes.

A bordo de nuestro jeep visitaremos distintas localizaciones. En nuestros viajes toparemos con civiles que deben sobrevivir al avance de los nazis o que han sido expoliados por los mismos.
A bordo de nuestro jeep visitaremos distintas localizaciones. En nuestros viajes toparemos con civiles que deben sobrevivir al avance de los nazis o que han sido expoliados por los mismos.

Como podéis ver, las similitudes con Indiana Jones y todo el género pulp, aquel que encuadernaba historietas variadas en ediciones baratas sobre aventureros, arqueólogos y científicos que se enfrentaban a las más disparatadas amenazas, son más que evidentes. Y lo cierto es que le sienta especialmente bien, sobre todo cuando nos sumergimos en su propuesta. Podríamos estar de acuerdo que no es más que un toque de contexto de ‘usar y tirar’ a su idea de videojuego, pero funciona. Una vez que nos metamos en el título, visitemos el primer templo o combatamos a las primeras patrullas nazis que vigilan ruinas y campamentos en el desierto, estaremos completamente inmersos.

PUBLICIDAD
Cada personaje tiene sus características, objetos y habilidades especiales. Además, tienen un diseño que bebe de los clichés del género pulp.
Cada personaje tiene sus características, objetos y habilidades especiales. Además, tienen un diseño que bebe de los clichés del género pulp.

Además, y aunque no se prodiga demasiado, hay muchos toques de humor y clichés inherentes al universo que decide adaptar y parodiar. Tenemos compañeros muy bien dibujados, con perfiles característicos de este tipo de historias, secundarios y aliados muy especializados, que aunque apenas son unas líneas de texto y un puñado píxeles en pantalla, son muy reconocibles y propios del género cinematográfico y literario del que tanto bebe Pathway. En pocas partidas, y una vez hayamos desbloqueado un número grande de estos héroes y compañeros, tendremos un equipo de mercenario tan variopinto y divertido que será muy difícil desprendernos de algunos de ellos en nuestras partidas. Tendremos hasta 16 personajes distintos, cada uno con sus propias habilidades, debilidades o características, unos aspectos que tendremos que tener en cuenta antes de lanzarlos a la aventura. Si a eso le sumamos la citada ambientación, tenemos una propuesta muy arrebatadora para gran parte del público.

¿Os suena de algo?
¿Os suena de algo?

Una curiosa mezcla entre FTL, XCOM e ‘Indiana Jones’

Robotality y Chuckfish han planteado su videojuego como un juego de rol y aventuras con exploración ligera de mazmorras y un componente roguelite en el que jamás viviremos una historia o disfrutaremos un mapa igual. El videojuego nos permite escoger hasta 5 campañas distintas, con localizaciones variadas y diferentes, así como con una dificultad muy variable. El escenario o el contexto siempre será el mismo, pero viviremos historias aleatorias, que se irán generando a nuestros ojos en cada sesión de juego. Es decir, cada campaña que decidimos comenzar arrancará en ese mismo instante, ofreciéndonos grandes variantes en la distribución o el diseño de los escenarios que visitaremos y en los que lucharemos. Cada mapa es, por lo tanto, un territorio completamente inexplorado, y aunque hay elementos que se repetirán una y otra vez, algo muy común en el género, tendremos descubrimientos en cada partida que nos permitirán disfrutar a largo plazo de la propuesta.

Cada partida es distinta, pues los escenarios se generan de forma aleatoria, con lo que debemos pensar muy bien qué localizaciones visitar o cómo explorar el mapa.
Cada partida es distinta, pues los escenarios se generan de forma aleatoria, con lo que debemos pensar muy bien qué localizaciones visitar o cómo explorar el mapa.

Dado que nuestra misión es encontrar secretos, descubrir nuevas rutas o toparnos con personajes y eventos que podrían pasarse por alto si no estamos atentos -Pathway tiene un componente de imprevisibilidad, propio del género de rol que le sienta muy bien-, os podemos asegurar que pasaremos mucho tiempo en cada partida, escudriñando lugares y pensando si elegir una ruta u otra, como si de un juego de mesa o tablero se tratase y por el que vamos pasando de casilla a casilla. El título recompensa este esfuerzo, que no es en vano, pues podemos morir y caer bajo las armas del enemigo, pero la experiencia que recaben nuestros protagonistas exploradores se conservará, ofreciéndonos un cierto progreso en cada partida. Otro aspecto muy interesante en estas lindes es que, una vez encontremos un artefacto o ítem arcano y religioso, tendremos la posibilidad de venderlos y así obtener bonificaciones para nuestras aventuras, que irán desde más gasolina y más munición para nuestras armas.

El juego genera situaciones aleatorias, algunas muy difíciles, que nos invitarán a tomar elecciones que cambian el desarrollo de cada partida.
El juego genera situaciones aleatorias, algunas muy difíciles, que nos invitarán a tomar elecciones que cambian el desarrollo de cada partida.

Hablamos de un juego de rol por turnos que bebe de grandes representantes de sus respectivos géneros, como XCOM y FTL (Faster Than Light), entremezclando algunos de sus ingredientes y dándonos una mezcla muy arrebatadora al principio. Cada escena de batalla, una vez hemos decidido combatir o explorar una mazmorra, tumba o campamento, sigue un planteamiento muy similar, en el que el jugador dispone sus tropas dentro de unos límites, buscando seguir una estrategia o una táctica en concreto, ya sea apostando por el combate directo o por el sigilo. Se trata de un juego que, como hemos dicho un poco más arriba, recompensa al jugador y lo hace partícipe de sus reglas y mecánicas, así que no esperéis una dificultad excesiva. Todo está muy bien planificado, esquematizado y claro en la interfaz -en la parte de abajo tendremos unos iconos claros que van desde disparar a movernos, atacar desde cierta distancia, etc- con lo que tendremos muy presente qué hacer en nuestro turno.

Hay momentos que lucen mucho a nivel visual.
Hay momentos que lucen mucho a nivel visual.

No hay muchas diferencias aquí con lo que hemos visto en otros juegos. Cada personaje de nuestro equipo puede hacer dos grandes acciones por turno, jugando con esconderse o desplazarse por el escenario para llegar bien al rival o tener cierta cobertura, y dándonos siempre la posibilidad de realizar algún ataque especial o usar el arma característica de cada uno de ellos. Al principio no seremos muy conscientes de ella, pero existe una capa relativamente profunda en la táctica de Pathway que, a veces, nos hará pensarnos con cierto detenimiento el siguiente movimiento a tomar. ¿Decidimos atacar a ese enemigo a riesgo de que nos detecte o permanecemos ocultos hasta que pase y tengamos una mejor cobertura? Sin embargo, la táctica se acaba aquí.

El combate bebe de XCOM, y aunque cada personaje tiene sus propias habilidades, pronto nos daremos cuenta de que hay tácticas que se pueden repetir y que casi siempre tienen éxito.
El combate bebe de XCOM, y aunque cada personaje tiene sus propias habilidades, pronto nos daremos cuenta de que hay tácticas que se pueden repetir y que casi siempre tienen éxito.

Como ya hemos recalcado, Pathway no es muy difícil en líneas generales, siempre hay algún tipo de rutina que se repite en los movimientos del enemigo y muy pronto nos daremos cuenta de que hay pocas diferencias reales entre algunos de los héroes y heroínas del videojuego. Si estamos avispados, descubriremos nuestra propia cadencia de acciones, y las repetiremos una y otra vez con muchas probabilidades de tener éxito. La diferencia de algunos escenarios nos harán adaptar estas estratagemas, pero más allá de lo azaroso de su aparición, no encontraremos excesivas diferencias que nos hagan replantearnos nuestras tácticas. Una vez descubramos los campamentos, tumbas, pueblos o templos ocupados por los nazis, y aprendamos su posible e hipotética distribución, será muy difícil que nos sorprendamos o tengamos que readaptar todo lo aprendido para tener éxito.

El diseño de muchos de los templos o ruinas abandonadas es muy bueno.
El diseño de muchos de los templos o ruinas abandonadas es muy bueno.

Sin embargo sí queremos aprovechar para aplaudir ciertas labores de diseño por parte de los desarrolladores, que intentarán aglutinar en estos niveles un buen número de curiosidades, rutas secundarias, sorpresas y formas para que el jugador pruebe a arriesgarse y buscar nuevas formas de superar los desafíos que nos asaltarán por el camino. Pathway se esfuerza para hacerse divertido en cada paso que damos, y eso es digno de alabar, aunque la sensación general que se queda siempre tras cada sesión es de ‘Está bien, pero esto me suena, esta situación ya la he visto’. Pese a las decisiones imprevisibles de la historia -unas 400 distintas según los desarrolladores- y los secretos ocultos en cada partida, esa sensación emborrona demasiado el resultado final.

Visualmente muy atractivo

Pathway es un videojuego estéticamente impecable. El título tiene un estilo muy particular que recoge los habituales tics de los gráficos pixelados de 16 bits pero con todas las mejoras que podemos esperar de un videojuego actual. Es decir, encontraremos mucha profundidad en los diseños, una iluminación muy conseguida y un conjunto de sombras en tiempo real que dotan a las estampas clásicas de un aspecto loable. Según ha comentado Robotality, para la concepción visual y artística del videojuego se han usado píxeles y vóxeles, mezclándolos para conseguir un cierto impacto en el jugador. Lo consigue, sobre todo al principio, pues el título llega a nadar entre lo nostálgico y lo moderno con mucha gracia.

Es un juego realmente bonito. Su mezcla retro, con elementos modernos en aspectos como la iluminación, nos ha encantado.
Es un juego realmente bonito. Su mezcla retro, con elementos modernos en aspectos como la iluminación, nos ha encantado.

En el título visitaremos regiones de Marruecos o Egipto, en escenarios que están muy bien recreados y que ofrecen múltiples detalles y guiños cinematográficos. Las tumbas y mazmorras, en la que residen males eternos, cultos extraños o legiones de nazis armados hasta las dientes, están muy bien hechas, y cuando nos desplazamos por la superficie con nuestro jeep también encontraremos poblados llenos de asustadizos habitantes con los que hablar. Ese toque pulp, con el uso de colores habituales del género, es de lo mejor del videojuego. A eso hay que sumarle la banda sonora de Gavin Harrison, el compositor de Halfway, que nos regala algún que otro tema memorable. No obstante, hay un problema que creemos puede disuadir a muchos usuarios: el título está completamente en inglés.

Conclusiones finales

Pathway es un título muy divertido, entretenido durante la mayor parte de su desarrollo y que además tiene una ambientación y un diseño artístico maravilloso. Entra por los ojos, y gracias a su propuesta, nos mantiene completamente entregados a su planteamiento jugable durante mucho tiempo. Tiene fallos como una baja dificultad en muchas ocasiones y un cierto halo de repetición en su desarrollo, algo que creemos penaliza y afea un poco la sensación global una vez hemos asimilado sus bondades. En cualquier caso, hablamos de un juego que, si le perdonamos su handicap en términos de lenguaje, puede atrapar a los aficionados al roguelite o a los fanáticos del rol más táctico al estilo XCOM.

Hemos analizado Pathway en PC con un código descargable proporcionado por sus desarrolladores.

Alberto González
Colaborador en Vandal desde hace más de una década, Alberto se cayó nada más nacer en una insondable marmita de cultura pop. Amante del cine, los dinosaurios y Star Wars, venera a Hideo Kojima y considera a Taylor Swift como el faro de Occidente.

NOTA

7
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Mezcla muy bien ingredientes del roguelite y el rol táctico.
Su ambientación entra por los ojos.
Tiene ideas y muchos guiños al género pulp.

Puntos negativos

A veces no supone ningún reto real.
Es algo repetitivo.

En resumen

Un buen roguelite con elementos al estilo XCOM, suficiente para que muchos aficionados al género le concedan una oportunidad. Sin embargo, es algo repetitivo, y su atractivo, pese a su cuidada ambientación, puede desvanecerse rápidamente.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Análisis
2019-10-20 18:20:00
La adaptación de la película CGI con el mismo nombre es un llamativo juego de aventuras empañado por algunos fallos jugables.
Análisis
2019-10-19 10:38:00
High Voltage Software desarrolla un juego que conecta las películas de Zombieland, con buenas intenciones pero bastante mejorable.
Análisis
2019-10-18 09:25:00
La saga Doraemon regresa en formato videojuego con un registro bastante curioso: el farming.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-14 13:04:00
Un juego de puzles distinto y bastante ameno que resulta tan curioso como disfrutable.
Análisis
2019-10-14 10:00:00
Un relajante y desafiante juego de puzles que que disfrutarán los amantes de los rompecabezas en primera persona.
Género/s: Tactical RPG
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
7
Desarrollo: Robotality
Producción: Chucklefish
Distribución: Steam
Precio: 13.99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: -
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Pathway para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir