Vandal

Análisis de Mother Russia Bleeds (PC, PS4, Switch)

Un violento beat'em up estilo clásico repleto de sangre, venganza y drogas.
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
8.5
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versiones PC, PS4 y Switch.

Los beat'em up o "yo contra el barrio" vivieron una época dorada en los salones recreativos a principios de los 90, pero su éxito pinchó con la llegada de las aventuras 3D. En realidad no murieron, se mezclaron con otros géneros y evolucionaron. Hoy día por ejemplo la saga Yakuza, que es un fenómeno en Japón, no deja de ser mamporros tridimensionales con rol, exploración e historia; o los Dynasty Warriors –y derivados- que toman la misma idea y la llevan a una escala mayor.

Mother Russia Bleeds es el último de los lanzamientos indies que trata de rescatar este estilo con una propuesta muy clásica –y apenas una aportación novedosa- bajo una apariencia muy gamberra. Olvida esos juegos para toda la familia que eran los beat'em up de Los Simpsons, Tortugas Ninja, las historias tan ochenteras de jóvenes justicieros como la de Final Fight o el más reciente Scott Pilgrim vs. the World: The Game. El juego que nos ocupa intenta imitar la crudeza de las muertes pixeladas que Hotline Miami puso de moda y añade una temática espinosa: las drogas.

Cabreados, con mono y muy peligrosos. Nuestros protagonistas van a limpiar las calles de Rusia con jarabe de palo.
Cabreados, con mono y muy peligrosos. Nuestros protagonistas van a limpiar las calles de Rusia con jarabe de palo.

Tras elegir un antihéroe, cada uno con parámetros diferentes en fuerza, velocidad, alcanza y salto, nos veremos envueltos en una conspiración de bandas y experimentos poco éticos. Está traducido al español, aunque el texto carece de letra "ñ" y eso produce algunos errores un poco tontos. Después del pequeño prólogo nuestro personaje será drogado con Nekro, una extraña sustancia que nos hará ver alucinaciones desagradables. Nuestra principal misión será buscar venganza y conocer qué traman con esta nueva droga. ¡Un momento! No todo es malo. Pese al mono, las inyecciones proporcionan efectos beneficiosos.

PUBLICIDAD
Extraer droga es la única manera de recuperar salud, pero es muy difícil hacerlo en plena batalla.
Extraer droga es la única manera de recuperar salud, pero es muy difícil hacerlo en plena batalla.

Poco podemos descubrir en cuanto al sistema general de la lucha es lo que hemos visto en decenas de juegos. Puñetazo, patada, saltos con rodillazos –bastante efectivos-, golpes cargados, carreras con barrido, un paso rápido y los habituales objetos interactivos del escenario para usar de proyectiles o de objetos contundentes, sea un barril o un poste de electricidad. Así mismo muchos enemigos van equipados con armas que robaremos en cuanto reciban un impacto: navajas, bates, extintores, motosierras, táser e incluso pistolas de tiro letal. Es lo de siempre, ni mucho mejor ni peor que la media del género.

La particularidad se encuentra en el sistema de drogas. Disponemos de una inyección que se recarga con la sangre de nuestros enemigos; no todos, sólo de aquellos adictos a Nerko que antes de caer K.O. quedan unos instantes con espasmos en el suelo. La gracia es pues rellenar la jeringa para tener un colchón de seguridad que nos permita recuperar salud cuando lo deseemos, pues en este título no hay platos de pollo ocultos en las sucias calles de Rusia.

Esta mecánica cambia un poco la forma de jugar: te debes detener a pinchar a tu víctima para rellenar la droga, y eso antes de que muera definitivamente. Si lo haces bien podrías extraer varias porciones, pero no siempre es fácil conseguirlo. Mientras actúas quedas indefenso, y en mitad de una tangana probablemente te llevarás algún golpe –interrumpiendo así la extracción-. Puesto que se necesita para recuperar salud, la nuestra o la de algún compañero –humano o controlado por inteligencia artificial-, dominar esta técnica es esencial.

Los jefes tienen truco, se derrotan con una estrategia concreta.
Los jefes tienen truco, se derrotan con una estrategia concreta.

La droga también nos permite entrar en un estado de poder muy destructivo. Dura unos escasos segundos, pero mientras actúa la velocidad se multiplica, sube la resistencia y la fuerza de los golpes; bien utilizado nos facilita limpiar la pantalla de enemigos sin sufrir demasiado. La lástima es su brevedad y que utiliza la misma carga de jeringa que las curas, así que es una cuestión de elecciones: ¿salud o más poder ofensivo? Depende de cada situación. Hay más tipos de efectos para desbloquear, como la jeringa "Bloody Mary" que provoca la explosión de los órganos de nuestras víctimas.

El elenco de enemigos nos presenta una variada clase de chusma, mafiosos y policías con comportamientos diferenciados. Además de los genéricos hay guardias con protección, gente ágil que no para de saltar, drogadictas que lanzan jeringas infecciosas, animales, tiradores, matones con botellas de cristal… Tampoco hay grandes novedades aquí, pero cubre lo básico. La inteligencia artificial por cierto es tan mala con los enemigos como acostumbran estos juegos –es parte de su encanto- y con nuestros aliados, lo cual no es tan positivo.

A destacar los jefes finales, que no se limitan a tipos con más vida y fuerza. Un ejemplo: hay un combate con una grandullona inmune a nuestros golpes y una picadora gigante que liquida a cualquier personaje que se acerque al extremo de la pantalla. ¿Serás capaz de encontrar una estrategia para derrotar a esta jefa antes de morir hecho trizas?

En ocasiones también aparecen escenarios que afectan a la partida, una pena que no abunden más porque suman originalidad. Hay combates sobre vías del tren y constantemente pasan vehículos por una de las partes de la pantalla, en otra fase nos atacan moteros que cruzan la carretera o nos bombardean con granadas. Trampas que nos hacen cambiar nuestra posición constantemente. Hay daño amigo activado –en el cooperativo se puede desactivar-, y eso facilita que nuestros atacantes se puedan matar entre ellos con sus propias armas.

El modo CRT añade un efecto de televisión de rayos catódicos.
El modo CRT añade un efecto de televisión de rayos catódicos.

Además de la campaña con varios niveles de dificultad, que ofrece cerca de cinco horas de partida, encontramos un modo supervivencia. Es una simple arena de combate en escenarios que vamos desbloqueando del modo historia, donde empiezan a entrar oleadas de enemigos de esa fase. De vez en cuando caen armas, y el objetivo es, naturalmente, conseguir la mejor puntuación. Los récords se obtienen variando nuestros ataques y alargando combos, así pues lo ideal no es sólo ganar, sino hacerlo de la manera más espectacular.

Matizar que el cooperativo ahora mismo es únicamente local. Por declaraciones de los desarrolladores, e incluso una mención en la página oficial de Devolver Digital parece que hay intención de añadir online y nuevos modos en el futuro. Está por ver si cumplirán su palabra, así que os avisamos que en su lanzamiento no podrás quedar con colegas en la red.

Gráficamente es un poco irregular. Tiene un estilo macarra y casi underground que le da una personalidad más agresiva que los clásicos Streets of Rage, pero tampoco se ve mucho mejor; a veces se recarga tanto el escenario con las texturas que, combinado con los píxel de tamaño grande, se hace complicado distinguir a nuestro protagonista. La reducida paleta de colores asemeja mucho algunos de los personajes jugables con nuestros enemigos, así que la parte artística a veces patina más de lo que debería. Y comete sacrilegios que rompen las reglas del pixel-art, como aplicar desenfoques a ciertos golpes y el uso de transparencias.

Es divertido en solitario, pero en compañía la diversión se multiplica. Nada mejor que compartir desventuras en el cooperativo.
Es divertido en solitario, pero en compañía la diversión se multiplica. Nada mejor que compartir desventuras en el cooperativo.

Es un título bastante explícito con el tema del gore, suavizado por el hecho de mostrar unos gráficos de baja resolución. Aun así seremos testigos de cabezas explotando, enseñamiento contra enemigos en el suelo, fuentes de sangre, amputaciones y deterioro físico por los golpes.

La mayoría de escenarios son tópicos del género: suburbios, laboratorios, un tren, calles con manifestantes… Mother Russia Bleeds toma la plantilla de los clásicos y, para bien o para mal, no sorprende en muchos aspectos salvo por la versión retorcida de estos entornos que presenta; en lugar de un garito o discoteca, entramos en un club sadomasoquista. Incluye una opción gráfica para simular un monitor CRT, con líneas horizontales y ligera distorsión curva, pero hace la imagen más confusa y al menos a nosotros nos ha parecido preferible la imagen estándar.

Una ventaja que sí aprovecha frente a los viejos sistemas es mostrar un mayor número de enemigos simultáneos, sean parte de la decoración o en grandes melés. Es poco habitual, porque sería hasta incómodo luchar frente a 20 drogatas, pero bajo ciertas condiciones y con armas de ayuda sí participamos en peleas masivas. No obstante no está solucionado que con lanzamientos y algunos golpes a veces los enemigos salgan de la pantalla, perdiéndoles de vista.

Hay una fuerte banda sonora electrónica que destaca bastante. En los tráilers se puede escuchar el estilo y la verdad es que es uno de los puntos fuertes del juego. Si bien no llega al elegante tecno de Yuzo Koshiro, es un estilo más synthwave -se ambienta a mitad de los años 80-, influencia de Hotline Miami admitida por sus creadores.

El estilo es bastante peculiar y explícito, aunque a estas alturas difícilmente escandalizará a alguien.
El estilo es bastante peculiar y explícito, aunque a estas alturas difícilmente escandalizará a alguien.

Conclusiones

Mother Russia Bleeds ofrece la jugabilidad conocida con una capa de pintura nueva de las últimas tendencias indie en gráficos y sonido. El efecto de las drogas y su obtención es el único aspecto que lo diferencia frente a otros lanzamientos, y funciona bien, pero tampoco cambia drásticamente lo primordial.

En definitiva, un cóctel explosivo de acción de la vieja escuela, rejugabilidad y ultraviolencia que gustará a los aficionados de los beat'em up, especialmente si pueden disfrutar de esta sangrienta venganza en compañía.

Hemos realizado este análisis en su versión de PC con un código de descarga que nos ha proporcionado Devolver Digital.

Ramón Varela
Rondando Vandal desde 1998, primero como lector y después de colaborador. Empezó jugando al Pong en una Temco T-106C y aquel inocente entretenimiento terminó por monopolizar casi todo su tiempo de ocio y trabajo. Ha participado en un proyecto indie, Niko: Through The Dream. ¿Su juego favorito? Photoshop.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC, PS4 y Switch

Análisis
2019-10-23 09:17:00
Un curioso y original juego de puzles en arquitecturas imposibles donde no existe un arriba y un abajo.
Análisis
2019-10-22 19:25:00
Obsidian nos trae un RPG de acción que bebe mucho de Fallout New Vegas, repleto de humor sarcástico, grandes personajes y un montón de sistemas de rol.
Análisis
2019-10-22 16:28:48
El exitoso 'hero shooter' de Blizzard se estrena en Nintendo Switch con una buena versión para la que se han tenido que hacer muchos sacrificios.
Análisis
2019-10-21 18:36:00
Arriesgados y especiales, los notables juegos de rol de Black Isle reviven de nuevo gracias a las adaptaciones de Beamdog, que remasteriza para consolas dos títulos que siguen guardando un hueco especial en el corazón de los aficionados a los Reinos Olvidados.
Análisis
2019-10-21 15:42:00
Nos embarcamos en un entretenidísimo juego donde hay mucho miedo, pero también mucho más.
Análisis
2019-10-21 09:25:00
Los creadores de Pokémon regresan con un desarrollo curioso y bastante interesante de estilo RPG.
Género/s: Acción / Beat'em up
Plataformas:
PC PS4 Switch
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
7.5
Desarrollo: Le Cartel
Producción: Devolver Digital
Distribución: Steam
Precio: 14,99 €
Jugadores: 1-4
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: Marcadores
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.39

PUNTÚA
Mother Russia Bleeds para Ordenador

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
Desarrollo: Le Cartel
Producción: Le Cartel
Distribución: PlayStation Network
Precio: 12,99 €
Jugadores: 1-4
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Mother Russia Bleeds para PlayStation 4

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Switch
Desarrollo: Le Cartel
Producción: Le Cartel
Distribución: eShop
Precio: 14,99 €
Jugadores: 1-4
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Mother Russia Bleeds para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir