Análisis de Grand Theft Auto IV (PC)

Ayuda a Niko Bellic a labrarse un futuro en Liberty City, aunque sea a base de tiros. Y de paso, grábalo en vídeo para la posteridad.
Grand Theft Auto IV
Alberto Pastor / Luis Mederos ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.2
NOTA
9.2
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.4
Análisis de versión PC.

La evolución de la saga Grand Theft Auto resulta digna de elogio. Esta serie, nacida en 1997, ha manteniendo prácticamente inalterable sus bases jugables pero bien es cierto que progresivamente, el enfoque de la acción y la forma de narrarnos las historias han mejorado de tal modo que ahora, con Grand Theft Auto IV, han logrado crear una auténtica película de acción con una trama que poco tiene que envidiar a la de las grandes superproducciones de Hollywood.

En este caso, hablamos de la historia de Niko Bellic, un ex combatiente de Europa del Este que llega a Liberty City con la esperanza de compartir el sueño americano con su primo Roman, quien durante años le describió la fantástica vida que llevaba en suelo estadounidense. La realidad, sin embargo, es muy distinta a la descrita por este divertido y golfo personaje. Asesinatos, persecuciones, palizas indiscriminadas, tráfico de drogas… nuestro currículum pronto va a circular por los despachos de los principales líderes del hampa. No por nada, hemos llegado la Gran Ciudad con el fin de labrarnos un futuro mejor… a cualquier precio.

La vida del criminal involuntario

Cada Grand Theft Auto nos ha presentado la historia de un protagonista que por diversos motivos termina siempre convirtiéndose en un criminal. Sin embargo, algo ha cambiado. Y es que esta última entrega de la serie, pese a mantener esta premisa intacta, ahonda muchísimo más en la psique interna de Niko Bellic, quien pese a ser una auténtica máquina de matar –hay que recordar su pasado en el ejército-, no disfruta realizando estas tareas ni tampoco busca convertirse en el nuevo capo de la mafia en Liberty City. A fin de cuentas, éste se trata de un inmigrante más que llega a la tierra prometida con la esperanza de encontrar una vida mejor. El problema es que la cruda realidad le golpea demasiado pronto y, para más inri, los fantasmas de su pasado estarán siempre presentes en su nueva vida, algo que le torturará por dentro durante toda la partida y que Rockstar ha sabido reflejar de una forma magistral.

PUBLICIDAD

Del mismo modo, el diseño de Liberty Ciry, de gran semejanza a Nueva York, raya a nivel fabuloso recreando con gran esmero zonas como Manhattan, Queens, Bronx, Brooklyn o Nueva Jersey. En este sentido, como es habitual en la serie, paulatinamente se irán desbloqueando todas estas regiones, pudiendo en todo momento movernos por las mismas con total libertad ya sea a pie, a bordo de un variado repertorio de coches y motos, helicópteros, o a través de servicios como la red de metro o los taxis que nos permitirán disfrutar de las vistas de la ciudad sin preocuparnos de andar esquivando tráfico –ya lo hará por nosotros el taxista-. Pero por supuesto, nuestro objetivo en Grand Theft Auto no será el de recorrer una gran ciudad como si fuéramos turistas, algo que perfectamente podemos hacer para admirar las vistas o respirar el ambiente que desprenden las atestadas calles de Liberty City, sino ante todo, labrarnos una reputación en el mundo del hampa.

En este sentido, como ya os comentamos en el análisis del título original, poco varía Grand Theft Auto IV con respecto a lo visto en el resto de entregas de la saga. Por un lado, la mayoría de misiones se activarán tras dirigirnos a un punto concreto del escenario, momento a partir del cual nuestra única prioridad será cumplir dicha tarea. Éstas, van desde perseguir desde la distancia a un personaje en concreto, a adentrarnos en territorio enemigo para eliminar a varios objetivos en intensos tiroteos; vivir locas persecuciones huyendo de la policía, convertirnos en los chóferes particulares de toda clase de individuos, entre los que podemos encontrar a nuestras novias, realizar carreras en las calles de la ciudad o a través de las playas de Liberty City a bordo de varias lanchas… en definitiva, las clásicas acciones ya vistas en el resto de entregas de la saga, aunque en esta ocasión, más espectaculares que nunca.

 1

Además, a éstas debemos sumar una serie de misiones realmente sorprendentes que no ya solo nos impactarán por lo espectaculares e intensas que resultan, sino sobre todo, por lo bien desarrolladas que están –de verdad sentiremos estar dentro de una película-. El problema es que este tipo de secuencias no abundarán en exceso en Grand Theft Auto IV, resultando en ocasiones algo repetitivo el realizar una y otra vez el mismo tipo de tareas pero con otros vehículos o en entornos distintos. Aún así, esto no significa que el juego llegue a ser aburrido por momentos; nada más lejos de la realidad. Sin duda, esta nueva obra de Rockstar se caracteriza por lo tremendamente divertida que resulta a todos los niveles, ya sea realizando las misiones propias del modo historia, que nos mantendrá más de 30 horas pegados al PC, o haciendo el loco por las calles de la ciudad.

La lucha se recrudece

Grand Theft Auto siempre se ha caracterizado por sumergirnos en situaciones límites en las que debíamos hacer uso de toda nuestra pericia para salir con vida. Esta nueva entrega de la serie no podía ser menos y por tanto, no tardaremos mucho en disfrutar de intensos enfrentamientos con la policía o frenéticas persecuciones por la autopista mientras nuestros enemigos se enzarzan en un tiroteo contra nosotros. En estos casos, podemos disparar a las ruedas de los vehículos rivales para ver cómo sus conductores pierden el control y terminan por estrellarse contra otros vehículos causando una situación de caos absoluta, o lograr este mismo objetivo embistiéndoles con nuestro automóvil. Aquí, la posibilidad de aumentar la densidad del tráfico –es uno de los añadidos gráficos más atractivos- dota al juego de un cariz completamente distinto al del original visto en consolas, ya que el poner en circulación un mayor número de automóviles no resulta un simple añadido estético, sino más bien, un aspecto que modificará la jugabilidad de Grand Theft Auto como veremos más adelante.

 2

Por otro lado, el sistema de coberturas que se estrena en el juego, deudor de títulos como Gears of War, por ejemplo, potencia como nunca los tiroteos permitiéndonos vivir infinidad de situaciones propias del cine de acción más espectacular. No por nada, ahora podemos cubrirnos tras un coche y desde ahí, disparar a las decenas de policías que nos han cercado y que por supuesto también usarán nuestra misma táctica parara disparar y cubrirse sin poner su vida en excesivo peligro. Y todo esto es posible, como decimos, gracias al novedoso –en la saga- sistema de coberturas que además funciona de una forma eficiente, permitiéndonos movernos con soltura por el entorno mientras disparamos a diestro y siniestro a las decenas de enemigos que nos acosarán casi de forma constante. No hay que olvidar que éste es un título en el que la acción cobra un gran protagonismo, encontrándonos con enemigos que nos atacarán desde todo los frentes, lo que lógicamente nos va a obligar a estar en constante movimiento para evitar caer bajo su fuego.

Como era de esperar, gracias al sistema de control con teclado y ratón, en este tipo de situaciones contaremos con cierta ventaja frente a los usuarios de consola ya que la precisión aumenta. Aún así, en todo momento podemos conectar el mando de Xbox 360 al PC para, igualmente, seguir disfrutando de los tiroteos sin ningún problema. En este caso, todo dependerá de las preferencias del usuario ya que ambos sistemas de control responden a la perfección. Eso sí; si en el caso de los tiroteos el combo teclado y ratón se muestra más eficiente, a la hora de conducir, consideramos que el control con el pad resulta más intuitivo, sobre todo tras los cambios llevados a cabo en esta faceta de la saga, dándole un toque más realista al pilotaje de los vehículos –se acabó el tomar las curvas a toda velocidad-.

Otro aspecto realmente llamativo en Grand Theft Auto IV, muy ligado al citado incremento de la acción en el juego, y del que ya hablábamos anteriormente, se trata del desarrollo de muchas de las misiones del juego, que destacarán por la espectacular forma en la que se irán desarrollando: podemos iniciar un tiroteo en un edificio o en las calles de la ciudad, para después terminar corriendo por los tejados de los edificios en busca de los enemigos que se hayan podido escapar. O igualmente, podemos concluir una frenética persecución por las calles de Liberty City con un duelo a muerte con un grupo de sicarios. De nuevo en estos casos, la sensación de estar dentro de una película de acción se incrementa, máxime si tenemos en cuenta el soberbio trabajo llevado a cabo por Rockstar a nivel narrativo.

 3

Narrativamente, un paso por delante

La historia de Grand Theft Auto IV no es novedosa ni original. Tampoco lo son los personajes con los que nos toparemos a lo largo de la aventura. Pero aún así, esta obra de Rockstar muestra tal nivel narrativo que no podemos más que quitarnos el sombrero ante tal logro. Por un lado, destaca como decíamos anteriormente la figura de Niko Bellic, que es sin duda un personaje fascinante con un grado de credibilidad sorprendente. Éste, no dejará de comportarse como lo haría cualquier persona en su misma situación, mostrándose abatido, irascible, gracioso o terrorífico dependiendo del momento en el que se encuentre y, sobre todo, con quién se encuentre. Pero como remarcábamos anteriormente, él no busca la vida de criminal, no asesina a la gente por placer ni lucha por convertirse en un capo de la mafia; algo que no dejará de recordarse así mismo o a los que le rodean.

También, todos los personajes que interactuarán con Niko Bellic mostrarán un grado de realismo sorprendente si tenemos en cuenta los antecedentes de la saga –aunque con el paso de los años siempre se ha buscado este objetivo-, si bien es cierto no se abandonan por completo los estereotipos. Sin embargo, aún teniendo en cuenta este detalle, toda la historia del juego y cómo ésta es narrada a través de increíbles secuencias cinemáticas, mediante las conversaciones telefónicas, o en, hasta el momento, las intrascendentes charlas en el interior de los automóviles nos deja claro el talento que atesora este estudio, y el esfuerzo que han puesto por sumergirnos desde el primer momento en un universo más oscuro que nunca en el que las decisiones morales quedan prácticamente apartadas a costa de los intereses económicos.

 4

Y ya que hablamos del teléfono móvil, no podemos dejar de remarcar la importancia que adquiere en este título y lo bien integrado que está en la acción. A diferencia de lo que muchos podríais pensar, el teléfono de Niko no solo se usará en las misiones para estar en contacto con nuestro jefe, que será lo habitual y una acción automática, sino también, nos permitirá realizar otro tipo de acciones más cotidianas que sin duda, nos facilitarán muchísimo la vida en Liberty City. Hablamos por ejemplo de la posibilidad de pedir un taxi o helicóptero, quedar con amigos o la novia –o simplemente charlar-, usarlo como cámara fotográfica en algunas misiones, o como dispositivo para recordarnos nuestros objetivos y, en caso de fracasar, repetir las misiones sin necesidad de acudir al punto de encuentro.

También, con el móvil tendremos acceso a la vertiente multijugador de GTA IV, así como al novedoso editor de vídeos, del que hablaremos a continuación. Pero antes de eso, hay que recordar que el juego no ha sido doblado al castellano, lo que en cierto modo entorpece algo el desarrollo de la acción, sobre todo cuando los diálogos se presentan cuando nosotros estamos en movimiento, lo que dificulta mucho leer los subtítulos en castellano. Máxime cuando además, como decíamos, este tipo de conversaciones a bordo de los vehículos o a través del teléfono han adquirido un gran protagonismo en el juego.

Sé un director de cine

Hasta aquí, salvo en lo referente al sistema de control, Grand Theft Auto IV se muestra idéntico a lo visto en Xbox 360 y PlayStation 3. Pero como ya os hemos ido informando durante estos últimos meses, esta versión del éxito de ventas de Rockstar cuenta con un añadido realmente interesante, su editor de vídeos. A éste, accederemos a través del teléfono móvil con total facilidad, descubriendo a partir de aquí un mundo lleno de posibilidades gracias a las herramientas que el equipo de desarrollo nos ofrece, y a la sencilla interfaz de usuario creada para la ocasión.

 5

Pero antes de editar vídeo, necesitamos obtener el material en brutos. Éste, se conseguirá pulsando simplemente F2 durante el transcurso de la partida, lo que nos permitirá capturar la secuencia de unos 30 segundos atrás desde el momento en el que hemos pulsado dicha tecla. En este sentido, podemos capturar todos los cortes que deseemos siempre que queramos, pudiendo así registrar algunos de los momentos más hilarantes del juego, como el ver a un conductor salir despedido del coche tras sufrir un brutal choque, y también los más espectaculares, como los tiroteos.

Realizada nuestra labor como "cámaras", deberemos pasar al editor de vídeo, que es muy similar a muchos de los programas de edición existentes en el mercado. Al respecto, arrastraremos los cortes que deseemos a la línea de montaje, y ahí, manipularemos de forma individual cada uno de los segmentos audiovisuales. Aquí, podemos cambiar el filtro de la cámara, acelerar o ralentizar el movimiento, o buscar enfoques distintos con el objetivo –que se centre en un detalle o que muestre una panorámica, por ejemplo-. También, podemos marcar la duración de cada uno de estos cortes, quedándonos únicamente con lo que más nos guste de los mismos, o combinar diversos fragmentos de un mismo corte para crear una secuencia que perfectamente podría pasar por la de una película de acción –o de suspense, o de terror…-.

 6

Al final, podremos enlazar todos y cada uno de estos cortes con diversas herramientas como los encadenados o los fundidos para crear productos audiovisuales de gran calidad, a los que también podremos dotar con textos y música –ya sea la del juego o la que nosotros exportemos al mismo-. Por tanto, la inclusión de este editor de vídeos se torna en un añadido francamente sobresaliente, sobre todo para todos aquellos usuarios con ganas de reflejar su talento cinematográfico.

Y si hablamos de las novedades más importantes en esta versión de GTA IV, no podemos olvidarnos de su mejorada vertiente multijugador. Ya en consolas ésta destacó por ser de lo más divertida, pero ahora, gracias al incremento de 16 a 32 jugadores por partida, las contiendas adquieren un cariz mucho más frenético y divertido. Por lo tanto, en los trece modos de juego con los que cuenta el título, y que presenta opciones tan variadas como el clásico todos contra todos, guerra de territorios, policías y ladrones, o las clásicas carreras, viviremos enfrentamientos más intensos que en el original, quedando fuera de las partidas cualquier momento para la relajación (verdaderamente habrá momentos en los que no sabremos ni donde guarecernos para no perecer bajo el fuego enemigo). En este sentido, las partidas en línea se desarrollan con total fluidez, encontrándonos con pocos problemas al respecto –algún cuelgue esporádico-.

También más vistoso y espectacular

Grand Theft Auto IV en su versión para consolas ya destacó por la increíble amplitud de Libety City y el enorme nivel de detalles alcanzado a la hora de recrear esta urbe. Del mismo modo, el modelado de la mayoría de personajes, sus animaciones –pocos juegos pueden competir en este aspecto- y la expresividad de sus rostros rayaba a un nivel muy por encima de la media. Lógicamente, todos estos detalles se han visto incrementados en esta adaptación a compatibles, que nos permite disfrutar de unas texturas más definidas y detalladas, una distancia de dibujado del horizonte más amplia, o incrementar la densidad del tráfico, lo que no solo hará más espectacular nuestros paseos por la ciudad, sino también, más difíciles si vamos en coche y lo que queremos es escapar de la policía.

 7

El problema es que el motor gráfico no ha sido optimizado todo lo bien que nos habría gustado, ya que requiere de una CPU muy potente –no nos mentían cuando nos hablaban de un microprocesador de 4 núcleos en los requisitos recomendados–, y un sistema gráfico con muchísima memoria de vídeo. De hecho, con una tarjeta de 512 MB no podremos acceder al modo de texturas de calidad alta por defecto, por muy rápida que sea ésta. Es por esto por lo que algunos usuarios se han encontrado con serios problemas para poder disfrutar del juego, algo en lo que Rockstar ya ha confirmado que se encuentra trabajando para solucionar en el menor tiempo posible. Sin embargo, también es cierto que disfrutar del juego con un nivel de detalle medio –que ya se ve ligeramente mejor que en consolas- se puede lograr con equipos de gama alta sin excesivos problemas.

Al respecto, un aspecto que ha causado cierta controversia es el hecho de que el propio juego limite parte de la configuración gráfica dependiendo del hardware usado, algo que únicamente podremos saltarnos de forma manual mediante un comando, aunque la compañía desaconseja totalmente su uso. Por otro lado, la gran ausente entre las opciones gráficas es, sin ningún tipo de duda, el antialiasing. Sin esta opción, no podemos eliminar el conocido y temido efecto de dientes de sierra que llega a ser notable –a menos que lo forcemos desde los controladores de nuestra tarjeta gráfica–, y desentona totalmente con el resto de la puesta en escena a nivel visual.

 8

De todos modos, queda claro que éste es un título del que disfrutaremos de todo su esplendor gráfico en los próximos meses, cuando comience a llegar al mercado la nueva generación de procesadores y tarjetas gráficas. Algo que sin duda no hará gracia tampoco a los usuarios que poseen actualmente equipos de gama alta y no pueden sacarle todo el provecho gráfico a GTA.

En cuanto al apartado, Grand Theft Auto IV de nuevo se encuentra por encima de la media, presentando por un lado unos efectos sonoros de gran nivel que recrearán de una forma contundente los tiros, explosiones, colisiones entre coches… u otros menos violentos como el rugir de los motores de los vehículos, el ruido que inundará las calles, etc. Por otro lado, el doblaje en inglés resulta magnífico, con un nivel de interpretación por parte de los actores de doblaje digno de elogio. Aún así, como decíamos anteriormente, habrá momentos en los que seguir las conversaciones a través de los subtítulos será complicado, lo que no deja de recordarnos lo bien que le habría sentado al juego un doblaje al castellano.

También la selección musical vuelve a destacar por su gran calidad, con un variado repertorio de emisoras que nos ofrecerán música de todo tipo, incluyéndose además la opción de poder usar nuestra propia música para acompañarnos a lo largo de los viajes en vehículo.

 9

Conclusiones

Grand Theft Auto IV es una obra maestra. Poco más se puede decir de este título que no dejará de sorprendernos durante toda la partida. Sí, su historia no es nada original y hay misiones que se repiten en exceso; pero aún con todo esto, pocos títulos pueden competir con la última obra de Rockstar. A nivel narrativo, la saga ha dado un salto tan importante que no se puede hacer otra cosa más que aplaudir al equipo de desarrollo por el soberbio trabajo llevado a cabo en este sentido. Igualmente, la recreación de Liberty City, las opciones que nos brinda esta ciudad -aunque se pierden algunas de las vistas en San Andreas-, las intensas secuencias de acción que viviremos; las frenéticas persecuciones a través de calles atestadas de vehículos, las emocionantes partidas multijugador, y el completo editor de vídeos convierten a Grand Theft Auto IV en uno de los grandes juegos del año; una compra obligada para cualquier aficionado a este género e incluso, para los que hasta el momento lo aborrecían.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Blade: The Edge of Darkness - Análisis
Blade: The Edge of Darkness - Análisis
Análisis
2021-10-08 17:16:00
Hace 20 años el equipo español Rebel Act Studios lanzaba un ambicioso RPG de acción que regresa a la distribución digital de PC, aunque sin mejoras reseñables.
Género/s: Mundo abierto / Tipo GTA
Plataformas:
PC
También en: PS3 X360

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.2
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.09

PUNTÚA
Grand Theft Auto IV para Ordenador

113 votos
Flecha subir