Análisis de Elite: Dangerous (PC, PS4)

La veterana saga vuelve con mucho acierto, aunque no siendo apta para novatos.
Elite: Dangerous
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.1
DIVERSIÓN
8.3
JUGABILIDAD
7.8
Análisis de versiones PC y PS4.
Otros análisis: Xbox One

Los juegos de simulación espacial han recuperado parte del protagonismo que tenían hace unas décadas. Sólo hay que ver cómo lo nuevo del padre de Wing Commander, Star Citizen, lleva acumulados unos 70 millones de dólares de financiación a través de la comunidad. Otro de los proyectos más ambiciosos de estos años –aunque sin tanto presupuesto– es No Man's Sky, un título que, si bien todavía no sabemos qué objetivos jugables tendrá, parece seguro que revolucionará el concepto de mundos generados proceduralmente.

Dentro del catálogo de simuladores espaciales, la veterana saga Elite también ha vuelto, y también financiada por la comunidad. Elite: Dangerous es la cuarta parte de esta serie que llega unos treinta años después de su debut. Además, por suerte, lo hace en bastante buena forma.

La vida en la Vía Láctea

Elite: Dangerous nos lleva al año 3300, donde el hombre tiene tecnología suficiente para explorar la Vía Láctea. De hecho, el juego apuesta por recrear a escala real la galaxia que contiene nuestro Sistema Solar, con unos 150.000 sistemas recreados basándose en datos astronómicos auténticos, y el resto generados proceduralmente apoyándose en estimaciones.

PUBLICIDAD

Una vez ahí, perdidos en el espacio exterior, tendremos que hacer lo que esté en nuestra mano para progresar, ya sea legal o ilegalmente, intercambiando, explorando, robando, combatiendo... Todas estas posibilidades se ahogan un poco en la falta de historia y la falta de "conexión" con otros jugadores –que están ahí, pero como si no– acaban por hacernos sentir más solos de lo que los desarrolladores esperaban. Nota del redactor: Tras escribir este análisis, el juego se ha actualizado potenciando los encuentros con otros usuarios.

Un inicio complicado

Al principio, la cantidad de opciones puede ser abrumadora.
Al principio, la cantidad de opciones puede ser abrumadora.

Lanzarte a una aventura espacial no es nada fácil, y hacerlo en su versión virtual, tampoco. En Elite: Dangerous comenzamos con una nave básica y 1.000 créditos que nos servirán para repostar combustible una decena de veces. A partir de aquí, vivimos una especie de periodo de adaptación, en la que intentamos comprender cómo funciona todo. Si conocéis el género, sabéis que hay que echarle horas para entenderlo todo. Si queréis descubrirlo, armaos de paciencia.

Tenemos que reconocer que Elite: Dangerous puede llegar a ser un poco frustrante, ya que muchas veces da por hecho que sabemos determinadas cosas de las que no necesariamente somos conscientes. Probablemente si habéis estado siguiendo su desarrollo, betas y demás, el juego final no os suponga ningún obstáculo, pero entrar "vírgenes" a la nave es bastante exigente. En cualquier caso, si os interesa, no hay nada que con un poco de paciencia y ayuda de internet no se pueda conseguir.

Tendremos que tener en cuenta la personalización en función del rol que decidamos tomar.
Tendremos que tener en cuenta la personalización en función del rol que decidamos tomar.

Arrancando motores

Una vez familiarizados, la verdad es que el juego gana muchos enteros. Podemos comenzar a explorar, a intentar conseguir recursos para progresar, o ir a lo "seguro" haciendo misiones. Podemos pasar horas y horas descubriendo sus posibilidades, y darnos cuenta de que ante nosotros está la opción de convertirnos en un héroe que acaba con los criminales, ser uno de esos criminales, un "transportista", convertirnos en un cazatesoros, o incluso lanzarnos a descubrir la galaxia y vender nuestros progresos sobre lugares interesantes, etcétera.

Además, la inmersión es muy satisfactoria y creíble, y los combates están muy bien llevados, a pesar de que en determinadas circunstancias la desventaja frente a otros usuarios puede ser demasiado notable. Dicho sea de paso, es posible comprar apariencias con dinero real, aunque no deja de ser la manera rápida de personalizar estéticamente nuestras naves sin afectar al equilibrio del juego. Sin duda, es un juego que se aprecia mejor y se disfruta más con cuantas más horas se le invierta.

En cualquier caso, queremos comentar que el sistema de control es muy personalizable, y podemos ajustar la experiencia a nuestro gusto con total comodidad, ya sea con teclado y ratón, con mando o incluso con otros periféricos. Como comentábamos en el párrafo anterior, es fácil sentirse en el espacio, dentro de nuestra nave, salvo durante esos momentos de frustración por no saber qué hacer durante los primeros compases del juego.

Visualmente es creíble e inmersivo.
Visualmente es creíble e inmersivo.

Eso sí, tras varias horas descubriendo la Vía Láctea, la verdad es que echamos un poco de menos más variedad, y sentíamos que habíamos visto ya "todo". Obviamente sabemos que quedan cientos de miles de estrellas por descubrir, una galaxia por explorar, pero hemos sentido caer un poco en la repetición. Quizás con mejores interacciones con otros pilotos, o con un sistema que consiga proponer objetivos concretos al jugador de manera más directa no tendríamos nunca que preguntarnos "¿y ahora qué?".

Aspectos audiovisuales y multijugador

Elite: Dangerous es un juego que luce bastante bien, y recrea con acierto lo que podría ser viajar por el espacio en unos miles de años. Hay veces que se siente un poco vacío, pero otras muchas veces estaremos deseando quemar la tecla de hacer capturas de pantalla. Además, la interfaz que introduce para las naves nos parece muy correcta, con prácticamente toda la información básica que necesitamos para navegar por la galaxia. Es quizás demasiado genérico en su apariencia, pero aparte de eso, pocas pegas se le puede poner a un título de esta índole. Lo mismo sucede con el sonido, que sin destacar demasiado, cumple a la perfección, sumergiéndonos en la ambientación perfectamente.

 1

El multijugador, parte clave para la experiencia prometida, no está todavía en plena forma. A pesar de estar conectados permanentemente, todavía transmite sensaciones muy de juego en solitario, y aunque como hemos indicado previamente hemos visto un avance desde su lanzamiento, todavía hay bastante margen de mejora para hacernos sentir en ese mundo conectado, activo, cambiante y vivo que nos prometían.

Una sólida base que combina con acierto lo clásico y lo nuevo

Tomar Elite: Dangerous como un juego terminado es un error. Nuestro trabajo es valorar lo que tenemos ahora mismo, y sin duda es una base muy, muy sólida, que lo tiene todo a su favor para evolucionar por el buen camino. Ahora mismo no transmite las sensaciones de MMO, sino de juego en solitario conectado, y creemos que necesita realizar algunos ajustes para hacer que después de unas cuantas horas siga resultando atractivo. Eso sí, es muy posible que esto cambie en los próximos meses.

Aun con margen de mejora, es un viaje prometedor.
Aun con margen de mejora, es un viaje prometedor.

Elite: Dangerous recupera la esencia de los simuladores espaciales de ordenadores antaño, manteniéndose fiel a la veterana saga en la que se basa, y a su vez poniéndose lo suficientemente al día como para resultar atractivo a jugadores del 2015. Seguramente esperar un tiempo os permitirá disfrutar de un producto más redondo, pero si queréis ir ya a por ellos y os gusta el género, creemos que os satisfará con creces, sobre todo una vez superado las primeras horas de juego, que son las más duras.

Juan Rubio
Colaborador
VRGameCritic
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC y PS4

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars - Análisis
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars - Análisis
Análisis
2021-12-20 14:45:00
Yoko Taro regresa con un nuevo, pequeño e imperfecto JRPG que consigue sobresalir y diferenciarse gracias a su peculiar estética.
Plataformas:
PC Xbox One PS4

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.1
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.13

PUNTÚA
Elite: Dangerous para Ordenador

15 votos
#122 en el ranking de Ordenador.
#143 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.09

PUNTÚA
Elite: Dangerous para Xbox One

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
COMUNIDAD
6.57

PUNTÚA
Elite: Dangerous para PlayStation 4

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir