Análisis de Devil May Cry 4 (PC)

La saga de los demonios que nunca lloran llega por segunda vez a PC en una sensacional versión, que, esta vez, supera incluso a las de consola.
Devil May Cry 4
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
8
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PC.
Otros análisis: PS3 y Xbox 360
Un clásico de la anterior generación
Devil May Cry fue una de las sagas más exitosas de las surgidas en la pasada generación de consolas. Siendo exclusivo de Playstation 2 desde sus comienzos, el primer capítulo –juego verdaderamente de culto a día de hoy- tuvo el mérito de ser uno de los primeros títulos en demostrar las tremendas capacidades técnicas de la máquina, con un impresionante modelado poligonal en forma de exquisitos decorados góticos repletos de efectos de luces y transparencias, a 60 imágenes por segundo. Todo ello en el año 2001. Además, readaptó los clásicos arcades de lucha 2D tipo hack’n slash, (muchos de ellos, obra de la propia compañía nipona como King of Dragons o Knights of the Round), a las tres dimensiones en una curiosa mezcla de acción a raudales combinado con pequeñas dosis de aventura gracias a la introducción de sencillos puzles y plataformas.

El enorme éxito que supuso el debut del chulesco caza-demonios Dante propició otras dos entregas más de desigual éxito a lo largo de la vida de la 128 bits de Sony, estando considerada la segunda parte como la oveja negra de la familia (pese a no ser tan mal juego como muchos lo pintan), seguramente, consecuencia directa de la marcha definitiva de la franquicia de los máximos responsables del original: Hideki Kamiya/Shinji Mikami, director y productor ejecutivo respectivamente.

Con la llegada de las consolas de nueva generación, estaba claro que Capcom no iba a desaprovechar la oportunidad de seguir sacando más continuaciones de tan rentable saga, siendo Devil May Cry 4 (DMC4) uno de los primeros juegos anunciados para la incipiente Playstation 3 en el E3 del año 2005. Y aunque en un principio iba a ser una exclusividad de la nueva consola negra de Sony, la inevitable política multiplataforma adoptada por casi todas las grandes "terceras compañías" en la generación actual hizo que se acabara confirmando su desarrollo también para Xbox 360 y PC, todos ellos en desarrollo simultáneo y sin diferencias aparentes.

De este modo, tras la salida el pasado mes de Febrero de las versiones de consola, los usuarios de PC hemos tenido que esperar algunos meses más, práctica bastante habitual en alguno de los últimos grandes lanzamientos multis como Mass Effect o Assassin’s Creed, para poder disfrutar de esta cuarta entrega. Veamos por fin si la espera ha merecido la pena…

PUBLICIDAD
Bienvenidos a Fortuna
Devil May Cry 4 nos lleva esta vez a una aislada ciudad llamada Fortuna, situada en una lejana tierra costera. Allí reside un pequeño grupo religioso conocido como La Orden de la Espada, los cuales adoran a Sparda, el mítico caballero oscuro-demonio que se rebeló contra los suyos sellando la puerta que comunicaba el mundo de los humanos con el inframundo infernal. La principal misión de esta orden ha sido desde siempre exterminar a todos los demonios y velar por la seguridad de los humanos. Durante la celebración anual del Festival de la Espada, Dante irrumpe en mitad de un acto religioso asesinando a Sanctus, el líder espiritual de la orden, sembrando el caos y confusión para acto seguido escapar.

A Nero, un joven arrogante y algo pasota discípulo de la orden, de pelo blanco y bastante parecido físicamente a Dante se le encomienda perseguir al "misterioso" asesino y darle caza… encontrándose por el camino con abundantes hordas demoníacas surgidas aparentemente de la nada.

A partir de aquí irán haciendo acto de aparición toda una serie de personajes secundarios como la bella Kyrie (estrechamente unida a Nero), Credo (general supremo de los caballeros santos de la orden) o Agnus (científico-alquimista de la orden) que mediante abundantes cinemáticas generadas por el propio motor del juego irá desarrollando una trama que nos llevará a comprender muchas cosas, incluida la brutal escena inicial a manos de Dante. Mención especial para las apariciones estelares de Trish y Lady, en sendos homenajes a la primera y tercera parte de la saga.

¿Todo sigue igual?
Para esta cuarta entrega, Capcom ha preferido mantener a rajatabla el mismo esquema que tan buenos resultados le dio en Devil May Cry 3: Dante's Awakening. La novedad más destacable radica precisamente Nero, prácticamente protagonista principal de DMC4, puesto que la mayor parte del tiempo controlaremos a este personaje en vez de Dante, que no aparecerá como personaje jugable hasta bien avanzando el juego.

Una vez dicho esto, cualquiera que haya jugado a las entregas anteriores sabrá perfectamente que va a encontrar aquí: un desarrollo que alterna intensos momentos de acción –la mayoría por estancias acotadas por las clásicas barreras demoníacas que nos cerrarán el paso hasta limpiar toda la zona de enemigos- con otros momentos de exploración de enormes escenarios (exploración limitada, eso si) en los que nos encontraremos una serie de sencillos puzles, casi siempre de activar/buscar determinados objetos mágicos, que deberemos resolver para poder seguir avanzando. No faltarán tampoco algunos elementos de plataformas, aumentados más en esta ocasión gracias a la inclusión del arma principal que porta Nero en su brazo derecho, denominado Devil Bringer y con el que podremos subir a sitios altos o inaccesibles.

La guinda a esta mecánica tan clásica la ponen, como no podía ser de otra manera, los típicos jefes finales, algunos como el ya famoso "Balrog" –llamado Berial- mostrado ya en las primeras imágenes que se vieron de este juego, inmenso y espectacular a partes iguales. Todos ellos mostrarán patrones de ataque bastante variados… y con los que nos veremos las caras más de una vez (y de dos).

El brazo ejecutor

La inclusión de Nero es además, consecuencia directa de un detalle que ya Hiroyuki Kobayashi, productor del juego, adelantó hace algún tiempo en una entrevista; quería hacer de DMC4 un juego sensiblemente más fácil y accesible que el tercer capítulo, (criticado por algunos debido a su gran dificultad). La clave de todo radica en el mencionado Devil Bringer, o lo que es lo mismo, el brazo demoníaco de Nero que nos permitirá con sólo apretar un botón atrapar a los enemigos cercanos y literalmente "estamparlos" contra el suelo o lanzarlos por los aires. Con algunos enemigos como por ejemplo los White Knight la contundencia de esta arma será brutal. Además, incluso nos permitirá hacer espectaculares combos a los jefes finales de forma muy simple, siendo mostrado con todo lujo de detalles en secuencias más cercanas de cámara. Su espada Red Rose o su arma de fuego mantienen el equilibrio jugable.

Dante por su parte, sigue el estilo de lucha más complejo ya visto en la tercera parte, en sus cuatro variantes disponibles: Trickster, SwordMaster, Royal Guard y Gunslinger pudiéndose alternar de un tipo a otro en cualquier en todo momento. Destaca las nuevas armas que conseguirá al derrotar a los jefes finales, especialmente Gilgamesh, que permitirá a Dante luchar cuerpo a cuerpo y la desproporcionada Pandora, una especie de maletín que esconde hasta siete tipos distintos de armas devastadoras incluyendo cañón laser, lanzacohetes y boomerang. Por supuesto, su espada Rebellion y sus inseparables Eboy & Ivory siguen intactas.

El sistema de orbes tradicional (me gusta más que la denominación de gemas) de la saga sigue intacto con orbes rojos dispersos por todos los escenarios y al acabar con enemigos, que nos permitirán comprar aumentos de vida o magia, reponedores de salud, continuaciones extra etc. Se ha añadido un nuevo tipo de objeto llamado Alma Orgullosa que se calcularán al final de cada misión y nos permitirán adquirir progresivamente toda una serie de destrezas con las armas que disponemos – por ejemplo más potencia de disparo, un agarre más lejano del devil bringer- y habilidades extras del personaje como el poder realizar un doble salto o atraer orbes más alejados del escenario.

Demonios de nueva generación
La llegada de la nueva generación de consolas, y con ello, juegos con mayor resolución le ha sentado a una saga como Devil May Cry de manera soberbia, cosa lógica por otro lado si tenemos en cuenta que siempre basó gran parte de su espectacularidad en un tremendo despliegue gráfico, en forma de suntuosos decorados gótico-tenebrosos repletos de profusos detalles como vidrieras, esbeltas columnas, fuentes y demás elementos ornamentales o arquitectónicos. Destaca como gran novedad de esta cuarta parte, varias fases que transcurren en una especie de bosque con una iluminación solar bastante real. Los efectos de transparencias, reflejos y partículas han mejorado sensiblemente, así como todas las animaciones y acabado poligonal de los personajes, con mención especial para algunos jefes finales. Todo ello nuevamente a 60 imágenes por segundo. Las texturas por el contrario, flojean en algunas partes.

A decir verdad, técnicamente el juego no sorprende; usa el mismo motor gráfico que títulos con casi un par de años de antigüedad como Dead Rising o Lost Planet, el denominado MT Framework que Capcom está exprimiendo hasta la última gota. Visto los resultados, es innegable la versatilidad y notable calidad obtenida.

Y esto viene a cuento por la increíble optimización que muestra la versión PC, cosa que no podemos dejar de recalcar cuando se trata de una compañía japonesa y la típica desidia que han mostrado siempre en las conversiones para este sistema (sin ir más lejos en el anterior DMC3). La respuesta a esta milagrosa optimización ya la dijo el mismo Kobayashi: la versión base usada para el desarrollo de Devil May Cry 4 ha sido la de compatibles. En nuestro caso concreto, las pruebas realizadas bajo Windows XP/DirectX9 fueron con un Atlon 64 X2 4200+ subido de vueltas hasta 2.750MHz, 2GB de RAM y una Geforce 8800GTX a 1680x1050 de resolución, Vsync –sincronización vertical- activado, filtrado anisotrópico a 16X y antialias a 4X, todos los detalles a tope y absolutamente en ningún momento bajó de 60 imágenes por segundo; sin el Vsync (limitado a la frecuencia del monitor TFT) se puede llegar a 120 imágenes por segundo y más… superando a todas luces, por la posibilidad de resoluciones y filtros mucho mayores, a las versiones consola. En equipos inferiores nos consta que el juego se mueve también con bastante soltura.

El apartado sonoro sigue en todo momento la tónica de las anteriores entregas. Por un lado unos efectos bastantes contundentes repletos de explosiones, rotura de elementos, golpes, disparos, etc. Por el otro, la combinación de música clásica con inquietantes toques de piano para momentos de exploración da paso a cañeros ritmos de hard-rock durante los combates sigue siendo realmente perfecta para este juego aunque se repitan abusivamente ciertos temas.

Esto ya lo he visto antes…
Teniendo en cuenta que nos encontramos ante una saga que rescata la más clásica esencia arcade del género, no hace falta explicar demasiado que nos vamos a encontrar en este nuevo Devil May Cry: acción frenética en forma de intensos combates contra interminables oleadas de enemigos para acabar esperándonos, tal como mandan los cánones, un maquiavélico jefe al final de determinadas fases. El gran manejo, facilidad y perfecta curva de aprendizaje de los combos de los personajes –sobre todo con Nero-, hace que el transcurrir de los combates siga siendo una experiencia adictiva, divertida y dinámica como pocas. Marca de la casa.

Sí hay que comentar que la dificultad de esta cuarta parte ha sido disminuida considerablemente. Principalmente gracias a que ahora existen puntos de salvado automáticos que nos dejarán en mitad de una fase o delante del propio jefe final (en DMC3 debíamos comenzar la fases otra vez desde el principio) haciendo el juego bastante más accesible a todo tipo de jugadores. Pero además, los propios niveles de dificultad se han rebajado notablemente. Quizás demasiado. Y es que el nivel de dificultad normal, denominado cazademonios, resultará demasiado sencillo para jugadores experimentados en este tipo de juegos. Dichos jugadores tendrán que desbloquear los niveles más duros, típicos de la saga, para encontrar retos de verdad…. Incluyendo un nivel exclusivo de la versión PC denominado "Legendario Caballero Oscuro" con muchísimos más enemigos en pantalla.

El único aspecto realmente criticable del juego, es la argucia empleada por los diseñadores/programadores de deshacer con Dante todo el camino hecho con Nero. Dicho con otras palabras; DMC4 consta de 20 fases en las cuales llegaremos con Nero a un determinado punto del mapeado en la fase 11… para luego deshacer todo el camino andado, pero jugando con Dante, volviendo hacia atrás hasta llegar de nuevo al punto de partida del juego, en la ciudad-fortaleza de Fortuna. Pese a que se han introducido ligeras variaciones en algunas fases (por ejemplo, tendremos con Dante que escapar de un gas venenoso en la fase del laboratorio) hace pecar al juego de repetitivo en determinados momentos y curiosamente nos retrotrae a épocas antiguas cuando se repetían fases o ciertos decorados por la falta de memoria de algunos sistemas. También hay que achacarle poca variedad de enemigos -con marionetas hasta en la sopa- y los típicos defectos de algunos ángulos de las cámaras empleadas.

Conclusión final
Devil May Cry 4 supone una gran continuación de la saga de Dante en la nueva generación. Es cierto que no deja de ser más de lo mismo, pero no defraudará a los fans del arcade más adictivo/divertido. Con aproximadamente 18-20 horas de juego, algún extra nuevo que agradecer (modo Turbo y el citado Legendario Caballero Oscuro), mejor acabado gráfico en ordenadores de gama alta, pero preocupándose a la vez por incluir una optimización impresionante, la versión PC que nos ocupa, se corona sin duda alguna como la mejor de todas –encima la más barata- y el perfecto ejemplo a seguir de cómo deberían ser todas las conversiones a este sistema, especialmente cuando provienen de las consolas. Además, con el plus de ser un género que se prodiga muy poco en el mundillo PC. Simplemente chapeau por Capcom. Eso sí, una última recomendación, tal como se diría en el prospecto de un medicamento: "juéguese con un pad por favor"…
PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Género/s: Acción / Hack and Slash
PEGI +16
Plataformas:
PC PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 11/7/2008
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Proein
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.36

PUNTÚA
Devil May Cry 4 para Ordenador

31 votos
#130 en el ranking de Ordenador.
#151 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 8/2/2008
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Proein
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.99

PUNTÚA
Devil May Cry 4 para PlayStation 3

227 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 8/2/2008
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Proein
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.87

PUNTÚA
Devil May Cry 4 para Xbox 360

112 votos
Flecha subir