Vandal

Análisis de WarioWare: Do It Yourself (NDS)

La nueva premisa de los minijuegos de Wario es bien sencilla: tú te lo guisas... y tú te lo comes.
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
8
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión NDS.

¿Simple? En absoluto. Pero tendremos a nuestra disposición un tutorial muy completo (y ameno, para más inri, lo que es de agradecer, dada su longitud...). Tan completo que, prácticamente, no dejará ninguna duda sin resolver. Y nos repetirá cada acción varias veces, como los buenos profesores de antaño, asegurándose así que entendamos lo más importante de esto de la creación de minijuegos. Por otro lado, podremos desarrollar nuestras dotes artísticas, dibujando para Wario diferentes objetos y personajes en una serie de minijuegos ya predefinidos. Así, iremos practicando con el editor de dibujo, el segundo en complejidad dentro del título.

Y, además, contaremos con una serie de retos en el dojo, retos que nos servirán para aprender determinados trucos para la creación de minijuegos. Por ejemplo, cómo hacer que dos objetos se muevan a la vez y paren al ponerse en contacto uno con el otro, acción sencilla a primera vista pero que necesitará un sistema de comandos ciertamente más complejo para poderse llevar a cabo con el editor del juego.

PUBLICIDAD

Eso sí, el juego no ha olvidado el pasado de la saga, y nos vuelve a deleitar con noventa juegos predefinidos, presentados por algunos de los estrafalarios personajes, compañeros de Wario en otras entregas de la serie. Estas miniaturas no son, ni mucho menos, tan inspiradas como las vistas en entregas anteriores, pero nos servirán en muchas veces a modo de ejemplo e inspiración, pudiendo editarlas, modificarlas a nuestro gusto e, incluso, pudiendo extraer elementos de ellas para crear nuevos minijuegos. Cualquier escenario, objeto o música de los juegos que vienen de serie puede ser importado a cualquiera de nuestras creaciones y editada a placer, con lo que si no nos apetece crear un juego totalmente desde cero, podemos permitirnos el lujo de copiar a nuestro gusto.

Edita que te editarás...

La verdad es que la interfaz de cada uno de los editores ha sido desarrollada concienzudamente, con un montón de opciones en todas y cada una de las características de este singular título. Por ejemplo, en el caso del editor de dibujo, podremos crear no sólo líneas, círculos, cuadrados, o trazos con todo tipo de grosor y color, sino que, además, podremos crear tramas que luego podremos utilizar en los diseños y objetos que deseemos. De la misma manera, podremos importar diseños ya presentados en otros minijuegos o utilizar dibujos predefinidos, a modo de estampas, para ponerlos en el escenario como más nos guste.

El editor de animación sólo nos pedirá que desarrollemos hasta cuatro dibujos que, posteriormente, se representarán de manera secuencial según decidamos (una sola vez o infinitamente). Para no tener problemas a la hora de repetir nuestros propios diseños, el juego nos permitirá no sólo copiar e importar, sino también activar una transparencia que nos servirá de guía a la hora de realizar los sutiles cambios que provocarán la sensación de animación en el objeto. Cada objeto podrá desarrollar hasta un total de cuatro animaciones diferentes (aunque previamente deberemos de haberlas creado, claro), lo que puede dar pie a un buen número de acciones diferentes. De hecho, aquí el único límite es nuestro ingenio y nuestra imaginación... Algo parecido pasa con el editor de música, aunque en este caso crearemos fragmentos de ocho tiempos (dos compases completos) que iremos enlazando como se nos antoje, pudiendo elegir el tipo de instrumentos o efectos que queremos utilizar dentro de un secuenciador a cinco pistas (una de ellas asignada al ritmo), algo nada despreciable para un juego de estas características.

Eso sí, sólo podremos editar dos juegos cada vez, debiendo de acabar o borrar nuestras creaciones a medias para comenzar otra, en caso de que tengamos agotadas las ranuras de guardado. Una vez acabemos un juego o una canción, el título desplegará una animación en la que veremos cómo el cartucho o el disco es creado, distribuido y, finalmente, guardado en una de las estanterías de nuestra colección (que, por otra parte, nos permitirán guardar hasta noventa juegos y canciones diferentes. También podremos crear historietas de cuatro viñetas, sin duda una práctica inmejorable para desarrollar nuestro talento artístico y humorístico, con el objetivo de utilizarlo en ulteriores creaciones jugables...

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-07-19 01:01:00
Analizamos Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order, un entretenidísimo juego de acción que, a pesar de sus defectos, nos hará pasar un buen rato en compañía de nuestros héroes favoritos.
Análisis
2019-07-18 16:00:00
Un entretenido juego que nos hará pensar, muy atractivo en lo visual y con algunas ideas muy interesantes.
Análisis
2019-07-17 16:30:00
Los productores del aclamado Dusk regresan ahora con Amid Evil, otro FPS de corte retro que, en esta ocasión, rinden homenaje a juegos de disparos de fantasía como Heretic o Witchaven.
Análisis
2019-07-17 10:50:00
Un título muy, muy adictivo, que se ve lastrado por un apartado gráfico algo mejorable, pero que consigue sorprendernos y hacer que nos sintamos unos auténticos ninjas.
Análisis
2019-07-16 10:00:00
Una genial aventura de puzles y exploración que desborda ingenio y frescura y que se convierte en una de las sorpresas más agradables en lo que llevamos de año.
Análisis
2019-07-14 16:20:00
Nos vamos al planeta rojo para sembrar el caos en un juego que sigue siendo muy entretenido.
Género/s: Minijuegos / Otros
PEGI +7
Plataformas:
NDS
Ficha técnica de la versión NDS
ANÁLISIS
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 39.95 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA
WarioWare: Do It Yourself para Nintendo DS

Flecha subir