Análisis de The Settlers DS (NDS)

Los usuarios de Nintendo DS ya pueden disfrutar del clásico título de gestión de colonias con esta versión de The Settlers adaptada al sistema de control de la portátil.
The Settlers DS
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
6
NOTA
7.3
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión NDS.

Poco a poco los usuarios de la exitosa portátil de doble pantalla de Nintendo han podido disfrutar de algunos de los clásicos de la estrategia en el mundo del PC adaptados con mayor o menor acierto a las características de la portátil, como pueden ser Age of Empires 2 o Sim City 2; o de títulos estratégicos nacidos en las propias consolas como es el caso de la fantástica serie Advance Wars. Con estos antecedentes, y en conmemoración de la década que ya ha cumplido la serie The Settlers, Ubisoft y los creadores de esta clásica saga, Blue Byte, nos ofrecen esta adaptación del título aparecido en 1996 manteniendo todos los elementos jugables y gráficos intactos, con todo lo que esto conlleva, pero presentando toda la acción mediante un sistema de control adaptado por completo a las características de Nintendo DS.

Gestionando una colonia

En The Settlers los usuarios se encontrarán con un título de estrategia centrado casi por completo en la gestión y mantenimiento de una pequeña colonia la cual deberemos también defender de posibles ataques invasores con un discreto pero efectivo ejército. Por supuesto, ésta no será una tarea sencilla puesto que tendremos que tener en cuenta siempre una serie de factores que modificarán notablemente el funcionamiento de nuestra incipiente industria. Esto significa, por ejemplo, que para conseguir leña deberemos lógicamente construir una cabaña para los leñadores, pero también necesitaremos un aserradero donde se enviará todo el material recogido, y una cabaña forestal para no dejar la región en la que nos hemos asentado "pelada" de árboles.



Este tipo de construcciones en cadena se irán complicando más y más conforme evolucione nuestro asentamiento, lo que como decíamos al final hará que tengamos que tener en cuenta una gran cantidad de factores a la hora de seguir desarrollando nuestra pequeña aldea. Por lo tanto, como indicábamos al inicio de este análisis, este sistema de juego resulta idéntico al visto en el original, por lo que ya desde un principio los aficionados al género deben tener claro que no se trata de una versión modificada de The Settlers.

Dicho esto, como es habitual en el género, iniciaremos la partida con un único centro urbano rodeado de naturaleza, lo que lógicamente nos obligará a ponernos manos a la obra desde un principio. En este caso, controlaremos toda la acción mediante el stylus en la pantalla táctil, haciendo uso únicamente de la cruceta para desplazar la cámara, y del botón lateral L1 para intercambiar el contenido entre las pantallas, lo que explicaremos a continuación. Además, los usuarios también pueden usar el resto de botones a modo de teclas de acceso rápido, aunque el funcionamiento con la táctil, sin ser perfecto, resulta bastante bueno.



El principal problema, no obstante, lo encontraremos en la falta de información con la que se encontrarán todos los usuarios, resultando realmente agobiante en caso de ser un principiante en la saga. Y es que ya sea entrando en el modo libre o en la campaña principal, en ningún momento se nos presentará un tutorial con el que conocer al detalle todas las funciones con las que contaremos en el juego.



El usuario que disfrute por primera vez de The Settlers llegará a estar tan perdido que ni siquiera sabrá muy bien cómo construir alguna de las edificaciones que no dejarán de reclamarnos desde nuestra aldea, lo que verdaderamente resulta de lo más desesperante. Del mismo modo, y esto viene a potenciar todavía más este aspecto negativo, no sabremos qué tipo de estructuras o materiales necesitaremos para que algunas de nuestras manufacturas puedan funcionar sin problemas, es decir; podemos comprar una granja de cerdos, por ejemplo, y ver como de la misma no nace ni un solo animal. Antes, lógicamente, deberíamos haber obtenido alimentos y bebida para los porcinos pero como nadie nos lo ha dicho, podemos tirarnos varias horas esperando a ver si nace o no algún cerdo. En este caso, los mensajes que nos lanzarán nuestros consejeros, a los que accederemos mediante un menú a parte, resultan poco efectivos y muy escuetos a nivel de detalles.

Tampoco podemos olvidar la función de los exploradores y demás tipo de unidades especiales que jugarán un papel fundamental en el progreso de nuestra colonia, ya que por ejemplo para localizar minerales o recursos tan importantes como el agua deberemos contar con su apoyo. Para esto, entrando en el centro de nuestra aldea, podemos ordenarles que exploren una zona concreta en la que de haber algo interesante se nos marcará en la propia pantalla de juego, pudiendo entonces construir la edificación pertinente en la zona. También otro de los fundamentos del juego será la comunicación, ya que todas nuestras edificaciones deberán estar unidas entre sí mediante caminos que construiremos de forma sencilla, aunque a veces falla el sistema, usando el Stylus y la pantalla táctil.



En este caso, si pinchamos sobre una de las banderas que nuestros colonos establecerán como puntos de referencia donde edificar aparecerá un menú en el que, entre otras opciones, nos encontraremos con la posibilidad de crear caminos. Simplemente pinchando sobre dicha casilla el puntero cambiará de forma indicándonos que a partir de ese momento deberemos unir dos de las citadas banderas para crear un camino de forma automática. Si alguna de nuestras construcciones no está comunicada con el resto de construcciones quedará fuera de la cadena de producción y por tanto se tratará de un edificio inútil; esto si hemos llegado a construirlo puesto que del mismo modo, si hemos dado la orden de crear una estructura y no la hemos unido a la red de caminos, ningún colono se dirigirá a la zona para completar la obra.

También, como indicábamos al inicio del artículo, deberemos conformar pequeños ejércitos para proteger nuestra colonia. En este caso, seguiremos encontrándonos con un sistema de producción en cadena ya que no bastará solamente con comprar las clásicas barracas. Como comentábamos con anterioridad, toda estructura en The Settlers tendrá una función determinada, pero por sí misma no funcionará como es debido. En el caso de las barracas de soldados, serán las encargadas de proporcionarnos unidades de combate, pero antes deberemos tener una gran reserva de alimentos para satisfacer a los soldados, y también armas y corazas que antes habrán fabricado los herreros usando los materiales adaptados para tal efecto en las fundiciones, en las que lógicamente se enviará todo el mineral extraído en las minas.



En definitiva, de lo que se trata es de recoger y fabricar todo tipo de objetos que se irán enviando al centro urbano o los almacenes que creemos desde donde después se distribuirán a toda la industria creada durante la partida. Con esto, podremos adiestrar a un reducido grupo de combatientes, por ejemplo, con los que defenderemos nuestra colonia, aunque como decíamos las batallas no serán uno de los ejes principales de The Settlers, luchando en contadas ocasiones contra el resto de naciones que traspasarán las fronteras que a toda costa deberemos ir ampliando con la conquista de diversas estructuras.



En cuanto al sistema de control, como decíamos toda la acción se controlará perfectamente con la pantalla táctil en la que deberemos ir seleccionando las opciones que deseamos ejecutar de forma sencilla. De este modo, como explicábamos con anterioridad, si queremos crear caminos simplemente lo haremos marcando la casilla correspondiente en el menú y luego enlazando banderas (aunque en este caso, dado el tamaño de la pantalla, el sistema puede resultar algo impreciso), o lo mismo a la hora de construir alguna de las edificaciones que las escogeremos de entre una larga lista. Aparte de este tipo de acciones, nos encontremos también con la posibilidad de intercambiar el contenido de las dos pantallas con el botón L1 para trastear en otro tipo de menús más complejos que por norma se nos mostrarán en la pantalla superior de Nintendo DS.

Con esta simple combinación de botones y acciones controlaremos todos los parámetros jugables de este título que pese a parecer simple a primera vista, como hemos visto presentará una gran variedad de opciones que nos obligarán a estar actuando sin descanso. Además, para hacer más cortas las esperas podremos acelerar el tiempo mientras nuestros colonos realizan sus labores diarias para así no mantenernos demasiado tiempo inactivos, aunque en más de una ocasión tendremos la sensación de ser meros espectadores (aún acelerando el tiempo habrá bastantes ratos en los que no tendremos nada qué hacer más que mirar a nuestros colonos).



Esta fidelidad con la versión original también se mantiene en todo el apartado técnico, presentando un motor gráfico no demasiado espectacular ni vistoso en comparación con otros títulos de la portátil, pero que sí nos permitirá apreciar con un buen nivel de detalles todos los avances realizados en nuestra humilde colonia. Además, la vistosidad en los colores y lo simpático del diseño en personajes y edificios hacen que este apartado resulte al menos agradable de ver, aún encontrándonos con alguna que otra pega como unas constantes ralentizaciones que en ocasiones resultarán de lo más molestas. También las dos pantallas de la portátil resultan muy pequeñas dado el nivel de información que se nos muestra, lo que hace que haya más menús de los necesarios, lo que unido a la lentitud con la que se moverá el juego en más de una ocasión hará que la experiencia de juego se ralentice en exceso. A nivel sonoro el juego muestra también un acompañamiento musical muy agradable y acorde a la temática del juego, aunque excesivamente repetitivo.

Con todo esto, estamos ante una notable adaptación de uno de los grandes clásicos en el mundo del PC que pese a mantener todas las características del original no alcanza el sobresaliente por los fallos citados con anterioridad. Además de dejar de lado a los usuarios noveles en la saga con la no inclusión de un tutorial y por la enorme falta de ayudas informativas en el transcurso de la partida, las ralentizaciones se producirán de una forma tan constante que moverse por el entorno puede llegar a ser realmente molesto. Aún así, teniendo en cuenta también que estamos ante un título puramente de PC adaptado tal cual a la portátil de Nintendo, no podemos sino destacar la enorme duración que propone a todos aquellos que decidan afrontar el enorme reto que supone el sacar adelante una colonia.



Con cuatro naciones distintas, una buena variedad de entornos en los que crear nuestro asentamiento, y tres modos de juego con muchas horas por delante, The Settlers para Nintendo DS se trata de otra compra muy recomendable para todos aquellos aficionados al original que quieran disfrutar del juego en versión portátil, y algo menos recomendable para los noveles en el género por tratarse de un título muy denso en el que se aprenderá a base de reiniciar una y otra vez la partida tras conocer los fallos cometidos.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

DNF Duel - Análisis
DNF Duel - Análisis
Análisis
2022-06-28 09:00:00
DNF da el salto a la lucha con los creadores de Guilty Gear en un juego accesible para novatos.
Blade Runner: Enhanced Edition - Análisis
Blade Runner: Enhanced Edition - Análisis
Análisis
2022-06-27 09:23:00
La aventura gráfica Blade Runner vuelve más de 20 años después con una supuesta versión mejorada que en la mayoría de aspectos da un paso atrás.
Sonic Origins - Análisis
Sonic Origins - Análisis
Análisis
2022-06-23 15:01:00
Sega recupera los mejores juegos de su icónica mascota con un notable recopilatorio repleto de extras.
Capcom Fighting Collection - Análisis
Capcom Fighting Collection - Análisis
Análisis
2022-06-23 09:02:00
Un interesante recopilatorio de Capcom centrado en la lucha, y muy especialmente, en Darkstalkers.
Neon White - Análisis
Neon White - Análisis
Análisis
2022-06-22 16:49:00
¿Cómo no podía atraparnos un shooter frenético que por momentos parece un juego de plataformas, mezclado con una visual novel y con una estética apabullante?
Fire Emblem Warriors: Three Hopes - Análisis
Fire Emblem Warriors: Three Hopes - Análisis
Análisis
2022-06-21 15:00:00
Nintendo y Koei Tecmo vuelven a unir sus fuerzas para ofrecernos un excelente musou que combina a la perfección la estrategia de Fire Emblem con la acción más masiva y desenfrenada.
PEGI +7
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.3
  • Fecha de lanzamiento: 26/7/2007
  • Desarrollo: Blue Byte
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Voces: ----
  • Online: No
COMUNIDAD
7.74

PUNTÚA
The Settlers DS para Nintendo DS

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir