Análisis de Pokémon Oro y Plata (NDS)

Por fin está entre nosotros Pokémon Oro-Plata, un clásico de la saga adaptado a NintendoDS y con muchas novedades.
Pokémon Oro y Plata
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8.5
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión NDS.
Pokémon se ha convertido con el paso de los años en uno de los pilares de Nintendo. Ya hace diez años que sorprendió a todo el mundo con sus primeras versiones rojo y azul en la vetusta Game Boy, y desde entonces ha sido un no parar de éxitos a lo largo de diferentes entregas y en las sucesivas consolas portátiles. Sin embargo, ha habido una serie de aspectos negativos, y es que era imposible traspasar pokémon entre versiones debido a problemas técnicos de compatibilidad entre las portátiles. Ello obligó a Nintendo a lanzar versiones actualizadas de los primeros juegos, de tal manera que hoy por hoy, si se posee una NintendoDS que pueda cargar juegos de GBA por su ranura inferior, es posible jugar a casi todas las generaciones aparecidas, y traspasar nuestros bichos favoritos a cualquiera de los últimos títulos aparecidos (diamante, perla y platino) y así disfrutar de todo el potencial que permite la NDS, como por ejemplo los combates online o el intercambio de pokémon con otros jugadores del planeta.
Y cuando decimos que es posible jugar a "casi" todas las generaciones aparecidas, es que hay una que, hasta la fecha, se ha resistido en completar el círculo. Nos referimos a la segunda generación Pokémon, conocida como Oro-Plata, el título aparecido para GameBoy Color que suponía por aquel entonces un gran paso hacia adelante no sólo gracias a la inclusión de cien nuevos especímenes, sino también gracias a modificaciones en la jugabilidad que potenciaban aún más la experiencia de juego, como por ejemplo la introducción de un reloj interno que permitía la representación de un sistema día-noche, sistema que se aprovechó para cosas tales como encontrarse diferentes pokémon en función de la hora del día. El oro-plata de aquel entonces caló profundamente en el corazón y el alma de muchos jugadores, y desde entonces se pedía a gritos una revisión del juego que permitiese revivir aquellas aventuras pero con el consiguiente lavado de cara que supone jugar en los sistemas actuales. Y Nintendo les ha hecho caso. Con el lanzamiento de esta actualización de Pokémon Oro-Plata, la compañía nipona completa el círculo y sitúa a NintendoDS como la portátil de la compañía nipona más completa en cuanto a títulos Pokémon se refiere, empañada únicamente por la imposibilidad de disfrutar en la DSi y la DSi XL de las versiones aparecidas en GBA, debido a la inexistencia de la ranura correspondiente.

Viejos conceptos, nuevas adopciones

A estas alturas, podríamos pensar que Oro-Plata es el mismo juego pero con una actualización que aprovechase el excelente motor gráfico de la versión Platinum, no obstante, Gamefreak en todos y cada uno de los juegos que ha ido lanzando, siempre ha intentado aprovechar los errores y pulir los detalles que han hecho grande a este juego. De hecho, esta política perfeccionista ha sido responsable en gran parte del enorme éxito que ha tenido la saga, haciendo que cada título pareciese único aún a pesar de repetir hasta la saciedad la premisa de capturar pokémon a lo largo de un mapeado, y desde luego que la versión que nos ocupa este análisis no se iba a quedar atrás, menos todavía cuando es muy probable que se trate del último pokémon para Nintendo DS, pues recientemente se han hecho públicas dos noticias que han sacudido fuertemente al gran público: la preparación de una nueva generación Pokémon y la confirmación de que la sucesora de NintendoDS está próxima, y aunque no hay nada confirmado, es muy probable que el nuevo Pokémon sea uno de los que arropen el lanzamiento de la Nintendo3DS. La línea argumental de este juego no difiere mucho de lo visto en las versiones originales. Tras empezar la partida y decidir nombre y sexo de nuestro personaje, seremos requeridos por el profesor Elm para que vayamos hasta la casa del Sr. Pokémon a recoger información de un descubrimiento muy importante. Por acompañante tendremos uno de los tres pokémon que nos ofrece, y gracias a él podremos avanzar por las zonas en las que hay pokémon salvajes, que no dudarán un segundo en salirnos al paso para poner a prueba nuestras habilidades.

Tal y como ha sido siempre, la aventura nos llevará a recorrer la región de Johto y vencer a los ocho líderes de gimnasio a la vez que evitamos que el Team Rocket, una pandilla de personajes dispuestos a controlar los pokémon para su provecho, haga de las suyas. Una vez que hayamos completado Johto, tendremos acceso a la región de Kanto, igual que sucedió en su momento con la versión original de Oro-Plata, y donde podremos enfrentarnos contra ocho nuevos líderes de gimnasio. Dos regiones suponen el doble de horas de juego y por tanto el doble de horas de diversión, además, Gamefreak no se ha limitado a copiar el mapeado que había, sino que han incluido nuevas rutas y también un gran número de eventos relacionados con pokémon legendarios, de tal forma que podremos conseguir un gran número de ellos. En este sentido, señalar que se ha rescatado de Pokémon Cristal la trama de Suicune, además de otros añadidos que, sin duda, agradecerán aquellos que en su día pudieron disfrutar de dicha versión. La información que se muestra en las dos pantallas es heredada directamente de lo visto en las versiones Perla-Diamante, esto es, en la pantalla superior es donde se muestra la aventura, y en la pantalla táctil se encuentra el menú, sin embargo, mantiene la estructura original vista en su día en Oro-Plata. Llegados a este punto, hay que decir que las diferencias son notables, es decir, en los primeros la pantalla inferior mostraba cualquiera de las aplicaciones que se iban consiguiendo a lo largo del juego, por ejemplo, se podía tener información al instante de cuántos pasos llevábamos, o si la pareja de pokémon que habíamos dejado en la guardería habían puesto un huevo, o también una especie de rádar que nos indicaba si había algún objeto cerca que no estaba al alcance de nuestra vista. En total eran más de 20 aplicaciones, algunas más útiles que otras, y el único "pero" que se le podía achacar a este sistema, era que sólo se podía mostrar una en la pantalla y no había un acceso directo hacia las demás, sino que había que ir pasando por ellas hasta encontrar la deseada, con el consiguiente riesgo de haberse pasado y tener que repetir el bucle. En Oro-Plata no existen estas aplicaciones; en su lugar tenemos un menú en la pantalla táctil donde con un toque de stylus tenemos acceso a diferentes apartados de importancia del juego, ya sea la pokédex, guardar el juego, un menú de herramientas, la mochila o un método con el que ponernos en contacto con otros entrenadores del juego.

Se trata de un procedimiento que sin duda le será muy familiar al jugador, ya que tiene muchas cosas en común a la forma de navegar por los menús de un teléfono móvil actual. Los dos sistemas, el de Perla-Diamante y el de Oro-Plata, son por tanto muy diferentes, cada uno con sus ventajas e inconvenientes, aunque encontramos bastante acertada la apuesta de Gamefreak por variar estos detalles ya que aporta al juego cierto grado de variabilidad en un estilo de juego tan marcado y que apenas ha sufrido variación alguna a lo largo de tantas versiones. El sistema de juego tampoco ha evolucionado. Una vez tengamos nuestro primer pokémon, podremos enfrentarnos a cualquier bicho salvaje o entrenador que nos salga al paso. Si vencemos, nuestro pokémon irá subiendo de nivel, mejorando sus habilidades y aprendiendo nuevos y poderosos ataques que nos permitirán combatir contra nuevos pokémon de más nivel y por ende, más fuertes. En su momento, tendremos la oportunidad de cazar los pokémon salvajes mediante el uso de pokéballs, y uno de los principales objetivos del juego es completar la pokédex, una especie de bestiario que nos dará información detallada sobre algunas de las características de cada pokémon que nos encontremos o que cacemos.

El trabajo que se ha hecho con esta pokédex ha sido excelente; a diferencia de lo visto en otros juegos de la saga, en los que se iba recorriendo por una lista hasta encontrar el pokémon que se buscaba, se ha optado por un nuevo sistema que muestra en la pantalla táctil a los pokémon de quince en quince, cada uno de ellos es perfectamente visible e identificable, y con tocar su imagen con el stylus, se abrirá en la pantalla superior la correspondiente ficha donde podremos saber, entre otras cosas, el área en el que podemos capturarlo y en qué momento del día. Los pokémon que nos podemos encontrar varían entre las dos versiones, de tal forma que, si por ejemplo poseemos la versión Oro, podremos capturar algunos bichos que en la versión Plata no hay, y esto redunda en que tendremos que recurrir a algún jugador con la versión complementaria si es que queremos conseguirlos a todos. Sin embargo, si por la razón que fuese no tuviésemos con quien intercambiar, podemos recurrir nuevamente al sistema GTS de intercambio global de pokémon visto en Perla-Diamante y que tan buenos resultados ha dado. Con sólo tener acceso wifi a Internet, podremos buscar e intercambiar con cualquier jugador del mundo, japoneses incluidos, aquel pokémon que se nos resiste o no podemos conseguir, y así hacernos con los casi 500 pokémon que existen actualmente. En este punto hay que aclarar que, a pesar de que en nuestra Pokédex caben todos, existen algunos de ellos que es imposible encontrarlos en Oro-Plata, y por lo tanto habrá que conseguirlos de Perla-Diamante. Por ejemplo Magnezone, la tercera evolución de Magnemite que sólo alcanza ese estado si se sube un nivel en el monte Corona, lugar que únicamente podremos encontrar en los últimos juegos de la saga. Es un pequeño contratiempo, pero solventable perfectamente gracias a la existencia del mencionado GTS. También se espera que Nintendo apoye al jugador a base de eventos con los que conseguir pokémon legendarios o desbloquear alguna zona inaccesible. De hecho, este mes de marzo se ha podido conseguir un Pichu con el que, una vez se encuentre en nuestro equipo de Oro-Plata, conseguiremos encontrarnos con otro Pichu, coloquialmente conocido como "el de oreja despeinada". Hasta la fecha, los seguidores europeos de esta saga han visto cómo sus colegas de otros países, principalmente Japón, recibían suculentos regalos en forma de eventos para sus juegos, mientras que por aquí Nintendo no ha dado mucho apoyo, aún a pesar de tratarse de uno de sus juegos estrella y de las generosas ventas que ha recibido de todas sus entregas Pokémon en el viejo continente. Esperamos que con esta última versión para NintendoDS haya el suficiente apoyo para no dejarnos con los dientes largos como ha sucedido en otras ocasiones.

A lo largo de la aventura tendremos la oportunidad de jugar a unos minijuegos inéditos en la saga y que han aprovechado convenientemente para completar la jugabilidad del título. Se trata del Pokéathlon, unas pruebas en las que pondremos a prueba ciertas habilidades de nuestros pokémon, como resistencia y precisión, que si bien no están relacionadas con las características de combate normal de ninguna manera, sí habrá que tenerlas en cuenta si es que queremos conseguir las puntuaciones más altas y una de las preciadas estrellas en nuestra tarjeta de entrenador pokémon. En estas habilidades influyen la naturaleza del pokémon o pokémones que utilicemos, e incluso podemos mejorarlas con el uso de los Bonguris, una especie de frutas de diferentes colores que aparecen cada día en ciertos árboles que hay repartidos por el mapa. Cuanto mejor lo hagamos y más nos acerquemos al primer puesto, más Puntos Atleta conseguiremos, puntos que luego podremos intercambiar por jugosos objetos tales como por ejemplo una piedra agua o un carameloraro, que por cierto, variarán según el día de la semana en que nos encontremos. Este sistema, además de divertido, asegura participación por parte del jugador, y supera con creces a otros sistemas vistos anteriormente en los que la diversión de los minijuegos en seguida se esfumaba por falta de variabilidad y retos escasos. En total son diez eventos, en los que tendrán que participar tres de tus pokémon, y si ganan, recibirán la correspondiente medalla.

Los jugadores más experimentados se encontrarán en este juego con un nuevo sistema que facilita la cría pokémon en la búsqueda de bichos con habilidades al máximo. El sistema se basa en los genes, que son un valor entre cero y 31 para cada una de las seis características que tiene un pokémon (salud, ataque, defensa, ataque especial, defensa especial y velocidad). Si por ejemplo, un pokémon tiene un gen con valor cero en velocidad, y otro de la misma especie posee un valor 31 también en velocidad, una vez alcance el nivel 100, la diferencia en el valor de velocidad entre uno y otro, siempre y cuando hayan sido entrenados de la misma manera, será de 31 puntos, valor nada desdeñable y que pueden suponer la diferencia entre la victoria y la derrota por golpear primero (por ejemplo). Los genes son heredables, aunque dicha herencia es aleatoria, es decir, si sabemos que tenemos un pokémon con gen 31 en velocidad (por seguir el ejemplo anterior), su descendencia tiene una posibilidad entre cuatro de tener ese gen, porcentaje que aumenta a uno de cada dos si ambos padres poseen el mismo valor en ese mismo gen. Como el lector puede adivinar, conseguir un pleno de puntuación con una sola habilidad puede ser complicado, pero si además queremos conseguir otras combinaciones, el índice de éxito cae en picado. Nintendo ha solucionado este asunto con los objetos denominados recios. Hay seis, uno relacionado con cada habilidad de los pokémon, y equipados convenientemente, aseguraremos que dos de los genes (uno del padre y otro de la madre) se transmitan a la descendencia con un 100% de éxito, algo que sin duda facilitará el trabajo a muchos jugadores que pasan muchas horas en la búsqueda del pokémon perfecto para su equipo. Junto con la copia que compramos de Pokémon Oro-Plata, vendrá un pequeño artilugio denominado Pokéwalker. Se trata de una especie de podómetro con pantalla que se puede conectar mediante infrarrojos al cartucho de nuestra NintendoDS, y al que podremos transferir cualquiera de los pokémon de nuestro equipo. Una de sus funciones es la de Paseo, en la cual el aparato va midiendo la distancia que caminemos llevando el aparato encima; sirve para ganar experiencia, felicidad y vatios.

Generalmente obtendremos un vatio por cada 20 pasos andados, y la frecuencia aumentará cuanto mayor sea el nivel de felicidad de nuestro pokémon, felicidad que también aumentará cuanto más se camine. En cuanto a la experiencia, se gana un punto por cada paso, pero tiene la limitación de que sólo se puede subir de nivel una vez por cada paseo. Otra de las funciones importantes es el Pokéradar gracias al cual podremos enfrentarnos a pokémon salvajes y capturarlos. Su uso implicará el gasto de vatios, y el sistema de batalla difiere de lo que estamos acostumbrados a ver en el juego normal, aunque no por ello deja de ser divertido. Podremos encontrarnos pokémon con diferentes niveles de rareza, y la limitación es que como máximo podemos capturar tres pokémon, obligándonos a soltar uno si cazamos alguno más. Otra de las funciones es la de Zahorí, con la que podremos encontrar objetos para luego transferirlos a la tarjeta de Oro-Plata. También hay niveles de rareza y su utilización requiere el gasto de vatios, con la misma limitación de tres objetos. Otra función interesante es la de Conexión Amigos, en la que como se puede adivinar, conectaremos nuestro Pokéwalker con el de un amigo, con el fin de recolectar objetos (hasta diez) e intercambiar equipos que luego podremos retar a una batalla en ciudad Verde. La limitación impuesta es que sólo se permite conectar una vez al día. Otras funciones afectan a la configuración, acceso a un diario, inventario y tarjeta de entrenador. No cabe duda de que es un complemento muy divertido que sobre todo animará a los más pequeños de la casa a realizar largos paseos. ¿Alguien dijo que las consolas son enemigos del deporte?
Pokémon Oro-Plata hereda el mismo motor gráfico que la reciente versión Platino, por lo que nos encontraremos con un mundo en el que hay una gran presencia de elementos en tres dimensiones, sobre todo en lo que respecta a edificaciones. Los colores son muy brillantes y en general todo luce espectacular. Los diferentes pueblos que iremos recorriendo en la aventura tienen una marcada personalidad en cuanto a diseños y colores empleados, y hay que decir que algunos pasajes son sencillamente espectaculares. El primer pokémon de nuestro equipo estará a nuestro lado durante toda la aventura, y se han asegurado de tener una reproducción fiel de todos y cada uno de ellos, incluidos los pokémon shiny. A los más veteranos les recordará a la versión Pokémon Amarillo, en el que Pikachu nos acompañaba continuamente. Quizás se le podría achacar un trabajo escaso en cuanto a animaciones, ya que nuestro acompañante se encuentra dando saltos continuamente, pero nada más lejos de la realidad, ya que los bichos reaccionan ante determinadas situaciones, encuentran objetos, y además podemos comunicarnos con ellos. Las animaciones en batalla no han experimentado cambios respecto a la versión Platino, y a estas alturas, con una década de éxitos y unas cuantas versiones, y sobre todo tratándose de uno de los juegos que gratifican a Nintendo con unas más que generosas ventas, sería de esperar un claro avance en este sentido.

Con todo lo dicho, tenga el lector por seguro que aún hay sitio para muchas sorpresas, ya que a pesar de sus defectos, que los tiene, Pokémon Oro-Plata aporta mucho más que nostalgia: dos mundos por explorar, una gran cantidad de pokémon legendarios y de eventos, unos minijuegos no sólo divertidos sino con cierta profundidad jugable, una zona safari de la que no hemos comentado nada pero a la que han retocado en profundidad y que sin duda el jugador agradecerá, y sobre todo la genial idea de acompañar con la compra del juego un podómetro que sirve algo más que para contar pasos. En el lado negativo están las animaciones, que siguen siendo las mismas, y a pesar de las novedades y de los añadidos que lo engrandecen, se repite la misma cantinela de gimnasios, subir niveles, aprender técnicas para seguir avanzando… y eso puede que haya cansado a muchos y no les apetezca desembolsarse unos cuantos euros para enfrentarse a otro refrito de Pokémon con nombre diferente y que no aporta especies nuevas. No obstante, los seguidores de esta saga son legión, y agradecerán esta aportación fiel con el ritmo de siempre, pero con muchísimos añadidos que lo engrandecen quizás más de lo que fue en su día.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +3
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 26/3/2010
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Sí
COMUNIDAD
9.02

PUNTÚA
Pokémon Oro y Plata para Nintendo DS

225 votos
Flecha subir