Análisis de Harvest Moon: Island of Happiness (NDS)

Aparece una nueva entrega de la saga Harvest Moon, dispuesta a proporcionarnos cientos de horas de diversión.
Harvest Moon: Island of Happiness
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
NOTA
8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión NDS.

Con el lanzamiento de Harvest Moon: La Isla de la Alegría, se afianza en el mercado español una de las sagas que a lo largo de una década a conseguido una importante legión de seguidores en todo el mundo. De hecho, cuando Harvest Moon vio la luz por primera vez, en Snes, fue toda una apuesta arriesgada ya que era un juego que se alejaba totalmente de los cánones que imperaban por aquel entonces; no era un juego de acción, ni de plataformas, ni tampoco podía considerarse un juego de rol propiamente dicho ya que no seguía una línea argumental muy clara. Sin embargo, tuvo el éxito suficiente para crear una saga que hoy en día cuenta con más de veinte títulos repartidos en varias consolas tanto de Nintendo como de Sony, y hoy en día hay varios proyectos en marcha que aseguran una continuidad, multiplataforma también, a largo plazo.

Simulador de granja

Harvest Moon: La Isla de la Alegría nos mete en la piel de un personaje que decide hacerse a la mar en un barco de inmigración en la búsqueda de nuevas tierras. Pero una tormenta provoca un naufragio, y apareceremos en una isla a la que también han podido llegar otros supervivientes. En seguida se decide que el lugar es idóneo para comenzar una nueva vida, además, hay claros indicios de que allí hubo civilización, por lo que encontrar vivienda no será nada difícil. Sin embargo, a nosotros nos toca vivir en lo que aparentemente fue una granja, y se nos emplaza a convertir aquel lugar en un lugar próspero, sacando a relucir nuestras dotes para cultivar, criar ganado, ejercer de minero, y comerciar para que la gente del mundo exterior tenga conocimiento de ese magnífico lugar y así animarlos a que visiten estas nuevas tierras, para crear nuevos establecimientos y negocios de los que sin lugar a dudas sacaremos provecho.

Al contrario de lo que suele suceder con otros títulos de simulación, como por ejemplo el reciente Animal Crossing Lets Go To The City, el tiempo irá increíblemente rápido, de tal forma que los días pasarán de una forma veloz, a lo que habrá que añadir que el año de Harvest Moon está dividido en sólo cuatro meses, uno por cada estación. Esto es necesario porque el juego ofrece la posibilidad de cultivar hortalizas y frutas de temporada, y está implementado un sistema para que el jugador advierta cómo va progresando la planta al sucederse los días a lo largo de diferentes estados antes de dar el fruto.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los lugares interiores como puede ser una casa, un cobertizo, o una mina, carecen de paso de tiempo, y también existen objetos que permiten ralentizar (o aumentar) la duración de los días. Desde el principio sólo podremos acceder a dos productos de temporada, por ejemplo nabos y patatas en primavera, y los demás sólo estarán disponibles cuando hayamos logrado vender cierto número de esas hortalizas. Una de las novedades de La Isla de la Alegría, es que hay un nuevo sistema de maduración que depende directamente de la cantidad de sol y lluvia que hayan recibido nuestros cultivos, de tal modo que si por ejemplo se encadenan varios días sin que aparezca el sol, no apreciaremos ningún crecimiento en las semillas plantadas, con el consiguiente riesgo de que se mueran por haberlas regado demasiado. Y es que además existe un tope de sol y agua que varía según la especie, traspasado el cual la planta se muere, pero cuanto más cerca del punto crítico se coseche, más calidad tendrá y más beneficios se obtendrán.

El cuidado de animales es otro de los pilares de la jugabilidad de cualquier Harvest Moon. En esta ocasión podremos tener gallinas, vacas y ovejas, que nos proporcionarán huevos, leche y lana respectivamente. Pero no tendremos acceso a ellos desde el principio, sino que primero será necesario ahorrar lo suficiente para construir donde alojarlos, cobertizos que también se podrán ampliar para poder alojar más animales. La calidad de los productos que consigamos dependerá del nivel de afecto que tengamos con cada uno de los animales, y para ello están disponibles unos minijuegos que consistirán en acariciar con el stylus el cuerpo del animal en un determinado tiempo, transcurrido el cual se evaluará la cantidad de caricias que hayamos podido realizar. Es un sistema ya visto en Harvest Moon DS, pero le resta dificultad en la ejecución.

Desde el inicio tendremos disponibles cinco herramientas: martillo, hacha, azada, hoz y una regadera, con las que podremos empezar a limpiar de rocas, ramas y malas hierbas la granja, y cultivar las primeras semillas de temporada. También hay otro tipo de herramientas que son para uso exclusivo en animales, como por ejemplo el cepillo y la ordeñadora, pero que sólo se podrán adquirir cuando hayamos construido algún cobertizo. Una de las novedades de este juego es la forma de subir el nivel de las herramientas que, al contrario de lo que sucedía en otros títulos de la saga en el que el método se reducía a tener un número determinado de usos (por ejemplo haber cortado leña 50 veces) y el material correspondiente, depende de unos nuevos objetos: las maravillas.

Las maravillas son unas piedras que se pueden engarzar en unos huecos que poseen las herramientas, y según el color y cantidad que decidamos, obtendremos diferentes resultados. Por ejemplo, las maravillas verdes permitirán gastar menos energía, y las moradas ganar dinero cada vez que se utilicen. Se trata de una acertada potenciación del sistema visto en Innocent Life para PSP, y la obtención de estas piedras no será nada fácil, al menos durante las primeras horas de juego. Otro de los elementos que caracterizan Harvest Moon es la existencia de una mina donde podremos encontrar una gran variedad de materiales que luego podremos vender o aprovecharlos para crear joyas que nos darán ventajas en el juego.

Se trata de una cueva por la que podremos descender hasta 256 pisos, al final de los cuales se encuentra la Diosa de la Cosecha, la cual nos agasajará con algún valioso objeto cada vez que consigamos la formidable tarea de llegar hasta el fondo de la mina. El reto consiste en que cada vez que descendemos energía también baja la barra de energía, lo que nos obliga a llevar un buen número de provisiones para que no sucumba nuestro personaje.

Una de las novedades de este título es la posibilidad de elegir el sexo del protagonista, lo cual agradecerán las jugadoras ya que hasta la fecha todos los Harvest Moon siempre utilizaban un personaje masculino para el desarrollo de la aventura. Ello implica que existen diferentes parejas posibles según nuestra elección inicial, hasta seis disponibles, con las que se podrá flirtear para conseguir su amor eterno, y con las que es probable que llevemos algún disgusto al ver que existen otros pretendientes que también la desean.

Como el lector habrá adivinado, uno de los objetivos del juego es casarse, y por supuesto tener descendencia. Uno de los contras que uno se puede encontrar con este título es el duro inicio a que nos somete La Isla de la Alegría, ya que para sobrevivir nos veremos obligados a recolectar hierbas y flores para vender y/o comer, al menos mientras no poseamos la autonomía que nos proporciona una buena reserva de hortalizas o comidas que podremos preparar en la cocina de nuestra casa. Otras novedades que el juego ofrece son la existencia de invernaderos donde podremos cosechar sin que transcurra el tiempo y con independencia de la estación que exista en el exterior; un campo donde poder cultivar arroz, y la necesidad de construir puentes para alcanzar nuevas partes del archipiélago y en el que nos esperan grandes sorpresas.

Técnicamente hay que decir que este juego aprovecha al máximo la pantalla táctil de la NintendoDS, de hecho, el juego entero puede controlarse enteramente con el lápiz, aunque es más cómodo aprovechar los botones laterales para el uso de herramientas. Pese a todo, el control se hace extraño al principio, aunque nada que no se solvente con unos cuantos minutos de juego. En cuanto al apartado visual, hay que decir que para este título se ha creado un motor gráfico nuevo, abandonando por fin el utilizado en la consola GBA, por lo que nos encontramos con entornos más bellos y acordes con las posibilidades de la NintendoDS, aunque sin entrar en virguerías técnicas llamativas, y es que Harvest Moon nunca se ha caracterizado por ser un referente en este sentido.

Las melodías también han evolucionado a mejor y en variedad, sin embargo la colección de efectos sonoros sigue siendo bastante pobre. Isla de la Alegría también se aprovecha de la capacidad wifi de la portátil, pero de una forma bastante rudimentaria. Básicamente se nos ofrece la posibilidad de entrar en un ránking donde podremos comparar semanalmente nuestros logros con otros jugadores, como por ejemplo quien ha conseguido más dinero, o quien ha pescado más, o quien es el que mejor lleva el desarrollo de la actividad; el premio es bastante apetitoso: una maravilla. Otra posibilidad que nos ofrece el juego es el poder chatear con amigos mediante el intercambio de los sempiternos códigos de amigo.

Conclusiones

Harvest Moon: la Isla de la Alegría es un juego de largo recorrido, con un inicio difícil, quizás incluso áspero, pero que mejora más a medida que se progresa, y capaz de proporcionar literalmente cientos de horas de diversión hasta completar las diferentes colecciones (peces, cultivos, productos, minerales, recetas de cocina, etc.), y todo ello planteando un sistema de juego tan atípico como es el cuidado y las preocupaciones típicas de una granja, lejos de monstruos, muertes y alienígenas que amenazan destruir el mundo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Género/s: Granjas / Simulación
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 12/12/2008
  • Desarrollo: Natsume
  • Producción: Natsume
  • Distribución: Nintendo
COMUNIDAD
8.41

PUNTÚA
Harvest Moon: Island of Happiness para Nintendo DS

50 votos
Flecha subir