Análisis de BioShock (iPhone)

Uno de los mejores títulos de la historia reciente de los videojuegos se lanza y zambulle en el ecosistema iOS, con una adaptación más que loable que conserva todo su espíritu y atractivo.
BioShock
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9.1
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión iPhone.

Hablar de Bioshock es hablar de uno de los videojuegos más notables y especiales de la pasada generación de consolas. De la mano de Kevin Levine, Bioshock nos ofrecía una sólida aventura en primera persona con toques de rol y terror, que transportaba al jugador a las profundidades de una utópica ciudad en la cual las cosas no salieron del todo bien.

Contando con varias secuelas -la más reciente, Bioshock Infinite apostó por mecánicas diferentes sin perder un ápice de la personalidad que daba lustre a la saga, aunque también supuso el broche final y fin de la carrera de Levine e Irrational Games como desarrolladora-, ahora nos llega una adaptación al entorno táctil del iPhone y el iPad del primer Bioshock, que en contra de lo que podría parecer en un principio, atesora las mismas credenciales del juego original, un título que recibió las más efusivas -y merecidas- críticas y vítores por parte de la prensa especializada y los usuarios.

En las profundidades de Rapture

Si no habéis jugado al título original para consolas o PC -está disponible en Xbox 360, PS3 y PC- Bioshock es uno de los juegos más atmosféricos y brillantemente narrados de los últimos tiempos. Sus primeros minutos eran un torrente imaginativo sin precedentes, ya que inmiscuía -de manera soberbia y muy impactante- al jugador al borde de un accidente de avión en mitad del océano Atlántico. Intentando sobrevivir entre llamas y trozos del fuselaje, a través de los ojos de Jack -el protagonista- acabábamos llegando a un extraño faro, puerta y enlace con el mundo exterior de una ciudad que se oculta en las profundidades.

PUBLICIDAD

El resto, como suele decirse, es historia. Bioshock iba pellizcando el estómago del jugador con sustos muy calculados, diálogos de quitarse el sombrero -todos aquellos que hayáis leído la obra completa de Ayn Rand seguro que sabéis de lo que hablamos- y un diseño de escenarios sin precedentes. A ello había que sumarle una I.A muy resultona, que ofrecía un plantel de enemigos increíbles -entre los que destacaban los Splicers y los Big Daddy, una seña de identidad de la saga- y muy originales, que ponían en constante reto al usuario.

El juego original sabía combinar rompecabezas, exploración y acción con toques de terror desde una perspectiva en primera persona. Además, aderezaba su bien formulad jugabilidad con los famosos plásmidos, unas inyecciones que modificaban nuestro código genético de manera biológica para hacernos más fuertes o letales -con ellos, podíamos controlar elementos y canalizar energía para lanzar descargas eléctricas, por ejemplo-.

Bioshock también recogía algunas características propias de los juegos de rol, ya que podíamos mejorar nuestras armas, plásmidos o robots-torreta. Todas estas características están presentes en esta versión para iOS, sin perder nada del impacto que causó en su día, aunque eso sí, el doblaje al castellano ha desaparecido para dar paso a un subtitulado en nuestro idioma que también está bien, pero no causa las mismas sensaciones del original. Bioshock para iOS también cuenta con todas las mecánicas jugables que vimos en el título original -sin reducir, cambiar o acortar absolutamente nada-, pero adaptadas a las interfaces táctiles del iPad o el iPhone.

Un control bien adaptado y unos gráficos muy fieles

Es decir, en la aplicación para iOS tendremos que jugar con los consabidos controles y joysticks táctiles y virtuales. El juego de 2K sigue la habitual tendencia de usar una botonera o panel táctil en el lado derecho de la pantalla para las principales acciones como disparar, usar los famosos plásmidos o los objetos como inyecciones de EVE o botiquines. Al principio, como suele pasar con estos juegos cuesta bastante hacerse a ellos, pero tras el impacto inicial y los primeros minutos de incertidumbres, nos daremos cuenta de que el sistema funciona y que está francamente bien pensado para dispositivos con gran pulgada y pantalla, como el iPhone 5/5S o los iPad. Además, creemos que está bien calibrado, y al contrario que en otros juegos similares, no hemos encontrado tirones o problemas a la hora de desplazarnos por los escenarios o apuntar a los enemigos.

No obstante, sí echamos en falta una cierta calibración en algunos de los botones de uso frecuente, que pueden dar la sensación de ser poco sensibles en los momentos más delicados. ¿Solución? Pues si no queremos lidiar con la pantalla táctil de turno, nos tocará enlazar nuestro gadget de la manzana con algún mando bluetooth compatible. Pero, ¿es el toque táctil del juego un impedimento para disfrutar de Bioshock? No, no lo creemos. Bioshock es una obra maestra, y la plataforma de Apple ha recibido todos los ingredientes que la hicieron merecedora de tamaños elogios en su día.

 1

El apartado técnico de Bioshock marca un nuevo hito en la plataforma móvil de Apple. iOS -y por ende, el iPhone y el iPad, así como el iPod touch- ha ido recibiendo una serie de juegos increíbles que han ido cimentando un camino lleno de alardes técnicos sin parangón que demuestran que el interior y el hardware de los dispositivos de la manzana son capaces de recibir conversiones de títulos para consolas casi sin despeinarse.

Y decimos casi sin despeinarse, porque aunque Bioshock en iOS demuestra potencia y músculo, con texturas, modelados y efectos gráficos de primer orden para ser un juego portátil, no logra el esplendoroso nivel técnico del juego que vimos en nuestros televisores de alta definición allá 2007. No queremos ser injustos: Bioshock se ve muy bien para tratarse de una conversión casi directa del juego para consolas de sobremesa y compatibles, pero el resultado puede llegar a flaquear en algunos aspectos concretos, como el fuego o el agua o algunos modelados.

También influye el tipo de dispositivo en el que estemos jugando. Nosotros hemos hecho tres pruebas diferentes. Primero, instalamos el juego en un iPad 3 con iOS 7 -en la descripción oficial dice que no es compatible pero nosotros hemos jugado sin problemas en nuestro tablet-, al que le costó algo cargar los niveles, y en el que, pese a la potencia demostrada en anteriores juegos de requisitos técnicos similares, notamos cierto recorte gráfico evidente. Luego le tocó el turno al iPhone 5 y al 5S -dispositivo en el que acabamos jugando y analizando el juego-, y en el teléfono de Apple nos encontramos con mejores gráficos y más suavidad, además de más notables y definidas texturas.

El tamaño de la pantalla es quizás el peor inconveniente de jugar en el smartphone de Cupertino, algo que sí resta algún que otro punto a la comodidad. El sonido mantiene la calidad original -sin demasiada compresión, más allá de la pérdida de la multicanalidad-, pero eso sí, como os decíamos, con los diálogos en perfecto inglés. Bioshock es compatible con Game Center. En cualquier caso, la ambientación y el diseño artístico art-decó tan decadente del que hacía gala el título de Levine, sigue intacto.

 2

Conclusiones finales

2K Games ha conseguido aquello que creíamos imposible: adaptar uno de los juegos más grandes, completos y cuidados de la historia de los videojuegos de manera fiel a un dispositivo táctil. Dejando a un lado las reticencias que producen las limitaciones de la interfaz de los teléfonos y tablets táctiles que pululan en el mercado -que son evidentes, pero menores de lo que muchos usuarios creen-, o el tema del precio -es un juego premium, que sale a unos nada asequibles 14 euros en nuestro país- Bioshock para iOS es un juego loable, que atesora todos los ingredientes que hicieron tan redondo el juego original. Sí, técnicamente puede que haya perdido algo en la adaptación, pero nada que no pueda solucionarse al pensar que podemos disfrutar ahora en cualquier parte y lugar de la obra maestra de Levine e Irrational Games. Merece -y mucho- la pena volver a Rapture.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Plataformas:
iPhone
Comprar en App Store
También en: PC X360 PS3

Ficha técnica de la versión iPhone

ANÁLISIS
9.1
COMUNIDAD
9.5

PUNTÚA
BioShock para iPhone

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir