Vandal

Análisis de Luigi's Mansion (GameCube)

Heinz ·
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.8
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
8.3
Análisis de versión GameCube.
¿Un nuevo juego dentro de la saga Mario?
Desde que fue presentada su demo en el Space World del año 2000, corrieron muchos rumores sobre este juego. Los principales rumores tenían fundamento en que era un nuevo juego de Mario en donde podríamos controlar también a su larguirucho hermano Luigi. Muy lejos de la realidad, y mientras transcurrían los meses y se acercaba la inminente salida del juego, se iba conociendo poco a poco la manera en la que se desarrollaría el juego y así comenzó a ser el llamado "baluarte" de la Gamecube, en carencia de un Mario en el lanzamiento. Pronto empezaron las ya tan rebuscadas comparaciones con su, por decirlo así, antecesor juego de salida en la Nintendo 64, el maravilloso Super Mario 64. Se reunían algunas características en común, tales como que bajo su desarrollo estaba el grupo interno de Nintendo, conocido como EAD (en el cual Miyamoto tenía en parte algo que ver con el proyecto). Todo cuadraba para dar un excelente título de lanzamiento, tal y como venia siendo costumbre, pero las plataformas y el castillo del Mushroom Kingdom habían sido cambiadas por una mansión repleta de fantasmas y los saltos para eliminar enemigos por una aspiradora y una linterna. La duda se cernía sobre este juego...era una real secuela de la ya tan mítica saga de Mario?...o solo un nuevo juego revolucionario?. Lamentablemente ninguna de las dos cosas.
Una mansión siniestra...
Misteriosamente, Luigi recibe una grata noticia de que ha sido el ganador de una espectacular casa. Sin embargo, el nunca había participado en un concurso de esa envergadura, pero aún así, la curiosidad le incita a adentrarse en una tormentosa noche para recibir su premio junto a su hermano, Mario. Pero al llegar a aquel lugar, se da cuenta de que Mario no aparece por ninguna parte. Por un extraño motivo, se arma de valor para adentrarse en la mansión, pero para su sorpresa, se encuentra con espectros y seres fantasmales que habitan desde hace bastante tiempo ese lugar. Cerca de ahí, el profesor Fesor le explica lo que sucede en aquel lugar, y le indica además el paradero de su hermano Mario, que ingresó a la mansión, pero que no ha vuelto a salir. Para tal misión, la de buscar a Mario, el profesor le entrega una aspiradora, que con la ayuda de una linterna, será lo necesario para poder batallar en contra de los causantes de la desaparición de su hermano, los fantasmas.

Como vemos, una historia bastante simple (característica de Nintendo), pero que por lo menos nos incita a adentrarnos en esta aventura del hermano del fontanero más famoso. Una vez dentro iremos descubriendo más detalles sobre la aparente captura de Mario por parte de los fantasmas que habitan la mansión.

Algo ¿original?
La misión es sencilla. Coge tu linterna y tu aspiradora, y recorre múltiples niveles en busca de fantasmas para así absorberlos, obtener ítems y llaves, para de esta manera acercarte al objetivo principal del juego. Pero no es tan sencillo como se ve. Primero comenzaremos avanzando por cuartos oscuros (típicos de una mansión de esta clase), dentro de los cuales tendremos que acabar con todo lo que se nos presente por delante, utilizando la técnica de iluminar y aspirar, es decir, alumbrar al fantasma para que nos deje a la vista su corazón (o punto débil) y luego comenzar con el proceso de aspiración. Al finalizar con todos los enemigos, presenciaremos la iluminación del cuarto, y la entrega de alguna llave, o ítem, que permita seguir abriendo cuartos y avanzando a lo largo del juego.

Es algo bastante simple, pero que nunca había sido tocado de esta forma en algún tipo de videojuego. De esta manera si llega a ser un tanto diferente a lo que hemos jugado con anterioridad, pero que no logra establecer con fundamento un género indispensable en el futuro de nuestro mundillo. En cierta parte trae aire fresco al mercado, pero que no logra convencer del todo, más que nada por su diversión y su monotonía, de la cual hablaremos más adelante.

La sencillez es la base del juego
Al ya tener un concepto básico de lo que el juego nos entrega, podremos explicar de la manera que nos relaciona con lo que sucede en la pantalla. Como ya habíamos comentado, nuestra misión se basa en aspirar fantasmas a lo largo de toda la mansión. Cada cuarto consta de su característica principal o puzzle, en los cuales deberemos usar nuestro ingenio (no de una forma muy profunda) para eliminar a los entes que se nos presenten. A través que avanzamos durante el juego, nos encontraremos con los ya tan conocidos "Boss" o Jefes de Cuarto, que obviamente al eliminar, nos harán entrega de la tan preciada llave para abrir esa puerta que se nos resistía. Cabe destacar que la eliminación de cada uno de estos jefes, será guardada por el profesor, y que luego podremos apreciar en un singular cuarto de arte (obviamente con los jefes que hayamos derrotado).

La mansión es de tamaño regular, por lo cual deberemos de aprender a usar la Gameboy Horror, una versión "especial" que nos indica el mapa completo (según lo que hayamos descubierto), y que a su vez nos entregará detalles completos sobre nuestra posición, sobre los cuartos que hayamos logrado iluminar y en los cuales nos falte la llave para poder entrar. De esta manera se nos hará mucho más fácil la investigación, evitando quedarnos detenido mucho tiempo en puzzles que de verdad no ofrecen mucho desafío para nuestras mentes. Con la ayuda de nuestra GBH, el juego se hará sencillo y mucho más dinámico, y que también servirá de ayuda en otras situaciones bastante simples pero no por eso inútiles.

PUBLICIDAD

Desde un principio, nuestra aspiradora será el elemento fundamental en la eliminación de fantasma, pero una vez avanzado el juego, descubriremos ciertos poderes especiales que puede llegar a tener. Cuando hayamos obtenido los elementos que personalicen nuestra aspiradora, léase la medalla de fuego, agua y hielo, podremos aspirar cada uno de estos elementos, y luego utilizarlos de forma inversa, o sea, lanzar a través de la aspiradora el elemento que tenemos en ese preciso momento (el cual se puede ver gracias a un medidor en pantalla indicando de cuanto es nuestra carga). Esto sirve en la ayuda contra fantasmas especiales que no pueden ser aspirados ordinariamente, si no que necesitan un proceso un tanto más complejo para su completa exterminación. Obviamente nos daremos cuenta que fantasmas son inmunes para cada tipo de elemento, algo a simple vista lógico, pero que muchas veces no se sabe.

Aprovechando el control de una manera especial...
Nada más empezar, y siendo algo por defecto, moveremos a Luigi con el stick 3D. Con este controlaremos por donde camina y hacia donde se dirige. Obvio. Pero aquí viene lo diferente, que con el uso del stick c (o el segundo stick del control) dirigiremos hacia donde apunta nuestro personaje, o más simple aún, hacia donde está mirando. Con esto lograremos obtener una combinación bastante eficaz, permitiendo el avanzar hacia atrás pero mirar hacia delante o viceversa, que facilitará de sobremanera nuestra tarea de acabar con los enemigos fantasmagóricos. Los botones L y R servirán para el proceso de expulsar o aspirar mediante nuestro artefacto de batalla. El botón B servirá para prender o apagar nuestra linterna, algo útil para dejar que se acerquen los fantasmas y en el momento indicado, iluminarlos y dejar al descubierto el punto débil. El botón A es de gran ayuda para interactuar con la mansión, ya sea de la manera de abrir puertas o golpear elementos (mesas, sillas, cofres, etc), que a su vez dejarán al descubierto alguno que otro fantasmilla que hubiera huido de nuestra presencia. El botón X nos da la perspectiva de primera persona para observar nuestro entorno y el botón Y nos muestra el mapa y nuestra ubicación, ambos botones activan la GBH para el uso que ya indicamos. Por último, el botón Z despliega la lista de ítems obtenidos, de dinero acumulado y de otras cosas más que descubrirán en el juego.
Un ambiente cautivador...
Cuando se inicia la introducción del juego, en la que se ve a Luigi mirar un mapa y luego observar aquella tétrica mansión, ya podemos ir preparando nuestro sentido visual para lo que nos depara el juego en si. De partida hay que decir que el juego, a pesar de tener un entorno oscuro y fantasmagórico, nunca pierde ese estilo tan Nintendo a la cual nos tiene acostumbrado la compañía nipona. Desde Luigi hasta los fantasmas, todos están representados de manera excelente, bien modelados, animados y muy detallados. Las expresiones faciales del fontanero estarán a la orden del día, dejando entrever las sensaciones que siente nuestros personajes, tales como tristeza, alegría, miedo y muchas más. Además de esto, el entorno de esta casa embrujada esta excelentemente hecha. Cada cuarto esta perfectamente recreado, desde el mismo baño, pasando por la cocina, dormitorios, comedores, jardines...y cada uno de estos posee los elementos necesarios para amenizar más aun el entorno global del juego.

También existen ya los conocidos efectos de iluminación y transparencias, muy efectivos en este juego. La linterna propaga luz de manera genial, aunque con algún que otro problema al pasar la luz sobre determinados objetos. La aspiradora misma afecta a los objetos de los cuartos, teniendo la oportunidad de aspirar (valga la redundancia) desde manteles hasta monedas que encontremos regadas por ahí. Todo con efectos gráficos bastante buenos, pero que no llegan a cotas de calidad sublimes. Las texturas por su parte son borrosas, pero que no influyen mucho en este estilo de juego que no requiere de gráficos ultra realista y espectaculares. Por decirlo así, cumple su cometido de proyectar un entorno un tanto cómico y animado.

It’s me, Luigi!
Mario?..Marioooo....Marioooooooo!!!...expresiones de estas características nos parecerán bastante comunes a lo largo del juego. Y no podía ser ni más ni menos que el ya conocido Charles Martinet el encargado de poner la voz al fontanero verde (conocido también por ser la voz "oficial" de los hermanos Mario). Voces nítidas con ese toque "italiano" que nos recordarán los viejos y gloriosos tiempos del rechoncho Mario. También los fantasmas y el mismo profesor proyectarán voces, pero en forma de sonidos característicos para cada uno de ellos (algo parecido a Banjo Kazooie). No era algo que muchos esperaban, pero tampoco llega a ser algo fundamental para calificar al juego. A parte de esto, Luigi tiene la especial afición de tararear la música que este de fondo en ciertos instantes. Esto ameniza el juego y le da un toque bastante bueno, que de repente nos pondrá a tararear a nosotros mismos.

Y que decir de la música, que sin llegar a ser sobresaliente, cumple con su cometido de adentrarnos al ambiente en el cual nos encontremos. Aunque a veces llegan a hacerse muy repetidas las melodías, nunca llegará al extremo que no queramos oír nada sobre su música. Sin duda se nota la falta de Koji Kondo en este apartado.

Ni malo ni bueno.
El juego sin duda venía lleno de expectativas desde que fue mostrado la primera vez. Sería un verdadero error decir que el juego es el abanderado de la salida de la Gamecube, o ni siquiera se debe cometer el sacrilegio de compararlo con esas obras lúdicas llamadas Mario (en toda sus versiones plataformeras). No pasa de ser un juego bastante normal, con gráficos decentes, una música que no destaca, y con una duración bastante, pero bastante corta. Para esto trataron de incluir opciones como que una vez que te lo terminas puedes jugar la Mansión Oculta (con fantasmas y objetos cambiados de lugar) o jugar la Mansión Invertida. Aún así, con esto no se logra la diversión absoluta. Le faltan más opciones y más dinamismo, que llega el momento que se hace bastante pesado el aspirar fantasma, llave y pasar al siguiente cuarto para repetir la operación.

De seguro que la primera vez que lo juegues lograrás ciertos grados de diversión, gracias a la comicidad del título y de algunas situaciones especiales, ya sean puzzles o jefes enormes, pero una vez pasado eso, no queda nada. Trata de ofrecer algo original, si que lo es, pero no llena por completo para aquellos que están ansiosos por aventuras al "estilo" Mario. Sin duda que el juego al llevar el sello de Nintendo venderá muchas copias, pero es bastante injusto que un juego como este, regular y monótono, tenga más ventas que otros juegos mucho más divertidos pero menos conocidos. Una última recomendación, alquilar antes de comprar, y es de seguro que cuando lo alquiles te lo terminas, por lo cual no es necesario comprárselo, a menos que seas un fan compulsivo que comprar todo lo que dice Nintendo o tienes gustos bastante diferentes a lo de las personas comunes. Nunca se debería haberle llamado el Mario de la Gamecube, algo que sin dudarlo ayudo a situarlo en tan mala posición y a levantar falsas expectativas. Y seguimos esperando el Mario correspondiente a la nueva consola de Nintendo. Que pena, pero queremos un Mario.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Plataformas:
GameCube
También en: 3DS
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 60 €
Jugadores: 1
Formato: 1 GOD
Textos: Español
Voces: Español
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Luigi's Mansion para GameCube

Flecha subir