Vandal

Análisis de Eternal Darkness (GameCube)

Redacción Vandal ·
GRÁFICOS
8
SONIDO
9.5
NOTA
9.3
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión GameCube.
De N64 a GameCube
Los usuarios de Nintendo han tenido que esperar mucho para poder disfrutar de este juego, anunciado hace años para la consola Nintendo 64 y luego traspasado, con una evidente tardanza extra, a la nueva GameCube. Este proyecto de Silicon Knights, el primero que han creado tras unos años siendo "second party" de Nintendo, salió en los Estados Unidos en Junio y los europeos hemos tenido que esperar hasta el 1 de Noviembre, Día de Todos los Santos, para aprovechar el tirón de la fiesta anglosajona Halloween. Uno de los juegos más esperados del año ya está aquí.

Sería injusto e incorrecto decir que Eternal Darkness es un "Resident Evil made in Nintendo". Cierto es que hay una mansión tétrica, que hay algún que otro Zombie y muchas más similitudes entre ambos juegos, pero Eternal Darkness posee su propio estilo, su propia esencia y, para dejar las cosas claras desde el principio, es simple y llanamente mejor que el remake de aquel hit de 1996 que tanto ha vendido Capcom; salvo en la apariencia externa, naturalmente, puesto que Silicon Knights ha optado por entrar en el siglo XXI y mostrarnos un entorno completamente 3D, que por supuesto no es tan vistoso como los fondos 2D a alta resolución que Capcom, pero permite ciertas cosas como una cámara simplemente perfecta o una mayor interacción con el escenario, aunque esto último no se ha aprovechado demasiado en ED.

Doce elegidos a lo largo de 2.000 años
La historia del juego gira entorno a una tenebrosa maldición/conspiración, a la que sólo unos pocos elegidos han podido y podrán hacer frente. Los Antiguos, unas extrañas deidades que poblaban la tierra antes que los humanos, llevan siglos buscando el momento para volver a dominar el mundo, y la hora está cada vez más cerca. Sólo estos elegidos a lo largo y ancho de la historia tendrán algo que decir, y sus andanzas se irán narrando en el libro de las Tinieblas, que llega al poder de Alexandra Roivas tras la violenta y misteriosa muerte de su abuelo, siendo la última heredera del oscuro legado familiar, que también incluye una mansión llena de secretos. Esta historia, acompañada de algunas tenebrosas frases de Edgar Allan Poe (escritor romántico famoso por sus relatos de miEdo), sirve como pretexto para introducirnos por una aventura en la que tomaremos las riendas de doce personajes, pertenecientes a diferentes épocas y lugares de la historia, y cada uno con sus propias peculiaridades. Inicialmente nosotros, en el papel de Alexandra Roivas, no nos enteraremos de qué va el asunto, pero poco a poco exploraremos la mansión, reviviremos las desgraciadas historias de estos personajes, e iremos sumergiéndonos en una historia fantástica y muy original.

El desarrollo del juego va por capítulos, con breves intermedios de Alexandra en la época actual, y hay que alabar cómo ha planteado Silicon Knighst el juego. No nos veremos obligados a visitar lugares donde ya hemos estado –al menos, no con el mismo personaje- como ocurre con otros juegos del estilo, y los primeros capítulos contienen una excelente curva de aprendizaje; en el primer capítulo aprenderemos a luchar, en el segundo a controlar nuestra locura, en el tercero aprenderemos algo de magia... y así hasta que vayan entrando en juego todos los elementos que hacen de Eternal Darkness una verdadera maravilla jugable.

Gráficos
En el apartado gráfico hay mucho que decir. Como ED era inicialmente un proyecto de Nintendo 64, en las sucesivas betas que ha ido mostrando Nintendo en las ferias donde han mostrado el juego, se han observado detalles que recordaban a un aspecto gráfico desfasado, como pudieron comprobar nuestros corresponsales en las presentaciones de Nintendo España. Hay que decir que el resultado final no está desfasado en general, si bien en algunas partes del juego se nota algo de baja calidad. El primer problema que se presentaba eran las texturas, que en Nintendo 64 estaban limitadas por el cartucho y la memoria de la consola. El resultado final en este aspecto es de notable alto: la mayoría de las texturas del juego están en alta resolución aparte de ser artísticamente muy buenas, pero aún así, en algunas partes del juego, se observan detalles "low-res" muy cantosos, como por ejemplo en el nivel de Maximilian Roivas, cuando nos presentan una gigantesca y terrorífica ciudad subterránea como un bitmap en baja resolución pegado a una pared.

El otro apartado donde hay una cierta ambigüedad generacional es el de los efectos gráficos: mientras que los efectos de luz son geniales, cosa que podemos comprobar cuando portemos una antorcha, otros efectos como las chispas parecen también desfasados.

PUBLICIDAD

Más allá de estos dos detalles, el apartado gráfico de Eternal Darkness es de sobresaliente: Un entorno completamente 3D con framerate constante que nos muestra unos preciosos escenarios con un alto número de polígonos por donde se mueven el personaje y sus enemigos, la mayoría de ellos de muy buena factura mientras que otros algo más "acartonados" poligonalmente. La animación también está a un buen nivel, destacando por encima de todo la animación facial, que sin intentar llamar la atención es capaz de expresar y complementar las palabras y emociones de nuestro personaje, coordinada con su lenguaje corporal.

Pero sin duda lo mejor de todo el trabajo gráfico, que influye directamente en la jugabilidad, es la cámara, que en ningún momento nos molestará como ocurre en los juegos de este tipo, y que es utilizada magistralmente a la hora de explorar objetos (como los cuadros de la pared). La cámara se mueve automáticamente y siempre está donde tiene que estar; cuando no está donde nos gustaría, es a propósito, como en algunos corredores llenos de trampas. Las escenas cinemáticas, sin parecer de una superproducción, cumplen a la perfección su cometido.

Como conclusión del notable apartado gráfico hay que indicar que, como en todo proyecto "traspasado a", éste mejora a medida que abandonemos los niveles diseñados para la plataforma inferior y entrando en los que han sido diseñados desde cero para GameCube. El entorno 3D y su cámara deberían ser la pauta a seguir por todos los juegos de su estilo.

Jugabilidad
Este es uno de los apartados que hace grande al juego. Pese a ser un título muy comparado con otros como Resident Evil, hay que matizar que es bastante más profundo en todos y cada uno de sus aspectos. Como ya mencionamos anteriormente, en ED manejamos a doce distintos personajes ambientados en doce diferentas épocas de la humanidad, cada uno de ellos tiene un control muy distinto, si cogemos a un centurión romano notaremos que su habilidad con las armas y su velocidad a la hora de correr serán muy superiores a las de, por ejemplo, un científico padeciente de un pequeño problema de sobrepeso.

Entrando en el tema de la jugabilidad, decir que la de Eternal Darkness está cuidada al milímetro, otorga mucha menos importancia al combate cuerpo a cuerpo con los enemigos que a la historia y a la resolución de puzzles. Pese a esto, Silicon Knights no ha descuidado en absoluto los combates; en ED nos encontramos con más de 20 clases de enemigos y una forma muy inteligente de enfrentarnos a ellos: El gatillo R. Con él podremos elegir la parte del cuerpo que queramos atacar, ya sea tronco, brazo izquierdo, derecho o cabeza. Al principio puede parecer un poco estúpido pero es increíblemente útil; hay ocasiones en las que nos encontramos con cantidades ingentes de enemigos, por lo que una de las salidas más recomendables es dejarles mancos para que no puedan dañarte o directamente arrancarles la cabeza –bastante menos trabajoso que matarles- para de ese modo dejarles confundidos y sin posibilidades de atacarte.

Golpearles con el arma no es la única manera de deshacerte de estos monstruos, pues las magias también hacen acto de presencia en el juego. Con ayuda de las combinaciones de runas que hallaremos por el camino, podremos formar hechizos que, entre otras muchas cosas, nos ayudarán a acabar con los enemigos. La variedad de hechizos es inmensa también, y nos servirán para encantar objetos, resolver puzzles y rellenar los tres tipos de medidores –rojo, azul y verde-, los cuales nos indican respectivamente el nivel de vida, de maná y locura de nuestro héroe. Como ya todos sabréis, ED se destaca del resto principalmente por este último indicador, el cuál es una de las novedades del juego y una de sus señas de identificación. Cuando el llamado medidor de locura empieza a vaciarse nos advierte que el personaje está empezando a perder la cordura, esto pasa debido a las fuertes escenas en las cuales se verán expuestos los personajes, demasiado crueles y sanguinarias para las personas normales, lo que causa una fuerte conmoción en los protagonistas. A medida que vayamos perdiendo la cordura empezaremos a oír murmullos, voces, ruidos... e incluso tendremos alucinaciones, y en muchas momentos confundiremos la realidad de los acontecimientos con los efectos de la locura. El número de locuras es muy alto por lo que tendremos que acabarnos el juego varias veces para ver todas.

Centrémonos ahora en otro apartado: los puzzles. Al principio manejaremos a Alex Roivas que, como ya os mencionamos antes, intenta buscar mediante libros el porqué de la muerte de su abuelo. Gracias a esto nos introduciremos en distintas épocas de la humanidad, en las cuales nos encontraremos con unos perfectos puzzles intachablemente trazados pues en ningún momento nos cansarán ni harán que nos bloqueemos en demasía, pero tampoco son demasiado fáciles y requerirán de nuestra astucia para ser resueltos. Tampoco hay puzzles tontos de esos que no tienen sentido, todos tienen una buena lógica y concuerdan perfectamente con el hilo argumental de la historia, y en considerables ocasiones tendrás que utilizar los ítems que vayas encontrando, magias e incluso una combinación entre ambos.

Para los que estén preocupados por la longitud del juego decirles que cuenta con aproximadamente 15 horas de duración –todo depende de tu habilidad y de las horas que dediques a investigar por los rincones del juego-, eso sin contar con que consta de tres distintos caminos. En un momento del juego tendremos que elegir una de las tres piedras, azul, verde o roja, que representan a los tres dioses del juego; esto cambiará algunos aspectos del juego como los enemigos, muchas escenas cinemáticas o el desarrollo de la historia.

Sonido
El apartado sonoro es otro de los mejores aspectos del juego de Silicon Knights, sus canciones son de una bellísima factura y son algo más que músicas ambientales. La del nivel de Maximillian Roivas por ejemplo, hará que te quedes dando vueltas por el nivel sólo para escuchar la canción.

El sonido fx sigue siendo igual de impresionante, cada sollozo, cada lloro, cada grito... todo se escucha con una claridad endiablada, sobre todo cuando estamos a tope de locura, que es cuando realmente oímos tal acongojantes sonidos. Las voces son igualmente extraordinarias –aunque para mal de algunos, están en inglés-, pues, no sólo expresan con gran realismo las sensaciones del personaje sino que se adaptan soberbiamente a su gesticulación. También tiene otros detalles como el que según donde pises sonará de un modo u otro –alfombra o distintos suelos-, o según el material de la superficie a la cual golpeemos con la espada, sonará de un modo u otro. La guinda del pastel es el uso del Dolby Pro Logic II que sube aún más la calidad de este apartado.

Conclusiones

Mucha gente tiene la mala costumbre de valorar un juego antes de probarlo, y eso ha pasado con Eternal Darkness. Muchas personas lo han etiquetado ya como una "copia de Resident Evil". Se equivocan. Eternal Darkness va mucho más allá que cualquier título de la famosa saga de Capcom; puede que la primera impresión no sea tan notable –esos fondos renderizados enamoran a cualquiera- pero a medida que avanzamos en el juego nos damos cuenta de que ED es más profundo y de que todos y cada uno de sus apartados están cuidados hasta el más mínimo detalle.

Como conclusión decir que si lo que buscas es un juego de terror, Eternal Darkness no te defraudará pues es distinto a todo lo visto hasta ahora, un soplo de aire fresco al casi estancado género del survival horror. Silicon Knights y Nintendo han conseguido con éste, su primer juego del género del terror, un magnífico juego que cualquier poseedor de una GameCube debería, como mínimo, probar. En cuestión de una hora ya habrá caído a sus pies porque Eternal Darkness: Sanity’s Requiem es un juego largo, profundo, con una historia muy sólida y con un sonido y una jugabilidad fuera de normal; sin duda uno de los mejores juegos del catálogo de GameCube y una compra obligada para todo amante de los juegos de terror.

Pablo Glez-Sabariegos

No viene precedido de una gran expectación, ni ha tenido una buena acogida en las tiendas americanas, ni es el juego insignia de Nintendo, por lo que parece que Eternal Darkness está condenado a la indiferencia por parte de la gran mayoría de los jugones. La coletilla de "Resident Evil made in Nintendo", y el que ahora GameCube posea la exclusividad de la famosa saga de Capcom, harán que este excelente juego de Silicon Knights quede en el olvido, salvo para los que tomen la acertada decisión de probarlo.

Eternal Darkness es, hoy por hoy, uno de los mejores juegos del año, tal vez el mejor de GameCube rivalizando con Mario Sunshine, y sin duda mejor, pues hay que mojarse, que el remake de Resident Evil. Aunque, vuelvo a repetir, pasará desapercibido en las tiendas, Eternal Darkness ha puesto en evidencia a las demás compañías creadoras de Survival Horror fijando la pauta a seguir por el género y derrochando originalidad y jugabilidad. Un caso análogo al de ICO en PS2. Sólo me queda recomendaros encarecidamente que os atreváis a sumergiros en este mundo de locura que ha estigmatizado a la desgraciada familia Roivas durante siglos.

Pablo Grandío

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-07-21 17:00:00
Es hora de volver a la acción y abrirse paso entre oleadas de enemigos con armas y puñetazos.
Análisis
2019-07-19 01:01:00
Analizamos Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order, un entretenidísimo juego de acción que, a pesar de sus defectos, nos hará pasar un buen rato en compañía de nuestros héroes favoritos.
Análisis
2019-07-18 16:00:00
Un entretenido juego que nos hará pensar, muy atractivo en lo visual y con algunas ideas muy interesantes.
Análisis
2019-07-17 16:30:00
Los productores del aclamado Dusk regresan ahora con Amid Evil, otro FPS de corte retro que, en esta ocasión, rinden homenaje a juegos de disparos de fantasía como Heretic o Witchaven.
Análisis
2019-07-17 10:50:00
Un título muy, muy adictivo, que se ve lastrado por un apartado gráfico algo mejorable, pero que consigue sorprendernos y hacer que nos sintamos unos auténticos ninjas.
Análisis
2019-07-16 10:00:00
Una genial aventura de puzles y exploración que desborda ingenio y frescura y que se convierte en una de las sorpresas más agradables en lo que llevamos de año.
Plataformas:
GameCube
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
Desarrollo: Silicon Knights
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95
Jugadores: 1
Formato: 1 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA
Eternal Darkness para GameCube

Flecha subir