Vandal

Análisis de King of the Course (Android, iPhone)

EA intenta llevar revolución al mundo del golf portátil en iOS y Android con un sistema cercano al rompecabezas y el juego de habilidad.
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones Android y iPhone.

Es una de esas máximas no escritas en el mundo de los videojuegos: títulos de golf siempre han tenido una vertiente de simulación bastante seria, sobre todo si descontamos de la ecuación a las intentonas humorísticas y más desenfadas provenientes del país nipón -que curiosamente, suelen ser las mejores y las más divertidas-. EA durante varios años ha dado su punto de vista fidedigno a uno de los deportes más elitistas y complejos. Mediante el uso de licencias oficiales de la PGA, la empresa estadounidense ha ido perfilando una saga bastante bien avenida, que con sus más y sus menos jugables -en los últimos años, tras la cierta debacle personal y profesional de Tiger Woods han dejado algo que desear- ha conseguido hacerse un nombre con una rúbrica propia en las estanterías y el catálogo de las más variadas consolas.

Una nueva y discutible fórmula: un mismo deporte

Los tiempos implican cambio, y EA, conocedora de los modelos de negocio más triunfantes y sólidos en las plataformas móviles, ha querido probar suerte con la licencia del mundo del golf, incrustando los golpes y swing en una dinámica más frenética y parecida a los de la mecánica de los rompecabezas y puzles que pueblan la App Store y la Google Play Store, con niveles delimitados plagados de objetivos claros y marcados, que nos harán sudar tinta la mayoría de las veces.

PUBLICIDAD

Las primeras partidas son un tanto simples y en su mayoría, sirven de toma de contacto para el control del juego. King of the Course engaña bastante, y aunque su control táctil nos parezca sencillo, la verdad es que razonablemente difícil eso de pillarle el punto. Al comienzo de nuestro periplo golfista, y pese a que tendremos continuas indicaciones en la pantalla dándonos directrices -en perfecto castellano-, la verdad es que costará un poco habituarnos a su sistema. En parte, es el mismo de siempre. Aguantar para conseguir la máxima potencia -o aquella que deseemos- y soltar, mientras deslizamos, para golpear la pelota. El problema es que EA no ha sabido calcular bien los tiempos, y la mecánica parece demasiado ortopédica, muy inexacta y complicada de dominar. En parte creemos que está planteada así, para que el jugador tenga que reintentar decenas de veces los niveles, y porque, dado el tipo de juego -que ahonda en el rompecabezas- puede suponer y ser lo más apropiado.

King of the Course no es un juego de golf al uso. Está dividido en niveles, como una suerte de versión deportiva de Candy Crush, con distintos objetivos, objetos y desafíos. En función de nuestra suerte y habilidad, conseguiremos distintas estrellas -de una, a tres- que marcarán nuestra puntuación final. Hay más de trescientos desafíos diferentes, con distintas finalidades. Estas pueden ir desde colocar la pelota en una diana, golpear y permanecer en una plataforma móvil mientras cruzamos varias leguas de ríos, lagos y superficies de agua hasta introducirla en el consabido agujero o realizar el menor número de golpes.

 1

El juego es sencillo en gran parte, pero su curva de dificultad está mal calibrada y hay situaciones que son exasperantes y en parte, son por culpa de su automatizado control. No podemos mover la cámara, algo que ayuda bien poco, ya que la única corrección de trayectoria del golpe se limita a dejarnos mover desesperadamente el dedo por la pantalla para desviar ligeramente la bola. No sirve de mucho, pero si lo hacemos bien, puede solucionarnos la papeleta y evitar que la bola caiga en un banco de arena, en mitad del bosque o en el agua. En King of the Course también hacen acto de aparición los consabidos power-ups y potenciadores, que en algunos casos, son de pago -como en otros free-to-play-.

Alberto González
Colaborador en Vandal desde hace más de una década, Alberto se cayó nada más nacer en una insondable marmita de cultura pop. Amante del cine, los dinosaurios y Star Wars, venera a Hideo Kojima y considera a Taylor Swift como el faro de Occidente.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Análisis
2019-10-23 17:02:19
Uno de los mayores clásicos de la primera PlayStation regresa a la vida con un remake muy fiel, pero al que le ha faltado algo de ambición.
Análisis
2019-10-23 09:17:00
Un curioso y original juego de puzles en arquitecturas imposibles donde no existe un arriba y un abajo.
Análisis
2019-10-22 19:25:00
Obsidian nos trae un RPG de acción que bebe mucho de Fallout New Vegas, repleto de humor sarcástico, grandes personajes y un montón de sistemas de rol.
Análisis
2019-10-22 16:28:48
El exitoso 'hero shooter' de Blizzard se estrena en Nintendo Switch con una buena versión para la que se han tenido que hacer muchos sacrificios.
Análisis
2019-10-22 09:22:00
Una sencilla pero entretenida experiencia que sigue la estela de Playdead, y que destaca por su talento para sumergirnos en su mundo.
Análisis
2019-10-21 18:36:00
Arriesgados y especiales, los notables juegos de rol de Black Isle reviven de nuevo gracias a las adaptaciones de Beamdog, que remasteriza para consolas dos títulos que siguen guardando un hueco especial en el corazón de los aficionados a los Reinos Olvidados.
Plataformas:
Android iPhone
Ficha técnica de la versión Android
ANÁLISIS
5
Desarrollo: EA Swiss Sarl
Producción: EA Sports
Distribución: Electronic Arts
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
King of the Course para Android

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión iPhone
ANÁLISIS
5
Desarrollo: EA Swiss Sarl
Producción: EA Sports
Distribución: App Store
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
King of the Course para iPhone

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir