Análisis de Dungeon Keeper (Android, iPhone)

Mazmorras, diablos e ingenios mecánicos de lo más retorcido, llegan a iOS y Android con una adaptación potencialmente entretenida aunque lastrada por los entresijos del free-to-play.
Dungeon Keeper
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones Android y iPhone.

Peter Molyneux, hace unos cuantos años, rubricó con su personal impronta, uno de los juegos más divertidos, originales y estrafalarios de los últimos tiempos: Dungeon Keeper. En el título, de manera inteligente, se pervertía el género de rol y estrategia, y mientras estábamos habituados a controlar grupos de héroes hasta la saciedad que se internaban en la mazmorra de turno, ahora debíamos hacer básicamente lo contrario: encarnar a las peligrosas criaturas que allí, en la oscuridad, moran. Dungeon Keeper fue uno de los hitos de la carrera de Molyneux, y hasta la fecha, permaneció como un rara avis, aunque muchas veces imitado y ninguna igualado.

Con el paso del tiempo, iOS y Android se han convertido en contenedores viables y formales para los títulos más estratégicos. Su interfaz táctil, y la cada vez más potente colección de dispositivos que pululan por las tiendas y bolsillos de medio planeta, avalan dicha teoría. A día de hoy, es muy fácil trasladar con más o menos soltura las bondades jugables de hasta el más complejo videojuego de estrategia en tiempo real, y este particular retorno de Dungeon Keeper, es la prueba. ¿El problema? Desgraciadamente, en Dungeon Keeper, aflora una amarga tónica que parece lastrar los juegos de EA lanzados en formato app: las compras in-app.

PUBLICIDAD

El amo del calabozo

En Dungeon Keeper, nos olvidaremos, por un momento, de heroicidades, gestas imposibles y épicas misiones. De hecho, dejaremos de ser un héroe o un grupo de ellos, para ponernos, literalmente, en las filas de los enemigos que tienen que pararles los pies. De esta manera, y bajo esta premisa, Dungeon Keeper atesora un concepto jugable tan sencillo como atractivo: seremos los amos del calabozo. Para tal fin, tendremos, entre manos, la construcción y gestión completa de una mazmorra, en la que tendremos que idear los más variados obstáculos, los más pérfidos planes y crear los más peligrosos ingenios y enemigos para dominar a nuestros rivales.

Dungeon Keeper fusiona varios géneros en su planteamiento jugable, con lo que encontraremos tintes de juego de gestión y rol, pero en su núcleo, hallaremos una sólida propuesta más cercana al popular tower-defense -o defensa de torres-. Construir una laberíntica mazmorra no es tarea fácil, y exige de una gran planificación, sobre todo teniendo en cuenta que cada acción exige un coste de joyas o piedra y oro, algo que debemos tener en cuenta antes de emprender cualquier maniobra. Nuestro objetivo, como adalides del mal en sí mismo, será el de defender a toda costa el núcleo de la mazmorra, un viviente corazón alimentado con energía arcana que preside la cueva. Para ello, y como un juego de defensa de torres, tendremos que ir planificación la edificación de variadas habitaciones llenas de elementos que retrasen el avance de nuestros indeseados visitantes. Cada trampa o habitación que incluyamos en su recorrido los retrasará de una manera u otra, ya sea matándolos u otorgándonos un poder extra a nuestra causa.

 1

El juego ofrece gran variedad de misiones y eventos, a fin de que jamás nos aburramos por tener que tener siempre el mismo objetivo. Dungeon Keeper oferta distintas misiones, desde algunas que continúan con la laxa historia y argumento de la app, a otras donde tenemos que cumplir un determinado número de objetivos -matar a un número concreto de enemigos o recolectar una cantidad de oro, piedra o gemas- o incluso, a otras donde el jugador debe enfrentarse a otro para saquearlo. Dungeon Keeper, como parece que mandan unos ciertos cánones no escritos en la App Store o la Google Play Store, tiene un fuerte componente multijugador que invita a que nos rompamos las astas de nuestros cuernos de diablo con otros jugadores. Podemos, incluso, crear gremios, compartir recursos y ganar logros exclusivos por nuestro trabajo de grupo -el sistema es parecido al de Clash of Clans, pero con mazmorras en lugar de aldeas-.

Para poder mantener una mazmorra fuerte y peligrosa para los aventureros y otros personajes que se osen internar en nuestras catacumbas, no solo hay que construir habitaciones de tortura, puertas imposibles, pasillos angostos o trampas: también hay que reclutar bichos, monstruos y criaturas que consigan defenderla. Dungeon Keeper tiene un interesante catálogo o bestiario de criaturas a invocar, que van desde los pobres diablillos -imps- que harán las veces de recaderos y constructores, peligrosos esqueletos, tempestuosos magos… Cada tipo de criatura o monstruo tiene su propia debilidad, así como cada tipo de enemigo un tipo de monstruo al que rendirse, con lo que debemos estar constantemente equilibrando este balance de poder de cara a la victoria. Si nos vemos muy apurados, incluso tenemos la posibilidad de usar nuestros poderes mágicos, entre los que destaca la posibilidad de convertir a nuestros enemigos en gallinas -todo un clásico en la franquicia-. De la misma manera, habrá que recopilar la suficiente cantidad de oro y tiempo para invocarlas y ponerlas sobre el escenario. Y es aquí donde entra en juego el principal problema de Dungeon Keeper como juego.

 2

En Dungeon Keeper, EA ha introducido un abusivo sistema free-to-play, lleno de barras de energía -que debemos tener rellenas antes de ponernos a construir o invocar criaturas-, de paquetes de ampliación y power-ups, que entorpecen y retrasan el avance del jugador de una manera artificial y bastante intrusiva. Para casi cualquier cosa hay que esperar: para abrir terreno, para inaugurar nuevas habitaciones, para mejorar las existentes, para invocar criaturas, para mejorar a las mismas… Sí, podemos acelerar el tiempo, y sí, podemos hacer de tripas corazón y pagar por cualquier cosa que nos permita ir hacia adelante y adelantar tiempo. Semejante lastre es una lástima porque el juego, merece, y mucho, la pena. A nivel técnico, hay que agradecer el esfuerzo de EA a la hora de mostrar un título bien terminado, coherente y consistente a todos los niveles. Hay un trabajo sesudo de diseño tras cada personaje, y es de agradecer ver como se ha usado de forma inteligente la planificación de las mazmorras y su aspecto. La app está traducida castellano, y goza de soporte para Game Center en iOS y Google Play Games en Android.

 3

Conclusiones finales

Dungeon Keeper es una pequeña decepción. Por una parte, tenemos un juego sólido, con buenas ideas, y aunque quizás no tenga ni un ápice del título original, puede llegar a entretener. Por otra, encontramos una app enormemente lastrada por mecánicas abusivas, absurdas y tontas, que nos llevan a esperar interminables sesiones de tiempo para poder aprovechar los recursos que brinda el juego y así poder avanzar de forma normal en la partida. Dungeon Keeper, al igual que otro de los juegos editados por EA, Dragon Age: Heroes, hace gala de los peores vicios de un título free-to-play, algo que no nos hace especial gracia, sobre todo cuando se empaña un resultado final que podría haber sido interesante.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Halo Infinite - Análisis
Halo Infinite - Análisis
Análisis
2021-12-06 09:01:00
343 Industries firma su mejor trabajo hasta la fecha con una fantástica campaña y un multijugador con un brillante futuro por delante.
Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Género/s: Estrategia
Plataformas:
Android iPhone
También en: PC

Ficha técnica de la versión Android

ANÁLISIS
5
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Dungeon Keeper para Android

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión iPhone

ANÁLISIS
5
COMUNIDAD
1

PUNTÚA
Dungeon Keeper para iPhone

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir