Análisis de Steel Diver (Nintendo 3DS)

Domina el fondo del mar a bordo de un submarino.
Steel Diver
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
6
NOTA
6
DIVERSIÓN
5.5
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión Nintendo 3DS.

Cada vez que Nintendo lanza una nueva licencia toda la industria presta mucha atención, ya que nunca sabemos si se tratará del éxito de los próximos años. Es por eso que Steel Diver, un juego que se presentó en sociedad allá el año 2003 como demostración del tipo de experiencia que se podía tener con una pantalla táctil, ha acaparado la atención de críticos y fans de la compañía. Ahora, 8 años después, nos llega a Nintendo 3DS. Muchos adorarán esta propuesta diferente, pero decepcionará a otros por la falta de elaboración y contenido. Descubre por qué Steel Diver está condenado a hundirse en el fondo de nuestras estanterías.

Una pizca de simulación y estrategia

Antes de nada, hay que entender que Steel Diver no es un simulador realista de submarinos, sino más bien un conjunto de experiencias basadas en este poderoso vehículo naval. Se compone de tres modos de juego: Submarino, Periscopio y Batalla Naval. En el primero nos sumergimos en el fondo del mar viendo nuestro sumergible desde una perspectiva lateral, por lo que limita su movimiento hacia arriba, abajo, izquierda y derecha de la pantalla. Esto hace que la experiencia de juego se restrinja a avanzar tratando de no chocarse con el fondo del mar o la parte inferior de grutas submarinas, y a su vez enfrentándose a las fuerzas del enemigo, ya sean cargas de profundidad, minas por impacto o proximidad, otros submarinos y torpedos, incluyendo algunas pocas sorpresas más que no os queremos desvelar.

En el segundo modo, Periscopio, el jugador toma el control de esta herramienta para ver donde se sitúan las naves enemigas en un ángulo de 360 grados, por lo que tendremos que buscar a los barcos y submarinos para luego tratar de identificar la distancia y calcular, teniendo en cuenta el movimiento del rival, la dirección a la que tenemos que disparar nuestros torpedos, teniendo presente también las maniobras evasivas requeridas para evitar los impactos del armamento de nuestros rivales.

PUBLICIDAD

Por último, el modo Batalla Naval, es un juego de estrategia por turnos para uno (contra la CPU) o dos jugadores donde tenemos como objetivo destruir algunas unidades de nuestro rival, y que se convierte en el modo multijugador del pack.

En el fondo del mar, hay que ser paciente y preciso

De los tres modos de juego nuestro favorito es el modo submarino, aunque como decíamos la experiencia dista mucho de ser un simulador para ser una mezcla entre plataformas y acción que trata de recrear la experiencia de estar al mando en este tipo de vehículo de guerra. Controlamos la velocidad de avance, la profundidad y la rotación vertical del sumergible mediante varias palanca analógicas en la pantalla táctil de nuestra 3DS, las cuales desplazaremos a lo largo de su recorrido para dar mayor o menor potencia a los motores y así desplazarnos rápida o lentamente por el fondo del mar, ya sea avanzando, retrocediendo, ascendiendo, descendiendo o rotando el ángulo vertical de nuestro navío. Eso sí, tenemos que tener mucho cuidado de no impactar contra elementos sólidos o fuego enemigo, ya que podemos sufrir una brecha en el casco y hasta que no la hayamos taponado (presionando sobre la parte de la pantalla táctil en donde se muestra) perderemos el control del submarino, siendo realmente peligroso.

Disponemos de tres modelos de submarino a elegir con características muy diferentes, desde más manejabilidad a más potencia, ya sea de motor o de ataque. Podemos jugar la campaña, que nos pone en ocho escenarios de guerra donde el objetivo suele ser llegar al final de la pantalla vivos o destruir un jefe o bien jugar en una contrarreloj en ocho circuitos diseñados para tal efecto. Ambos casos ponen a prueba al jugador, el cual tendrá que demostrar su pericia en el dominio de la física de juego.

En la campaña, una historia nada destacable y muy genérica nos pone en situación de nuestros objetivos, que es la excusa para los circuitos por donde tenemos que desenvolvernos. Esquivar o destruir minas, naves y fuego enemigo supone un reto muy entretenido y según vamos dominando nuestro vehículo, más y más satisfactorio. El jugador además puede proponerse superarse en todas las pantallas, ya que siempre hay un reloj en pantalla que nos indica el tiempo transcurrido, o incluso enfrentarse a los fantasmas de los creadores del juego, los cuales si superamos obtendremos un premio, lo mismo que cuando en el modo campaña conseguimos destruir muchos barcos en las fases de bonus (basadas en el modo Periscopio que en breve explicaremos). Estos premios son útiles para mejorar nuestras naves en algunas de sus características y otorgan bastante rejugabilidad a este modo.

¡Arriba periscopio!

Resulta muy curioso que la experiencia más fiel a la realidad sea la más breve del juego, y es que el modo periscopio, donde se hace muy buen uso de la detección de movimiento de la consola, recrea muy fielmente la sensación de mirar a través de un periscopio para ver a los enemigos, calcular la distancia y disparar los torpedos para destruirlos. Para controlar el movimiento del periscopio, tenemos que o bien girar sobre la consola o mover la consola alrededor nuestro (esta manera es más intuitiva, pero no recrea el movimiento real de este instrumento). Podemos hacer uso del zoom para medir mejor la distancia de los barcos enemigos (con el slide pad), disparar torpedos (botón A) o bien sumergir el submarino para esquivar los ataques de cargas de profundidad o torpedos enemigos.

 1

La experiencia resulta muy realista y entretenida, aunque evidentemente es demasiado simple como para que sea divertido durante mucho tiempo, quedando como entrenamiento para los otros dos modos, o como minijuego donde superarse, puesto que otra vez podemos medir el tiempo que hemos tardado en destruir la flota enemiga. Por cierto, que para aquellos que no quieran andar dando vueltas con la consola, podrán hacer uso de los controles en la pantalla táctil ya que hay botones para todo excepto el movimiento, que se controla deslizando una barra de orientación. Aunque esta solución tiene un problema para aquellos que jueguen en transporte público, y es que no se puede desactivar la detección de movimiento, por lo que los movimientos que sufrimos en un autobús o tren interferirán notablemente en la experiencia de juego.

Enfréntate a un amigo en una batalla naval

Steel Diver tiene como multijugador un juego de estrategia que resulta ser interesante si se juega con cabeza. Pese a no tener juego en línea se permite jugarlo con una sola tarjeta, por lo que no será difícil jugar con un amigo. Se dispone de un tablero de juego (entre nueve a elegir) formado por casillas hexagonales y dividido en dos zonas de juego separadas (la del jugador 1 y el jugador 2). Cada jugador dispone de un número determinado de unidades de entre tres clases: submarinos, destructores y cargueros. El objetivo del juego es destruir los cargueros del enemigo o bien su submarino. Este último es la única unidad que puede entrar en la zona reservada al rival, pieza clave pues para buscar y destruir, mientras que los cargueros se convierten en las piezas a defender, y los destructores sirven para ocultar nuestros cargueros y a la vez tratar de destruir al submarino rival con cargas de profundidad.

Cada jugador mueve una unidad cada turno, cuya clase determina el número de casillas que puede avanzar. Por defecto, todas las unidades son invisibles salvo cuando están en la misma casilla que otro barco, o cuando el submarino ha usado su sonar para detectar naves de su área. Cuando un enemigo está en una distancia determinada de un barco nuestro, todas las casillas a esa distancia se muestran con interrogante, de modo que combinando diversos barcos, es posible adivinar la casilla en la que se esconde el submarino rival, por lo que una correcta formación defensiva nos permite ver más o menos donde se encuentra nuestro rival y nos permite mantener a salvo nuestros cargueros. Es en esta formación defensiva y en la búsqueda de nuestro objetivo primordial donde está la gracia del juego, ya que si se juega bien, puede ser muy difícil encontrar a nuestros rivales o evitar ser atacados.

 2

Hay dos tipos de enfrentamientos en la batalla naval: los ataques del submarino usando el modo de juego de periscospio, o bien los ataques de los destructores sobre el submarino con cargas de profundidad donde nos encontramos con una partida a suerte donde el atacante y el defensor eligen entre tres profundidades de explosión de las cargas de profundidad, dando siempre un 33% de probabilidad de impacto. Si ambos jugadores eligen la misma profundidad (uno de ataque, otro de evasión) el submarino recibirá un impacto de 5 que puede soportar.

Como Jugar en una pecera

Quizás muchos esperarán que Steel Diver sea un juego de un atractivo visual especial, por eso de tratarse del fondo del mar, pero es bien cierto que este juego carece de un trabajo gráfico espectacular. Y es que pese a que hay algunos momentos de especial belleza, los escenarios por los que nos movemos en general son muy sencillos, con muchas líneas rectas y muchas texturas planas que carecen de volumen, lo cual es más doloroso al jugarse en 3D por que nos damos cuenta de que los detalles del fondo son pegatinas y no formas como se supone que son. Las texturas del juego suelen rozar lo borrosas y poco detalladas exceptuando en algunos casos, y ni siquiera nuestro submarino se ve bien del todo. Es cierto que algunos elementos se ven mejor que otros, como algunos efectos que tiene el juego, algunos barcos enemigos, etc. Algo mejor se ve el modo periscopio, pero en general hemos quedado muy decepcionados con este apartado, donde queda patente que estamos ante una producción de bajo coste solo que a precio de gala.

 3

El efecto 3D del juego es bastante bueno en general, aunque el escenario es el único elemento que proporciona profundidad. No hay partículas, objetos u elementos que entren o salgan de la pantalla, más allá de las delimitaciones del fondo marino. Es por eso que el efecto que da jugar a Steel Diver es como de jugar viendo lo que sucede en una pecera, ya que da la sensación de que estamos viendo lo que pasa dentro de ella. Desde luego no es lo mejor que hemos visto en la consola, pero sí que se notan las 3D.

El apartado sonoro anda más o menos a la par. El tema principal suena muy bien y es muy agradable de escuchar, pero una vez nos ponemos a jugar, el sonido enlatado de los efectos sonoros y la poca presencia de la música provoca que se eche de menos más ritmo y presencia de una banda sonora potente. Hay momentos muy buenos, pero en general da la impresión de que anda un poco vacio. Las pocas voces que tiene el juego para indicar nuestro estado, si hemos acertado a los rivales, etc, están todas en inglés. No es una gran pérdida, pero hubiera sido un detalle que hubiesen sido dobladas al castellano las pocas palabras que se usan.

 4

Un buena mezcla pero sin ningún tipo de incentivo

Steel Diver no está mal, pero sí que creemos que carece de un buen trabajo para que el jugador disfrute de verdad con las bases que ofrece. Y es que los modos están bien, pero como en una ensalada mal mezclada, el sabor del plato no es del todo satisfactorio. Más si tenemos en cuenta que estamos hablando de un juego de 45€, pero que por el trabajo que tiene podría ser perfectamente viable como uno descargable a 10€. Como poco le falta un modo campaña que realmente sea conductor de la mezcla de modos que contiene la tarjeta o aunque fuese la posibilidad de compartir fantasmas con amigos, o incluso tablas de puntuación online.

Es una pena, porque el modo submarino es muy recomendable para jugadores que busquen una experiencia que requiere precisión y ofrece reto (si nos lo proponemos, tendremos unas 10 horas de juego como mínimo), pero el pack resulta escaso de incentivos para jugar. Creemos sinceramente que Nintendo y Vitei (co-desarrolladora) han perdido una oportunidad de oro para crear una licencia de primera categoría, y esperamos una segunda oportunidad mucho más elaborada.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
PEGI +7
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 6/5/2011
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 45,95 €
  • Textos: Español
COMUNIDAD
6.81

PUNTÚA
Steel Diver para Nintendo 3DS

13 votos
Flecha subir