Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Sonic Adventure

Repasamos la primera gran aventura de Sonic en 3D por su 20º aniversario, un juego inolvidable que marcaría un punto de inflexión en la trayectoria del erizo más rápido del mundo.
Sonic Adventure
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

A mediados y finales de los años 90, el mundo de los videojuegos experimentó una de sus etapas de transición más revolucionarias con la llegada de las 3D, permitiéndonos disfrutar de nuevas formas de jugar que hasta aquel entonces ni siquiera habíamos llegado a imaginar.

Directo

Esta locura por los polígonos obligó a muchas compañías a adaptarse a los nuevos tiempos y trasladar su sagas más icónicas y exitosas a este nuevo formato. Ejemplos como Super Mario 64 o The Legend of Zelda: Ocarina of Time demostraron a la perfección cómo una serie 2D debía dar el salto a las 3D sin perder su esencia, aunque no todos los intentos de la época salieron igual de bien.

Una portada mítica en la que nos presentaban a 'Sonic moderno'.
Una portada mítica en la que nos presentaban a 'Sonic moderno'.

Sega siempre ha sido una compañía adelantada a su tiempo, y sabiendo que la revolución de polígonos estaba por llegar, comenzó a experimentar con formas de llevar a Sonic a un mundo tridimensional desde Mega Drive, con el flojo Sonic 3D (que más que 3D, era un título de jugabilidad isométrica), y posteriormente con Sega Saturn y su Sonic Jam (un recopilatorio de los juegos clásicos del erizo en el que nos podíamos mover por un pequeño entorno 3D, lo que no pasaba de ser una simple anécdota) y el cancelado Sonic X-Treme.

Como veis, Sega tuvo muchísimos problemas para adaptar las velocidades de vértigo del carismático erizo azul a un mundo poligonal, lo que le hizo perder parte de su brillo durante estos años de transición y quedó completamente eclipsado por el éxito del fontanero de Nintendo, su gran rival.

Ante esta perspectiva, el Sonic Team se encontró con un reto doble: renovar a su icónica mascota para devolverla a lo más alto del mundo de los videojuegos y crear un juego tan bueno y de tanta calidad que fuese capaz de vender por sí mismo Dreamcast, la próxima consola de Sega. A fin de cuentas, si alguien puede mover las ventas del hardware de Sega, ese es Sonic.

Así llegamos hasta el 23 de diciembre de 1998, día en el que Sonic Adventure llegó al mercado japonés para la recién estrenada plataforma de 128 bits de esta mítica compañía, sorprendiéndonos por fin, con la primera gran aventura tridimensional de nuestro erizo favorito.

El "Adventure" del título no fue casual, ya que la idea principal de este juego fue la de hacernos vivir una gran aventura, lo que se tradujo en la inclusión de un mundo central que podíamos explorar con total libertad y desde el que podíamos acceder a sus diferentes niveles, algo que a veces nos requería incluso de la resolución de ciertos puzles.

La historia cobró una gran importancia por primera vez en la saga, presentándonos a multitud de nuevos personajes y llevando la acción a una mezcla entre el mundo real con humanos y el de Sonic.
La historia cobró una gran importancia por primera vez en la saga, presentándonos a multitud de nuevos personajes y llevando la acción a una mezcla entre el mundo real con humanos y el de Sonic.

Además, la narrativa se potenció muchísimo, añadiendo multitud de escenas de vídeo y diálogos entre los personajes, algo inédito en la saga y que nos ayudó a conectar con sus héroes como nunca antes mientras vivíamos una historia repleta de misterios y momentos espectaculares.

De hecho, el guion era tan ambicioso que seguía los pasos de seis personajes distintos, por lo que si queríamos completar la aventura en su totalidad y acceder al verdadero final teníamos que pasarnos el juego con cada uno de sus protagonistas.

Como era de esperar, los mejores niveles los tenía Sonic, donde nuestro único objetivo sería llegar a la meta mientras corríamos a toda velocidad y plataformeábamos un poco, viviendo todo tipo de espectaculares situaciones capaces de dejarnos con la boca abierta (la persecución de la orca en Emerald Coast es uno de los momentos más impactantes que hemos vivido con un videojuego).

Este es uno de los momentos más icónicos de la saga. En su momento, fue todo un espectáculo gráfico.
Este es uno de los momentos más icónicos de la saga. En su momento, fue todo un espectáculo gráfico.

Para solucionar el problema de acertar a los enemigos en un entorno tridimensional sin volvernos locos en el intento, se introdujo el Homing Attack, un movimiento con el que nos podíamos lanzar automáticamente contra el rival más cercano que tuviésemos a tiro si pulsábamos el botón de salto en el aire, algo que se aprovechó de forma muy inteligente para crear secciones de plataformas en las que teníamos que utilizar a nuestros rivales para impulsarnos y sortear abismos.

Las fases de Tails eran muy parecidas, aunque al no poder alcanzar las mismas velocidades, sus niveles no resultaban tan divertidos. Por su parte, con Knuckles tendríamos que buscar tres fragmentos de la Master Emerald en cada pantalla para darlas por concluidas, algo que podía resultar un tanto tedioso al obligarnos a dar multitud de vueltas por los escenarios mientras seguíamos un radar que nos indicaba cómo de cerca o lejos estábamos de nuestros objetivos sin revelarnos su posición exacta.

Con Amy teníamos fases similares a Sonic y Tails, aunque defendiéndonos a martillazo limpio y con mucho más plataformeo, lo que les daba un sabor diferente, mientras que con E-102 Gamma avanzaríamos disparando a todo lo que se moviese, siendo el primer personaje jugable de la historia de la saga en permitirnos atacar con proyectiles.

La banda sonora fue una auténtica maravilla, con un estilo muy rockero y con numerosos temas vocales.
La banda sonora fue una auténtica maravilla, con un estilo muy rockero y con numerosos temas vocales.

Finalmente tenemos a Big, probablemente el punto más negro del juego, ya que ni su historia era interesante ni aportaba nada a la trama principal, ni su jugabilidad era especialmente divertida, ya que con él nuestro objetivo sería... pescar, una actividad que no pegaba demasiado bien con una saga como Sonic que siempre se ha caracterizado por su velocidad y frenetismo.

Esta cantidad de estilos de juegos distintos dio como resultado un producto que en líneas generales gustó mucho, sobre todo teniendo en cuenta el momento en el que se lanzó, pero que al mismo tiempo resultó un tanto irregular, ya que no era igual de divertido con todos los personajes y Sonic destacaba por encima del resto, dejándonos con ganas de más niveles protagonizados por el erizo.

A pesar de ello, la primera gran aventura de Sonic en 3D sigue siendo a día de hoy todo un clásico que nos dejó multitud de recuerdos imborrables y que nos hizo conocer al carismático erizo y a sus amigos de una forma completamente nueva.

El movimiento de la boca de los personajes al hablar nos dejó con unas imágenes un tanto... extrañas.
El movimiento de la boca de los personajes al hablar nos dejó con unas imágenes un tanto... extrañas.

No podemos finalizar este breve repaso por Sonic Adventure sin mencionar el rediseño que sufrieron todos los personajes, estilizándolos y modernizándolos de manera muy acertada para que retuviesen su esencia y conectasen con el público de finales del siglo XX(Amy fue la que sufrió los cambios más drásticos).

Tampoco nos podemos despedir sin señalar que años más tarde recibiría una interesante "remasterización" para GameCube llamada Sonic Adventure DX, mejorando así sus gráficos y añadiendo más contenidos, como la posibilidad de desbloquear la colección completa de juegos de Sonic para Game Gear.

El juego introdujo un minijuego de mascotas virtuales en el que podíamos cuidar y criar a nuestros Chao, pudiendo transferirlo a la tarjeta de memoria de la consola para llevárnoslo a a todas partes.
El juego introdujo un minijuego de mascotas virtuales en el que podíamos cuidar y criar a nuestros Chao, pudiendo transferirlo a la tarjeta de memoria de la consola para llevárnoslo a a todas partes.

Recientemente, Takashi Iizuka, el director del Sonic Team, ha declarado que quiere hacer un remake de esta épica aventura, ¿os gustaría que se hiciese realidad? ¿Cuál fue vuestra fase favorita? ¿Tuvisteis la suerte de jugarlo en su momento? ¿Qué os pareció el salto de la saga a las 3D? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Carlos Leiva
Colaborador
ANTERIORES
Retro El Rey León
Retro
16:18 30/11/2018
Recordamos la mítica e irregular aventura de Simba para convertirse en el rey de las consolas de 16 bits.
Retro Doom (1993)
Retro
16:23 14/12/2018
Jugamos a Doom, uno de los títulos que sentaron las bases de los FPS y que cumple esta semana 25 años.
SIGUIENTE
Retro Vampire: The Masquerade - Bloodlines
Retro
16:00 18/1/2019
El juego basado en Mundo de Tinieblas de White Wolf se ha convertido en un juego de culto sobre todo entre los aficionados más puristas de los juegos de rol de dados, lápiz y papel.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir