Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Vampire: The Masquerade - Bloodlines

El juego basado en Mundo de Tinieblas de White Wolf se ha convertido en un juego de culto sobre todo entre los aficionados más puristas de los juegos de rol de dados, lápiz y papel.
·

El 2004 fue un año de auténtico gozo para los aficionados a los videojuegos, que se encontraron con títulos de la talla de Half-Life 2, Far Cry, Splinter Cell: Pandora Tomorrow, Grand Theft Auto: San Andreas, Need for Speed Underground 2, Star Wars: Battlefront, Fable, Halo 2 y otro sinfín de juegos de gran calidad que han hecho que muchos piensen que fue uno de los mejores años de la historia de los videojuegos.

Directo

Sin embargo, muchos se olvidan de un título que se ha convertido en un juego de culto para los aficionados al rol y, sobre todo, para aquellos que en su momento disfrutábamos con las interminables partidas del rol de lápiz, dados y papel alrededor de una mesa viviendo fantásticas aventuras con nuestros amigos.

Os hablamos, como ya habéis visto en el título, de Vampire: The Masquerade – Bloodlines, uno de los RPG más profundos y con mejor trama de la historia del género que, por desgracia, tuvo unas pobres ventas en su lanzamiento debido a innumerables problemas técnicos que lastraban la experiencia final del jugón de turno.

Un homenaje a Vampiro y al Mundo de Tinieblas de White Wolf

Corrían buenos tiempos para Mundo de Tinieblas a finales de los 90 y durante los primeros años del nuevo milenio. El universo de rol clásico creado por White Wolf había conseguido un notable éxito, viendo como Vampiro (el gran "triunfador de este universo) se adaptaba a la pequeña pantalla con una serie llamada Kindred: The Embraced y al de los videojuegos de la mano de Activision y Nihilistic Software con Vampire: The Masquerade – Redemption.

Tras los buenos resultados de esta adaptación y ante el interés de Troika Games de hacer un juego de rol en primera persona, Activision y Troika llegaron a un acuerdo para desarrollar una nueva entrega basada en la propiedad intelectual de White Wolf, momento en el que el estudio comenzó a investigar el Mundo de Tinieblas para comenzar a desarrollar Vampire: The Masquerade – Bloodlines en 2001.

Desde luego, se puede afirmar que hicieron un buen trabajo investigando y descubriendo los pormenores de este universo, algo que se notaba desde el proceso de creación de personaje, que nos permitía o bien responder a una serie de preguntas muy bien hiladas para generar a nuestro vástago o ir directamente a un editor para rellenar todas las características.

Troika Games hizo un magnífico trabajo a la hora de llevar el juego de rol de mesa, dados y papel al mundo de los videojuegos.
Troika Games hizo un magnífico trabajo a la hora de llevar el juego de rol de mesa, dados y papel al mundo de los videojuegos.

Al acudir a este último, se nos permitía escoger entre los clanes más importantes de la Camarilla, la facción "buena" de Vampiro, ignorando, por un tema argumental, a los clanes del Sabbat (la facción "mala") o los independientes como los Assamita (algo que en su momento partió el corazón del que os escribe que, por aquel entonces, roleaba con un vampiro de este clan en el juego de lápiz y papel).

Además de escoger el clan y el sexo de nuestro personaje, también debíamos de rellenar una hoja de habilidades que replicaba de forma bastante fiel a la hoja real de personaje del juego original, con muchas menos habilidades que en el rol clásico, pero con todo lo que necesitaba un aficionado a Vampiro para que el juego le entrase por los ojos a las primeras de cambio.

Una trama digna de un gran Thriller y de un universo muy oscuro

Una de los puntos a favor de Vampire: The Masquerade – Bloodlines era su complejo y bien redactado guión que recogía a la perfección la temática de Vampiro de White Wolf y que estaba lleno de traiciones, politiqueo y un montón de pequeños detalles que lo hacían único, sobre todo en el 2004.

La trama de 'Bloodlines' está salpicada con traiciones, altas dosis de políticas y graves conflictos entre los diferentes clanes de vampiros.
La trama de 'Bloodlines' está salpicada con traiciones, altas dosis de políticas y graves conflictos entre los diferentes clanes de vampiros.

Comenzábamos el juego como un vampiro recién creado que pronto aprende, a base de toñas, de las rivalidades entre los distintos clanes de vampiros de la ciudad de Los Ángeles y que se verá envuelto en el conflicto eterno entre la Camarilla y el Sabbat, las dos grandes facciones que tienen conceptos totalmente diferentes de cómo afrontar la "no vida".

A partir de aquí el jugador se encontraba con una cantidad de elecciones brutal para la época a la hora de escoger el camino del protagonista, con una trama con múltiples finales y un montón de opciones de diálogo que pocas veces se habían visto por aquel entonces y que fuero aclamadas por la crítica de todo el mundo.

Libertad también en lo jugable con cámaras en primera y tercera persona

En el apartado jugable, más allá de los diálogos, Bloodlines también nos ofrecía una libertad casi sin precedentes para afrontar las misiones recordándonos hoy día y salvando las distancias a la gran libertad que teníamos a la hora de afrontar los encuentros en Dishonored, un juego mucho más moderno que utilizamos como ejemplo para que los jugadores más jóvenes puedan tener una referencia actual.

Dependiendo del clan que escogiéramos en el proceso de creación de personaje, nuestro vástago tendría cierto tipo de habilidades y poderes especiales que podría explotar a la hora de completar las misiones o enfrentarse a los enemigos, pudiendo sacar provecho, por ejemplo, a las cualidades del clan Brujah para el combate o las habilidades sociales de los Ventrue para aturdir o engañar a sus enemigos.

El jugador era libre de utilizar la violencia, la manipulación o el sigilo para salir airoso de ciertas situaciones aunque bien es cierto que, en los puntos finales, el juego nos empujaba algo más a la acción directa y al combate, penalizando a los jugadores que escogían un perfil más bajo para disfrutar de su partida.

Los problemas en el desarrollo y sus errores técnicos, claves en su "fracaso" inicial

A pesar de todas sus bondades a nivel jugable, Bloodlines dio un patinazo a nivel de ventas durante su estreno, logrando colocar menos de 8.000 copias, un fracaso en mayúsculas que acabó con Troika Games quebrando en el 2005.

'Bloodlines' patinó en las tiendas por culpa de un pobre rendimiento técnico y también por salir de forma simultánea a 'Half-Life 2'.
'Bloodlines' patinó en las tiendas por culpa de un pobre rendimiento técnico y también por salir de forma simultánea a 'Half-Life 2'.

Uno de los problemas del juego fueron los numerosos errores con los que se lanzó a la venta en noviembre de 2004, que iban desde bugs o fallos a nivel gráfico hasta cuelgues, congelaciones o problemas técnicos graves que podían afectar notablemente al jugador durante las partidas.

El combate, parte fundamental del juego sobre todo en su parte final, tampoco estaba a la altura de la libertad que el título nos ofrecía o del magnífico guión u opciones de dialogo de los que podíamos disfrutar en Bloodlines.

Buena parte de estos errores se debieron a los problemas del motor Source que, cuando comenzó a crearse el juego, aún estaba en desarrollo, obligando a Troika a escribir su propio código para compensar un motor inacabado por aquel entonces que, finalmente, no acabó de implementarse bien con el motor gráfico de Valve.

El combate, tanto cuerpo a cuerpo como con armas de fuego, era uno de los puntos más débiles de este clásico.
El combate, tanto cuerpo a cuerpo como con armas de fuego, era uno de los puntos más débiles de este clásico.
Pese al patinazo inicial, 'Bloodlines' se ha convertido en un juego de culto, recibiendo numerosos parches, mods y traducciones a otros idiomas gracias a su comunidad.
Pese al patinazo inicial, 'Bloodlines' se ha convertido en un juego de culto, recibiendo numerosos parches, mods y traducciones a otros idiomas gracias a su comunidad.

Además, los diseñadores se dieron cuenta de que sus pretensiones iniciales con Bloodlines eran demasiado ambiciosas y superaban sus recursos, retrasando enormemente el desarrollo del proyecto hasta que, Activision, decidió intervenir y fijar una fecha para que el juego estuviera acabado, forzando su estreno con un montón de errores que, junto a la competencia brutal de aquel año (se estrenó a la par que Half-Life 2), hicieron que no tuviera la aceptación deseada, lo que se tradujo en las malas ventas mencionadas anteriormente.

Un juego de rol de culto

A pesar del escaso impacto inicial, Vampire: The Masquerade – Bloodlines se ha convertido con el paso de los años en un juego de culto que ha recibido decenas de parches creados por la comunidad para mejorar su rendimiento, adaptarlo a los nuevos sistemas operativos, corregir sus errores e incluso para subtitularlo al castellano, idioma en el que no salió a la venta en su momento.

Los aficionados a los juegos de rol más clásicos siempre han tenido a Bloodlines como una de sus referencias y, a día de hoy, a pesar de que el título no ha envejecido bien por su sistema de combate ya ramplón por aquella época, sigue siendo un título que destaca por un guión soberbio y por una libertad jugable que, hasta hace unos pocos años, era inusual en el mundo de los videojuegos.

¿Qué recuerdos tenéis vosotros con Vampire: The Masquerade – Bloodlines?

ANTERIORES
Retro
16:23 14/12/2018
Jugamos a Doom, uno de los títulos que sentaron las bases de los FPS y que cumple esta semana 25 años.
Retro
16:00 11/1/2019
Repasamos la primera gran aventura de Sonic en 3D por su 20º aniversario, un juego inolvidable que marcaría un punto de inflexión en la trayectoria del erizo más rápido del mundo.
SIGUIENTE
Retro
16:21 25/1/2019
Recordamos la aventura más ambiciosa y controvertida del gorila más famoso de los videojuegos.
En forosComentar en nuestros foros

madore · 23/01/2019 10:31
[respuesta:28]Ese que era tipo los dos primeros fallout? Cenital? Juegazo.[/respuesta]

molonator69 · 22/01/2019 18:00
[respuesta:27]Si, perdon, el Redemption.

Brutal es poco, el que lo jugara en su momento fijo que le marco.[/respuesta]

Arryiel · 22/01/2019 17:43
[respuesta:26]Los dos son Vampire: The Masquerade. Imagino que te refieres al Redemption, lo digo sobre todo para quién te lea y quiera buscarlo ;)
En GoG suele estar tirado de precio y es un juegazo.[/respuesta]

molonator69 · 22/01/2019 17:22
El primero (Vampire The Masquerade), para mi es una de las joyas mas grandes de la historia.
Su doblaje era dios. Tengo una copia vigen de la epoca que la tengo como oro en paño.

PANZ3R77 · 19/01/2019 23:01
[respuesta:22]Gracias por el link. Ya lo tengo en el punto de mira. Solo queda esperar a 2020 y rezar...[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir