Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. 'Sin tiempo para morir': ¿Lo nuevo de James Bond se va al streaming?

'Sin tiempo para morir': ¿Lo nuevo de James Bond se va al streaming?

La saga de James Bond, unida al ámbito cinematográfico, podría estrenar su nueva película en plataformas de streaming tras varios retrasos en salas por el coronavirus. Os contamos todo.
'Sin tiempo para morir': ¿Lo nuevo de James Bond se va al streaming?
·

Síguenos

Sin tiempo para morir estaba destinada a ser uno de los grandes estrenos de 2020. El nuevo film de James Bond tenía pensado estrenarse en cines a comienzos de año, pero entonces todo sucedió: el coronavirus irrumpió en nuestras vidas. Universal y MGM tomaron entonces una decisión: la cinta se iría a noviembre y se estrenaría en cines. Los productores esperaban que finales de año fuese un momento más propicio para estrenar un film de más de 250 millones de dólares en presupuesto. Sin embargo, la realidad es tozuda, y se han visto obligados a llevarla a abril de 2021. Cada retraso, cada aplazamiento de fecha, supone un agujero para las majors de entre 30 y 40 millones de dólares, y ante la incertidumbre, los accionistas piden certezas. Nadie está seguro de si abril de 2021 será la fecha de estreno definitiva, y los responsables del film comienza a estar muy cansados. ¿Será el streaming el destino de Sin tiempo para morir como ya lo fue para Mulán o lo será para Soul de Pixar?

Tiempos desesperados, medidas desesperadas

PUBLICIDAD

Sí, el titular podría ser el nombre de una secuela de James Bond. Tras cambios en las fechas, en las promociones y giras mundiales y en las ventanas de lanzamiento de un film como éste, lo cierto es que nadie está seguro de cuándo podrá estrenarse Sin tiempo para morir ni de cuánto costará a MGM, una major que ya está tocada a niveles financieros. Además, en el caso de existir un estreno cinematográfico, tampoco se conocen ni las salas ni los territorios que podrán acceder a él. El ejemplo es la gran decepción comercial de Tenet, una cinta con la que Warner Bros. y Christopher Nolan esperaban reactivar el mercado de los blockbusters a corto plazo durante la pandemia de coronavirus, un hecho que ha llevado a muchos estudios a replantear sus estrategias de mercado. Comenzando por la propia Warner Bros., que ha movido películas como Dune o The Batman a 2021 y 2022, compañías como Disney han decidido trasladar producciones como Viuda negra a fechas más propicias. Pero los accionistas quieren resultados: y los quieren ahora. Las juntas presionan a las directivas para que se estrenen grandes producciones en streaming y se haga caja con lo que sea, pero el negocio de los cines se resiente y la industria, diseñada y establecida para amortizar el coste de estas películas con el estreno en salas, se sigue mostrando reacia.

En estos momentos, el VOD (video on demand) es un formato a explorar, pero el fracaso de Mulan en Disney+ y su pago extra, ha llevado a muchos a pensar en la manera correcta de rentabilizar un film de estas características. Hollywood vive tiempos desesperados, y pese a que lo digital está ahí, necesita a las salas. Y las salas, como hemos visto en estos meses de cierres continuados y clausuras de grandes franquicias, necesitan de grandes estrenos con los que seguir adelante. Los despidos, el agotamiento económico y los cierres de millares de salas en Estados Unidos y en todo el mundo son una constante en el sector de la exhibición cinematográfica. Es un círculo vicioso del que las grandes productoras no pueden escapar, porque hablamos de romper el paradigma de la industria cinematográfica a niveles muy profundos. ¿Qué camino le queda a una major como MGM o una gran productora como Universal con una película como Sin tiempo para morir? El streaming.

MGM estaría dispuesta a vender los derechos del film por 600 millones de dólares

Según adelanta Variety, MGM se plantea distribuir Sin tiempo para morir a través del streaming. No es algo nuevo. Las grandes empresas venden sus derechos de vídeo bajo demanda o distribución digital con cierta antelación, pero no por las cifras ni en los momentos tan delicados como los que se viven en estos tiempos. El medio afirma que el estudio estaría ofertando los derechos de explotación del film de Daniel Craig por cifras que alcanzan los 600 millones de dólares. Hay que destacar que en estos momentos MGM no tiene plataforma propia, y que como ya os hemos comentado en Vandal, la saga de James Bond es una de las más golosas , con Netflix y Apple TV+ pujando por ella para hacerse con sus derechos en exclusiva. Pedir 600 millones de dólares para estrenar un blockbuster como el que estamos hablando puede parecer descabellado pero nada más lejos de la realidad.

Una pieza más dentro de la guerra que viene en el streaming

Apple y Netflix llevan, desde hace meses, peleándose por los derechos de explotación del catálogo de Metro-Goldwyn-Mayer. Ambas empresas quieren armar sus respectivos imperios digitales, un hecho habitual en las grandes empresas y que se ha constatado con el cambio y el refuerzo de la división digital de Disney+. Pagar 600 millones de dólares por Sin tiempo para morir puede parecer mucho, pero es una cinta cuyo presupuesto se estima en cerca de 300 millones si contamos publicidad y sumamos los posibles retrasos acumulados, pero la compra no sería descabellada y podría parecer una minucia si hablamos de los intereses de estos grandes contenedores digitales.

Apple TV+ y Netflix son las plataformas interesadas por el momento en hacerse con la historia del espía más famoso del cine, y tras los éxitos de Greyhound y El juicio de los 7 de Chicago respectivamente, no sería de extrañar que acabasen adquiriendo la última secuela protagonizada por Daniel Craig o Ana de Armas. Pero hay más. De apuntar a lo alto, como suelen hacer en estas corporaciones, la compra en última instancia de MGM podría aumentar el portafolios de ambos entes, que verían como Rocky, Mad Max o RoboCop pasan a formar parte de su entramado de películas y sagas. MGM puede estar tocada a nivel financiero, pero según estimaciones, hablamos de una compañía que tiene un valor de 10.000 millones de dólares en el mercado prepandemia. De consumarse algún tipo de absorción, la compañía que se hiciera con sus tesoros tendría en su poder algunas de las licencias más importantes del medio cinematográfico.

Apple, Disney y Netflix están reforzando sus catálogos con compras y contratos de todo tipo

Pero hay que hacer un llamado a la calma. Los productores de James Bond, Barbara Broccoli y Michael G. Wilson han afirmado en el pasado que están abiertos a un futuro donde sus películas se estrenen también en una plataforma de streaming, aunque no quieren abandonar al cine y de momento, como otras distribuidoras y productores, lo ven como un complemento al recorrido comercial cinematográfico. Y se han mostrado muy tajantes. "No vamos a valorar estos rumores. La película no está a la venta. El estreno ha sido pospuesto a abril de 2021 para preservar la experiencia cinematográfica de los espectadores", remarcaban ambos en Variety.

Sin tiempo para morir se estrenará en cines el 2 de abril de 2021.

Alberto González
james bond
sin tiempo para morir
streaming
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir