Los mejores boomer shooter: FPS modernos con sabor a clásico

Los juegos de disparos clásicos como Doom, Hexen y Quake han visto un resurgir en los últimos años con títulos indie que recogen y continúan la sencillez de los 90.
Los mejores boomer shooter: FPS modernos con sabor a clásico
·

El género del shooter, uno de los más longevos del videojuego, ha mutado mucho durante las últimas décadas. El refinamiento de la propuesta (acabar con todo lo que haya en pantalla) que se vivió en los 90 por parte de estudios como id Software, Raven Software y 3D Realms por mencionar algunos terminó evolucionando en los primeros 2000 con Half-Life 2, Halo, Call of Duty… La idea de disparar a todo lo que se mueva se fue complejizando, pero a la vez, la premisa básica se fue aguando. El frenetismo y el diseño intrincado de niveles pasó a un segundo plano a favor de la puesta en escena cinematográfica, de la introducción de sistemas heredados de los juegos de rol, de la ambientación en mundos enormes y muchas otras ideas.

En este contexto, han sido muchos los estudios que han querido volver a lo clásico aplicando novedades y retoques a la fórmula, modernizándola de manera que sea igualmente disfrutable dos décadas después de aquella época. Un ejemplo claro lo tenemos en la propia id Software, que con la versión de 2016 de DOOM y el reciente Doom Eternal han ofrecido shooters tan frenéticos y directos al grano como aquellos, pero que de ninguna manera se perciben como viejos. Pero también hay muchísimos estudios independientes que han querido rescatar esa fórmula e incluso hay una editora, New Blood Interactive, especializada en esos juegos, que en redes y foros empiezan a identificarse con el término boomer shooter. Aquí repasamos los mejores.

Dusk

Dusk es probablemente el representante de los boomber shooter más conocido y también uno de los que más fiel se mantiene a los orígenes. Con una campaña dividida en tres episodios, el juego de David Szymanski es un frenético festival de sangre en el que los jugadores avanzan a toda velocidad por niveles sacados del inframundo para acabar con sectarios, demonios y criaturas de todo tipo (incluso un dinosaurio en una caja) haciendo uso de escopetas, lanzamisiles, espadas y otros artilugios más que aptos para llenar la pantalla de rojo mientras suena música metalera a todo trapo.

.

Into the Pit

  • Plataformas: PC, Xbox One

Inspirado en los shooters más fantásticos como el clásico Heretic, Into the Pit mezcla la acción más directa y alocada con el roguelike. Los jugadores combatirán a demonios de diverso tipo, incluidos enormes jefes finales, usando para ello magias y poderes que pueden equipar en cada mano, por lo que se puede experimentar con las mezclas. Al rescatar aldeanos se abren tiendas que dan acceso a poderes permanentes que permiten llegar cada vez más lejos. Además, la combinación de niveles y enemigos se puede modificar usando las runas que se van desbloqueando poco a poco.

Ion Fury

Desarrollado con el mismo motor gráfico que dio vida a Duke Nukem 3D y Shadow Warrior, Ion Fury es un sucesor espiritual de la obra de 3D Realms. Los niveles, sin ningún elemento de diseño procedimental, están repletos de enemigos variados y en ellos conseguimos un gran arsenal que va de revólveres a granadas que explotan al detectar el calor, pasando por lanzacohetes y mucho más. Conservando el ritmo clásico de aquellos juegos, ofrece detalles modernos como un movimiento más actual (se puede escalar y nadar, por ejemplo), los enemigos reciben más o menos daño según dónde se les dispare y los niveles están conectados.

PUBLICIDAD

Amid Evil

También de la escuela de Hexen, Amid Evil es un shooter clásico desarrollado con Unreal Engine 4 y compatible con tecnologías modernas como el trazado de rayos. Habrá que derrotar a enemigos con una inteligencia artificial muy destacable a lo largo de siete niveles no lineales con ambientaciones totalmente distintas. Para ello utilizaremos hachas giratorias, ganchos, bastones que disparan bolas de energía, tridentes que lanzan rayos… Se trata de un juego constantemente desafiante, especialmente en las batallas contra enormes jefes finales, cuya dificultad puede llevarse más allá gracias a un amplio repertorio de ajustes.

Ultrakill

  • Plataformas: PC (Acceso anticipado)

Que la web oficial de Ultrakill sea DevilMayQuake.com dice mucho de un juego que se pasa de frenada replicando el frenetismo de los shooters clásicos. La velocidad de movimiento, el plataformeo, la cantidad de enemigos y las capacidades de las armas del título editado por New Blood son tal demencia que dejan a Doom Eternal como un juego pausado, algo a lo que ayuda la rotunda música metal-electrónica y el hecho de que está basado en puntuaciones, por lo que la motivación es ir siempre subiendo el combo. Aún está en acceso anticipado, pero las reseñas de Steam son "extremadamente positivas".

Boomerang X

Boomerang X le da una vuelta de tuerca al shooter clásico. La base es la misma: el objetivo no es otro que avanzar por niveles muy verticales acabando con una cantidad ingente de criaturas que salen a nuestro paso en un mundo en ruinas. La diferencia está en nuestra única arma y en el movimiento, ambos conjugados. Al lanzar el boomerang afilado que da nombre al juego podemos impulsarnos en 360 grados hacia el enemigo al que le haya impactado, se pueden realizar esquivas e incluso teletransportarse detrás de los adversarios. En definitiva, es un shooter tradicional en el que hay que mantener el ritmo para estar todo el rato volando y avanzar en vertical por los niveles.

Strafe

Strafe tiene jugabilidad clásica pero diseño moderno. Se trata de un FPS roguelike con muerte permanente donde cada nivel se genera procedimentalmente, por lo que cada partida será distinta. Con más de 30 armas y una veintena de enemigos con IA y patrones de combate muy distintos, el título de Pixel Titans ofrece una experiencia dinámica y muy visceral (la sangre de los enemigos permanece en las paredes, el suelo y el techo durante toda la partida). Además del modo principal viene con desafíos diarios y semanales y un Nuevo Juego +, por lo que hay juego para rato.

Ziggurat 2

  • Plataformas: PC

Ziggurat, el shooter de ambientación fantástica de los asturianos Milkstone Studios recibió una secuela en octubre de 2021 que no ha tenido la atención mediática del notable primer juego, quizá por la congestión de este subgénero del boomer shooter. Sin embargo, Ziggurat 2 mejora la obra de 2014 ofreciendo la misma estructura de niveles procedimentales, obtención de poderes y armaduras, y enfrentamientos en arenas repletas de enemigos y jefes finales, todo ello con una jugabilidad frenética y una estética muy cuidada.

Sigil

  • Plataformas: PC, Nintendo Switch, PS4, Xbox One

Vale, meter Sigil en esta lista quizá sea un poco trampa ya que no deja de ser un mod del Doom original creado por el mismísimo John Romero, pero aun así hemos querido introducirlo porque pasó un tanto desapercibido fuera de la comunidad del clásico. Lanzado en mayo de 2019, Sigil ofrece una campaña totalmente nueva con nueve niveles y otros tantos mapas multijugador, conservando la jugabilidad clásica del shooter de id Software y continuando su historia con lo que Romero denomina como "un auténtico quinto episodio".

Project Warlock

  • Plataformas: PC, PS4, Xbox One, Switch

A pesar de aludir en el título de este reportaje a los boomer, el caso de Project Warlock es curioso, ya que fue creado por un joven desarrollador de 18 años, Jakub Cislo, que homenajeó a clásicos como Doom, Hexen o Wolfenstein en este trepidante juego de acción. Un shooter con 60 niveles diseñados a mano, 72 tipos de enemigos diferentes, 38 armas y 8 conjuros y una estética con mucha personalidad. Sin duda uno de los precursores de esta moda de los FPS con espíritu noventero.

Fran G. Matas
Colaborador
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir