Vandal
La historia de Resident Evil (parte 2)

La historia de Resident Evil (parte 2)

Terminamos nuestro repaso al universo de terror ideado por Shinji Mikami.

No te pierdas la primera parte del especial

Terminamos la primera parte de este especial hablando sobre los spin-off de PlayStation 2. También hicimos un viaje a los orígenes de la franquicia, echando un vistazo a su gestación y conceptos de base. Vimos la relevancia del primer Resident Evil en la industria, así como su repercusión a lo largo de los años, idea que queda muy bien reflejada en sus múltiples versiones y remakes. Hoy empezamos esta conclusión con una entrega que no solo es la más importante de toda la franquicia, sino también un estandarte en la propia historia de los videojuegos.

PUBLICIDAD

Logros prematuros

Año 1999. En las oficinas de Capcom acaban de lanzar Resident Evil 3: Nemesis y toca pensar en el próximo juego numerado. La cuarta entrega se planeó inicialmente para PlayStation 2, ya que era lo que dictaba la lógica en la trayectoria de la saga. Un buen día, Shinji Mikami se planta frente a Hideki Kamiya y le pide que haga un juego de aventura-acción "increíble y elegante". Noboru Sugimura se ocupa de darle forma a la idea con un primer escenario protagonizado por un tal Tony. Este es un superhumano invencible dotado de poderes especiales, fruto de un experimento biotecnológico. Con una premisa así, las cámaras fijas de Resident Evil suponían todo un estorbo, así que deciden cargárselas. Para la ambientación, el equipo viaja hasta Europa (11 días en España y Reino Unido), donde se documentan en profundidad para una ambientación de corte gótico.

¿Qué podía salir mal? En realidad, nada. El proyecto era ambicioso, los elementos iban encajando a la perfección... pero, ¡ay! Esto ya no parecía un Resident Evil por ningún lado. El productor se da cuenta de ello y decide convertirlo en una nueva propiedad intelectual, no sin antes tener que convencer a todo el staff. Finalmente, el nombre del protagonista se cambia por Dante y se le mete de lleno en un mundo de demonios basado en la obra clásica de la literatura italiana, La Divina Comedia. El juego se llamaría Devil May Cry, lanzado en 2001 para PlayStation 2. El éxito fue inmediato, dando lugar a una franquicia de hack & slash que supuso un gran activo para Capcom en su momento. Su último lanzamiento fue un reboot, en 2013, de la mano de Ninja Theory.

El exitoso Devil May Cry comenzó siendo un Resident Evil.

Después de esta pequeña pausa inesperada que engendra una nueva IP, el equipo reanuda sus intenciones de desarrollar Resident Evil 4. Ese mismo año se anuncia oficialmente al público, aunque pasarían cuatro años antes de que viera la luz. Durante este período, tres versiones tomaron forma sin llegar a pasar el corte. Por esta época, el desarrollo ya formaba parte de los Capcom Five (las cinco exclusivas de Capcom para GameCube que ya mencionamos al hablar del REmake), pues Mikami había acabado realmente harto de desarrollar para la sobremesa de Sony tras el periplo con Devil May Cry. Puesto que necesitaba un buen argumento para que los directivos le dejasen desvincularse de la consola más exitosa del momento, Mikami buscó alternativas en la competencia. La reunión con Xbox Japan fue terrible, así que ese es el motivo por el que acabó llegando a la consola de Nintendo.

PUBLICIDAD

A estas versiones canceladas se las conoce como Resident Evil 3.5 y son radicalmente distintas al producto final que se comercializó. La primera de ellas se presentó durante el Tokyo Game Show 2001 y se la denomina "Castle" (o "Fog"). Ya aquí el protagonista era Leon S. Kennedy, que regresaba más adulto y experimentado. En el juego teníamos que infiltrarnos en un castillo europeo, propiedad de Spencer, donde nuestra misión sería erradicar el virus Progenitor.

La siguiente build —y más conocida— se reveló en el E3 2003. Su nombre es "Hallucination" (o "Hooked Man") y sigue manteniendo el mismo escenario que la anterior. Las peculiaridades que presentan son numerosas, como el arma secundaria (una granada, en lugar del cuchillo de la versión final), el indicador de daño mediante destellos y el estilo de cámaras. Otro aspecto destacable es que los enemigos son entidades paranormales, con toda la ambientación del juego recuperando la idea del miedo sobrenatural que se planteó para el primer Resident Evil. Por segunda vez, los fantasmas se dejan de lado para apostar por los zombies, que ya están presentes en el cuarto prototipo, el cual nunca llegó a mostrarse públicamente. Estas dos últimas versiones eran inviables por la capacidad del hardware y el presupuesto.

En forosComentar en nuestros foros

davman · 20/10/2014 23:42
Se nota que hay mucha gente joven por aquí. No os podéis imaginar la revolución que fueron los 2 primeros resident en su epoca (el 3 era muy bueno pero continuista), daban bastante miedo y no había nada parecido (después sacaron los geniales Dino Crisis que era una forma de escape para no quemar la saga Resident sacando 2 juegos al año, pero funcionaron muy bien, son geniales), también me gustaría hacer mención especial a un juego de Capcom que poca gente conoce, se trata de Cold Fear (una copia de los Resident ambientada en un barco...os suena...sí han vuelto a hacer lo mismo que hicieron hace años llamándolo  Revelations ), el Resident 4 fue una gran revolución en el mundo de los videojuegos, cierto,  pero fue el principio del fin, a la gente le encantó el cambio, los gráficos la cámara al hombro, tal vez le hacía falta a la saga pero se olvidaron de lo principal...EL TERROR, el 5 y 6 no merecen llevar la palabra Resident delante, el que haya jugado y sentido lo que ofrecían los primeros juegos se darán cuenta que estos dos últimos juegos no tienen nada. Este 2014-2015 por fin están saliendo juegos de terror muy buenos que le están demostrando a Capcom lo que la gente quiere...y lo más sorprendente es que no es tan difícil conseguirlo. Esperemos que el Resident 7 vuelva a los orígenes y esta vez lo haga de verdad. PD: soy defensor de las cámaras fijas, para mí son esenciales en un Resident.

Vietcong · 13/10/2014 02:19
[respuesta:48]decime que eso que dijiste fue un chiste de mal gusto... decir que el "re 4" es el mejor es no saber un carajo de la saga.
Una jugabilidad totalmente cambiada una historia diferente y que da asco, un shooter del monton.Terminemos con esta boludez y pidamos un resident evil como antaño camara fija , que no tenga camara de disparo al hombro etc que se resoete lo que fue en sus inicios, si no nunca mas va a ser un survival horror.Yo estoy jugando el the evil within voy por el capitulo 5 la historia pinta interesante pero la jugabilidad es horrible con su puta camarita al hombro y sin camaras estaticas ,con autosave y esos "zombies" que te sueltan balas..... aunque sean pocas no hay backtraking , siempre es ir ir e ir avanzando.Conclusion no es un survival de vieja escuela.[/respuesta]

KogoroMouri · 13/10/2014 00:52
[respuesta:48]para gustos los colores, pero vamos, poca gente coincidirá contigo en que el 4 es con diferencia el mejor Resident Evil...

yo lo posicionaría en el 4º mejor RE[/respuesta]

Nanaki81 · 12/10/2014 21:00
La gente se pierde en el absurdo debate de que si el 4 es un Resident Evil o no lo es,la unica verdad esque como videojuego es el mejor de la saga con bastante diferencia.
Despues del 4 se noto que Capcom no sabia dirigir la saga sin Mikami y se perdio en un compendio de shooters sin personalidad y con baja calidad.

Drako0 · 10/10/2014 17:01
En justicia The Evil Within es más digno de entrar en este reportaje que Resident Evil 6 y demás sucedáneos derivativos de lo que un día fue esta saga. Si comparamos el trato que le da Konami a Kojima y el que le dió Crapcom a Mikami (y a Clover Studio) es para echarse a llorar.

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir