Análisis WD_Black SN850, el SSD que Mark Cerny recomienda para PS5, ¿merece la pena?

Probamos la memoria SSD NVMe de 1 TB de Western Digital que el mismísimo arquitecto de PS5 ha recomendado para ampliar la memoria de la última consola PlayStation.
Análisis WD_Black SN850, el SSD que Mark Cerny recomienda para PS5, ¿merece la pena?
·

PlayStation 5 llegó a las tiendas a finales del pasado 2020 permitiendo a los primeros jugadores hincar el diente a la última consola de Sony que, con el paso de los meses, ha ido recibiendo juegos y también distintas actualizaciones que han ampliado las posibilidades de la consola.

WD Black SN850

Una de las más esperadas llegó en el mes de julio, con Sony lanzando una beta del firmware de PS5 que permitía ampliar el almacenamiento de la consola a través de una ranura dedicada a SSD NVMe "escondida" bajo la carcasa de la consola, beta que acabó convirtiéndose en versión final del sistema operativo y que, a día de hoy, permite al que quiera sumar más gigas a PS5 para poder tener instalados más juegos.

Cuando esta beta salió a la luz, Mark Cerny (arquitecto encargado de diseñar la consola) recomendó un SSD NVMe muy concreto como su opción principal para usar con PS5, el WD_Black SN850 de Western Digital que en Vandal ya hemos podido utilizar junto a nuestra consola edición digital para contaros lo fácil que es instalarlo en nuestra plataforma de juego, prepararlo para funcionar y utilizarlo para jugar.

Especificaciones técnicas

  • Capacidad: 500 GB / 1TB / 2TB
  • Conexión: PCIe Gen4 x4
  • Conector: M.2
  • Dimensiones (largo, ancho y alto) : 80mm x 22mm x 2.38mm // 80mm x 23.4mm x 8.8mm (con disipador)
  • Rendimiento de lectura secuencial: 7000MB/s
  • Rendimiento de escritura secuencial: 4100MB/s

SSD PS5 2

PUBLICIDAD

Lo más difícil de su instalación es quitar la carcasa

Una vez recibimos el SSD NVMe nos dispusimos a instalarlo en nuestra PS5, un proceso que no habíamos hecho nunca y que es realmente sencillo tanto si tenéis conocimientos de hardware como si no es el caso. De hecho, lo más difícil para nosotros fue quitar por primera vez la carcasa de la consola (después de apagarla y desconectar todos los cables por seguridad), algo para lo que no hace falta apenas fuerza pero que tiene su pequeño truco de realizar dos sencillos movimientos de tirar y deslizar a la vez para poder quitarla.

Tras esto vemos con facilidad el hueco destinado al SSD protegido con una chapa atornillada, recurriendo a un destornillador fino para quitarlo. Una vez hecho esto, quitamos la tapa y vemos un nuevo tornillo acompañado de una pieza circular que deberemos retirar para, posteriormente, insertar el SSD en la ranura (tiene una única posición natural), fijarlo con este tornillo y la pieza circular en la consola, volver a colocar la chapa protectora y, por último, poner de nuevo la carcasa. Hay que puntualizar que nosotros hemos utilizado la versión del WD_Black SN850 con disipador de calor, que es algo más grande a cambio de rebajar la temperatura del SSD, algo recomendable sobre todo cuando va a utilizarse encerrada en un lugar tan ajustado en tamaño como es la PS5.

Una vez hemos terminado con la instalación del hardware volvemos a conectar la PS5 y la encendemos, llevándonos a un proceso automático en el que se nos pedirá formatear el nuevo SSD NVme M.2 que hemos instalado para comenzar a utilizarlo para instalar nuestros juegos favoritos, es un proceso que dura unos pocos segundos y que pone enseguida el WD_Black SN850 a punto para su uso.

Instalar o cambiar juegos entre memorias es algo sencillo

Una vez termina el formateo ya podemos comenzar a usar la nueva memoria de almacenamiento para nuestra PS5, pudiendo acceder a todas las opciones desde Ajustes->Almacenamiento. Aquí, en primer lugar, desde la opción Ubicación de Instalación podemos escoger la unidad por defecto en la que se instalan los juegos que descargamos o introducimos en nuestra consola pudiendo diferenciar entre los juegos de PS5 y PS4 eligiendo entre el almacenamiento de la consola o el SSD M.2 WD_Black SN850 en el caso de este análisis.

SSD PS5

Otra cosa que podemos hacer desde los menús de Almacenamiento es el cambiar los juegos de una unidad a otra de memoria, seleccionando la unidad desde la que queremos realizar el "intercambio" para pinchar sobre los juegos, aplicaciones o contenido multimedia que queremos cambiar de sitio. Nosotros, por ejemplo, decidimos seleccionar Gran Turismo 7 y Elden Ring para cambiarlos de unidad al mismo tiempo, un proceso que tardó 1:54 minutos del almacenamiento interno al WD_Black SN850 para unos 150 GB de intercambio de datos y, para hacer el proceso inverso necesitamos 10:20 minutos.

WD_Black SN850, un gran rendimiento en la consola de Sony

Ahora pasamos a lo realmente importante que es ver cómo se comporta en WD_Black SN850 en tiempos de carga o mientras jugamos y lo cierto es que entendemos perfectamente que sea la elección de Mark Cerny ya que en la mayoría de los casos los tiempos de carga son muy similares a los del almacenamiento interno de PS5, mientras que jugando, más allá de esto, no hemos notado diferencias perceptible a la hora de cargar texturas o que puedan afectar a la tasa de fps.

A continuación podéis ver una comparativa del rendimiento del WD_Black SN850 con respecto al almacenamiento interno de PS5, comparando tanto lo que tarda el juego en arrancar hasta su menú de inicio como la diferencia a la hora de cargar una partida utilizando ambas memorias:

SSD PS5 WD_Black

PUBLICIDAD

SSD PS5 WD_Black 2

Una gran opción para ampliar la memoria de PS5

Tras probar durante unos días el WD_Black SN850 de Western Digital entendemos perfectamente por qué el diseñador de PlayStation 5 decidió recomendar esta memoria SSD NVMe M.2 para ampliar el almacenamiento de la nueva consola de Sony, encontrándonos con un rendimiento muy similar al del SSD de PS5 en tiempos de carga y a la hora de ejecutar los juegos permitiéndonos disfrutar de la "magia" que empezamos a ver en la nueva generación gracias al uso de este tipo de memorias muchísimo más rápidas que los discos duros tradicionales que nos permiten pasar más tiempo jugando y menos esperando en los menús.

Esta memoria está disponible en modelos de 500 GB, 1 TB y 2 TB con y sin disipador a un precio a partir de los 121,99 € aunque si queréis comprarlo para PS5 nosotros recomendamos que optéis por el modelo con disipador de calor para no elevar la temperatura del sistema (más teniendo en cuenta dónde está encerrada la memoria, en cuyo caso el precio base es de 140,99 €.

Saúl González
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir