Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Cine
  3. Noticias
  4. Especial: Las mejores encarnaciones de Batman

Especial: Las mejores encarnaciones de Batman

Repasamos las mejores representaciones del hombre murciélago en la pantalla.

Hay pocos héroes como Batman. El hombre murciélago creado por Bob Kane y Bill Finger, adalid de la justicia en la peligrosa y corrupta ciudad de Gotham, es uno de los perfiles más complejos y difíciles de entender, tanto en pantalla como en las hojas del cómic, y durante años el cine y la televisión se han afanado por intentar hacerlo de la forma más correcta posible. Curiosamente, y al contrario que otros personajes del cómic, Batman -y Bruce Wayne- han salido muy airosos de esta traslación. Los hay mejores y peores, lógicamente, pero al igual que en el caso del Joker, en Vandal Random hemos querido destacar las mejores representaciones del cruzado enmascarado en el medio audiovisual.

8. Lewis G Wilson (Batman, 1943)

PUBLICIDAD

Lewis G Wilson Batman 1943

El primer Batman de todos, aquel que se enfundó las orejas de murciélago antes que ningún otro, merece un puesto de honor en este particular listado. Lewis G. Wilson fue el encargado de protagonizar la primera serie de Batman, estrenando en 1943 una pequeña tanda de 15 capítulos de apenas veinte minutos de duración. Además de ser deliciosamente ingenua, se centraba en los primeros compases del personaje de Detective Cómics, haciendo especial énfasis en los misterios y casos imposibles de resolver, reforzándose con los tintes detectivescos del género y la viñeta, en las que Batman siempre salía airoso de sus pesquisas. Por si fuera poco, y en plena Segunda Guerra Mundial, la serie de imagen real convidaba al espectador a ser testigo de una conspiración ideada por el malvado doctor japonés Daka, un villano que lideraba a un grupo de políticos y delincuentes norteamericanos infiltrados en la sociedad.

Su distribución fue muy limitada, y aunque gozó de cierto éxito, no fue hasta el reestreno de estos episodios en cine durante los años 60, cuando comenzó a tenérsele en cuenta como producto irrepetible dentro de la mitología del personaje, y como a la postre, una de las recreaciones más fieles en lo relativo a la primera etapa del héroe de DC Cómics.

7. Robert Lowery (Batman, 1949)

Robert Lowery (Batman, 1949)

El buen resultado del Batman protagonizado por Lewis G. Wilson llevó a DC Cómics a intentarlo una vez más, en esta ocasión, con una producción algo más arriesgada, holgada y con mejores actores y elementos técnicos, aunque todas estas premisas y buenas intenciones no ocultaban el origen humilde y de bajo presupuesto de la serie orquestada por Sam Katzman. Para comenzar, Columbia Pictures decidió continuar con ciertos aspectos ya tratados en la primera serie del 1943, pero cambiando actores y protagonistas, algo que llevó a sustituir a Lewis G. Wilson por el veterano Robert Lowery, un actor de reputado historial. Lowery ya había tenido ciertos éxitos en el género de la aventura más clásica, sobre todo en películas como La máscara del Zorro en 1940, algo que lo catapultó en la época de los años cuarenta y cincuenta, tanto en televisión como en la pantalla grande.

Su Batman no era en absoluto malo, y su papel como Bruce Wayne destilaba incluso cierta elegancia. Pese a los esfuerzos de Lowery y de algunos de sus compañeros de reparto, y al intento de ser algo más fieles con el material original, la serie duró apenas 15 episodios y pasó sin pena ni gloria. La carrera de Lowery fue bastante más dilatada, y tras este pequeño tropiezo con Batman, continuó en activo protagonizando decenas de películas y series -incluso haciendo un cameo en una producción de Superman, Superman Adventures en el 1956-.

6. George Clooney (Batman y Robin, 1997)

George Clooney (Batman y Robin, 1997)

Seremos muy directos: Hay pocas películas más malas que Batman y Robin. Muy pocas. El intento de Joel Schumacher en el 1997 de hacer una secuela de Batman Forever, pero con un estilo aún más cercano al cómic más alocado del personaje -alejándose del lado gótico y oscuro de las nuevas visiones del murciélago en los años ochenta-, fue un verdadero fracaso. Si bien Batman Forever había tenido unos resultados más que decentes en taquilla, y Val Kilmer parecía que iba a ser el nuevo Bruce Wayne casi a perpetuidad, pronto surgieron diferencias irreconciliables entre la productora, el director y el actor. ¿Quién se encargaría de encarnar a Batman en la gran pantalla? Durante meses, se barajaron nombres como David Duchovny -el intérprete conocido por su papel como Fox Mulder en Expediente X tenía un gran caché en aquella época gracias a la serie-, pero se decidió apoyar a George Clooney, que tras Urgencias, era uno de los nombres más deseados de Hollywood.

La cinta era un disparate. Contaba con un reparto que parecía un monstruo de Frankenstein hecho casting, con Arnold Schwarzenegger de Mr. Freeze, Uma Thurman como Poison Ivy, Alicia Silverstone como Batgirl e incluso a Chris O’Donnel como Robin. Sobre el papel, la idea parecía buena, pero el tono del film volvía loco a cualquiera, con situaciones forzadas, chistes horribles y unos decorados tan coloridos como estridentes. Pero entre toda la locura, tenía un acierto: George Clooney.

El actor cuajó un Bruce Wayne tan galán y creíble que para muchos, durante años, fue el epítome perfecto de lo que tendría que ser el hijo de Gotham en pantalla. Desgraciadamente, los pezones en las armaduras y trajes y algunas de las locuras de la realización de Schumacher, se cargaron el conjunto. A modo de anécdota, cabe destacar que Clooney reconoció, hace unos años, su responsabilidad en todo esto. "¿Batman & Robin? Quizás sea la causa por la que no me han invitado a ninguna Comic-Con en los últimos años. Entre Joel y yo casi nos cargamos la franquicia entera", confesaba el actor.

5. Val Kilmer (Batman Forever, 1995)

Val Kilmer (Batman Forever, 1995)

Lo tenía muy difícil, pero salió airoso. Los Batman de Tim Burton, muy oscuros, góticos y retorcidos, dieron una imagen muy marcada para el espectador de lo que debía ser y representar el mundo del hombre murciélago en la pantalla. Más allá de los desvaríos del propio Burton, lo cierto es que su idea nacía a colación del citado reinicio artístico y argumental de un héroe que durante los setenta fue muy maltratado en el cómic, con guiones lisérgicos y enemigos aún más absurdos. Batman Forever apuntaba un poco más a esta dirección, con Joel Schumacher en la dirección y la misión de intentar marcar una nueva pauta en la saga.

Val Kilmer fue un Bruce Wayne corporativo, muy bueno e incluso, notable. Su encarnación como Batman imponía más que la de Keaton cuando se ponía el traje -también tenía más movilidad y contaba con un diseño más actual-, y la aparición de ciertos elementos indispensables en la iconografía del personaje, ayudaron mucho a que su interpretación fuese más de lo que esperábamos en un principio, acercándose bastante a lo que podríamos considerar casi una representación lejana de las visiones y versiones de Neal Adams del héroe.

En esta ecuación también entró y ayudó el propio Chris O’Donnell como Robin -papel que, curiosamente, casi obtiene el mismísimo Christian Bale que más tarde sería Batman en la trilogía de Christopher Nolan-, el malvado Enigma interpretado por Jim Carrey o el universo que servía de escenario, que saltaba de la edición oscura de Gotham a algo más industrial.

4. Adam West (Batman, 1966 - 1969)

Adam West (Batman, 1966 - 1969)

Para muchos, entre los que nos incluimos, es la primera imagen de Batman que se viene a la cabeza. Adam West forma aparte del tejido cultural dentro del imaginario colectivo en lo que se refiere al hombre murciélago, y eso es algo innegable. Adam West comenzó su carrera en la televisión con una serie un tanto extraña destinada al público infantil, The Kini Popo Show, en la que interpretaba a un detective que resolvía casos junto a un chimpancé, algo que le llevó a tener éxito y comenzar a hacer sus pinitos en el cine junto al mismísimo Paul Newman y protagonizar una serie de western en la pequeña y gran pantalla que le granjearon la suficiente fama como para hacerse un nombre en la industria.

Pero fue en los años sesenta cuando el productor William Dozier -padrino de The Green Hornet y de una versión inédita de Wonder Woman para televisión- decidió que era el hombre perfecto para traer de nuevo al icono de DC Cómics a la televisión tras las producciones interpretadas por Lewis G. Wilson y Robert Lowery. La serie de televisión de Batman constó de 120 episodios divididos en tres temporadas, y fueron todo un éxito para ABC, la cadena que emitió en principio los capítulos, así como para Fox y Warner Bros, que continuaron el triunfo comercial de la serie en forma de productos derivados, una película en 1966 -que contaba con la aparición de villanos como El Joker, Enigma, El Pingüino o incluso Catwoman- y las posteriores reposiciones y ediciones en formato doméstico.

El Batman/Bruce Wayne de Adam West, que sigue vigente años después de su estreno, demuestra el poder de su encarnación. Pese a que ha sido carne de memes y bromas de internet -en parte derivadas por lo histriónico del show, que era verdaderamente hijo de su tiempo-, West, que falleció recientemente a los 88 años, supo lidiar con su personaje, mantenerlo vivo y demostrar que durante décadas no hubo un mejor Batman que él.

3. Michael Keaton (Batman y Batman Vuelve 1989, 1992)

Michael Keaton (Batman y Batman Vuelve 1989, 1992)

Michael Keaton será recordado por varias papeles claves en la historia del cine. Capaz de hacer una ácida crítica a su propia carrera artística en Birdman y volver al redil del blockbuster con Spider-Man: Homecomign como el Buitre, Keaton es un actor que tuvo el valor de encarnar al vigilante de Gotham cuando hacer películas de superhéroes y cómics era nada y nada menos que una deshonra. Cuando Tim Burton decidió embarcarse en el titánico proyecto, pensé en su actor fetiche: Michael Keaton. Burton escogió al actor contra viento y marea, pues ni Peter Gruber -productor con una larga carrera de éxitos- ni Jon Peters -igual responsable de películas de calado en Hollywood- creían que eran la elección adecuada. Pero lo fue.

Keaton quizás no era el actor más alto o imponente para enfundarse el incómodo traje de goma de Batman -que era rígido hasta decir basta, impidiéndole incluso girar la cabeza y que además obligaba al intérprete a embadurnarse en polvos de talco para meterse en él-, pero cada vez que salía en escena, transmitía lo que un héroe atípico y caído como el presente debía trasladar al espectador. Atormentado y apesadumbrado, su representación como Bruce Wayne, en la soledad de su mansión y en la oscuridad de su Batcueva, era increíble. Michael Keaton encajó físicamente con Bruce Wayne hasta límites insospechados, y no se achantó al contar con actores como Jack Nicholson como el Joker o Danny DeVito como El Pingüino en la secuela.

Durante décadas fue el mejor Bruce Wayne y uno de los mejores Batman jamás vistos, y todo un referente para escritores y dibujantes de cómics. Fue una curiosa muestra de alimentación retroactiva: si bien Burton cogió la etapa más reciente y oscura del personaje para su adaptación cinematográfica, mostrándonos a un Wayne lleno de miedos, dudas e incertidumbre como guardián silencioso de la justicia en Gotham, los responsables de la viñeta pronto cogerían muchos de los elementos mostrados por el director de Bitlechus para llevarlos a la tinta y el papel. Gracias por otorgar de nuevo seriedad al hombre murciélago, Michael Keaton.

2. Ben Affleck (2015 - )

Ben Affleck (2015 - )

Pocos actores han sufrido una campaña de desprestigio tan grande, orquestada y decididamente malévola como la que padeció Ben Affleck. Tras el estreno de El hombre de acero, Zack Snyder decidió contar la historia de Batman y Superman, apoyándose en el actor y director de Argo como elegido para ponerse el traje del hombre murciélago. Las críticas no tardaron en llegar, básicamente desde el mismo anuncio, alcanzando su cenit cuando se mostró la primera imagen del actor como Batman. Expoliado y maltratado por aquellos que, precisamente, no parecían conocer en demasía la heterogénea representación del vigilante en los cómics, Ben Affleck reflejó en Batman v Superman una de las mejores encarnaciones de lo que debería ser un Bruce Wayne taciturno, maduro y veterano, así como una de las versiones más redondas del héroe.

Snyder vio en Affleck el perfil perfecto para trasladar al hipertrofiado, oscuro y algo vengativo Batman de Frank Miller, una figura de referencia para los amantes de la novela gráfica que ahora tenía en la pantalla su más fiel representación. Si bien Batman v Superman tenía múltiples fallos en su narración, las partes que nos llevaban a Gotham y nos mostraban el trabajo de campo de Batman -que parecía un verdadero justiciero urbano, capaz de aterrorizar a policías y criminales por igual- eran deliciosas, todo ello sin contar el clímax contra el Hijo de Krypton a tortazo limpio, sacado directamente de El regreso del caballero oscuro.

Su cameo en Escuadrón suicida también demostró el grado de implicación de Affleck en el malogrado y algo confuso universo cinemático de DC Cómics y Warner, del que hablamos en su día. Desgraciadamente, pese a sus esfuerzos -en La liga de la justicia es de los poquitos del reparto que se toman en serio su trabajo, pese al maltrato constante de Joss Whedon a la cinta-, su encarnación se encuentra en la cuerda floja. El actor está cansado, muy harto de recibir críticas injustas, y tras el abandono de la dirección del proyecto sobre el personaje que quería llevar en solitario, su aparición como Batman en el futuro está en entredicho. Una pena, pues con el permiso del primer actor que ocupa este particular ránking, no hay ni habrá un Batman como el suyo.

1. Christian Bale (Trilogía de El Caballero Oscuro, 2005, 2008, 2012)

Christian Bale (Trilogía de El Caballero Oscuro, 2005, 2008, 2012)

El mejor Batman y el mejor Bruce Wayne. La mezcla perfecta de elementos llevó a que Christian Bale, uno de los mejores actores de todos los tiempos, diera vida al Caballero Oscuro en una de las trilogías cinematográficas más importantes de los últimos tiempos. Bale, niño prodigio desde el estreno de la obra maestra de Steven Spielberg El imperio del sol, llegaba de protagonizar El maquinista, cinta para la que perdió más de 28 kilos. La tarea de Christopher Nolan y David Goyer era clara: recoger todo el espíritu de los guiones de Frank Miller para Año Uno y El regreso del caballero oscuro, así como la dupla de novelas gráficas firmadas por Jeph Loeb, El largo Halloween y Victoria oscura.

Cogiendo de aquí y allá, y presentando tres cintas increíbles -Batman begins, El caballero oscuro y El caballero oscuro: la leyenda renace-, el tríptico de Nolan brilló con luz propia al presentar una visión madura y tangible de Bruce Wayne, un niño rico que tras la trágica pérdida de sus padres decide exiliarse de la ciudad que un día lo acogió para buscarse a si mismo y encontrar su lugar en el mundo. Bale muestra la fundación de Batman, su duro camino iniciático, su costosa formación, así como culmina con el auge y su caída, para sorprendernos a todos con el posterior renacimiento en el final de la trilogía. Jamás se ha visto un Bruce/Batman tan bien escrito y llevado a la pantalla, consiguiendo el equilibrio perfecto entre playboy, empresario y filántropo.

Protagonista de algunas de las secuencias más memorables de las últimas décadas en el cine más comercial, Bale tuvo la suerte de gozar de, además del talento de un cineasta como Christopher Nolan, contar con un reparto de lujo que le permitía estar rodeado de villanos del cómic encarnados por Liam Neeson (Ra’s al Ghul), Heath Ledger (El Joker), Tom Hardy (Bane) o Cillian Murphy (El espantapájaros) en las diferentes entregas, más allá de tener contrarréplicas lideradas por actores como Gary Oldman, Anne Hathaway, Michael Caine o Morgan Freeman. Casi nada. Probablemente no volvamos a ver en mucho tiempo un producto tan fiel, completo y respetuoso como el protagonizado por Christian Bale, y dudamos que en los años que nos precedan, encontremos una encarnación como la suya. Pero es mejor así: "O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un villano."

batman
PUBLICIDAD

Más Noticias

Más sobre Cine

Comentarios: 13
RANDOM
Flecha subir