Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Así es la obra de arte más antigua que las pinturas rupestres de España

Así es la obra de arte más antigua que las pinturas rupestres de España

Ha sido hallada en la meseta tibetana, y presenta huellas de manos y pies en diferentes colores. Los investigadores lo han calificado de obra de arte ya que está pintado a conciencia.
Así es la obra de arte más antigua que las pinturas rupestres de España
·

Síguenos

Es posible que sea la obra de arte más antigua del mundo, pintada por niños a mediados del Pleistoceno. Ha sido hallada en la meseta tibetana, y está considerada anterior incluso a las pinturas rupestres que podemos encontrar en puntos de Indonesia, Francia y España. Los investigadores apuntan que estas huellas representan el ejemplo más antiguo de arte parietal.

La pintura más antigua del mundo

El arte más antiguo del mundo

PUBLICIDAD

Tal y como informan desde Science Alert, la investigación de esta pintura ha sido una colaboración entre la Universidad de Guangzhou junto a las universidades de Bournemouth, Xi’an Jiaotong, Hong de Kong, el Instituto de Geología y la Universidad de Minnesota. Estaríamos ante el arte parietal (las pinturas, dibujos y grabados que podemos encontrar en superficies rocosas) más antiguo del mundo. Si bien es habitual encontrar estas muestras en los interiores de las cuevas, el ejemplo que nos ocupa se encontró en una meseta tibetana.

La piedra caliza en la que se imprimieron las huellas data de entre 169.000 y 226.000 a. C. Esto convertiría la pieza en la más antigua actualmente conocida dentro de este tipo de arte. Los investigadores también apuntan que este hallazgo ayuda también a evidenciar la presencia de humanos y otros miembros del género Homo (homínidos) en esta alta meseta tibetana. Los niños, responsables de esta obra, serían también los primeros artistas del mundo.

Una obra más antigua que las pinturas rupestres convierte a los niños en los primeros artistas

"En Quesang, en lo alto de la meseta tibetana, nuestro equipo dirigido por David Zhang de la Universidad de Guangzhou encontró huellas de manos y pies conservadas en el travertino de una fuente termal", apunta el medio. "El travertino es piedra caliza de agua dulce, a menudo utilizada como azulejos de baño, y en este caso se deposita a partir de aguas calientes alimentadas por calor geotérmico".

En total, aparecen cinco huellas de manos y cinco huellas de pies que parecen haber sido colocadas cuidadosamente, y de manera deliberada. No se trata de una pieza que haya surgido del accidente sino de la conciencia del acto, lo que la eleva a ser considerada una obra de arte. El niño que hizo las huellas de los pies probablemente tenía 7 años, mientras que el niño que imprimió sus manos en la piedra podría tener unos 12, tomando como referencia los datos de la Organización Mundial de la Salud.

En total hay cinco huellas de manos y cinco huellas de pies

La pieza es todavía más sorprendente si tenemos en cuenta la altitud de la que estamos hablando: Quesang tiene una elevación de más de 4200 metros y probablemente sus temperaturas habrían sido muy bajas aún encontrándonos en un período interglacial. Son muchas las preguntas que abre también este descubrimiento: ¿Eran niños de nuestra especie, Homo sapiens, o de una extinta? Por el momento, no hay pistas que ayuden a resolver estas cuestiones.

  • Fuente.
  • Cristina M. Pérez
    Colaboradora
    antropología
    arte
    ciencia
    pintura
    PUBLICIDAD

    Más sobre Tecnología

    Comentarios: 0
    RANDOM
    Flecha subir