Fue uno de los juegos más difíciles y vendidos de PlayStation y su innovación nos sigue fascinando - Recomendación

Lanzado en 1997 para la primera consola PlayStation y PC, este clásico adelantado a su tiempo fue un superventas en la máquina de Sony con más de 3 millones de unidades vendidas.
·

Hoy día los juegos de plataformas no viven una gran etapa de popularidad, pero esto no era así hace varias décadas. En los 80 y 90, por ejemplo, hubo un gran apogeo de esta clase de títulos y era habitual que el género experimentase con nuevas mecánicas a medida que pasaban los años. En 1997 la industria vería nacer una nueva IP muy singular, que mezclaba precisamente las plataformas con mecánicas de puzles bastante originales.

Este juego, alzado ya como un clásico de más de 25 años, no solo ofrecía una curiosa historia y una dirección artística muy llamativa, sino también una endiablada dificultad. Aspectos que, contra todo pronóstico, le valieron para convertirse en uno de los títulos más vendidos de la historia de la primera consola PlayStation.

Oddworld: Abe's Oddysee es un clásico de plataformas y puzles de lo más original que merece la pena descubrir (o rememorar)

Incluso aunque nunca hayas jugado a Oddworld: Abe's Oddysee (o ninguna de sus entregas posteriores), es bastante probable que si estás familiarizado con el mundillo de los videojuegos te suene el personajillo que protagoniza esta aventura y lo hayas visto en más de una ocasión. Se trata de Abe, un esclavo Mudokon que trabaja en la fábrica de RuptureFarms de procesado de carne junto con el resto de sus compañeros en el ficticio mundo de Oddworld.

Oddworld: Abe's Oddysee - Recomendación

Desarrollado por Oddworld Inhabitants y dirigido por Lorne Lanning, Oddworld: Abe's Oddysee fue un título lanzado en 1997 para PlayStation y PC que nos relegaba el control del bueno de Abe en una aventura crucial por salvarle la vida tanto a él como al resto de su pueblo en una misión prácticamente suicida: huir de las granjas para evitar ser utilizados como ingredientes en un nuevo producto fabricado por los Glukkons, una especie carente de moral que tan solo codicia el poder y el dinero y que tiene a su merced a los Sligs, unos guardias cazadores implacables.

Oddworld se hizo tan popular en PlayStation que Abe fue considerado una de las mascotas no oficiales de la marca, como también ocurrió con Crash y Spyro.

Diseñado como un plataformas bidimensional con un importante enfoque narrativo y cinematográfico (gracias a que muchos de sus desarrolladores tenían experiencia en animación 3D), en Oddworld: Abe's Oddysee los jugadores tomamos el papel de Abe a lo largo de varios niveles separados en los que tenemos que avanzar esquivando enemigos, resolviendo acertijos y superando todo tipo de trampas, sin olvidarnos de rescatar a nuestros amigos... o dejándolos atrás si lo preferimos, cosa que influye para uno de sus dos finales.

PUBLICIDAD

Jugablemente esta obra destacaba por una amalgama de habilidades especiales de las que Abe podía hacer uso para sortear cada obstáculo y reto en el camino, yendo desde mecánicas de pura simpleza, como por ejemplo arrojar minas explosivas o piedras, hasta permitirnos controlar telepáticamente a los Sligs o usar el sistema nombrado como "GameSpeak", una suerte de comandos de voz que nos servían para dar órdenes a otros Mudokons o interactuar con ellos para activar palancas y derivados.

Oddworld: Abe's Oddysee - Características

Todo ello se combinaba en una coctelera fascinante, singular y, como ya hemos dicho antes, realmente desafiante, puesto que el juego apenas ofrecía tutoriales explícitos o demasiada información sobre sus posibilidades, y por ello tenía una curva de dificultad bastante pronunciada. Por no mencionar sus escasos puntos de control y la elevada complejidad de algunas secciones con trampas que requerían una precisión milimétrica en cuanto a movimientos y saltos calculados si no queríamos morder el polvo.

Sin embargo, y pese a su extraño universo y su complejidad, Oddworld: Abe's Oddysee fue un auténtico bombazo de ventas y un título muy bien valorado por la crítica por sus innovadores sistemas. En apenas unos meses desde su salida al mercado había logrado más de un millón de ventas, y para el final del ciclo de vida de la primera PlayStation alcanzó los 3,5 millones de copias, lo que lo situó como el vigesimotercero juego de dicha consola más vendido de su historia.

El juego se ambienta en un universo particular (con un sentido del humor retorcido) en el que se abordan temas como la explotación industrial o la esclavización.

El paso de los años ha permitido que este clásico haya visto la luz en numerosas plataformas, e incluso que en 2014 recibiese un remake muy notable bajo el título de Oddworld: New 'n' Tasty!, una nueva versión que actualizaba visualmente el ya de por sí logrado apartado visual del original y ofrecía ciertas mejoras para hacer más accesible sus secciones más desesperantes.

En definitiva, Oddworld: Abe's Oddysee (o su remake) es un juego francamente recomendable tanto para nostálgicos como nuevos jugadores que quieran aproximarse a un clásico de su época con mucha personalidad, un título mítico de la historia de los videojuegos y único en su especie como pocos, tanto para lo bueno como lo malo.

Imágenes:

Juegos Relacionados:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir