El mando Access abre las puertas a PS5 a los jugadores con discapacidad física y motora

La capacidad de personalización de Access consigue que jugar en PS5 sea más accesible a todos los jugadores con discapacidad física y motora (y a los que no, también).
·

La llegada de Access para PlayStation 5 a las tiendas es una victoria para quienes abogan por videojuegos accesibles a todos los jugadores por su capacidad para personalizar el mapeado del mando a distintas discapacidades físicas y motoras del jugador, como ha demostrado esta mañana a Vandal Enrique García Cortés, responsable del proyecto Ga11y de videojuegos accesibles de Fundación ONCE.

El camino para llegar hasta aquí ha sido largo, desde que en 2018 Sony empezó a pensar en las dificultades que tenían los jugadores con discapacidad en sus consolas, comenzando lo que inicialmente se llamó Project Leonardo y luego se ha convertido en Access. Desde entonces PlayStation ha mejorado en gran medida el software implementando numerosas medidas de accesibilidad en sus videojuegos y ahora logra lo propio con el hardware con un mando que cuesta 89,99 € —ligeramente más caro que el DualSense normal—.

10 pulsadores personalizables y un stick

El tamaño de Access es parecido al de un DualSense y tiene ocho botones programables además del central y un stick que se puede pulsar por lo que en realidad hay 10 pulsadores personalizables y la palanca.

Mando Access

La caja de Access, que está pensada para desembalarlo con una sola mano y sin ejercer demasiada fuerza, incluye el mando y todos los elementos que sirven para personalizarlo, entre ellos distintas tapas para los botones y el joystick y distintos indicativos con el símbolo de los botones del DualSense para insertarlos en las tapas y que sirvan de guía al jugador.

Distintas tapas para los botones

Hay distintos tipos de tapas para los botones, uno convexo (almohadillado), otro plano, otro cóncavo —que ayuda a frenar cualquier movimiento involuntario de la mano—, otro convexo con una pestaña en la parte que da al interior del Access para que se puedan pulsar desde esa parte y un cuarto doble que se puede pulsar en un lado, en otro o en el centro activando las dos pulsaciones a la vez, aunque también existe la opción de adjudicar dos botones al mismo botón.

Mando Access

La textura es similar a la del Dualsense y está cuidado hasta el mínimo detalle, incluyendo los símbolos del mando de PlayStation en el borde de las tapas. Para cambiar las tapas solo hay que tirar hacia arriba y luego colocar la nueva. Si el mando es nuevo cuesta bastante quitala, aunque tras hacerlo tres o cuatro veces el mecanismo funciona más suave. Más fácil es insertar una ya que se queda fijada mediante un imán.

Tres tipos de tapa para el stick

Para el stick se puede elegir entre una tapa de bola que recuerda a la de los mandos arcade, otra más aplastada pero ancha (abovedada) y otra (estándar) similar a la de las palancas del DualSense, según se maneje con los dedos, la base de la palma de la mano, la muñeca o el antebrazo. También se puede elegir a qué distancia del resto del mando se coloca el joystick con unos 10 centímetros de margen y se puede colocar a la derecha, la izquierda o frente al jugador.

Además de los botones y la palanca, Access viene con cuatro puertos de expansión con jacks para utilizar complementos externos como conmutadores, sticks o botones. En breve Ardistel lanzará un conjunto con este tipo de pulsadores.

Mando Access

García apunta que para el diseño de Access PlayStation ha aprendido de productos anteriores, y no en vano ha trabajado con asociaciones de jugadores con discapacidad como AbleGamers o SpecialEffect, como se contaba en Vandal hace unas semanas en unas impresiones sobre Access.

Tres perfiles de forma simultánea en cada mando

Todos estos elementos se configuran según las características del jugador o el juego al que vaya a jugar y se guardan en un perfil que se transfiere al Access, cada mando guarda hasta tres perfiles en la memoria, a los que se puede asignar un nombre, y se cambia de uno a otro desde un botón en la base del joystick.

PUBLICIDAD

Esta configuración de los perfiles lleva un tiempo. Se realiza desde el menú de mandos de las opciones de accesibilidad de PS5 y en un perfecto castellano se va siguiendo cada paso. En cada pantalla hay que activar una casilla que indica que se ha leído todo, son "medidas de accesibilidad para personas con discapacidad cognitiva o intelectual", explica García, que añade que las instrucciones están en un lenguaje sencillo y que la única dificultad es que incluye tecnicismos propios de los videojuegos que sí hay que entender.

Mando Access
5

Distintas opciones, hasta copiloto con tres personas

A la hora de jugar se puede utilizar un Access, dos o incluso un Access y un DualSense, lo que lleva un paso más allá al modo copiloto para los juegos, ya que podrían jugar hasta tres personas a la vez. Esto se ajusta en el menú de la consola pero en cada mando sendas luces indican si está conectado o no y qué perfil está activo.

García cuenta que él ha probado a jugar solo pero usando la palanca del Access para mover al personaje y uno de los sticks del Dualsense para controlar la cámara. En su caso concreto él jugaba utilizando también la barbilla para mover una de las palancas del mando y Access le ha permitido jugar con el mando apoyado en la mesa "y mi espalda lo agradece", afirma.

Mando Access

La accesibilidad compensa la pérdida de la vibración

La principal diferencia entre jugar con Access o con DualSense es que con el mando accesible se pierde la vibración pero, como reflexiona García, "pero yo, como persona con discapacidad, prefiero esto a la vibración. Yo envié a una empresa el DualSense para que me pesara menos. Me da igual sentir la opresión cuando subo una montaña, yo lo que quiero es que no me pese el mando". Y lo que gana una persona con discapacidad es mucho, por muchos que esas otras características estén muy bien.

Termina la sesión jugando a God of War en el modo copiloto entre García Cortés y Vandal simulando ser una jugadora con parálisis cerebral, lo que supone mover la palanca con el antebrazo y golpear los botones con el puño semicerrado y lo cierto es que es gratificante y cómoda la experiencia para alguien que no podría asir un Dualsense y manejar los sticks con los pulgares.

Mando Access

Una buena puerta de entrada con un mando más accesible y más cómodo

Access puede suponer la puerta de entrada a PS5 para aquellos que siempre han querido jugar alguno de los juegos de esta consola pero no han podido por alguna discapacidad física o motora, pero también puede ser una buena opción para quien no se sienta cómodo con un mando normal o busque una experiencia más personalizada en el control.

Un último apunte para quienes sean jugadores noveles es que conviene elegir con ciudado el primer juego. Garcia sostiene que los plataformas son una buena opción, igual que God of War, pero no tanto Marvel's Spider-Man 2. "Mejor con un juego que no sea tan rápido", apunta.

Mando Access

Access amplía la corta lista de mandos para jugadores con discapacidad en la que destacan Xbox Adaptive Controller (que marcó un hito en 2018), el QuadStick pensado para jugadores tetrapléjicos o el AbleGamers' Adroit Switchblade, desarrollado por AbleGamers.

(Este artículo se ha escrito después de ver y probar el mando Access en las oficinas de Sony en Madrid)

Sara Borondo
Redactora

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir