PS5: Cómo ampliar el almacenamiento con un M.2 SSD - tutorial

Os enseñamos a ampliar la memoria SSD de vuestra PlayStation 5 ahora que por fin podemos hacerlo tras su última gran actualización de firmware, pudiendo aumentar el espacio para nuestros juegos.
·
Actualizado: 23:55 16/9/2021

Cuando se nos presentó la PlayStation 5 el año pasado, uno de los aspectos que más llamaron nuestra atención a nivel de hardware era que podríamos ampliar la memoria de almacenamiento SSD de la nueva consola de Sony gracias a un puerto con interfaz M.2 que podemos encontrar dentro de la misma.

Esta función, sin embargo, no estuvo disponible durante los primeros meses de vida de PS5 hasta que ayer la compañía nipona publicó la segunda gran actualización de firmware para su plataforma de juego que habilitaba, por fin, la opción de utilizar este puerto extra y ampliar el almacenamiento de la consola para tener más espacio para nuestros juegos favoritos de PS5.

Aprovechando la ocasión durante las próximas líneas vamos a enseñaros a ampliar el almacenamiento SSD de vuestra PlayStation 5, comenzando porque tengáis en cuenta que no todas las unidades de almacenamiento sólidas M.2 son compatibles ya que, al menos, necesitan contar con unos requisitos que os pondremos más abajo.

SSD insertado PS5

Requisitos mínimos de la unidad SSD M.2 y tres modelos recomendados

Los requisitos mínimos que tenéis que tener en cuenta a la hora de escoger la unidad de almacenamiento M.2 extra de la PS5 son los siguientes:

  • Interfaz: PCI-Express Gen4x4 compatible con SSD M.2 NVMe (Key M)
  • Almacenamiento: De 250 GB a 4 TB
  • Tamaños compatibles: 2230, 2242, 2260, 2280, 22110
  • Tamaño (con disipador incluido): Anchura: hasta 25 mm; Longitud: 30/40/60/80/110 mm; Grosor: hasta 11,25 mm (hasta 8 mm desde encima del panel, hasta 2,45 mm desde debajo del panel)
  • Velocidad de lectura secuencial: Se recomienda 5500 MB/s o más
  • Tipo de conector: Conector 3 (clave M)

Además os ofrecemos tres SSD M.2 recomendados por su calidad y especificaciones, comenzando por el WD_Black SN850 que ha recomendado el propio Mark Cerny (diseñador de PS5) y que alcance velocidades de hasta 7000 MB/s estando disponible en capacidades de 500 GB, 1 TB y 2 TB por un precio a partir de los 175,73 €.

Otra de nuestras recomendaciones el Samsung SSD 980 PRO. Esta marca, conocida por sus teléfonos móviles, lleva mucho tiempo creando algunos de los mejores SSD para jugar y este modelo es además el más asequible (aunque no dispone de refrigeración integrada), pudiendo encontrar capacidades de 250 GB, 500 GB, 1 TB y 2 TB a partir de los 79,84 euros. Comparándolo con el anterior el modelo de 500 GB cuesta 92,07 euros.

Por último tenemos el Seagate FireCuda 530 disponible en capacidades de 500 GB, 1 TB, 2 TB y 4 TB a un precio a partir de los 195 € y con una velocidad de lectura de, como en los dos casos anteriores, 7000 MB/s cumpliendo de sobra con las especificaciones que pide Sony.

Protección SSD PS5

Proceso para instalar la memoria SSD M.2 en PS5

A continuación os damos los pasos para que podáis ampliar el almacenamiento SSD M.2 de vuestra PlayStation 5 no sin antes deciros que necesitaréis un destornillador de estrella y de recomendaros que estéis en un lugar bien iluminado, limpio y cómodo para llevar a cabo las tareas de montaje:

  • 1. Apaga la PS5, retira todos los cables y espera a que enfríe.
  • 2. Toca una superficie metálica para descargar la electricidad estática de tu cuerpo para evitar dañar la consola.
  • 3. Coloca la PS5 en horizontal al revés de cómo lo harías habitualmente, con el logotipo de PlayStation hacia abajo (y el lector de discos hacia arriba en el caso de la edición estándar).
  • 4. Levantamos la tapa sujetando el borde de la esquina inferior derecha con la mano derecha y el borde de la esquina superior izquierda de la cubierta con la mano izquierda, levantando la mano derecha suavemente y deslizándola posteriormente para retirarla.
  • 5. Desatornillamos la chapa que protege el puerto SSD M.2.
  • 6. Desatornillamos el tornillo que está al lado del número 110 (tenéis un vídeo más abajo en el que se os muestra el proceso, tranquilos).
  • 7. Agarramos el separador que queda libre y lo movemos horizontalmente para que coincida con la muesca de nuestra unidad SSD.
  • 8. Alineamos el separador con la unidad y la insertamos suavemente.
  • 9. Fijamos el SSD M.2 con los tornillos teniendo cuidado con la estructura de refrigeración.
  • 10. Colocamos de nuevo la chapa protectora y la atornillamos.
  • 11. Volvemos a colocar la tapa de la PS5. Escucharemos un clic cuando encaje.
  • 12. Enchufaremos la PS5, la encenderemos y seguiremos las instrucciones en pantalla que nos permitirán formatear el SSD M.2 y comenzar a utilizarlo como una unidad de almacenamiento extra.
Saúl González

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir